Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 26 de marzo de 2019 - Estrasburgo Edición revisada

Aprobación de la gestión 2017 (debate)
MPphoto
 

  Inés Ayala Sender, ponente. – Señor presidente, saludo al presidente del Tribunal de Cuentas, el señor Lehne, agradezco también que esté aquí el representante de la Presidencia del Consejo, y, desde luego, saludo al señor Oettinger.

En primer lugar, nos encontramos ante el último procedimiento de aprobación de la gestión de esta legislatura, relativo al ejercicio 2017, que es un año importante para el presupuesto de la Unión Europea. Pero también es importante este momento, 2019, porque nos enfrentamos a un balance donde precisamente las nuevas elecciones del 26 de mayo —de la semana de finales de mayo— van a ser clave para el futuro de la Unión Europea. De ahí que sea fundamental hacer un breve balance de todos estos años —quince en mi caso, puesto que han sido tres legislaturas—, donde hemos aprendido conjuntamente todas las instituciones.

Este Parlamento Europeo ha ejercido de manera firme, pero al mismo tiempo abriéndose a todas las otras instituciones para aprender conjuntamente y para encontrar los mejores sistemas, caminos y posibilidades para hacer que el presupuesto de la Unión fuera implementado allí donde se había decidido en cuanto a los valores, a las prioridades, y con todas sus garantías de regularidad y de legalidad.

Creo que, en ese sentido, señor Lehne, le tengo que agradecer —porque usted representa aquí al Tribunal de Cuentas— la ayuda inestimable y la progresión conjunta de ambos, que ha sido de enorme importancia. Yo creo que el hecho de que estemos ante el segundo año en el que la declaración de fiabilidad no es negativa abre justamente posibilidades de un trayecto donde se diga claramente a los ciudadanos y ciudadanas europeos que todo este trabajo ha merecido la pena, puesto que en todo este periodo se han conseguido reducir enormemente los niveles de error.

Pero es verdad, y también lo señala el Tribunal de Cuentas y lo hemos hablado a fondo con la Comisión, que hay nuevos retos que aparecen. Por ejemplo, la cuestión de los instrumentos financieros, que ahora mismo son muy diversos; los nuevos fondos fiduciarios, que aparecen en el horizonte también como una posibilidad; o incluso los problemas de los concursos públicos o los distintos problemas del futuro, de nuevos retos como la defensa, el cambio climático u otros aspectos fundamentales para la Unión Europea, que requieren, desde luego, de toda nuestra sabiduría y nuestra firmeza para el futuro.

He de decir que hemos intentado que este informe de 2017 fuera lo más legible posible para que, tanto quienes se presentan a las elecciones como, sobre todo, los ciudadanos, pudieran leer cuáles han sido los avances y dónde están los retos y los problemas fundamentales. Hemos trabajado en la gestión directa, que presenta algunos interrogantes que la Comisión tendrá que afrontar. Hemos hablado y trabajado en la gestión compartida, donde se ha mejorado mucho —hay que decirle al Consejo que ha sido capaz de, poco a poco, superar algunos de los problemas mayores—, y también en la gestión indirecta, donde, a través de esos fondos, esas agencias y esas nuevas fórmulas, es necesario ir más allá en cuanto a inventarnos y en cuanto al control del presupuesto de la Unión Europea.

Deseo decir que, desde la votación en comisión —que yo agradezco enormemente a todos mis colegas, a la Secretaría y a las Secretarías de los Grupos, que han sido de gran ayuda—, han sucedido dos cosas nuevas. Una, la actuación —o la mala actuación esta vez— de la OLAF en relación con la organización IMG y, por otro lado, un aspecto muy importante en cuanto al conflicto de intereses relativo al secretario general de la Comisión, que tendremos ocasión de ver en el debate. Yo les responderé al final de este debate.

 
Última actualización: 26 de junio de 2019Aviso jurídico