Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 22 de octubre de 2019 - Estrasburgo Edición provisional

Aprobación de la gestión 2017: Presupuesto general de la UE - Consejo Europeo y Consejo (debate)
MPphoto
 

  Isabel García Muñoz, ponente. – Señor presidente, gracias especialmente a la señora Tuppurainen de la Presidencia finlandesa por comparecer en este debate.

Desde el año 2009, el Parlamento no ha podido aprobar la gestión presupuestaria del Consejo debido a su falta de cooperación para que el Parlamento pueda llevar a cabo su labor de control de la gestión de las cuentas de la Unión. En el procedimiento para el cierre de cuentas del año 2017 —que es el que nos ocupa ahora—, una vez más el Consejo no respondió a los cuestionarios enviados y tampoco compareció en la audiencia de los secretarios generales de las instituciones organizada por la Comisión de Control Presupuestario.

En consecuencia, el pasado 26 de marzo, el Pleno del Parlamento postergó la aprobación de las cuentas del Consejo hasta este mes de octubre, dándole una vez más la oportunidad de enmendar la situación.

Lamentablemente, el Consejo no ha movido ficha hasta la fecha; de modo que, una vez más, ante esta falta de cooperación, nuestra comisión ha tenido que rechazar la aprobación de la gestión del Consejo para 2017.

Todos los grupos políticos votaron unánimemente en la Comisión de Control Presupuestario, respaldando así la posición que el Parlamento viene teniendo a lo largo de estos años, ya que consideramos que nuestro papel consiste en confirmar que el presupuesto se ha gastado de forma legal, regular y con arreglo al principio de buena gestión financiera, ejerciendo así una competencia fundamental en interés de todos los ciudadanos y contribuyentes de la Unión, al garantizar la transparencia y la rendición de cuentas democrática de todo el presupuesto europeo. Efectivamente, el informe pide al Consejo que reaccione y valore el papel democrático que el Parlamento tiene en esta materia.

El Consejo debería adaptarse y aceptar el escrutinio democrático de sus cuentas, como ha hecho el resto de instituciones y organismos de la Unión, y es más: aunque no lo hicieran estas, el Consejo debería ser el primero en dar ejemplo de transparencia y someterse al procedimiento de aprobación de la gestión, proporcionando la información que se le requiere.

Es cierto que a lo largo de estos años ha habido varios intentos, por parte de ambas instituciones, de acercar posiciones, que lamentablemente no han dado ningún resultado positivo hasta la fecha. Pero soy optimista y confío en que el Consejo estará dispuesto a llegar a un acuerdo sobre la forma de cooperar lo antes posible. En ese sentido, espero que la Presidencia finlandesa juegue un papel importante para alcanzarlo.

Por otra parte, el informe incluye un apartado sobre los patrocinios privados a los que muchos Estados miembros recurren a la hora de asumir la presidencia rotatoria del Consejo. Consideramos que la financiación privada de la presidencia puede dar una imagen inadecuada de las cuentas de la Unión y que, por lo tanto, supone un importante riesgo no solo para la reputación del propio Consejo, sino también para el conjunto de la Unión Europea, especialmente en un contexto en el que las instituciones necesitan proteger y reforzar la confianza que los ciudadanos depositan en ellas.

Y, para terminar, precisamente en nombre de esa confianza y en aras del ejercicio responsable de transparencia y supervisión democrática que nuestros ciudadanos se merecen, hago un nuevo llamamiento al Consejo para aunar nuestros esfuerzos con el fin de encontrar una solución a este desacuerdo lo antes posible.

Le debemos a la ciudadanía europea una gestión transparente, fiable e íntegra de todo el presupuesto de la Unión Europea.

 
Última actualización: 5 de noviembre de 2019Aviso jurídico