Go back to the Europarl portal

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (Selected)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
This document is not available in your language. Please choose another language version from the language bar.

 Index 
 Full text 
Debates
Miércoles 17 de abril de 2019 - Estrasburgo Edición revisada

Promoción de vehículos de transporte por carretera limpios y energéticamente eficientes (debate)
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica, en nombre del Grupo ALDE. – Señor presidente, señora comisaria, quiero empezar felicitando al ponente y a todos los ponentes alternativos por el trabajo realizado.

Esta propuesta debe aportar al objetivo compartido de reducir las emisiones de transporte en un 20 % para 2025 dos virtudes fundamentales: realismo y claridad. Ambas son necesarias para relativizar un discurso sobre el diésel que produce dos efectos perversos: nos impide ir reduciendo emisiones mientras se ponen a punto vehículos realmente eficientes de cero emisiones. Y lo hace lo hace generando un enorme coste social. Porque la crisis de ventas que sufre hoy la automoción está originando ya recortes en el empleo. Y porque propicia que no se renueve un parque móvil mucho más contaminante que el que hoy ya puede sustituirlo. Y que debe protagonizar una transición ordenada y posible hacia una movilidad con cero emisiones.

Previsibilidad y realismo es también reconocer que no podemos dejar de fijar objetivos claros de reducción de emisiones. Otros países, en los que venden nuestros fabricantes, lo están haciendo. Previsión y realismo deben así ayudar tanto a particulares como a profesionales y empresas a planificar con certeza sus inversiones y a asegurarse de que las podrán amortizar adecuadamente.

Por eso esta regulación, además de combatir esta crisis de ventas, debe estimular la política industrial que necesitamos para acelerar la transición hacia vehículos con cero emisiones. También una intermodalidad inteligente que permita a cada modo de transporte ofrecer su mejor aportación, en términos de eficiencia energética, ambiental y social, a la movilidad de la Unión.

Y, finalmente, la aparición de nuevas fórmulas de acceso al uso de vehículos. Porque en algunos Estados miembros, como el mío, la edad media de los automóviles ha pasado de los 8 años en el año 2007 a los 12,4 años en el año 2017 (un 62 % con más de 10 años), y roza los 13 años en el caso de las furgonetas. Bloquear su renovación esperando dar el salto de cien a cero, además de imposible, es una terrible noticia tanto para el medio ambiente como para la seguridad vial.

 
Last updated: 9 July 2019Legal notice