Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 17 de julio de 2019 - Estrasburgo Edición provisional

Zonas de bajas emisiones en las ciudades de la UE (debate)
MPphoto
 

  Javi López (S&D). – Señor presidente, ahora que hablamos sobre la contaminación en las grandes ciudades, aquí en el Parlamento Europeo, es el buen momento para recordar la gravísima amenaza que significa para la salud pública.

Una amenaza que acaba convirtiéndose en la multiplicación de enfermedades, que afecta al crecimiento de nuestros niños y que significa 400 000 muertes prematuras en Europa al año. Y eso requiere de respuestas también drásticas, en forma de cambios en nuestra energía, en cómo organizamos nuestro transporte y en las infraestructuras que tenemos en las grandes ciudades.

Y por eso requerimos de todas las Administraciones —Unión Europea, Administraciones locales y Estados implicados— en esta respuesta. Por eso es el mejor momento para denunciar la vergüenza que significa que una gran ciudad como Madrid, con más de tres millones de habitantes, haya decidido revertir una decisión que va destinada a combatir la contaminación en el centro de la ciudad con la creación de una zona de bajas emisiones.

Una decisión inmoral, porque hay quince muertos al día prematuros por la contaminación en Madrid; una decisión irresponsable, porque todos los indicadores, todos los indicadores de la ciudad estaban diciendo que era una medida recién instaurada que estaba funcionando; y una medida que va contra el sentido de la historia, porque las Administraciones, aunque gobierne la derecha con la extrema derecha, no pueden caminar hacia el pasado.

Y por eso pedimos a la Comisión Europea y al Consejo que tomen cartas en el asunto y avergüencen al Ayuntamiento de Madrid por esta decisión, que va en contra de los criterios de la Unión Europea de lucha contra el cambio climático y por unas ciudades sin contaminación.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de la «tarjeta azul» (artículo 171, apartado 8, del Reglamento interno)).

 
Última actualización: 29 de julio de 2019Aviso jurídico