Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2014/2843(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B8-0109/2014

Debates :

Votaciones :

PV 18/09/2014 - 10.6
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2014)0027

Textos aprobados
PDF 153kWORD 70k
Jueves 18 de septiembre de 2014 - Estrasburgo Edición definitiva
Situación en Irak y Siria y ofensiva del EEIL, incluida la persecución de las minorías
P8_TA(2014)0027RC-B8-0109/2014

Resolución del Parlamento Europeo, de 18 de septiembre de 2014, sobre la situación en Irak y Siria y la ofensiva del EIIL, incluida la persecución de minorías (2014/2843(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre Irak y Siria,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores sobre Irak y Siria,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo, de 30 de agosto de 2014, sobre Irak y Siria,

–  Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión /Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) sobre Irak y Siria,

–  Vistas la Resolución 2170 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la Resolución S-22/L.1 (2014) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas,

–  Vistas las declaraciones del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Irak y Siria,

–  Vista la declaración de la Cumbre de la OTAN, de 5 de septiembre de 2014,

–  Vistas las Directrices de la UE sobre promoción y protección de la libertad de religión o creencias, aprobadas el 24 de junio de 2013,

–  Vistas las conclusiones de la Conferencia de París sobre seguridad en Irak y la lucha contra el Estado Islámico, de 15 de septiembre de 2014,

–  Vistos el Acuerdo de Colaboración y Cooperación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Irak, por otra parte, y su Resolución, de 17 de enero de 2013, sobre el Acuerdo de Asociación y Cooperación entre la UE e Irak(1),

–  Visto el artículo 123, apartados 2 y 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que la situación de seguridad y humanitaria en Irak y Siria, que ya era crítica, se ha deteriorado aún más a consecuencia de la ocupación de partes de su territorio por el Estado Islámico (EI), grupo terrorista yihadista escindido de Al Qaeda; que el carácter transnacional del EI y los grupos terroristas asociados con él plantea una amenaza para la región en toda su amplitud; que es cada vez mayor la preocupación por la situación de las personas atrapadas en las zonas bajo el control de las fuerzas del EI;

B.  Considerando que la desintegración de la frontera entre Irak y Siria ha proporcionado al EI la oportunidad de reforzar su presencia en ambos países; considerando que, en los últimos meses, el EI ha ampliado su conquista territorial desde el este de Siria al noroeste de Irak, incluida la segunda mayor ciudad de Irak, Mosul; que el 29 de junio de 2014 se conoció la noticia de que el EI había proclamado un «califato» o «Estado islámico» en los territorios iraquíes y sirios bajo su control y de que su líder, Abu Bakr al Baghdadi, se ha autoproclamado califa; que el EI no reconoce las fronteras aceptadas internacionalmente y ha declarado su intención de expandir el «califato islámico» a otros países de mayoría musulmana;

C.  Considerando que la conquista de los territorios de Irak y Siria ha ido seguida de la imposición de una severa interpretación de la ley islámica; que se han cometido graves violaciones del Derecho internacional en materia de derechos humanos y humanitario en las zonas bajo el control del EI y sus grupos asociados, como asesinatos selectivos, conversiones forzosas, secuestros, venta de mujeres, esclavitud de mujeres y niños, reclutamiento de niños para atentados suicidas, abusos sexuales y maltratos físicos y torturas; que el EI ha asesinado a los periodistas James Foley y Steven Sotloff y al trabajador humanitario David Haines; que las comunidades cristiana, yazidí, turcomana, chabaquí, kakaí, sabea y chií son objetivo del EI, así como muchos árabes y musulmanes suníes; que han sido destruidos intencionadamente mezquitas, monumentos, santuarios, iglesias y otros lugares de culto, tumbas y cementerios y lugares del patrimonio arqueológico y cultural;

D.  Considerando que últimamente han sido perseguidos los cristianos iraquíes, que se han visto privados de sus derechos fundamentales y forzados a abandonar sus hogares y convertirse en refugiados por causa de su religión y convicciones; que, según Open Doors International, el número de cristianos ha disminuido en Irak considerablemente, cayendo desde 1,2 millones a principios de la década de los noventa hasta entre 330 000 y 350 000 actualmente; Considerando que antes de que se iniciara el conflicto en Siria vivían cerca de 1,8 millones de cristianos en el país; que desde que se inició el conflicto al menos 500 000 cristianos se han visto desplazados;

E.  Considerando que la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) estima que este año ha habido 1,4 millones de personas desplazadas internamente en Irak y que 1,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria; que la aparición del EI ha producido una crisis humanitaria, en particular un desplazamiento masivo de civiles; que el 12 de agosto de 2014 la UE decidió aumentar su ayuda humanitaria a Irak en 5 millones de euros para proporcionar asistencia básica a las personas desplazadas, lo que sitúa la ayuda humanitaria destinada en 2014 a Irak en 17 millones de euros hasta la fecha; que la UE ha seguido ampliando su ayuda humanitaria y ha creado un puente aéreo entre Bruselas y Erbil;

F.  Considerando que, según las Naciones Unidas, más de 191 000 personas han muerto en Siria durante el conflicto; que la OCHA estima que este año ha habido 6,4 millones de personas desplazadas internamente en Siria y más de 3 millones de refugiados sirios, principalmente en el Líbano (1,17 millones de refugiados), Turquía (832 000), Jordania (613 000), Irak (215 000) y Egipto y el Norte de África (162 000); que la Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) estima que 10,8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria; que en 2014 la UE ya ha aportado 150 millones en ayuda humanitaria para las víctimas de la crisis siria;

G.  Considerando que cientos de combatientes extranjeros, incluidos muchos procedentes de los Estados miembros de la UE, se han unido a las fuerzas del EI; que los Gobiernos de los Estados miembros de la UE consideran a estos ciudadanos de la UE un riesgo para la seguridad;

H.  Considerando que la UE ha reconocido la carga que pesa sobre la región del Kurdistán y el Gobierno Regional del Kurdistán, que están acogiendo a un gran número de desplazados internos;

I.  Considerando que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha declarado que sigue siendo muy difícil trabajar en la zona para ofrecer a los civiles y refugiados la ayuda adecuada que necesitan; que es importante dar cobijo a los cientos de miles de refugiados sirios e iraquíes antes de que llegue el invierno;

J.  Considerando que la UE ha reiterado su firme compromiso con la unidad, la soberanía y la integridad territorial de Irak;

K.  Considerando que los Jefes de Estado y de Gobierno participantes en la Cumbre de la OTAN celebrada los días 4 y 5 de septiembre de 2014 han declarado que la presencia el EI en Siria e Irak es una amenaza para la estabilidad regional y que la población de Siria e Irak y del resto de la región necesita el apoyo de la comunidad internacional para responder a la amenaza;

L.  Considerando que se ha planteado la posibilidad de realizar ataques aéreos en el este de Siria; que, en la reunión de la OTAN del 5 de septiembre de 2014, se constituyó una coalición contra el EI; que el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) está elaborando actualmente una estrategia regional exhaustiva para abordar la amenaza que plantea el EI; que, el 10 de septiembre de 2014, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, desveló su estrategia para combatir al EI, que incluye, entre otras medidas, una campaña sistemática de ataques aéreos contra objetivos del EI «donde quiera que estén», incluida Siria, un mayor apoyo a las fuerzas aliadas sobre el terreno que combaten al EI y más esfuerzos de lucha antiterrorista para impedir la financiación del grupo; que la Liga Árabe ha prometido reforzar la cooperación para derrotar al EI en Siria y en Irak;

M.  Considerando que el EI se ha asegurado importantes fuentes de ingresos saqueando bancos y empresas en los territorios que controla, apoderándose de hasta seis yacimientos petrolíferos sirios, incluido el de Al Omar, que es la mayor planta petrolera del país y se encuentra cerca de la frontera con Irak, y recibiendo fondos de donantes acaudalados, la mayoría de los cuales son de la región;

N.  Considerando que la promoción de la democracia y el respeto de los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de religión y creencias, son principios fundamentales y objetivos de la UE y constituyen el terreno común para sus relaciones con terceros países;

1.  Manifiesta su honda preocupación ante el deterioro de la seguridad y la situación humanitaria en Irak y Siria como consecuencia de la ocupación de partes de su territorio por el EI; condena firmemente las matanzas indiscriminadas y las violaciones de los derechos humanos perpetradas por esta y otras organizaciones terroristas contra minorías religiosas y étnicas y contra los grupos más vulnerables; condena enérgicamente los ataques perpetrados por el EI en Irak y Siria contra objetivos civiles, en particular hospitales, escuelas y lugares de culto, así como el recurso a ejecuciones y violencia sexual; destaca que no debe haber impunidad para los autores de estos actos;

2.  Condena enérgicamente los asesinatos de los periodistas James Foley y Steven Sotloff y del trabajador humanitario David Haines por el EI, y expresa su honda preocupación por la seguridad de quienes siguen cautivos de los extremistas; expresa su profunda solidaridad y sus condolencias a las familias de estas víctimas y a las de todas las víctimas del conflicto;

3.  Hace hincapié en que los ataques generalizados o sistemáticos contra civiles por causa de su origen étnico o ideas políticas, religión, creencias o género pueden constituir un crimen contra la humanidad; condena enérgicamente todas las formas de persecución, discriminación e intolerancia por motivo de religión y creencias y los actos de violencia contra todas las comunidades religiosas; destaca una vez más que el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión es un derecho humano fundamental;

4.  Expresa su apoyo a todas las víctimas de la intolerancia religiosa y el odio; expresa su solidaridad a los miembros de las comunidades cristianas que sufren persecución y corren peligro de desaparecer de sus patrias, Irak y Siria, así como a otras minorías religiosas perseguidas; confirma y apoya el derecho inalienable de todas las minorías religiosas y étnicas que viven en Irak y Siria, en particular los cristianos, a seguir viviendo en sus patrias históricas y tradicionales con dignidad y en condiciones de igualdad y seguridad, y a practicar libremente su religión; destaca que los crímenes cometidos contra minorías cristianas como los asirios, los siríacos y los caldeos, así como contra los yazidíes y los musulmanes chiíes, representan un impulso final del EI hacia la total depuración religiosa de la región; indica que durante siglos los miembros de diferentes grupos religiosos han coexistido pacíficamente en la región;

5.  Rechaza sin reservas y considera ilegítimo el anuncio de la cúpula del EI de que ha establecido un califato en las zonas que controla; hace hincapié en que la creación y la expansión del «califato islámico», así como las actividades de otros grupos extremistas de Irak y Siria, constituyen una amenaza directa a la seguridad de los países europeos; rechaza el concepto de cambio unilateral por la fuerza de fronteras reconocidas internacionalmente; destaca una vez más que el EI está sujeto a un embargo de armas y bienes impuesto por las Resoluciones 1267 (1999) y 1989 (2011) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y subraya la importancia de una aplicación rápida y efectiva de estas medidas; pide al Consejo que considere la posibilidad de utilizar más eficazmente otras medidas restrictivas existentes, en particular para impedir que el EI obtenga beneficios de la venta ilegal de petróleo o de ventas de otros recursos en los mercados internacionales; muestra su profunda preocupación por las afirmaciones de que agentes de algunos Estados miembros de la UE están implicados en el comercio ilegal de petróleo con el EI; pregunta a la Comisión si puede confirmar tales aseveraciones y, en caso afirmativo, pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen que se ponga fin inmediatamente al comercio ilegal de petróleo;

6.  Condena el uso y la explotación de yacimientos petrolíferos y la infraestructura correspondiente por el EI y sus grupos asociados, que permite que el EI obtenga ingresos sustanciales, e insta a todos los Estados a que apoyen las resoluciones 2161 (2014) y 2170 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que condenan todo comercio, directo o indirecto, con el EI y sus grupos asociados; considera preocupante que el EI esté obteniendo ingresos a través de la venta de petróleo; toma nota de la intención de la UE de endurecer las sanciones con el fin de impedir que el EI venda petróleo; pide, por consiguiente, a la UE que imponga sanciones a todas las partes (gobiernos y empresas públicas o privadas) involucradas en el transporte, transformación, refinado y comercialización de petróleo extraído en zonas controladas por el EI, junto con estrictos controles de los flujos financieros con el fin de evitar las actividades económicas y la explotación de paraísos fiscales por parte del EI;

7.  Acoge con satisfacción el llamamiento de 8 de septiembre de 2014 de todas las federaciones islámicas francesas, así como los llamamientos de otras comunidades islámicas, que condenan inequívoca e incondicionalmente la instrumentalización del Islam por grupos terroristas extremistas para justificar su violencia, su intolerancia y sus crímenes contra la humanidad;

8.  Pide a todas las partes en conflicto en Irak que garanticen la protección de la población civil y hagan honor a sus obligaciones en virtud del Derecho internacional humanitario y en materia de derechos humanos; pide un apoyo inmediato y ayuda humanitaria para las personas desplazadas en Irak;

9.  Acoge con satisfacción los esfuerzos de los EE.UU. y todos los demás Estados contribuyentes para apoyar a las autoridades nacionales y locales iraquíes en su lucha contra el EI, para detener el avance del EI y para facilitar el acceso a la ayuda humanitaria; acoge con satisfacción el llamamiento de los EE.UU. en favor de una coalición internacional contra el EI, coalición que se está formando; celebra la decisión adoptada el 7 de septiembre de 2014 por la Liga Árabe de tomar todas las medidas necesarias para hacer frente al EI y cooperar con los esfuerzos internacionales, regionales y nacionales de lucha contra los insurgentes en Siria e Irak, así como de respaldar la Resolución 2170 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; pide a la Liga Árabe que debata la posibilidad de modificar la Convención Árabe para la Supresión del Terrorismo de 1998 con el fin de que permita hacer frente al terrorismo global por todos los medios;

10.  Pide a la comunidad internacional que asista a las autoridades iraquíes —también dando protección militar a los grupos especialmente vulnerables— a la hora de ofrecer protección y prestar asistencia a quienes huyen de las zonas afectadas por el terrorismo, en particular a miembros de grupos vulnerables y comunidades étnicas y religiosas; pide a todos los actores regionales que contribuyan a los esfuerzos encaminados a promover la seguridad y la estabilidad en Irak; recuerda que todos los actores regionales, al igual que la UE, deben asumir el compromiso y la responsabilidad últimos de hacer todo lo posible para garantizar el retorno de las minorías tradicionales y de todos los ciudadanos a sus lugares originarios de residencia que se han visto forzados a abandonar; pide a los Estados miembros de la UE que asistan a las autoridades iraquíes y locales por todos los medios posibles, incluida la asistencia militar adecuada, para contener y repeler la expansión terrorista y agresiva del EI; destaca la necesidad de una acción coordinada de los países de la región para luchar contra la amenaza del EI; pide a todos los actores de la región que hagan cuanto esté en su mano para poner fin a todas las actividades de organismos oficiales o privados destinadas a propagar y difundir ideologías islamistas extremistas; pide a Turquía que se comprometa claramente y sin ambigüedades a luchar contra la amenaza para la seguridad común que supone el EI; pide a la UE que facilite un diálogo regional que aborde los problemas a los que se enfrenta el Oriente Próximo y que incorpore al mismo a todas las partes significativas, en especial Irán y Arabia Saudí;

11.  Celebra la movilización del Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias y la activación del Mecanismo de Protección Civil de la UE a petición del Gobierno iraquí; alaba la asistencia humanitaria de la UE a Irak y Siria; pide ayuda humanitaria adicional para las poblaciones afectadas por el conflicto, incluidos los kurdos sirios;

12.  Pide a todas las partes en conflicto en Siria, en particular al régimen sirio, que garanticen la protección de la población civil y hagan honor a sus obligaciones en virtud del Derecho internacional humanitario y en materia de derechos humanos, que faciliten la prestación de ayuda y asistencia humanitaria por todas las vías posibles, también a través de las fronteras y las líneas de combate, y que garanticen la seguridad de todo el personal médico y todos los trabajadores humanitarios; alaba el papel del Líbano, Jordania y Turquía de acogida de refugiados; pide a la comunidad internacional que se muestre más activa y mejor dispuesta a la hora de compartir cargas y aportar ayuda financiera directa a los países de acogida; pide a la UE que presione a todos los donantes para que cumplan sus promesas y entreguen rápidamente todo lo prometido; acoge con satisfacción los compromisos asumidos por los Estados miembros, dado que la UE es el principal donante de ayuda financiera y la principal fuente de futuros compromisos;

13.  Hace hincapié en la necesidad de aprovechar todas las posibilidades para luchar eficazmente contra la amenaza del EI en Siria, respetando plenamente el Derecho internacional; destaca que, a largo plazo, solo una solución duradera e integradora que posibilite una transición pacífica hacia un gobierno realmente representativo en Siria contribuirá a neutralizar la amenaza del EI y de otras organizaciones extremistas;

14.  Pide a todas las partes en conflicto en Siria que respeten el mandato de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación y que garanticen la seguridad y la libertad de movimientos de las tropas de las Naciones Unidas, incluidas las de los Estados miembros; condena la detención de 45 miembros fiyianos de miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz por un grupo armado; celebra la liberación de los miembros de las fuerzas de mantenimiento de la paz el 11 de septiembre de 2014;

15.  Recuerda la declaración de la coordinadora especial de la Misión Conjunta de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y las Naciones Unidas (OPAQ-NU), según la cual se ha destruido el 96 % de las armas químicas sirias; pide que se desactiven las armas restantes tal como se acordó en el Marco relativo a la eliminación de las armas químicas sirias;

16.  Acoge con satisfacción la decisión de algunos Estados miembros de responder positivamente a la petición de las autoridades kurdas de facilitarles urgentemente material militar; destaca que estas respuestas reflejan las capacidades y las legislaciones nacionales de los Estados miembros y cuentan con el consentimiento de las autoridades nacionales iraquíes; pide a los Estados miembros que están facilitando material militar a las autoridades regionales kurdas que coordinen sus esfuerzos y apliquen medidas eficaces de control para evitar una diseminación descontrolada y el empleo de material militar contra civiles;

17.  Reitera su preocupación ante las noticias de que miles de combatientes extranjeros transnacionales, incluidos ciudadanos de los Estados miembros, se han unido a las fuerzas rebeldes del EI; pide a los Estados miembros que tomen medidas adecuadas para impedir que se desplacen combatientes desde su territorio, de acuerdo con la Resolución 2170 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y que desarrollen una estrategia común para los servicios de seguridad y las agencias de la UE para la observación y el control de yihadistas; pide cooperación en la UE y a nivel internacional con miras a una acción legal adecuada contra personas sospechosas de estar implicadas en actos de terrorismo; pide a los Estados miembros de la UE que intensifiquen la cooperación y el intercambio de información entre sí y con organismos de la UE y que velen por una cooperación eficiente con Turquía; destaca la importancia de la prevención, la persecución, el acercamiento, la rehabilitación y la reintegración;

18.  Acoge con satisfacción la formación de un Gobierno nuevo y de carácter integrador en Irak así como la adopción del programa ministerial; apoya los esfuerzos del primer ministro por llevar a término la formación del Gobierno; pide al Gobierno que sea verdaderamente representativo y que se fije una agenda incluyente; destaca que el Gobierno debe representar adecuadamente la diversidad política, religiosa y étnica de la sociedad iraquí, incluida la minoría suní, con objeto de poner fin al derramamiento de sangre y a la fragmentación del país; pide a todos los participantes que colaboren en interés de la estabilidad política y la paz y para luchar contra los rebeldes del EI; subraya que la unidad, la soberanía y la integridad territorial de Irak son fundamentales para la estabilidad y el desarrollo económico del país y de la región;

19.  Pide al Gobierno y al Parlamento iraquíes que revisen urgentemente la legislación y la práctica jurídica, reformen el sistema judicial y el aparato de seguridad del país y apliquen políticas incluyentes para todos los iraquíes con miras a poner fin a la política de discriminación;

20.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten medidas específicas para abordar la situación de las mujeres en Irak y Siria y garantizar su libertad y el respeto de sus derechos más fundamentales, y que adopten medidas para impedir la explotación, los abusos y la violencia contra las mujeres y los niños, en particular el matrimonio precoz de las jóvenes; se muestra particularmente preocupado por el aumento de todas las formas de violencia contra las mujeres yazidíes, que son encarceladas, violadas, sometidas a abusos sexuales y vendidas por miembros del EI;

21.  Expresa su preocupación por el creciente número de casos de reclutamiento de niños y jóvenes en Irak y Siria; alienta a la Comisión a que coopere con los socios —incluidas las organizaciones internacionales— en la elaboración de un programa global destinado a abordar la necesidad de proteger a los niños y las mujeres afectados por el conflicto armado;

22.  Apoya la solicitud del Consejo de Derechos Humanos a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de envío urgente de una misión a Irak para investigar las violaciones y los abusos del Derecho internacional en materia de derechos humanos cometidas por el EI y los grupos terroristas asociados y para establecer los hechos y las circunstancias de tales abusos y violaciones con miras a evitar la impunidad y garantizar una plena rendición de cuentas;

23.  Sigue convencido de que no puede haber una paz duradera en Siria e Irak sin rendición de cuentas por los crímenes cometidos por todas las partes durante el conflicto, en particular los perpetrados por motivos religiosos o étnicos; reitera su petición de que se entregue a los sospechosos de haber cometido crímenes contra la humanidad en Siria y en Irak a la Corte Penal Internacional, y apoya todas las iniciativas en este sentido;

24.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, al Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Gobierno y al Consejo de Representantes de Irak, al Gobierno Regional del Kurdistán, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y a todas las partes implicadas en el conflicto en Siria.

(1) Textos Aprobados, P7_TA(2013)0023.

Aviso jurídico