Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 16 de julio de 2019 - Estrasburgo Edición revisada

Declaración de la candidata a la presidencia de la Comisión (debate)
MPphoto
 

  Iratxe García Pérez, en nombre del Grupo S&D. – Señor presidente, señora von der Leyen, hoy es un día importante, de esos que hacen historia. Está en nuestras manos el futuro de la Unión. Y mi grupo político, que ha estado desde los inicios y tiene el europeísmo en su ADN, quiere seguir construyendo esta Europa nuestra.

Tenemos una responsabilidad hacia la ciudadanía que nos ha dado su confianza y por eso queremos actuar con responsabilidad. Queremos estar seguros de que, en los próximos cinco años, sentaremos las bases de un proyecto y de un futuro sostenible para todos los europeos y europeas.

Permítanme que, en un día como hoy, recuerde a un gran europeísta que, hace justo cuarenta años, tomó la palabra en este Parlamento: Willy Brandt. En ese pleno, celebrado justo después de las primeras elecciones directas en 1979, hizo un llamamiento que hoy merece la pena recordar. Se lamentaba por lo despacio que avanza la democracia europea y por que se había tardado demasiado tiempo en implantar las elecciones de sufragio directo. Y también se lamentaba por que las instituciones europeas parecían todavía alejadas de la ciudadanía. Por eso pedía a los eurodiputados que fueran capaces de ponerse a trabajar, más allá de las diferencias ideológicas y geográficas, para solucionar los problemas de las personas y, sobre todo, para conectar con los jóvenes.

Cuarenta años después, este discurso está hoy más vivo que nunca. A los socialistas nos sigue pareciendo que la democracia europea avanza demasiado despacio. Hemos puesto mucha ilusión en el proyecto del Spitzenkandidat y también nos hemos batido por las listas transnacionales. Pero en esta ocasión no lo hemos conseguido. Sin embargo, no nos rendimos. La democracia europea no tiene marcha atrás. Por eso acogemos su compromiso, señora von der Leyen, de retomar y perfeccionar el proceso del Spitzenkandidat para el 2024.

También queremos que Europa resuelva los problemas de la gente, que sea capaz de afrontar los retos actuales. Y eso lo tenemos que saber antes de darle nuestro apoyo para presidir la Comisión. Necesitamos saber si será capaz de liderar el cambio que nos piden los ciudadanos y la transformación que los jóvenes europeos nos están pidiendo. Nos ha enviado usted una carta que apunta en la buena dirección, que propone avances, pero ahora tiene usted la posibilidad de concretar aún más.

Usted asume el objetivo de combatir la urgencia climática y de traducir esa ambición en legislación. Esa ley es necesaria, así como fijar los objetivos vinculantes para cumplir nuestros compromisos de reducción de emisiones para el 2030. Pero, además de la transformación ecológica, para nosotros es fundamental que nadie se quede atrás y, por eso, nos alegra ver que acepta el fondo para una transición justa.

También recoge la necesidad de poner en marcha un plan de inversiones para una Europa sostenible. Es importante que quede claro que una parte importante de ese esfuerzo debe venir de inversiones públicas. Cuando pedimos introducir los objetivos de desarrollo sostenible en el Semestre Europeo, no solo queremos que se tengan en cuenta como un principio. Queremos que se introduzcan también criterios e indicadores de medición. No queremos que se siga penalizando con déficit excesivo a los Gobiernos que invierten en una transformación económica que cuida de las personas, que crea nuevas oportunidades y que pone las bases para un futuro sostenible. Por eso insistimos —y también lo ha recogido así en su carta— en la flexibilidad de las reglas económicas y en la incorporación del seguro de desempleo.

Europa tiene que proteger a los más vulnerables. Por eso apoyaremos siempre desde nuestro grupo político el pilar social europeo y, en concreto, la Garantía Infantil y la Garantía Juvenil. Señora von der Leyen, nos hace falta una acción más contundente contra la pobreza en general. Para financiar todas estas políticas, cada uno debe poner de su parte, también las grandes corporaciones tecnológicas. Usted quiere que contribuyan con sus impuestos al esfuerzo común, pero ¿ha pensado en una cifra? También menciona que se debe proteger y mejorar la situación de los trabajadores y las trabajadoras de las nuevas plataformas. Aquí tendrá a un grupo político que apoyará una directiva en ese sentido.

Me alegra ver que, en cuestiones de igualdad de género, estamos en la misma línea. Porque sabe que, para mi grupo político, es una prioridad clara. Adoptar una estrategia de igualdad vinculante e incluir la violencia de género como uno de los delitos contemplados en los Tratados de la Unión es, sin duda, un buen comienzo.

Dice que va a defender el Estado de Derecho y propone un mecanismo nuevo para asegurar su cumplimiento. ¿Nos puede explicar en qué consistiría ese mecanismo? Creo que a muchos y a muchas en esta sala nos tranquilizaría comprobar que, efectivamente, usted tiene la intención de mantener la exigencia que ha mostrado la actual Comisión y, en concreto, el comisario Frans Timmermans en materia de rule of law.

Respecto a la gestión de la migración, apreciamos su propuesta de actuar con más solidaridad entre los Estados miembros y de terminar con la reforma de Dublín. Necesitamos hablar de solidaridad. Necesitamos hablar de corredores humanitarios. No solo se trata de reforzar la seguridad y aumentar los efectivos de Frontex. Se trata también de salvar la vida de las personas y, para eso, necesitamos un sistema de rescate que no criminalice a las ONG y un sistema de visados humanitarios. Solo así estaremos a la altura de las circunstancias.

Señora von der Leyen, estamos aquí para escucharla. No queremos una crisis institucional que retrase más los cambios que Europa necesita. Pero necesitamos garantías de que, en los próximos años, Europa será capaz de afrontar las medidas necesarias. Mi grupo político tomará una decisión esta tarde. No tenga duda de que lo hará pensando en lo mejor para Europa, en los hombres y mujeres que quieren recuperar la confianza y la esperanza en el proyecto europeo. Y, en ese camino, nos encontraremos en la tarea tan apasionante de construir más y mejor Europa.

 
Última actualización: 12 de septiembre de 2019Aviso jurídico