Procedimiento : 2016/2644(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : RC-B8-0466/2016

Textos presentados :

RC-B8-0466/2016

Debates :

PV 14/04/2016 - 6.1
CRE 14/04/2016 - 6.1

Votaciones :

PV 14/04/2016 - 7.4

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0128

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN
PDF 291kWORD 83k
13.4.2016
PE579.890v01-00}
PE579.891v01-00}
PE579.892v01-00}
PE579.895v01-00}
PE579.898v01-00}
PE579.900v01-00} RC1
 
B8-0466/2016}
B8-0467/2016}
B8-0468/2016}
B8-0471/2016}
B8-0474/2016}
B8-0476/2016} RC1

presentada de conformidad con el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, del Reglamento

para sustituir a las propuestas de Resolución presentadas por los siguientes grupos:

EFDD (B8-0466/2016)

Verts/ALE (B8-0467/2016)

S&D (B8-0468/2016)

PPE (B8-0471/2016)

ECR (B8-0474/2016)

ALDE (B8-0476/2016)


sobre Pakistán, en particular el ataque en Lahore (2016/2644(RSP))


Cristian Dan Preda, Elmar Brok, György Hölvényi, Davor Ivo Stier, Andrej Plenković, Michèle Alliot-Marie, Lorenzo Cesa, Roberta Metsola, Patricija Šulin, Bogdan Brunon Wenta, Andrey Kovatchev, Joachim Zeller, Tunne Kelam, Ildikó Gáll-Pelcz, Lara Comi, József Nagy, Milan Zver, Marijana Petir, Giovanni La Via, Claude Rolin, Jiří Pospíšil, Ramón Luis Valcárcel Siso, Adam Szejnfeld, Eva Paunova, Tomáš Zdechovský, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Stanislav Polčák, Jaromír Štětina, Pavel Svoboda, Andrey Novakov, Romana Tomc, Ivan Štefanec, David McAllister, Michaela Šojdrová, Salvatore Cicu, Lefteris Christoforou, Anna Záborská, Therese Comodini Cachia, Ramona Nicole Mănescu, Dubravka Šuica, Csaba Sógor, Ivana Maletić, Luděk Niedermayer, Seán Kelly, Hermann Winkler, Thomas Mann, Sven Schulze, László Tőkés, Elisabetta Gardini, Inese Vaidere en nombre del Grupo PPE
Josef Weidenholzer, Victor Boştinaru, Knut Fleckenstein, Richard Howitt, Nikos Androulakis, Francisco Assis, Hugues Bayet, Brando Benifei, Goffredo Maria Bettini, José Blanco López, Vilija Blinkevičiūtė, Nicola Caputo, Nessa Childers, Andi Cristea, Nicola Danti, Isabella De Monte, Monika Flašíková Beňová, Doru-Claudian Frunzulică, Eider Gardiazabal Rubial, Enrico Gasbarra, Elena Gentile, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Neena Gill, Michela Giuffrida, Maria Grapini, Sylvie Guillaume, Cătălin Sorin Ivan, Liisa Jaakonsaari, Eva Kaili, Miapetra Kumpula-Natri, Kashetu Kyenge, Arne Lietz, Javi López, Krystyna Łybacka, Costas Mavrides, Marlene Mizzi, Sorin Moisă, Alessia Maria Mosca, Victor Negrescu, Momchil Nekov, Demetris Papadakis, Tonino Picula, Liliana Rodrigues, Daciana Octavia Sârbu, Monika Smolková, Tibor Szanyi, Marc Tarabella, Elena Valenciano en nombre del Grupo S&D
Charles Tannock, Mark Demesmaeker, Bas Belder, Raffaele Fitto, Sajjad Karim, Peter van Dalen, Valdemar Tomaševski, Ian Duncan, Monica Macovei, Arne Gericke, Branislav Škripek, Zdzisław Krasnodębski, Ryszard Antoni Legutko, Tomasz Piotr Poręba, Karol Karski, Jana Žitňanská, Ruža Tomašić, Ryszard Czarnecki, Anna Elżbieta Fotyga, Marek Jurek, Angel Dzhambazki en nombre del Grupo ECR
Pavel Telička, Marielle de Sarnez, Izaskun Bilbao Barandica, Ramon Tremosa i Balcells, Petras Auštrevičius, Marietje Schaake, Beatriz Becerra Basterrechea, Valentinas Mazuronis, Ivo Vajgl, Filiz Hyusmenova, Martina Dlabajová, Nedzhmi Ali, Dita Charanzová, José Inácio Faria, Fredrick Federley, Nathalie Griesbeck, Antanas Guoga, Marian Harkin, Ivan Jakovčić, Petr Ježek, Ilhan Kyuchyuk, Louis Michel, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Jozo Radoš, Frédérique Ries, Robert Rochefort, Hannu Takkula, Carolina Punset, Johannes Cornelis van Baalen, Hilde Vautmans, Paavo Väyrynen, Javier Nart, Gérard Deprez, Jasenko Selimovic, Cecilia Wikström en nombre del Grupo ALDE
Jean Lambert, Barbara Lochbihler, Davor Škrlec, Ernest Urtasun, Igor Šoltes, Heidi Hautala, Bronis Ropė en nombre del Grupo Verts/ALE
Ignazio Corrao, Fabio Massimo Castaldo, Marco Valli, Rolandas Paksas en nombre del Grupo EFDD
ENMIENDAS

Resolución del Parlamento Europeo sobre Pakistán, en particular el ataque en Lahore (2016/2644(RSP))  

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre Pakistán,

–  Vista la declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, de 27 de marzo de 2016, sobre el ataque en Lahore (Pakistán),

–  Vista la declaración del representante especial de la Unión Europea para los Derechos Humanos, Stavros Lambrinidis, de 29 de octubre de 2014,

–  Vistas las declaraciones del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, de 27 de marzo de 2016, sobre el atentado con bomba en Pakistán, y de 21 de enero de 2016, sobre el ataque a la Universidad Bacha Khan,

–  Vista la declaración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de 28 de marzo de 2016, sobre el ataque en Lahore (Pakistán),

–  Vistos los informes del relator especial de las Naciones Unidas sobre la libertad de religión o de creencias,

–  Visto el informe de la relatora especial de las Naciones Unidas sobre cuestiones de las minorías, Rita Izsák-Ndiaye, de 5 de enero de 2015, titulado «Discurso de odio e incitación al odio contra las minorías en los medios de comunicación»,

–  Vista la declaración de la ganadora del Premio Nobel de la Paz y del Premio Sájarov, Malala Yousafzai, de 27 de marzo de 2016,

–  Vistos el informe de la relatora especial de las Naciones Unidas sobre la independencia de los magistrados y abogados, Gabriela Knaul, de 4 de abril de 2013, y el informe del Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias, de 26 de febrero de 2013, sobre su misión en Pakistán;

–  Visto el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Vistos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales,

–  Vistas las Directrices de la UE sobre la pena de muerte, revisadas el 12 de abril de 2013,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre Pakistán, de 20 de julio de 2015,

–  Visto el Plan de compromiso quinquenal UE-Pakistán, de marzo de 2012, que incluye entre sus prioridades la buena gobernanza y el diálogo sobre derechos humanos, así como el estrechamente relacionado segundo diálogo estratégico UE-Pakistán, de 25 de marzo de 2014,

–  Vistas las Orientaciones de la UE sobre el fomento y la protección de la libertad de religión o creencias,

–  Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2015, sobre el Informe anual sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo (2014) y la política de la Unión Europea al respecto(1),

–  Vistos el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que, el 27 de marzo de 2016, un atentado suicida con bomba en un parque infantil del parque Gulshan-e-Iqbal de Lahore acabó con la vida de más de setenta y tres personas y provocó heridas a más de trescientas, y que entre las víctimas había gran cantidad de mujeres y niños; que el grupo terrorista islamista Yamat-ul-Ahrar ha reivindicado el atentado afirmando que el hecho de haber atacado cristianos era intencionado; y que, no obstante, la mayoría de las víctimas mortales y los heridos eran musulmanes, y todos ellos eran pakistaníes;

B.  Considerando que, en el momento del atentado, se estaban produciendo manifestaciones violentas en Islamabad de seguidores de Mumtaz Qadri, asesino convicto del gobernador Salman Taseer, para exigir la ejecución de Asia Bibi, una mujer acusada de blasfemia y condenada a la pena capital que había recibido el apoyo del gobernador Taseer; que, tras el ahorcamiento de Qadri, decenas de miles de personas asistieron a su funeral y lo exaltaron dándole trato de héroe, y se difundieron fotos por los medios sociales; y que el juez que inicialmente declaró culpable a Qadri tuvo que huir del país por las amenazas de muerte recibidas;

C.  Considerando que hay grupos extremistas a los que se les permite expandir su ideología y llevar a cabo sus actividades sin traba alguna, como puede ser el caso de determinados sindicatos universitarios de estudiantes o de la asociación de abogados Khatm-e-Nubuwwat Lawyers’ Forum, que al parecer ha impulsado el aumento de las acusaciones de blasfemia en los tribunales pakistaníes y se opone a cualquier intento por parte del poder legislativo de reformar la normativa en cuestión;

D.  Considerando que los cristianos y otras minorías se enfrentan no solo al acoso de los extremistas, sino también a la discriminación jurídica, en particular a la derivada de las leyes sobre la blasfemia de Pakistán, que son discriminatorias y generalmente utilizadas de manera torticera con fines personales y políticos; y que los propios musulmanes siguen enfrentándose a acusaciones en virtud de estas leyes;

E.  Considerando que el terrorismo y el islamismo radical llevan años azotando al pueblo pakistaní, en particular a las minorías religiosas, las mujeres y los niños; y que, desde que el 15 de enero de 2015 el Parlamento aprobó su última Resolución sobre Pakistán(2), se han producido decenas de ataques violentos, no únicamente terroristas, dirigidos contra las minorías religiosas, todo ello con el telón de fondo de una legislación discriminatoria y una observancia de las leyes insuficiente;

F.  Considerando que en Pakistán hay varios grupos terroristas cuyo objetivo son las minorías religiosas, ya sean ahmadíes, cristianos, chiíes, hindúes, o suníes de distintas sensibilidades; y que, en su informe anual de 2015, la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán señaló que estos actos quedaban en su mayoría impunes;

G.  Considerando que se afirma que grupos terroristas siguen utilizando niños suicidas en atentados con bombas; y que el Gobierno no ha promulgado la legislación relativa al establecimiento de la Comisión Nacional sobre los Derechos del Niño, organismo independiente para la protección de los derechos del niño y la garantía de su observancia;

H.  Considerando que, tras la matanza perpetrada por insurgentes talibanes en una escuela en diciembre de 2014, el Gobierno de Pakistán restableció la pena de muerte tras una moratoria de seis años, en un primer momento, solo por actividades terroristas, y posteriormente por todos los delitos capitales; y que a finales de 2015 ascendía a 326 el número de personas ejecutadas en Pakistán, el doble del máximo registrado hasta entonces y el tercero mayor del mundo;

I.  Considerando que los combates entre el ejército pakistaní y grupos armados no estatales han causado más de un millón de desplazados internos;

J.  Considerando que las mujeres de las minorías religiosas de Pakistán son víctima de secuestros, forzadas al matrimonio y forzadas a convertirse al islam, y que las autoridades policiales y civiles ignoran en gran medida este fenómeno;

K.  Considerando que Pakistán desempeña un papel importante en la promoción de la estabilidad en Asia meridional, por lo que tendría que dar ejemplo consolidando el Estado de Derecho y protegiendo los derechos humanos;

L.  Considerando que la Unión sigue firme en su propósito de proseguir su diálogo y su compromiso con Pakistán en el marco del Plan de compromiso quinquenal;

1.  Expresa su profunda consternación ante el atentado perpetrado el 27 de marzo de 2016 en Lahore y condena enérgicamente estos actos de violencia sin sentido contra tanta gente inocente;

2.  Expresa su más profunda simpatía y transmite su más sentido pésame a las familias de las víctimas, y manifiesta su solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Pakistán;

3.  Insiste en la imperiosa necesidad de llevar a los autores del atentado de Lahore ante la justicia; pide a las autoridades pakistaníes, en particular a las autoridades locales y provinciales, que velen por que estos actos sean investigados y perseguidos efectivamente;

4.  Expresa su profunda preocupación ante las graves violaciones sistémicas de la libertad de religión y creencias en Pakistán; destaca la importancia de que sean respetados los derechos fundamentales de todas las minorías religiosas y étnicas de Pakistán, de manera que puedan seguir viviendo dignamente, en igualdad de condiciones y con seguridad y practicar su religión con total libertad y sin sufrir ningún tipo de coacción, discriminación, intimidación o acoso, de conformidad con los principios fundacionales de Pakistán;

5.  Acoge con satisfacción las iniciativas reformistas del Gobierno, como el proyecto de ley de ilegalización del matrimonio infantil, y la Ley de protección de las mujeres contra la violencia y el acoso, el desbloqueo de YouTube, la decisión por la que se declaran Holi, Diwali y Pascua festivos para las minorías religiosas, y la iniciativa personal del presidente Nawal Sharif de asistir a un acto religioso hindú; insta al Gobierno a que redoble sus esfuerzos por crear un clima social favorable a las minorías y a la diversidad de pensamiento; recuerda, en este contexto, el Plan de Acción Nacional, las reformas prometidas y urgentemente necesarias de las madrasas, en particular la actuación gubernamental contra la incitación al odio, y la reforma de los cuerpos policiales y el poder judicial, aún pendiente; señala que en el futuro deben tomarse medidas más ambiciosas, en particular en el ámbito de la educación (excluyendo sesgos negativos y prejuicios de programas escolares y libros de texto) y el enjuiciamiento de quienes inciten a la violencia;

6.  Encomia el compromiso del Gobierno de Pakistán de hacer frente a la amenaza que plantea el extremismo religioso; exhorta al diálogo permanente entre la Unión y los Estados miembros, por un lado, y Pakistán, por otro, con miras a garantizar y promover los derechos humanos, en particular en relación con los esfuerzos antiterroristas y mediante la aplicación de la legislación en materia de seguridad;

7.  Opina que, si bien la operación militar anunciada en el Punyab es de importancia crucial en la lucha contra el terrorismo, es igualmente importante la victoria en la guerra ideológica contra el extremismo que garantizará un futuro de tolerancia y progresismo para Pakistán;

8.  Pide a las autoridades pakistaníes que atajen la exclusión social y económica, incluida la de la gran mayoría de los cristianos y los miembros de otras minorías religiosas, que viven una existencia precaria;

9.  Expresa su preocupación ante el recurso continuado a las leyes contra la blasfemia en Pakistán, y cree que está agudizando el clima de intolerancia religiosa; pide, por consiguiente, al Gobierno de Pakistán que revise estas leyes y su aplicación; pide a las autoridades que garanticen que se haga justicia debidamente y con rapidez en todos los asuntos de blasfemia; señala en particular el caso de Asia Bibi, y exhorta al Tribunal Supremo a que adopte una decisión al respecto;

10.  Pide a las autoridades pakistaníes que velen por la independencia de los tribunales, el Estado de Derecho y el respeto de las garantías procesales, con arreglo a las normas internacionales relativas a los procedimientos judiciales; pide asimismo a las autoridades pakistaníes que proporcionen una protección suficiente a todos los interesados en asuntos de blasfemia, en particular a la profesión jurídica del país, y que protejan a acusados, testigos, sus familias y sus comunidades de las masas violentas, así como a quienes han sido absueltos pero no pueden volver a sus casas; pide al Gobierno de Pakistán que vele por que las víctimas de violencia y persecuciones selectivas dispongan de vías adecuadas de recurso y otros remedios aplicables en virtud de la legislación internacional en materia de derechos humanos;

11.  Recuerda su oposición constante a la pena de muerte en cualquier circunstancia; toma nota con grave preocupación del dramático aumento del recurso a la pena de muerte en Pakistán, incluso contra delincuentes menores de edad, lo que es extremadamente deplorable, y pide que se restablezca la moratoria impuesta a la pena capital con miras a su abolición en Pakistán;

12.  Hace hincapié en que, al combatir el terrorismo y el extremismo religioso, es de importancia crucial abordar sus causas profundas remediando la pobreza, velando por la tolerancia religiosa y la libertad de creencias y garantizando el derecho a la educación y el acceso a la misma a todos los niños, en particular a las niñas;

13.  Pide al Gobierno de Pakistán que tome las medidas necesarias para garantizar una protección adecuada de los centros de enseñanza, los lugares de esparcimiento y los puntos de reunión de las comunidades minoritarias en zonas caracterizadas por la inseguridad y los conflictos, y que reduzca al mínimo el riesgo de que se repitan violaciones de los derechos humanos y abusos de este tipo;

14.  Exhorta a todos los agentes de la región a que mejoren significativamente la cooperación contra el terrorismo; reitera la importancia de un compromiso internacional incondicional de lucha contra el terrorismo, lo que incluye desmantelar todas las formas de apoyo financiero a redes terroristas y contrarrestar el adoctrinamiento ideológico que alimenta el extremismo y el terrorismo;

15.  Acoge con satisfacción la ratificación por Pakistán de la Convención sobre los Derechos del Niño y aplaude las medidas tomadas por las autoridades pakistaníes en relación con los derechos del niño; pide a Pakistán que ratifique el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados y que establezca la Comisión Nacional sobre los Derechos del Niño;

16.  Pide a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante Federica Mogherini, al Servicio Europeo de Acción Exterior y al Consejo que colaboren plenamente con el Gobierno de Pakistán para hacer frente a la amenaza que plantea el terrorismo y que sigan asistiendo al Gobierno y al pueblo de Pakistán en sus esfuerzos por erradicar el terrorismo; pide a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante Federica Mogherini que le mantenga informado regularmente de los progresos registrados en estos esfuerzos bilaterales;

17.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Representante Especial de la Unión Europea para los Derechos Humanos, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a la Presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y al Gobierno y el Parlamento de Pakistán.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0470.

(2)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0007.

Aviso jurídico