Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 27 de noviembre de 2019 - Estrasburgo Edición provisional

Presentación del Colegio de Comisarios y su programa a cargo de la presidenta electa de la Comisión (debate)
MPphoto
 

  Iratxe García Pérez, en nombre del Grupo S&D. –Señor presidente. Señora Von der Leyen, en julio le dimos un voto de confianza —a pesar de que no era nuestra candidata—, porque se comprometió a incluir en su programa de trabajo unas prioridades que para nosotros son fundamentales. Usted aceptó hacer de la transformación ecológica el gran eje de la próxima legislatura. Y además, se comprometió a hacerlo de una manera justa, sin dejar a nadie atrás. Nosotros queremos comenzar a trabajar cuanto antes, pero necesitamos tener la seguridad de que no nos defraudará.

Antes de que comenzaran las audiencias, los socialistas y demócratas dimos nuestro voto final a que ese gran objetivo de la sostenibilidad medioambiental, económica y social se materialice con medidas muy concretas que transformen y mejoren la vida de nuestra ciudadanía. Para eso estamos aquí. Para eso nos han elegido.

Por eso, y para garantizar la competencia de todos y cada uno de los comisarios y comisarias, mi grupo político ha actuado con responsabilidad y exigencia durante las audiencias de los veintiséis comisarios que van a formar parte de su futuro Colegio. Porque esta vez no podemos fallar. No podemos fallar a los jóvenes que se manifiestan cada viernes para decirnos que el planeta y su futuro están en juego. No podemos fallar a las mujeres, y por eso, gracias a nuestra presión, se ha empleado a fondo para lograr la Comisión más paritaria de la historia. Nuestro Grupo seguirá dando la batalla por la igualdad de género, no solo en el número de cargos sino también en las políticas que se deben llevar a cabo. Una de ellas, debería ser intentar acabar con la lacra de la violencia machista con una directiva europea.

(Aplausos)

Tampoco podemos fallar a tantos ciudadanos y ciudadanas que ven con preocupación cómo su territorio se queda despoblado por falta de oportunidades. Y por ello, apostamos por un Fondo de Transición Justa, ambicioso y con recursos adicionales, que ayude a que la transición ecológica sea socialmente justa y no deje a nadie atrás.

Tenemos cinco años por delante para demostrar que la política sí tiene soluciones. Que la unión hace la fuerza y que Europa tiene mucho que decir en un mundo cada vez más convulso. No vamos a escuchar a los agoreros del miedo, a quienes quieren volver atrás y renacionalizar las políticas. Sabemos que solo juntos y juntas podremos afrontar estos grandes retos. Y para eso necesitamos una Comisión fuerte, una Comisión valiente, una Comisión capaz de hacer un nuevo dinamismo, superando las viejas políticas.

Los nuevos retos exigen hacer nuevas formas de política, una realidad cada vez más compleja. Y la mejor guía para renovar nuestros principios, para asegurar la sostenibilidad de nuestro modelo social y para asegurar la coherencia de nuestras políticas son los objetivos de desarrollo sostenible y la Agenda 2030. Nos alegra que, gracias a nuestra demanda, haya aceptado que cada comisario individualmente, y todos como Colegio, sean responsables de aplicarlos, así como su integración en el Semestre Europeo, una cuestión fundamental.

Estamos muy satisfechos de que el Nuevo Pacto Verde sea la prioridad de la futura Comisión Europea, y sabemos que Frans Timmermans hará un excelente trabajo. La emergencia climática no puede esperar.

(Aplausos)

Y para nosotros, más que una «agenda verde», para los socialistas, será una «agenda sandía», verde por fuera y roja por dentro. La Unión Europea debe recuperar su alma social y poner a las personas y la lucha contra las desigualdades en el corazón de la acción política, y esto requiere políticas muy concretas. En la legislatura anterior establecimos las bases de un pilar social europeo que ahora nos toca desarrollar. Los socialistas y demócratas tenemos una batería de propuestas para fortalecer el pilar social europeo, así como la arquitectura financiera y fiscal de la Unión, y tenga seguro que los próximos cinco años seguiremos insistiendo en ello.

Y estos mismos principios de respeto a la dignidad humana, de solidaridad y de justicia deben orientar también la política exterior, la cual, debo decir, que no podría estar en mejores manos. A Josep Borrell le corresponde la enorme labor de intentar hacer valer nuestros intereses y nuestros valores: paz, reglas y multilateralidad en un mundo con enormes turbulencias. También seremos exigentes con el cumplimiento de los principios en política migratoria y política comercial. De este modo, perderemos nuestra legitimidad si no lo hacemos así, si no somos coherentes.

Y seamos ambiciosos también con el próximo presupuesto. No podemos hacer más con menos. Y los nuevos proyectos necesitan más dinero. Por ello, nuestro Grupo será muy exigente con el nuevo marco financiero plurianual.

Por último, los socialistas y demócratas no damos la batalla de mayor democratización europea por perdida. Queremos mejorar y reforzar el sistema del spitzenkandidaten y debatir de nuevo las listas transnacionales. Por ello, nos implicaremos al máximo en la próxima Conferencia sobre el Futuro de Europa.

La Unión Europea se construye día a día, y por eso es tan apasionante. Decía Paul-Henri Spaak, uno de los padres del proyecto europeo, que los experimentos científicos se ensayan una y otra vez hasta que consiguen el éxito. No debe ser menos nuestro experimento por una Europa unida, próspera, justa e igualitaria. De lo que hagamos en esta legislatura dependerá en gran medida la continuidad del proyecto de la Unión Europea y que la ciudadanía vuelva a confiar en las instituciones. Los socialistas y demócratas lo tenemos muy claro. Queremos estar a la altura de las circunstancias y por eso apoyaremos hoy con nuestro voto exigente, leal y vigilante a este Colegio de comisarios. Confiamos en que esta Comisión sea consciente de ello y actúe con responsabilidad. Nos jugamos demasiado.

(Aplausos)

 
Última actualización: 20 de diciembre de 2019Aviso jurídico