Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Jueves 28 de marzo de 2019 - Estrasburgo Edición revisada

Establecimiento de un marco para facilitar las inversiones sostenibles (debate)
MPphoto
 

  Ernest Urtasun, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor presidente, en primer lugar, quisiera felicitar a mi compañero Eickhout por su buen trabajo. Creo que en este Reglamento nos jugamos hacer realidad las declaraciones y las resoluciones que muchas veces votamos sobre el cambio climático. Sí, mover las inversiones hacia la transición ecológica y la sostenibilidad es fundamental; como decía Eickhout, mover los billones de euros que se mueven todos los días y que hacen avanzar y funcionar nuestra economía.

Para ello, hay tres grandes objetivos: cambiar estas inversiones, moverlas hacia inversiones sostenibles; definir bien qué es y qué no es una inversión sostenible; y poner bajo estricto control climático al sector financiero.

Y para ello hay algunas cosas que debemos hacer y que son muy importantes. En primer lugar, no solo regular las inversiones que ya son sostenibles, sino abarcar al conjunto del sector financiero, que yo creo que ha sido el esfuerzo que se ha hecho con este Reglamento.

En segundo lugar, definir una lista de lo que no son inversiones sostenibles. Y coincido plenamente: no podemos incluir cuestiones como el carbón, como el gas de esquisto, como la cría intensiva de animales como inversiones sostenibles. Esto está fuera de cualquier lógica.

En tercer lugar, también, tener una definición estricta de lo que es una inversión sostenible y no permitir un cierto greenwashing o que alguien pueda ponerle el sello de inversión sostenible a algo que no lo es.

Y finalmente, cuando hablamos de inversiones sostenibles, no podemos olvidar la dimensión social, que es fundamental. Por ello, yo espero que, en la votación de hoy, también con las enmiendas presentadas, podamos tener un Reglamento ambicioso que haga realidad las promesas de lucha contra el cambio climático del Acuerdo de París, que muchas veces se expresan verbalmente en esta Cámara.

 
Última actualización: 8 de julio de 2019Aviso jurídico