Procedimiento : 2015/2514(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : RC-B8-0050/2015

Textos presentados :

RC-B8-0050/2015

Debates :

PV 15/01/2015 - 9.2
CRE 15/01/2015 - 9.2

Votaciones :

PV 15/01/2015 - 11.2

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0007

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN
PDF 144kWORD 68k
14.1.2015
PE547.473v01-00}
PE547.475v01-00}
PE547.476v01-00}
PE547.480v01-00}
PE547.481v01-00}
PE547.483v01-00}
PE547.485v01-00} RC1
 
B8-0050/2015}
B8-0052/2015}
B8-0053/2015}
B8-0057/2015}
B8-0058/2015}
B8-0060/2015}
B8-0062/2015} RC1

presentada de conformidad con el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, del Reglamento

para sustituir a las propuestas de Resolución presentadas por los siguientes grupos:

ECR (B8‑0050/2015)

Verts/ALE (B8‑0052/2015)

ALDE (B8‑0053/2015)

EFDD (B8‑0057/2015)

GUE/NGL (B8‑0058/2015)

S&D (B8‑0060/2015)

PPE (B8‑0062/2015)


sobre Pakistán, en particular la situación a raíz del ataque a una escuela de Peshawar (2015/2515(RSP))


Cristian Dan Preda, Jeroen Lenaers, Elmar Brok, Arnaud Danjean, Tunne Kelam, Eduard Kukan, Giovanni La Via, Elisabetta Gardini, Lara Comi, Dubravka Šuica, Bogdan Brunon Wenta, David McAllister, Csaba Sógor, Jiří Pospíšil, Seán Kelly, Jarosław Wałęsa, Andrej Plenković, Monica Macovei, Andrzej Grzyb, Michaela Šojdrová, Joachim Zeller, Mariya Gabriel, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Jaromír Štětina, Davor Ivo Stier, Luděk Niedermayer, Inese Vaidere, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Gabrielius Landsbergis en nombre del Grupo PPE
Josef Weidenholzer, Liisa Jaakonsaari, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Goffredo Maria Bettini, Enrico Gasbarra, Kashetu Kyenge, Andi Cristea, Krystyna Łybacka, Richard Howitt, Vilija Blinkevičiūtė, Nicola Caputo, Elena Valenciano, Pier Antonio Panzeri, Miroslav Poche, Marlene Mizzi, Luigi Morgano, Michela Giuffrida, Marc Tarabella, Victor Negrescu, Viorica Dăncilă, Miriam Dalli, Hugues Bayet, Afzal Khan en nombre del Grupo S&D
Charles Tannock, Geoffrey Van Orden, Mark Demesmaeker, Jana Žitňanská en nombre del Grupo ECR
Fernando Maura Barandiarán, Beatriz Becerra Basterrechea, Dita Charanzová, Gérard Deprez, Marielle de Sarnez, Martina Dlabajová, Juan Carlos Girauta Vidal, Ivan Jakovčić, Petr Ježek, Kaja Kallas, Louis Michel, Ulrike Müller, Javier Nart, Urmas Paet, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Jozo Radoš, Marietje Schaake, Pavel Telička, Ramon Tremosa i Balcells, Johannes Cornelis van Baalen, Hilde Vautmans, Ivo Vajgl en nombre del Grupo ALDE
Marie-Christine Vergiat, Younous Omarjee en nombre del Grupo GUE/NGL
Jean Lambert, Barbara Lochbihler en nombre del Grupo Verts/ALE
Ignazio Corrao, Dario Tamburrano, Marco Valli, Fabio Massimo Castaldo, Amjad Bashir, Rolandas Paksas en nombre del Grupo EFDD

Resolución del Parlamento Europeo sobre Pakistán, en particular la situación a raíz del ataque a una escuela de Peshawar (2015/2515(RSP))  

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Pakistán, y en particular las de 27 de noviembre de 2014(1), 17 de abril de 2014(2), 10 de octubre de 2013(3) y 17 de febrero de 2013,

–   Vistas las declaraciones del Presidente del Parlamento Europeo de 16 de diciembre de 2014 y de las presidentas de la Subcomisión de Derechos Humanos y de la Delegación para las Relaciones con los Países del Asia Meridional de 17 de diciembre de 2014,

–   Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) en relación con el ataque a una escuela en Peshawar (Pakistán), de 16 de diciembre de 2014, la declaración local de la UE sobre la reanudación de las ejecuciones en Pakistán, de 24 de diciembre de 2014, y el comunicado de prensa sobre la visita del Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos a Pakistán, de 29 de octubre de 2014,

–   Vista la declaración de la ganadora del Premio Nobel de la Paz y del Premio Sájarov, Malala Yousafzai, de 16 de diciembre de 2014,

–   Visto el acuerdo de cooperación entre Pakistán y la UE, el Plan de compromiso quinquenal, el diálogo estratégico entre la UE y Pakistán, y el sistema de preferencias comerciales SPG+,

–   Vistas las declaraciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de 16 de diciembre de 2014, y del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas sobre el ataque terrorista contra una escuela de Peshawar, de 17 de diciembre de 2014,

–   Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–   Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, de 1989,

–   Vistas las Conclusiones del Consejo, de 16 de noviembre de 2009, sobre libertad de religión o creencias, en las que se subraya la importancia estratégica de esta libertad y de la lucha contra la intolerancia religiosa,

–   Visto el informe a la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 5 de agosto de 2011, relativo a la protección de la educación durante las emergencias a cargo del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la educación,

–   Vista su Resolución, de 12 de marzo de 2014, sobre el papel de Pakistán en el ámbito regional y sus relaciones políticas con la UE(4),

–   Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, del que Pakistán es parte,

–   Vistos el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, de su Reglamento,

A. Considerando que, el 16 de diciembre de 2014, siete hombres armados perpetraron un ataque mortal contra una escuela pública vinculada al Ejército en la ciudad de Peshawar, rodeada en tres de sus lados por las zonas tribales de administración federal, y mataron a más de 140 personas, incluidos 134 alumnos, e hirieron a casi el mismo número;

B.  Considerando que este ataque ha provocado una gran conmoción dentro y fuera de Pakistán, al ser percibido como el acto terrorista más cruel de la historia del país, reforzado por el hecho de que las fuerzas del Ejército tardaron ocho horas en recuperar el control de la escuela; que muchos alumnos y trabajadores de la escuela fueron ejecutados y heridos en este intervalo, y que los supervivientes a la tragedia siguen profundamente traumatizados;

C. Considerando que Malala Yousafzai, la persona más joven galardonada con el Premio Nobel de la Paz y galardonada también con el Premio Sájarov, recibió un disparo en la cabeza asestado por pistoleros talibanes en octubre de 2012 por hacer campaña a favor de la educación de las niñas en Pakistán;

D. Considerando que Tehrik-e Taliban Pakistan (TTP) reivindicó la autoría de la matanza y afirmó que una de las razones del ataque a la escuela era enviar un mensaje claro a los seguidores de Malala, que defiende la educación para mujeres y niños, así como una «venganza» por la campaña del Ejército contra los militantes;

E.  Considerando que, desde que se inició la ofensiva gubernamental contra los talibanes y otros grupos militantes en las zonas tribales de administración federal, una de las regiones más pobres del país, más de un millón de personas se han visto desplazadas hacia Afganistán o hacia otras zonas de Pakistán;

F.  Considerando que la libertad de creencias y la tolerancia religiosa en Pakistán están amenazadas por la violencia terrorista y por el abuso generalizado de la legislación sobre la blasfemia; que las mujeres y las niñas padecen un doble perjuicio, debido a la práctica de la conversión forzosa y a la violencia sexual generalizada;

G. Considerando que, según el informe de la Coalición Global para Proteger la Educación de Ataques (GCPEA), se produjeron más de 800 ataques a escuelas en Pakistán entre 2009 y 2012; que los militantes también han reclutado a niños de escuelas y madrazas, en algunos casos para convertirlos en terroristas suicidas; que, según el informe, por lo menos 30 niños, docenas de maestros y otros miembros del personal educativo, incluido un ministro provincial de educación, resultaron muertos en ataques a escuelas y a transportes escolares entre 2009 y 2012;

H. Considerando que el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas recomendó que Pakistán cree un sistema de respuesta rápida cuando se produzcan ataques a instituciones de enseñanza, a fin de repararlas y reconstruirlas rápidamente y sustituir el material escolar de manera que los alumnos puedan regresar a las escuelas o universidades cuanto antes; que una reciente modificación de la Constitución ha introducido el derecho a una enseñanza gratuita y obligatoria como derecho fundamental;

I.   Considerando que, unas horas después del ataque a la escuela de Peshawar, el Primer Ministro Nawaz Sharif levantó la moratoria sobre la pena de muerte, que había estado en vigor durante seis años; que, hasta el momento, han sido ejecutados varios reclusos en el corredor de la muerte por penas relacionadas con el terrorismo; que, según funcionarios pakistaníes, unos 500 reclusos podrían ser ejecutados en las próximas semanas; que se estima que unas 8 000 personas están condenadas a muerte en Pakistán;

J.   Considerando que, el 6 de enero de 2015, como reacción a la matanza en la escuela, el Parlamento pakistaní aprobó una enmienda constitucional que permite a los tribunales militares, durante los dos próximos años, enjuiciar a presuntos militantes islamistas y que podría implicar que los acusados pasen, en cuestión de semanas, de ser detenidos a ser ejecutados; que, como parte del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), Pakistán está obligado a respetar y a adoptar medidas para garantizar juicios justos y se le prohíbe utilizar tribunales militares para juzgar a civiles mientras funcionen los tribunales ordinarios;

K. Considerando que Pakistán ratificó recientemente siete de los nueve acuerdos internacionales más significativos en materia de derechos humanos, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, que contienen una serie de disposiciones sobre la administración de justicia, el derecho a un juicio justo, la igualdad ante la Ley y la no discriminación;

L.  Considerando las recomendaciones de la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la independencia de magistrados y abogados, en su informe de 4 de abril de 2013, especialmente sobre la reforma del sistema judicial a fin de respetar los derechos fundamentales y garantizar su eficacia; que las organizaciones defensoras de los derechos humanos llaman la atención periódicamente sobre la corrupción del sistema judicial;

M. Considerando que la UE y Pakistán han profundizado y ampliado sus lazos bilaterales, tal como han puesto de manifiesto el Plan de compromiso quinquenal, vigente desde febrero de 2012, y el segundo diálogo estratégico UE-Pakistán, celebrado en marzo de 2014; que el Plan de compromiso quinquenal UE-Pakistán consiste en crear una relación estratégica y forjar una asociación en aras de la paz y el desarrollo basada en principios y valores comunes;

N. Considerando que la estabilidad de Pakistán resulta de vital importancia para la paz en Asia meridional y más allá; que Pakistán desempeña un papel importante en la promoción de la estabilidad en la región, y cabría prever que diera ejemplo consolidando el Estado de Derecho y los derechos humanos;

1.  Condena enérgicamente la brutal matanza de niños perpetrada por el grupo escindido de los talibanes pakistaníes Tehrik-e Taliban (TTP) como acto de horror y cobardía, y expresa sus condolencias a las familias de las víctimas del ataque a la escuela de Peshawar y su apoyo al pueblo y a las autoridades de Pakistán;

2.  Manifiesta su total compromiso con la lucha contra la amenaza que plantean el terrorismo y el extremismo religioso, y expresa su disposición a seguir asistiendo al Gobierno pakistaní en este esfuerzo;

3.  Espera que el Gobierno de Pakistán adopte medidas urgentes y eficaces, respetando siempre las normas reconocidas a escala internacional sobre el Estado de Derecho, a fin de hacer frente a la amenaza para la seguridad que suponen todos los grupos militantes que actúan dentro de Pakistán y en su región circundante, sin excepción; destaca que las autoridades no deben apoyar ninguna forma de terrorismo ni de extremismo;

4.  Pide al Gobierno de Pakistán que garantice la seguridad de las escuelas y que se asegure de que los alumnos, sin importar su sexo, nunca sean objeto de intimidación al ir a la escuela; considera que el Gobierno podría demostrar una determinación significativamente mayor y redoblar sus esfuerzos por detener y enjuiciar a los militantes de TTP y otros que atacan escuelas con violencia, y que, de no conseguirlo, se debilitará su credibilidad internacional;

5.  Recuerda su oposición constante a la pena de muerte en cualquier circunstancia; lamenta la decisión del Primer Ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, de levantar una moratoria no oficial de seis años sobre la pena capital, y pide que se restablezca inmediatamente dicha moratoria;

6.  Pide al Gobierno pakistaní que reserve la legislación antiterrorismo para los actos de terror, en vez de utilizarla para juzgar asuntos penales ordinarios; lamenta profundamente el recurso a la justicia militar rápida que carece de las condiciones mínimas, según las normas internacionales sobre el Estado de Derecho, y destaca que la concesión prolongada de las preferencias del SPG+ está vinculada al cumplimiento de determinadas normas básicas consagradas en los convenios de las Naciones Unidas y de la OIT;

7.  Celebra la voluntad de los partidos políticos pakistaníes de elaborar un plan nacional para combatir el terrorismo; hace hincapié en que para luchar contra el terrorismo y el extremismo religioso resulta fundamental ocuparse de sus causas profundas y, por ejemplo, abordar la pobreza, garantizar la tolerancia religiosa y la libertad de creencias, reforzar el Estado de Derecho y proteger el derecho a un acceso seguro a la educación para niñas y niños; aboga por una estrategia a largo plazo que evite la radicalización de los jóvenes en Pakistán y aborde la «amplia crisis de la educación» que la Unesco ha detectado en el país, en especial incrementando las inversiones en un sistema educativo de financiación pública y garantizando que las escuelas religiosas dispongan de los materiales que necesitan para facilitar una educación equilibrada e incluyente a los jóvenes;

8.  Insta al Gobierno de Pakistán a que cumpla los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos que ha ratificado recientemente, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, que obligan a las autoridades a garantizar juicios justos y les prohíben recurrir a los tribunales militares para juzgar a civiles mientras funcionen los tribunales ordinarios;

9.  Pide un compromiso internacional renovado para luchar contra la financiación y el patrocinio de las redes terroristas;

10. Pide a la Comisión, a la Vicepresidenta / Alta Representante Federica Mogherini, al Servicio Europeo de Acción Exterior y al Consejo que se comprometan plenamente para hacer frente a la amenaza que plantea el terrorismo y que sigan asistiendo al Gobierno y al pueblo de Pakistán en sus esfuerzos por erradicar el terrorismo;

11. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, a los Gobiernos y a los Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, y al Gobierno y al Parlamento de Pakistán.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0064.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0460.

(3)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0422.

(4)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0208.

Aviso jurídico