Procedimiento : 2016/3026(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : RC-B8-1346/2016

Textos presentados :

RC-B8-1346/2016

Debates :

Votaciones :

PV 15/12/2016 - 6.1

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0505

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN
PDF 291kWORD 57k
14.12.2016
PE596.616v01-00}
PE596.606v01-00}
PE596.623v01-00}
PE596.626v01-00}
PE596.629v01-00}
PE596.631v01-00} RC1
 
B8-1346/2016}
B8-1350/2061}
B8-1353/2016}
B8-1356/2016}
B8-1359/2016}
B8-1361/2016} RC1

presentada de conformidad con el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, del Reglamento

para sustituir a las propuestas de Resolución presentadas por los siguientes grupos:

ECR (B8-1346/2016)

EFDD (B8-1350/2061)

Verts/ALE (B8-1353/2016)

PPE (B8-1356/2016)

ALDE (B8-1359/2016)

S&D (B8-1361/2016)


sobre los casos de la Academia Budista tibetana de Larung Gar y de Ilham Tohti (2016/3026(RSP))


Cristian Dan Preda, Elmar Brok, László Tőkés, Eva Paunova, Thomas Mann, Stanislav Polčák, Luděk Niedermayer, Tomáš Zdechovský, Lefteris Christoforou, Jarosław Wałęsa, Bogdan Brunon Wenta, Csaba Sógor, Ivan Štefanec, Pavel Svoboda, Marijana Petir, Tunne Kelam, Romana Tomc, Milan Zver, Eduard Kukan, Jaromír Štětina, Giovanni La Via, Dubravka Šuica, Jeroen Lenaers, Ildikó Gáll-Pelcz, David McAllister, Sven Schulze, Laima Liucija Andrikienė, Michaela Šojdrová, Deirdre Clune, József Nagy, Adam Szejnfeld, Brian Hayes, Ivana Maletić, Ivo Belet, Therese Comodini Cachia, Patricija Šulin, Lars Adaktusson, Krzysztof Hetman, Seán Kelly, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska, Andrey Kovatchev, Jiří Pospíšil, Inese Vaidere en nombre del Grupo PPE
Pier Antonio Panzeri, Jo Leinen, Victor Boştinaru, Knut Fleckenstein, Josef Weidenholzer, Clara Eugenia Aguilera García, Eric Andrieu, Zigmantas Balčytis, Hugues Bayet, Brando Benifei, Vilija Blinkevičiūtė, Soledad Cabezón Ruiz, Andrea Cozzolino, Andi Cristea, Isabella De Monte, Doru-Claudian Frunzulică, Elena Gentile, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Neena Gill, Ana Gomes, Theresa Griffin, Sylvie Guillaume, Cătălin Sorin Ivan, Liisa Jaakonsaari, Afzal Khan, Jeppe Kofod, Cécile Kashetu Kyenge, Arne Lietz, Krystyna Łybacka, David Martin, Costas Mavrides, Alex Mayer, Sorin Moisă, Alessia Maria Mosca, Victor Negrescu, Momchil Nekov, Demetris Papadakis, Liliana Rodrigues, Daciana Octavia Sârbu, Monika Smolková, Tibor Szanyi, Claudia Țapardel, Marc Tarabella, Julie Ward, Damiano Zoffoli, Carlos Zorrinho en nombre del Grupo S&D
Mark Demesmaeker, Charles Tannock, Raffaele Fitto, Jana Žitňanská, Valdemar Tomaševski, Branislav Škripek, Ruža Tomašić, Ryszard Antoni Legutko, Ryszard Czarnecki, Karol Karski, Tomasz Piotr Poręba, Monica Macovei, Arne Gericke en nombre del Grupo ECR
Nathalie Griesbeck, Nedzhmi Ali, Petras Auštrevičius, Beatriz Becerra Basterrechea, Izaskun Bilbao Barandica, Dita Charanzová, Marielle de Sarnez, Gérard Deprez, Martina Dlabajová, María Teresa Giménez Barbat, Marian Harkin, Filiz Hyusmenova, Ivan Jakovčić, Petr Ježek, Ilhan Kyuchyuk, Louis Michel, Urmas Paet, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Carolina Punset, Frédérique Ries, Marietje Schaake, Hannu Takkula, Pavel Telička, Ramon Tremosa i Balcells, Ivo Vajgl, Johannes Cornelis van Baalen, Hilde Vautmans, Paavo Väyrynen, Cecilia Wikström, Valentinas Mazuronis en nombre del Grupo ALDE
Molly Scott Cato, Ulrike Lunacek, Barbara Lochbihler en nombre del Grupo Verts/ALE
Fabio Massimo Castaldo, Ignazio Corrao, Isabella Adinolfi, Beatrix von Storch en nombre del Grupo EFDD

Resolución del Parlamento Europeo sobre los casos de la Academia Budista tibetana de Larung Gar y de Ilham Tohti (2016/3026(RSP))  

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre el Tíbet, en particular las de 25 de noviembre de 2010 sobre el Tíbet: planes para hacer del chino la principal lengua de enseñanza(1), de 27 de octubre de 2011 sobre el Tíbet, en particular la inmolación de monjas y monjes(2), y de 14 de junio de 2012 sobre el Tíbet: situación de los derechos humanos(3),

–  Vistas sus Resoluciones anteriores, de 26 de noviembre de 2009, sobre China: derechos de las minorías y aplicación de la pena de muerte(4), y de 10 de marzo de 2011, sobre la situación y el patrimonio cultural en Kashgar (Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China)(5),

–  Vista su Resolución, de 16 de diciembre de 2015, sobre las relaciones UE-China(6),

–  Vistas las nueve rondas de conversaciones entre altos representantes del Gobierno chino y del dalái lama llevadas a cabo entre 2002 y 2010; visto el Libro Blanco de China sobre el Tíbet titulado «Tibet's Path of Development Is Driven by an Irresistible Historical Tide» (La vía del Tíbet hacia el desarrollo impulsada por una marea histórica irresistible), publicado el 15 de abril de 2015 por la Oficina de Información del Consejo Estatal de China; vistos el memorando de 2008 y la nota de 2009 sobre una verdadera autonomía, ambos presentados por los representantes del XIV dalái lama,

–  Vistos el artículo 36 de la Constitución de la República Popular de China, que garantiza a todos los ciudadanos el derecho a la libertad de creencias religiosas, y el artículo 4, que consagra los derechos de las «minorías nacionales»,

–  Vistos los comentarios realizados por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el 29 de junio de 2015 en la conferencia de prensa conjunta con el primer ministro chino Li Keqiang tras la 17.ª Cumbre UE-China a propósito de las preocupaciones de la Unión en cuanto a la libertad de expresión y asociación en China, en particular la situación de las personas pertenecientes a minorías, como los tibetanos o los uigures, y animando a China a reanudar un diálogo significativo con los representantes del dalái lama,

–  Visto el «Sexto Foro de Trabajo sobre el Tíbet», organizado por el Comité Central del Partido Comunista Chino (PCC) y celebrado en agosto de 2015,

–  Vista la declaración del portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) de 23 de septiembre de 2014 en repulsa de la cadena perpetua impuesta al profesor de Economía uigur Ilham Tohti y en demanda de su liberación inmediata e incondicional,

–  Vistos el diálogo UE-China sobre derechos humanos, iniciado en 1995, y la 34.ª ronda celebrada en Pekín los días 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2015,

–  Vista la concesión a Ilham Tohti el 11 de octubre de 2016 del Premio Martin Ennals por su defensa de los derechos humanos, y la presentación en septiembre de 2016 de su candidatura al Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia,

–  Vistas la asociación estratégica UE-China iniciada en 2003 y la Comunicación conjunta de la Comisión Europea y el SEAE al Parlamento Europeo y al Consejo titulada «Componentes de una nueva estrategia de la UE respecto a China», de 22 de junio de 2016,

–  Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 16 de diciembre de 1966,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Vistos el artículo 135, apartado 5, y el artículo 123, apartado 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que la promoción y el respeto de los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho deben permanecer en el centro de la ya antigua asociación entre la Unión Europea y China, de acuerdo con el compromiso de la Unión de defender estos valores en su acción exterior y el interés manifestado por China en adherirse a esos mismos valores en su cooperación para el desarrollo e internacional;

B.  Considerando que, en sus objetivos de desarrollo, el Gobierno chino ha indicado que trata de asumir un papel más amplio en relación con los desafíos globales, como la paz y la seguridad internacional y el cambio climático, y de ejercer una influencia mayor en la gobernanza política y económica, y que se ha comprometido a reforzar el Estado de Derecho;

C.  Considerando que la 17.ª Cumbre UE-China, de 29 de junio de 2015, elevó las relaciones bilaterales a un nuevo nivel, y que, en su marco estratégico sobre derechos humanos y democracia, la Unión se compromete a situar los derechos humanos en el centro de sus relaciones con todos los terceros países, incluidos sus socios estratégicos; que la 18.ª Cumbre UE-China, celebrada los días 12 y 13 de julio de 2016, concluyó con la indicación de que habría otra ronda de diálogo sobre derechos humanos entre la Unión y China antes de que finalizase 2016;

D.  Considerando que China ha progresado en los pasados decenios en la realización de derechos económicos y sociales, reflejando sus prioridades declaradas en relación con los derechos del pueblo a subsistencia y desarrollo, pero que sus logros son limitados en el terreno de los derechos civiles y políticos, así como la promoción de los derechos humanos;

E.  Considerando que durante la 34.ª ronda del diálogo UE-China sobre derechos humanos, celebrada en Pekín el 2 de diciembre de 2015, la Unión planteó su preocupación por el respeto de los derechos de las personas pertenecientes a minorías, en particular en el Tíbet y en Xinjiang, y por el respeto de la libertad de religión o creencias; que el caso de Ilham Tohti fue debatido en la 34.ª ronda del diálogo UE-China sobre derechos humanos;

F.  Considerando que el Instituto de Larung Gar, el mayor centro budista tibetano del mundo, fundado en 1980, está experimentando una demolición de gran alcance decidida por el Gobierno chino con el objetivo de reducir la academia en un 50 %, que supondrá la expulsión forzosa de 4 600 residentes y la destrucción de cerca de 1 500 viviendas; que, según las autoridades chinas, esta demolición es necesaria por motivos de corrección y rectificación;

G.  Considerando que los expulsados son inscritos a la fuerza en ejercicios de «educación patriótica»; que tres monjas de la academia se suicidaron en protesta por las demoliciones de gran escala que se están llevando a cabo en Larung Gar;

H.  Considerando que se dice que gran número de tibetanos, en su mayoría monjes y monjas, se han inmolado por el fuego desde 2009 en protesta contra las restrictivas políticas chinas en el Tíbet y a favor del regreso del dalái lama y el derecho a la libertad religiosa en el distrito de Aba/Ngaba —en la provincia de Sichuan— y en otras partes de la meseta tibetana;

I.  Considerando que se han dirigido al Gobierno de la República Popular China emisarios de su santidad el dalái lama para tratar de encontrar una solución pacífica y mutuamente beneficiosa a la cuestión del Tíbet; que en los últimos años no ha habido progresos hacia la resolución de la crisis tibetana, pues la última ronda de conversaciones se mantuvo en 2010 y actualmente las negociaciones están congeladas;

J.  Considerando que el profesor uigur de Economía Ilham Tohti fue condenado a cadena perpetua el 23 de septiembre de 2014 por un presunto delito de separatismo, tras haber sido detenido en enero del mismo año; que siete de sus antiguos estudiantes también fueron detenidos y condenados a penas de reclusión de entre tres y ocho años acusados de colaborar con el Sr. Tohti;

K.  Considerando que se afirma que no se respetaron las debidas garantías procesales, en particular en lo relativo al derecho a una defensa adecuada;

L.  Considerando que la región de Xinjiang, en la que se asienta principalmente la minoría étnica musulmana uigur, ha conocido brotes reiterados de disturbios y violencia de carácter étnico; que Ilham Tohti siempre ha rechazado el separatismo y la violencia y ha perseguido la reconciliación basada en el respeto de la cultura uigur;

1.  Insta a las autoridades chinas a que detengan la demolición de Larung Gar y la expulsión de sus residentes, y a que, de esta manera, respeten la libertad de religión conforme con sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos;

2.  Pide a las autoridades chinas que inicien un diálogo y participen constructivamente en el futuro de Larung Gar con la comunidad local y sus líderes religiosos, y que aborden las preocupaciones relativas a instituciones religiosas saturadas, permitiendo a los tibetanos crear nuevas instituciones y construir nuevos edificios; pide que se compense adecuadamente a los tibetanos que han sido expulsados durante las demoliciones de Larung Gar y se los realoje en el lugar de su elección a fin de que prosigan sus actividades religiosas;

3.  Lamenta la condena de diez tibetanos por parte del Tribunal Popular Intermedio de Barkham a penas que van de los 5 a los 14 años de cárcel por haber participado en la celebración del 80.º aniversario de su santidad el dalái lama en el distrito de Ngaba;

4.  Manifiesta su grave preocupación ante el deterioro de la situación de los derechos humanos en el Tíbet, que ha comportado un aumento de los casos de inmolación; critica el aumento de la presencia militar en la meseta tibetana, que no hará sino producir una escalada de tensión en la región; condena el aumento del uso de sistemas de vigilancia en domicilios privados tibetanos;

5.  Expresa su inquietud ante el régimen cada vez más represivo al que se enfrentan las distintas minorías, en especial los tibetanos y los uigures, a medida que se suman nuevas restricciones de las garantías constitucionales de su derecho a la libertad de expresión cultural y de creencias religiosas, y a la libertad de palabra y de expresión, de reunión pacífica y de asociación, que ponen en cuestión las declaraciones de China sobre su compromiso con el Estado de Derecho y el respeto de las obligaciones internacionales; pide que las autoridades respeten estas libertades fundamentales;

6.  Manifiesta su preocupación ante la adopción del paquete de leyes de seguridad y sus consecuencias para las minorías de China, en especial la ley sobre lucha contra el terrorismo, que podría conducir a la criminalización de la expresión pacífica de la cultura y la religión tibetanas, y la ley sobre la gestión de ONG internacionales, que entrará en vigor el 1 de enero de 2017 y pondrá a los grupos de derechos humanos bajo el control estricto del Gobierno, lo que constituye un enfoque descendente estricto, en lugar de fomentar las asociaciones entre la administración central y local y la sociedad civil;

7.  Insta al Gobierno chino a que modifique las disposiciones del paquete legislativo sobre seguridad que limitan el espacio de las organizaciones de la sociedad civil y fortalecen los controles gubernamentales sobre las prácticas religiosas; pide al Gobierno chino que cree y garantice un entorno justo y seguro para que todas las ONG y los defensores de los derechos humanos puedan actuar libremente en el país, lo que podría completar perfectamente la prestación por el Estado de servicios sociales con un enfoque ascendiente y contribuir a la mejora de los derechos sociales y económicos, políticos y civiles;

8.  Pide al Gobierno chino que reanude el diálogo con los representantes tibetanos, al que puso fin China en 2010, a fin de encontrar una solución política integradora a la crisis del Tíbet; pide que se respete la libertad de expresión, asociación y religión del pueblo tibetano, tal como se reconoce en la Constitución; considera que el respeto de los derechos de las minorías es un elemento fundamental de la democracia y del Estado de Derecho que resulta indispensable para la estabilidad política;

9.  Condena enérgicamente el encarcelamiento de Ilham Tohti, condenado a cadena perpetua por un presunto delito de separatismo; lamenta que no se respetaran las debidas garantías procesales y que no dispusiera del derecho a una defensa adecuada; insta a las autoridades chinas a que respeten la norma de garantizar una visita mensual de sus familiares;

10.  Pide la liberación inmediata e incondicional de Ilham Tohti y sus partidarios detenidos en relación con el asunto que le afecta; pide asimismo que se restablezca la licencia de ejercicio de la docencia de Ilham Tohti y se garantiza su libre circulación dentro y fuera de China;

11.  Reitera la importancia de que la Unión plantee el problema de las violaciones de los derechos humanos en China, en particular el caso de las minorías en el Tíbet y en Xinjiang, en todas las sesiones de diálogo político y sobre derechos humanos con las autoridades chinas, de acuerdo con el compromiso de la Unión de hablar con una voz firme, clara y unida en sus relaciones con el país, en particular en los diálogos anuales sobre derechos humanos; señala asimismo que, como parte del proceso de reforma en curso y de su creciente compromiso global, China ha decidido unirse al marco internacional de derechos humanos con la firma de una amplia serie de tratados internacionales de derechos humanos, y pide, por consiguiente, que prosiga el diálogo con China para que se respeten estos compromisos;

12.  Deplora que la 35.ª ronda del diálogo UE-China sobre derechos humanos probablemente no se celebre antes de finales de 2016, en contra de lo acordado; insta al Gobierno chino a que acepte celebrar un diálogo de alto nivel en las primeras semanas de 2017;

13. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros y al Gobierno y el Parlamento de la República Popular de China.

(1)

DO C 99 E de 3.4.2012, p. 118.

(2)

DO C 131 E de 8.5.2013, p. 121.

(3)

DO C 332 E, 15.11.2013, p. 185.

(4)

DO C 285 E de 21.10.2010, p. 80.

(5)

DO C 199 E de 7.7.2012, p. 185.

(6)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0458.

Aviso jurídico