Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2014/2221(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0037/2015

Textos presentados :

A8-0037/2015

Debates :

PV 11/03/2015 - 7
CRE 11/03/2015 - 7

Votaciones :

PV 11/03/2015 - 9.15
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0067

Textos aprobados
PDF 166kWORD 83k
Miércoles 11 de marzo de 2015 - Estrasburgo Edición definitiva
Semestre Europeo para la coordinación de las políticas económicas: Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento para 2015
P8_TA(2015)0067A8-0037/2015

Resolución del Parlamento Europeo, de 11 de marzo de 2015, sobre el Semestre Europeo para la coordinación de las políticas económicas: Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento para 2015 (2014/2221(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, en particular, sus artículos 121, apartado 2, y 136,

–  Visto el Reglamento (UE) nº 1175/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 1466/97 del Consejo, relativo al refuerzo de la supervisión de las situaciones presupuestarias y a la supervisión y coordinación de las políticas económicas(1),

–  Vista la Directiva 2011/85/UE del Consejo, de 8 de noviembre de 2011, sobre los requisitos aplicables a los marcos presupuestarios de los Estados miembros(2),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 1174/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, relativo a las medidas de ejecución destinadas a corregir los desequilibrios macroeconómicos excesivos en la zona del euro(3),

–  Visto el Reglamento (UE) n° 1177/2011 del Consejo, de 8 de noviembre de 2011, por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 1467/97, relativo a la aceleración y clarificación del procedimiento de déficit excesivo(4),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 1176/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, relativo a la prevención y corrección de los desequilibrios macroeconómicos(5),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 1173/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de noviembre de 2011, sobre la ejecución efectiva de la supervisión presupuestaria en la zona del euro(6),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 473/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre disposiciones comunes para el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y para la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro(7),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 472/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre el reforzamiento de la supervisión económica y presupuestaria de los Estados miembros en la zona del euro cuya estabilidad financiera experimenta o corre el riesgo de experimentar graves dificultades(8),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 2 de junio de 2014, sobre las recomendaciones específicas por país para 2014 (COM(2014)0400),

–  Vista su Resolución, de 25 de febrero de 2014, sobre el Semestre Europeo para la coordinación de las políticas económicas: empleo y aspectos sociales en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento para 2014(9),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 28 de noviembre de 2014, relativa al Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento para 2015 (COM(2014)0902),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 13 de enero de 2015, sobre aprovechar al máximo la flexibilidad que ofrecen las actuales disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (COM(2015)0012),

–  Visto el debate con representantes de los Parlamentos nacionales sobre la aplicación de las prioridades para 2015 del Semestre Europeo,

–  Vista su Resolución, de 5 de febrero de 2013, sobre la mejora del acceso de las PYME a la financiación(10),

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y las opiniones de la Comisión de Presupuestos y de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (A8-0037/2015),

A.  Considerando que la recuperación económica de la UE se ralentizó considerablemente a lo largo de 2014, pero que, según la Comisión, hay expectativas de recuperación en 2015 y de hacerlo aún mejor en 2016; que, cinco años después del inicio de la crisis financiera de 2008, la zona del euro sigue enfrentándose a niveles de desempleo históricos de casi el 12 %; que el débil crecimiento ha agravado las tendencias deflacionistas; que, tras la crisis financiera, la zona del euro se presenta especialmente como un área de crecimiento insatisfactorio, mientras que una serie de países se están recuperando con mayor rapidez; que, pese a la presión deflacionista, la Comisión prevé que la inflación aumente a partir de mediados de 2015 y a lo largo de 2016;

B.  Considerando que el nivel de inversión se ha reducido en 470 000 millones EUR desde el peor momento de la crisis, y que se estima que el déficit de inversiones es aproximadamente de entre 230 000 y 370 000 millones EUR en comparación con sus tendencias a largo plazo; que la respuesta a la crisis de la deuda soberana del euro y a la ineficacia manifiesta del marco institucional europeo ha sido significativa, pero no suficiente para dar a la economía de la zona del euro un impulso lo bastante fuerte como para volver a una senda de rápido crecimiento;

1.  Considera que la UE sigue sufriendo las consecuencias de una recesión económica excepcionalmente larga desde 2008; señala que la recuperación es aún frágil y necesita apoyo para generar un crecimiento y empleo sustancialmente mayores a medio plazo; observa, no obstante, que el crecimiento en 2014 dispone de una base más amplia; señala que el reto actual es hacer frente tanto a los problemas cíclicos a corto plazo como a los estructurales a largo plazo; hace hincapié en que las presiones a corto plazo pueden llevar a medidas transitorias que pueden socavar la capacidad de crecimiento a largo plazo; subraya la necesidad de garantizar que las políticas a corto y largo plazo se refuercen entre sí;

2.  Toma nota del Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento para 2015 de la Comisión, que pretende fomentar el retorno a niveles de crecimiento más altos y consolidar la recuperación; apoya el enfoque de tres pilares principales (fomentar la inversión, acelerar las reformas estructurales y perseguir un saneamiento presupuestario que favorezca el crecimiento de carácter responsable), al considerar que es el camino correcto para la consecución de estos objetivos; considera que este enfoque debe incorporarse plenamente a las próximas recomendaciones específicas por país (REP); respalda las sugerencias de la Comisión para mejorar el Semestre Europeo optimizando los procedimientos existentes, incluido su calendario, e incrementando la participación de los Parlamentos nacionales, con el objetivo de reforzar la apropiación nacional, teniendo en cuenta que los Estados miembros solo aplicaron plenamente alrededor del 9 % de las REP en 2013; pide a la Comisión que presente rápidamente datos sólidos para la aplicación de las REP en 2014; en este contexto, hace hincapié en la necesidad de optimizar los procedimientos existentes del Semestre Europeo, incluido su calendario, y de incrementar la participación de los Parlamentos nacionales, con el objetivo de reforzar la apropiación nacional respecto de las reformas estructurales;

3.   Hace hincapié en la importancia y el valor añadido de los informes sobre la integración del mercado único de los años anteriores, que contribuyen a las prioridades generales fijadas en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de la Comisión y a la determinación de las recomendaciones específicas por país en el marco del Semestre Europeo; considera lamentable, por tanto, que en 2015 no se vaya a elaborar el informe sobre la integración del mercado único;

4.  Hace hincapié en el hecho de que el Semestre Europeo, introducido en 2010, está estableciendo un ciclo anual de coordinación de la política económica que implica un análisis detallado de los planes de reformas presupuestarias, macroeconómicas y estructurales de los Estados miembros;

5.  Manifiesta su preocupación por que la mayoría de los Estados miembros todavía esté perdiendo cuota de mercado a nivel mundial; considera que la economía de la UE en su conjunto necesita impulsar aún más su competitividad en la economía mundial, en particular mediante el aumento de la competencia en los mercados de productos y servicios para mejorar el rendimiento a través de la innovación; insiste en que los costes de mano de obra deben seguir adaptados a la productividad y que los salarios deben contribuir a mantener los sistemas de seguridad social; hace hincapié en que, al tener que gestionar su gasto de acuerdo con los requisitos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), los Estados miembros deben reducir los gastos corrientes, en lugar de reducir los compromisos de inversión, a pesar de que las normas no tienen en cuenta el hecho de que los gastos de inversión y los gastos corrientes tienen un impacto distinto en el crecimiento; toma nota de la Comunicación de la Comisión sobre aprovechar al máximo la flexibilidad que ofrecen las actuales disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (COM(2015)0012), dado que clarifica el procedimiento y explica el vínculo entre las reformas estructurales, la inversión y la responsabilidad presupuestaria, haciendo el mejor uso posible de la flexibilidad que permiten estas normas; acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de optimizar el Semestre Europeo; señala que deben evitarse los enfoques generalizados a la hora de preparar las REP;

Inversión

6.  Considera que la falta de inversión está causada por la escasez de confianza, las tenues expectativas de demanda, el gran endeudamiento, el retraimiento de la inversión privada, la ausencia de medidas que favorezcan la inversión pública productiva, la fragmentación en los mercados financieros, el lento proceso de desapalancamiento, las tenues expectativas de demanda agravadas por las medidas de austeridad que buscan corregir el exceso de gasto, la falta de capacidad financiera adecuada y el hecho de que, en muchos casos, los Estados miembros y la UE no toman las medidas adecuadas para hacer frente a estos factores; hace hincapié en que puede eliminarse la brecha de inversión mediante inversiones públicas específicas y unos niveles significativamente superiores de inversión en empresas privadas y en empresas europeas; pide reformas que faciliten un nuevo clima empresarial que estimule nuevos negocios, nuevas inversiones e innovaciones, con el posible rendimiento del capital invertido como factor crucial para atraer capital financiero a la economía europea; hace hincapié en que el aumento de la financiación para inversiones requiere un sistema financiero en buen funcionamiento en el que un incremento de la estabilidad y las instituciones transfronterizas existentes puedan facilitar la liquidez y la creación de mercado, especialmente para pequeñas y medianas empresas;

7.  Celebra el Plan de Inversiones para Europa, que es un instrumento importante para aumentar la inversión pública y privada; toma nota de que el propósito del Plan es generar inversión adicional, desarrollar nuevos proyectos, atraer inversores y recobrar la confianza; considera, no obstante, que es demasiado pronto para evaluar de forma significativa el verdadero impacto del Plan; observa que el fomento de la inversión no debe considerarse como una alternativa a las reformas, sino como un complemento a las mismas; insiste en que los recursos del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) deben utilizarse para gastar el dinero en proyectos con rendimiento económico o con rentables efectos sociales; destaca que el FEIE no debe sustituir meramente los proyectos con financiación nacional por proyectos europeos cofinanciados; destaca que los fondos europeos deben generar inversión adicional, y no sustituir únicamente los fondos nacionales de inversión destinados al consumo; considera que el Plan de Inversiones para Europa debe centrarse en primer lugar en proyectos con valor añadido europeo que aún no sean aptos para la financiación bancaria; subraya la importancia de los componentes normativos del Plan de Inversiones para un mejor entorno de inversión; señala que la aplicación del Plan de Inversiones de la Comisión resulta clave para que pueda ofrecer el valor añadido deseado; hace hincapié en que los proyectos de inversión deben seleccionarse cuidadosamente para garantizar que el Plan ofrezca empleo y crecimiento sostenible en Europa; recuerda que los resultados del Plan de Inversiones de la Comisión deben evaluarse rigurosamente, especialmente en lo relativo a la forma en la que se hayan seleccionado y priorizado los proyectos, también para evitar la privatización de los beneficios o la socialización de las pérdidas; hace hincapié en la interdependencia entre el apalancamiento del Plan de Inversiones y los proyectos que realmente se están llevando a cabo; destaca que el objetivo de lograr un mayor apalancamiento no debe conseguirse a costa de una buena selección de proyectos, que también debe tener en cuenta la localización geográfica de los mismos; subraya la necesidad de garantizar una gobernanza y un proceso de selección de gran calidad; observa que los Estados miembros sometidos al programa de ajuste esperan que el Plan de Inversiones mejore significativamente y facilite las subvenciones y los créditos a las pymes, que han sufrido las mayores consecuencias de la crisis;

8.  Pide a los Estados miembros que apoyen activamente el Plan de Inversiones y contribuyan al FEIE complementando las cantidades proporcionadas a través del presupuesto de la UE y por el BEI a fin de orientar y alentar al sector privado a que invierta;

9.   Hace hincapié en que debe haber un régimen especial para pymes en el marco del Plan de Inversiones con el fin de crear condiciones de competencia equitativas, puesto que las pymes suelen encontrarse en una situación de desventaja debido a su tamaño y a su posición en el mercado;

10.  Destaca que la falta de acceso a la financiación, en particular para las pymes, es uno de los principales obstáculos al crecimiento en la UE; manifiesta su preocupación por el hecho de que el crédito bancario siga siendo difícil de obtener para las pymes; cree que se necesitan alternativas a la financiación bancaria, en particular mediante la mejora del entorno empresarial para el capital riesgo, los fondos interpares y la promoción de las uniones de crédito, pero también, en un contexto más amplio, creando las condiciones para una asignación eficaz del capital a través de los mercados de capitales; considera que unos mercados de capitales más integrados y una mejor supervisión de las instituciones financieras son fundamentales para la consecución de estos objetivos a corto y medio plazo; insiste en que las pymes deben tener un acceso privilegiado al Plan de Inversiones;

11.  Reconoce que la energía constituye un importante factor de la competitividad económica; destaca la necesidad de eliminar los obstáculos que impiden la entrada al mercado único de la energía, por ejemplo, mediante el fomento de la independencia energética; pide a la Comisión que evalúe los avances logrados en este ámbito tanto a escala de la UE como nacional, apoyando las medidas para solucionar la fragmentación y las dificultades relativas a la ejecución;

12.  Sigue preocupado por la falta de progresos en materia de reducción de los excesivos niveles de deuda privada; señala que no solo se trata de un problema de estabilidad financiera, puesto que también limita el potencial de crecimiento de la UE y hace que la política monetaria del BCE sea menos eficaz; pide a la Comisión que presente más propuestas para la preparación de procedimientos eficaces para el desapalancamiento del sector privado, incluidos procedimientos de quiebra e insolvencia, al mismo tiempo que se fomenta un reparto equitativo y trasparente de la carga de los costes, puesto que la gran deuda que pesa sobre las empresas y los hogares es uno de los factores clave que limitan la inversión privada;

Reformas estructurales

13.  Observa que aún se necesitan reformas estructurales en una serie de países; observa asimismo el hecho de que los Estados miembros que han aplicado con éxito programas de ajuste o programas del sector financiero han podido regresar a los mercados de capitales, donde ahora pueden conseguir capital a bajos tipos de interés; señala que los motivos de este regreso fueron, entre otros, las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE); anima a los Estados miembros del resto de la zona del euro a que no sean menos ambiciosos a la hora de modernizar sus economías; observa que debe prestarse la debida atención al impacto social y en el empleo de las reformas; subraya que una política monetaria más flexible del BCE debe complementarse con reformas estructurales ambiciosas y socialmente sostenibles de los Estados miembros;

14.  Pide a los Estados miembros que hagan que sus mercados laborales sean más eficaces, desarrollen políticas más activas del mercado laboral orientadas a la creación de empleo bien remunerado, modernicen los sistemas de protección social, incluidos los sistemas de pensiones, salvaguardando al mismo tiempo la inclusividad, la sostenibilidad y la equidad, y mejoren y optimicen el entorno jurídico y administrativo para la inversión empresarial; pone de relieve que las reformas estructurales deben llevar a un crecimiento real y sostenible, a más empleo, a una competitividad reforzada y a una mayor convergencia, y que deben complementarse con inversiones a largo plazo y bien orientadas en educación, investigación y desarrollo, innovación, infraestructura, industria, TIC y energía sostenible y recursos humanos;

15.  Pide a los Estados miembros que salvaguarden y fomenten la inclusividad, la sostenibilidad y la equidad de la protección social, especialmente para quienes más lo necesitan, y que mejoren y optimicen el entorno jurídico y administrativo para la inversión empresarial; pone de relieve que los empleos deben ser de calidad, para contrarrestar la pobreza de los ocupados, y deben hacer frente a la brecha salarial entre hombres y mujeres; destaca que hay que complementar las reformas económicas con inversiones a largo plazo y bien orientadas en educación, investigación y desarrollo, innovación, infraestructura, TIC y energía sostenible;

16.  Hace hincapié en que la reducción de la dependencia de la UE de los recursos energéticos externos debe formar parte de su estrategia de crecimiento; reitera, por tanto, la necesidad de diversificar el suministro externo de energía, para mejorar la infraestructura energética de la UE y completar el mercado interior de la energía de la Unión, como prioridades esenciales de la estrategia de seguridad energética de la Unión Europea;

17.  Destaca que la UE no puede competir solo en los costes sino que necesita aumentar la productividad a través de una inversión sostenible en investigación y desarrollo, educación y competencias y eficiencia de los recursos a escala nacional y europea; pide a la Comisión y a los gobiernos que den prioridad a estos ámbitos en sus presupuestos; hace hincapié en que los Estados miembros deben prestar especial atención al desempleo juvenil al elaborar las reformas, con el fin de evitar privar a los jóvenes de sus oportunidades desde el comienzo; insta en este sentido a los Estados miembros a que empleen los medios financieros disponibles de forma más rápida y eficiente, también los incluidos en la Garantía Juvenil;

18.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que incorporen la ayuda financiera y el sistema ad hoc de la Troika en una estructura jurídica mejorada conforme al marco de gobernanza económica y al Derecho de la UE, de modo que se garantice la responsabilidad democrática; destaca la importancia de garantizar el seguimiento de los informes de la Troika aprobados por el Parlamento en marzo de 2014; pide a la Comisión que aplique las conclusiones de estos informes; señala que la ayuda financiera de la UE a determinados Estados miembros, en una combinación de solidaridad y condicionalidad, es más satisfactoria cuando existe una fuerte apropiación y un fuerte compromiso nacionales respecto de las reformas; recuerda a la Comisión y a los Estados miembros que deben llevar a cabo una evaluación de impacto exhaustiva de los programas de ayuda financiera;

19.  Pide que la Comisión tome medidas urgentes para combatir el fraude fiscal y la evasión fiscal; pide un sistema tributario sencillo y transparente; pide a los Estados miembros que lleguen a un acuerdo sobre la propuesta de una base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades como instrumento importante en esa lucha, y considera que su Posición, de 19 de abril de 2012, sobre la propuesta de Directiva del Consejo relativa a una base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades (BICCIS)(11) debe servir de base para un compromiso razonable; pide de nuevo a los Estados miembros que los impuestos no repercutan en el trabajo; observa que las medidas para combatir el fraude fiscal y la evasión fiscal no deben socavar las prerrogativas de los Estados miembros; acoge favorablemente, sin embargo, la cooperación eficaz en materia de regímenes fiscales a nivel europeo;

20.  Destaca la necesidad de reformas en los sistemas educativos, para permitir que las generaciones futuras se preparen para las necesidades de los mercados laborales que registren crecimiento en el futuro;

21.  Cree que los Estados miembros y la Comisión aún no han cumplido su compromiso de completar un mercado único, en especial el mercado único para los servicios y la economía digital;

22.  Reitera su petición a la Comisión para que mejore la gobernanza del mercado único; insta a la Comisión a que alinee los objetivos del mercado único con los del Semestre Europeo y garantice la coherencia entre el mecanismo de vigilancia del mercado único y el del Semestre Europeo; cree que una herramienta analítica diferenciada, compuesta de indicadores que midan la implantación del mercado único, puede proporcionar una orientación útil en relación con las recomendaciones específicas por país y el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento; hace hincapié en la importancia y el valor añadido de los informes sobre la integración del mercado único de los años anteriores, que contribuyen a las prioridades generales fijadas en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de la Comisión y a la determinación de las recomendaciones específicas por país en el marco del Semestre Europeo; considera lamentable, por tanto, que en 2015 no se vaya a elaborar el informe sobre la integración del mercado único; pide a la Comisión que utilice plenamente todas las medidas existentes previstas por la legislación de la UE para hacer que se aplique el Semestre Europeo;

23.  Manifiesta su preocupación por las tendencias proteccionistas de determinados Estados miembros; señala que el Tratado no prevé la restricción a la libre circulación de personas, servicios o capitales, y recuerda que la Comisión debe salvaguardar y reforzar dichas libertades;

24.  Subraya que la falta de un mercado interior de trabajo que funcione bien y de un enfoque equilibrado con respecto a la inmigración dificulta el crecimiento en la UE; manifiesta su preocupación por las tendencias proteccionistas de determinados Estados miembros; señala que el Tratado no prevé la restricción a la libre circulación de personas, bienes, servicios o capitales, y recuerda que la Comisión debe salvaguardar y reforzar tales libertades;

25.  Reitera la importancia de garantizar la movilidad laboral (tanto a nivel transfronterizo como intersectorial), una mayor productividad laboral (en relación con la formación de competencias profesionales a fin de mejorar la capacidad de inserción laboral), la calidad del empleo y la flexibilidad del mercado laboral, y conservar, al mismo tiempo, el nivel necesario de seguridad en el trabajo, limitando el recurso al trabajo precario y asegurando un adecuado ámbito de aplicación para la negociación colectiva; subraya que en el futuro será sumamente importante ajustar mejor el suministro y la demanda de competencias, así como los empleos y la orientación profesional; considera que una mayor movilidad puede ayudar a reducir los elevados niveles de vacantes laborales sin ocupar que siguen existiendo, además del elevado nivel de desempleo; hace hincapié en la importancia de invertir en la empleabilidad de trabajadoras y jóvenes, especialmente en el contexto de las tecnologías emergentes y de nuevos sectores, habida cuenta de que estos sectores tienen potencial de creación de empleo;

26.  Celebra las medidas destinadas a que el proceso del Semestre Europeo sea más efectivo y democrático; reconoce que la trayectoria de aplicación es mejor en el ámbito de las finanzas públicas, donde las herramientas de supervisión son más potentes; pide una integración equilibrada de los indicadores socioeconómicos y de empleo;

Responsabilidad presupuestaria

27.  Celebra que haya descendido notablemente el número de países dentro del marco del procedimiento de déficit excesivo: de 24 en 2011 a 11 en 2014; observa que, debido al saneamiento presupuestario, se espera que la posición presupuestaria de la UE se mantenga claramente neutral en 2015; pide a la Comisión que evalúe si la posición presupuestaria de la UE es compatible con la necesidad de incrementar la inversión; manifiesta, no obstante, su preocupación por las crecientes desigualdades, la reducción del poder adquisitivo y los elevados niveles de desempleo de larga duración y juvenil, y por que el nivel de endeudamiento público y privado siga siendo muy elevado en determinados Estados miembros de la zona del euro, circunstancia que no solo obstaculiza el crecimiento, sino que también constituye un riesgo sustancial en caso de posibles perturbaciones futuras; pide a la Comisión que adopte una interpretación prudente y conservadora de los indicadores de crecimiento y que revise la calidad de las previsiones económicas, puesto que las previsiones anteriores de la Comisión se han revisado a la baja con mucha frecuencia;

28.  Se muestra de acuerdo con la Comisión en que la mayoría de Estados miembros necesitan continuar buscando un saneamiento presupuestario favorable al crecimiento; invita a los Estados miembros que cuenten con un margen presupuestario suficiente, a que estudien la posibilidad de reducir los impuestos y las contribuciones a la seguridad social para estimular la inversión privada y la creación de empleo; pide a la Comisión que presente recomendaciones concretas para los Estados miembros, incluidos aquellos que siguen estando sujetos a programas de ajuste económico, con el fin de que apoyen el crecimiento económico con reformas estructurales sostenibles y socialmente equilibradas que lleven a una creación de empleo de calidad, a una competitividad reforzada y a una mayor convergencia;

29.  Toma nota de la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios de los Estados miembros por parte de la Comisión; pone de relieve que la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios debe aspirar a lograr unas finanzas sostenibles; insiste en la importancia de aplicar la normativa presupuestaria y en el respeto del principio de igualdad de trato;

30.  Señala que, según se ha determinado, solo cinco Estados miembros cumplen plenamente las disposiciones del PEC; insiste en que el PEC se elaboró por consenso entre los Estados miembros; destaca que gran parte del gasto dedicado a la reparación de la deuda pública reduce los recursos que pueden dedicarse a servicios públicos e inversiones; acepta, por consiguiente, que la reducción del déficit sigue siendo necesaria en países sumamente endeudados, si bien considera que este saneamiento presupuestario debe realizarse de una forma que proteja a los usuarios vulnerables de los servicios públicos y la inversión pública y aumente los ingresos equitativamente mediante un mayor crecimiento;

Coordinación reforzada de las políticas nacionales

31.  Celebra el Informe del Mecanismo de Alerta; acoge con satisfacción la reducción gradual de los desequilibrios internos en los Estados miembros; llama la atención sobre los desequilibrios externos de varios Estados miembros, incluidos los grandes excedentes comerciales; observa la pérdida de cuotas en el mercado global de la UE en su conjunto;

32.  Señala que el objetivo del procedimiento de desajuste macroeconómico no solo es evitar los fuertes efectos negativos sobre el crecimiento y el empleo dentro de un país, sino también impedir que los efectos de las políticas nacionales mal planteadas afecten a otros Estados miembros de la zona del euro; señala que el Consejo Europeo anunció en diciembre de 2014, mediante el informe de los cuatro presidentes, que en 2015 haría avanzar el debate sobre una cooperación más cercana de las políticas económicas de la UEM;

33.  Reitera su opinión de que el marco de gobernanza económica actual no prevé una rendición de cuentas democrática suficiente para la aplicación de sus normas, así como para las instituciones y los organismos implicados; pide a la Comisión que realice las propuestas necesarias para hacer frente a la falta de una rendición de cuentas democrática apropiada en la gobernanza económica de la UE;

34.  Toma nota de que debe prestarse atención a los efectos de la considerable caída de los precios del petróleo y a si esta inesperada situación ventajosa debe repercutirse íntegramente a los consumidores de combustibles fósiles o compartirse, aumentando los gobiernos los impuestos sobre los combustibles fósiles con el fin de reducir sus déficits, financiar las inversiones, evitar socavar las políticas relativas al cambio climático y atenuar los efectos deflacionistas;

Presupuesto de la UE

35.  Destaca que la elaboración de los presupuestos nacionales y del presupuesto de la UE debe regirse por el principio de veracidad de las cuentas públicas, a fin de garantizar la convergencia y la estabilidad en la UE; está convencido de que esta veracidad es uno de los elementos de respuesta a la crisis de confianza entre los Estados miembros y entre estos mismos Estados miembros y los ciudadanos de la Unión Europea, y opina que la confianza ha disminuido desde que golpeó recientemente la crisis financiera;

36.  Pide, por consiguiente, una armonización de las hipótesis económicas utilizadas en la elaboración de los presupuestos nacionales; opina, en particular, que deberían evaluarse conjuntamente los elementos que conforman la coyuntura económica internacional;

37.  Pide una mayor uniformización en la presentación de las cuentas públicas en aras de la comparabilidad y la prevención de desequilibrios macroeconómicos excesivos; pide, en particular, que se normalice la manera en que los Estados miembros contabilizan sus contribuciones al presupuesto de la UE;

38.  Pide a la Comisión que solvente cualquier posible déficit democrático que se produzca durante el semestre en el marco de su paquete de medidas de profundización de la unión económica y monetaria anunciado para 2015;

39.  Considera crucial que el Parlamento Europeo y los Parlamentos nacionales colaboren más estrechamente en el contexto del Semestre Europeo de gobernanza económica y presupuestaria; se compromete a profundizar en sus relaciones con los Parlamentos nacionales en un espíritu constructivo de asociación;

40.  Lamenta que el importe de las facturas impagadas en el presupuesto de la UE vaya en detrimento de la credibilidad de la UE y contradiga los objetivos que se han fijado al más alto nivel político en materia de crecimiento y empleo, en particular de los jóvenes, y de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, y teme que con ello se agrande la brecha entre la Unión y sus ciudadanos;

41.  Pide que en la revisión postelectoral del marco financiero plurianual (MFP) se analice y, en consecuencia, se incremente el valor añadido de la financiación de la UE para los objetivos en materia de competitividad, crecimiento, empleo y transición energética fijados por la Unión; pide a la Comisión que adopte una metodología más clara para mejorar la trazabilidad de los fondos y el gasto de la UE relacionados con los objetivos de Europa 2020, a fin de mejorar a su vez las evaluaciones de impacto;

42.  Pide además a la Comisión que informe sobre el impacto negativo que los pagos retrasados podrían tener en los compromisos asumidos por los Estados miembros en el marco del Semestre Europeo;

43.  Observa que en numerosos Estados miembros no se ha alcanzado por el momento un mayor nivel de eficacia en la administración pública, incluso si las mejoras en ese ámbito permitirían realizar ahorros mediante la racionalización de la organización y la reducción de la burocracia para las empresas y los ciudadanos;

44.  Celebra que la Comisión, en su Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento para 2015, haya subrayado la importancia económica de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (incluida la Iniciativa sobre Empleo Juvenil); recuerda que esos fondos representan por término medio el 10 % de la inversión pública total en la UE, si bien la situación varía según los países y, en algunos Estados miembros, pueden llegar a representar hasta el 80 % de la inversión pública; subraya que los Fondos Estructurales y de Inversión son un buen ejemplo de la sinergia existente entre el presupuesto europeo y los presupuestos nacionales, sobre la base de los objetivos acordados en común y consagrados en los acuerdos de colaboración sobre crecimiento e inversión, en consonancia con la Estrategia Europa 2020; apoya todos los esfuerzos en favor de una puesta en común inteligente de los recursos presupuestarios europeos y nacionales con objeto de incrementar la eficacia, mejorar la simulación económica y reducir los déficits nacionales gracias al efecto positivo generado al compartir recursos;

45.  Pone de relieve la apremiante necesidad de afrontar efectivamente el fraude fiscal que podría estar privando al presupuesto de la UE de cuantiosos recursos;

46.  Pide a la Comisión que presente un análisis del posible impacto de la redistribución de los fondos de los programas de la UE, como el Mecanismo «Conectar Europa» y Horizonte 2020;

47.  Pide a los Estados miembros que contribuyan al Plan de Inversiones, con el que se pretende maximizar el impacto del gasto público y atraer inversiones privadas;

o
o   o

48.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo Europeo, al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos de los Estados miembros, a los Parlamentos nacionales y al Banco Central Europeo.

(1) DO L 306 de 23.11.2011, p. 12.
(2) DO L 306 de 23.11.2011, p. 41.
(3) DO L 306 de 23.11.2011, p. 8.
(4) DO L 306 de 23.11.2011, p. 33.
(5) DO L 306 de 23.11.2011, p. 25.
(6) DO L 306 de 23.11.2011, p. 1.
(7) DO L 140 de 27.5.2013, p. 11.
(8) DO L 140 de 27.5.2013, p. 1.
(9) Textos Aprobados, P7_TA(2014)0129.
(10) Textos Aprobados, P7_TA(2013)0036.
(11) DO C 258E de 7.9.2013, p. 134.

Aviso jurídico