Procedimiento : 2018/2735(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : O-000021/2018

Textos presentados :

O-000021/2018 (B8-0024/2018)

Debates :

PV 14/06/2018 - 3
CRE 14/06/2018 - 3

Votaciones :

Textos aprobados :


Preguntas parlamentarias
PDF 7kWORD 19k
26 de febrero de 2018
O-000021/2018
Pregunta con solicitud de respuesta oral O-000021/2018
a la Comisión
Artículo 128 del Reglamento
Ingeborg Gräßle, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario

 Asunto: Lucha contra la corrupción
 Respuesta en el Pleno 

La corrupción afecta al funcionamiento de la Unión, si bien existen grandes diferencias entre los Estados miembros. Según algunas cifras, el coste de la corrupción asciende a 120 000 millones de euros al año, mientras que de otras se deduce que podría alcanzar los 900 000 millones de euros. En 2011, la Comisión, que reconocía el problema, presentó un paquete contra la corrupción con diferentes medidas para luchar contra ese fenómeno, incluido un informe sobre la lucha contra la corrupción en la Unión que facilitaba a los ciudadanos europeos una evaluación comparativa creíble de la corrupción (excluyendo las instituciones de la Unión). En el informe se mencionaban diferentes medidas para que los Estados miembros pudiesen afrontar la corrupción de forma más eficaz. La Comisión reconocía que garantizar que todos los Estados miembros dispusiesen de políticas eficientes de lucha contra la corrupción redundaba en el interés común de la Unión. Por ello, con el informe se pretendía fomentar unos estándares rigurosos en materia de lucha contra la corrupción destacando las deficiencias y formulando recomendaciones. En el paquete se preveía la participación de la Unión en el Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO). Seis años después, la situación se está deteriorando: la Comisión ha dejado totalmente de dar curso al informe pese a las declaraciones realizadas por el comisario Timmermans en octubre de 2016, las negociaciones del GRECO están en punto muerto y la Unión no está cumpliendo sus obligaciones en virtud de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción.

1) ¿Por qué razón dejó de darse curso al informe sobre la lucha contra la corrupción en la Unión y por qué la Comisión no presentó el segundo informe que ya se había preparado?

2) Habida cuenta de que el informe sobre la lucha contra la corrupción y las recomendaciones del Semestre Europeo no son opciones alternativas y que, de hecho, podrían muy bien ser complementarios, ¿cómo piensa la Comisión complementar las recomendaciones del Semestre Europeo para hacer frente a los demás aspectos de la corrupción?

3) ¿Cómo piensa la Comisión garantizar que las instituciones de la Unión estén libres de cualquier posible forma de corrupción? ¿Cuándo piensa la Comisión evaluar su propio cumplimiento de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción?

Lengua original de la pregunta: EN
Última actualización: 1 de marzo de 2018Aviso jurídico