Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2014/2219(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0039/2015

Textos presentados :

A8-0039/2015

Debates :

PV 11/03/2015 - 14
CRE 11/03/2015 - 14

Votaciones :

PV 12/03/2015 - 8.5
CRE 12/03/2015 - 8.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0075

Textos aprobados
PDF 202kWORD 103k
Jueves 12 de marzo de 2015 - Estrasburgo Edición definitiva
Informe anual de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad al Parlamento Europeo
P8_TA(2015)0075A8-0039/2015

Resolución del Parlamento Europeo, de 12 de marzo de 2015, sobre el informe anual de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad al Parlamento Europeo (2014/2219(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Informe anual del Consejo al Parlamento Europeo sobre la política exterior y de seguridad común (12094/14),

–  Vistos los artículos 21 y 36 del Tratado de la Unión Europea,

–  Visto el Acuerdo interinstitucional, de 2 de diciembre de 2013, entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera,

–  Vista la Declaración de la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad / Vicepresidenta de la Comisión (AR/VP) sobre responsabilidad política,

–  Vistos los compromisos adquiridos por la AR/VP Federica Mogherini durante su audiencia del 6 de octubre de 2014 en la Comisión de Asuntos Exteriores,

–  Vistos el artículo 52 y el artículo 132, apartado 1, de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores y la opinión de la Comisión de Presupuestos (A8-0039/2015),

Frente a un entorno político y de seguridad diferente

1.  Señala que el entorno de seguridad ha empeorado drásticamente en toda la UE, sobre todo en su vecindad inmediata, donde el orden internacional basado en el Derecho y la estabilidad y la seguridad de Europa se enfrentan a un desafío de dimensiones nunca vistas desde el inicio de la integración europea; señala la transformación en curso del orden político mundial;

2.  Se muestra preocupado por el hecho de que hasta ahora, debido en parte a su crisis interna, la UE no ha podido utilizar todo su potencial para determinar el entorno político y de seguridad a escala internacional, y porque la ausencia de coordinación de las políticas de la UE y de coherencia entre ellas y las limitaciones financieras suponen restricciones adicionales para la influencia que Europa ejerce sobre el mundo y su capacidad de actuar como proveedor mundial de seguridad y de contribuir así a la prevención de conflictos y a la gestión de crisis;

3.  Opina que las tareas prioritarias de la política exterior y de seguridad de la UE son las siguientes:

   proteger los valores e intereses europeos y fortalecer el orden político y jurídico en Europa, restaurando y salvaguardando así la paz y la estabilidad;
   mejorar la contribución de la UE a la defensa territorial de sus Estados miembros y la seguridad de sus ciudadanos reforzando su capacidad de defenderse contra las amenazas a las que se enfrenta, incluido el terrorismo y el tráfico de armas, drogas y seres humanos;
   respaldar la seguridad, la democratización, el Estado de Derecho y el desarrollo económico y social en los países vecinos de la UE;
   asumir un liderazgo en la resolución de conflictos, también a través del mantenimiento de la paz y la pacificación en el contexto de la PCSD;
   reforzar, con la colaboración de los socios, el orden político, económico y financiero mundial pluralista y basado en normas, incluido el respeto del Estado de Derecho y de los derechos humanos; y
   mejorar las estructuras internas y los métodos de trabajo de la UE para reforzar la resistencia de esta y permitirle liberar todo su potencial como actor a escala mundial;

La UE como actor creíble

4.  Considera que una política exterior de la UE ambiciosa y efectiva debe basarse en una visión compartida de los intereses, valores y objetivos principales de la UE en las relaciones exteriores, y en una percepción común de las amenazas que afectan a la Unión en su conjunto; acoge con satisfacción el compromiso de la AR/VP, en virtud del mandato del Consejo Europeo de diciembre de 2013, de poner en marcha como cuestión prioritaria un proceso de reflexión estratégica sobre la política exterior y de seguridad común de la UE, en el que deben participar una amplia gama de partes interesadas, incluidos los Estados miembros, las instituciones europeas y la población europea en general; Insiste en que esta reflexión debe conducir a una nueva Estrategia Europea de Seguridad que tenga en cuenta los cambios geopolíticos recientes para responder ante los nuevos retos y amenazas;

5.  Subraya la obligación asumida por los Estados miembros al ratificar el Tratado de la Unión Europea de apoyar activamente y sin reservas la política exterior y de seguridad de la Unión, con espíritu de lealtad y solidaridad mutua, en consonancia con el artículo 24, apartado 3, del TUE;

6.  Insiste en que los recursos políticos, económicos, financieros y de defensa de la UE y de sus Estados miembros deben reforzarse y combinarse a fin de maximizar la influencia de la UE en el mundo, generar sinergias y garantizar la paz y la estabilidad en Europa y en sus países vecinos; subraya que pueden lograrse ahorros significativos mediante una mejor cooperación entre Estados miembros en materia de política exterior y de seguridad;

7.  Subraya que la asistencia financiera exterior proporcionada por la UE y sus Estados miembros debe reorientarse y utilizarse de manera más eficaz en consonancia con las prioridades estratégicas acordadas conjuntamente; pide que la UE adopte más medidas para aumentar la visibilidad, la coherencia y la eficacia de la asistencia de la UE; considera necesario que todos los ámbitos de la asistencia de la UE, ya sea la ayuda al desarrollo o la ayuda de emergencia y la ayuda humanitaria, estén coordinados y sean coherentes; pide a la Comisión, al SEAE y a los Estados miembros que garanticen un control eficaz de las ayudas financieras, para asegurarse de que se cumplan los objetivos; apunta a los informes del Tribunal de Cuentas Europeo que han demostrado problemas en el pasado; subraya que conviene incrementar la ayuda financiera en apoyo de la sociedad civil y de las ONG sobre el terreno; pide que los procedimientos de aprobación de proyectos sean más ágiles y menos burocráticos;

8.  Anima a las instituciones de la Unión y a los Estados miembros a utilizar plenamente las herramientas previstas por el Tratado de Lisboa para pasar de un enfoque en materia de política exterior y de seguridad de la UE que hasta ahora ha sido en su mayor parte reactivo a uno proactivo, coherente y estratégico, basado en los valores comunes y utilizado para velar por los intereses europeos comunes;

9.  Opina que el Consejo y la Comisión, con la cooperación activa de los Estados miembros, deben garantizar la cohesión y coherencia de:

   las políticas interiores y exteriores de la UE, incluida la política exterior y de seguridad común (PESC), la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) y las políticas relativas a vecindad, comercio, desarrollo, ayuda humanitaria, justicia y asuntos de interior, energía, medio ambiente, migración, etc.,
   las políticas llevadas a cabo por la UE y sus Estados miembros;

10.  Celebra, a este respecto, la organización de la nueva Comisión en grupos, ya que esto permite a la AR/VP coordinar todas las políticas pertinentes de la Comisión que posean una dimensión exterior; apoya a la AR/VP en sus esfuerzos para asumir plenamente su función como Vicepresidenta de la Comisión; anima a la AR/VP a que, al mismo tiempo, haga uso de su función como Presidenta del Consejo de Asuntos Exteriores para presentar al Consejo iniciativas que impulsen políticas comunes proactivas que vayan más allá del mínimo común denominador, utilizando todas las herramientas de la PESC y las políticas exteriores de la UE;

11.  Reitera que es necesario reformar las estructuras internas del SEAE para que pueda ayudar a la AR/VP en sus cometidos, así como para permitirle impulsar la planificación estratégica y coordinar los procesos políticos con el Consejo y la Comisión; insiste en la necesidad de racionalizar la estructura de altos cargos del SEAE y de agilizar y simplificar sus procesos de toma de decisiones; reitera su petición de una integración más estrecha de los representantes especiales de la UE en el SEAE, también mediante una transferencia de su presupuesto desde el presupuesto operativo de la PESC al presupuesto del SEAE; insta, en este sentido, a llevar a cabo una evaluación política y de rentabilidad de la función que desempeñan dichos representantes especiales;

12.  Reitera su petición de una mayor cooperación y coordinación entre las distintas capacidades de control y respuesta a crisis a escala de la UE; insta asimismo a que se racionalicen las estructuras existentes para reducir las duplicidades innecesarias, en particular mediante la fusión de las capacidades coincidentes; opina que es preciso dotar a los centros de control de recursos suficientes y ajustar los perfiles lingüísticos del personal que trabaja en estos centros a las lenguas habladas en las principales zonas de crisis, en particular el ruso y el árabe; pide que se potencie la cooperación y el intercambio de información entre los centros de control a escala de la UE y los correspondientes servicios de los Estados miembros;

13.  Pide la modernización de la red de delegaciones de la UE para que refleje las necesidades de la política exterior de la Unión en el siglo XXI, por ejemplo, adaptando el número de empleados y sus conocimientos; considera, por ejemplo, que todas las delegaciones situadas en zonas de conflicto, en particular en países donde haya una misión PCSD, deberían contar invariablemente con un experto en seguridad y defensa; pide a la AR/VP que refuerce la autoridad del jefe de delegación sobre todo el personal independientemente de la institución de la que proceda, así como que simplifique los presupuestos administrativos de las delegaciones para conseguir una única fuente de financiación; pide que se clarifique la cadena jerárquica; lamenta que aún no se hayan aprovechado plenamente las posibles sinergias y economías de escala que podrían conseguirse reforzando la cooperación entre las embajadas de los Estados miembros y las delegaciones de la UE; insiste en que se respete a todos los niveles un equilibrio equitativo entre el personal de los Estados miembros en comisión de servicios y los funcionarios de la UE, según lo establecido en la Decisión del Consejo, de 26 de julio de 2010, por la que se establece el SEAE, y toma nota de que este equilibrio actualmente no se respeta, especialmente en los altos cargos como el de jefe de delegación;

14.  Muestra su inquietud por la falta de flexibilidad de las normativas financieras de la UE, que a menudo generan retrasos en el desembolso operativo de los fondos de la Unión y ponen trabas adicionales a la capacidad de respuesta de la UE ante las crisis; destaca la necesidad de un desembolso más rápido de recursos financieros, al tiempo que subraya la necesidad de un control efectivo a fin de evitar el fraude y las apropiaciones indebidas; pide a la Comisión que presente en 2015 una propuesta de reforma de la legislación pertinente, permitiendo también que en la gestión de crisis se utilice el procedimiento acelerado, que actualmente está disponible para la ayuda humanitaria, y garantizando al mismo tiempo que el gasto en medidas de respuesta a crisis se ajusta a los objetivos estratégicos de la UE a largo plazo; se muestra profundamente preocupado por la escasez de pagos en relación con las dos importantes fuentes presupuestarias de la UE para gestión de crisis y prevención de conflictos, a saber el presupuesto de la PESC y el Instrumento en pro de la estabilidad y la paz; está convencido de que el actual entorno de seguridad en Europa Oriental y Meridional exige unos efectos sinérgicos y más inversiones más que unos recortes considerables;

15.  Destaca que es preciso reforzar la visibilidad de la acción de la Unión tanto por lo que respecta a la planificación estratégica y los foros multilaterales como desde el punto de vista operativo, a través de las misiones de la PESC o de cualquier otra misión que comprenda un capítulo exterior;

16.  Recuerda que, en virtud del artículo 21 del Tratado de la Unión Europea, la UE tiene la obligación de velar por que sus acciones exteriores se definan y ejecuten con el fin de consolidar y respaldar la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos y los principios del Derecho internacional, y que esto es una responsabilidad conjunta de la UE y de sus Estados miembros; pide a la AR/VP que informe periódicamente sobre el cumplimiento del artículo 21 y que estudie formas de mejorar la coherencia de las políticas exteriores, sobre todo en relación con los derechos humanos y el Derecho internacional; hace hincapié en que el control de las políticas exteriores con respecto al cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 21 debe llevarse a cabo de forma más armonizada y estricta; subraya la necesidad de garantizar que los socios se atengan a los compromisos en materia de derechos humanos que hayan contraído en acuerdos con la UE y de incluir, cuando proceda, en tales acuerdos cláusulas de condicionalidad relativas al respeto de estos derechos;

17.  Señala el aumento de la demanda de asistencia internacional en materia de apoyo a la democracia y observación electoral; reconoce que se trata de un ámbito e n el que la UE puede desempeñar eficazmente una función de apoyo a procesos democráticos; pide, por tanto, un seguimiento continuo de la aplicación de las recomendaciones específicas por país y solicita que se ayude a los partidos políticos a desarrollar capacidades;

18.  Subraya la importancia vital de la defensa colectiva garantizada por la OTAN a sus miembros; insta a los Estados miembros a que, con carácter urgente, incrementen su capacidad de contribuir a la defensa territorial, comprometan más recursos y tomen en serio la metodología de aprovechamiento común y compartido cooperando más estrechamente para construir sinergias; subraya que todos los Estados miembros deben disfrutar del mismo nivel de seguridad, en consonancia con el artículo 42, apartado 7, del TUE; subraya que una política exterior creíble de la UE debe basarse en unas facultades de defensa adecuadas de los Estados miembros y en una política común de seguridad y defensa (PCSD) eficaz; opina que la PCSD es un componente importante de la defensa y la seguridad europea, a la que contribuye de muchas maneras, por ejemplo, fomentando la creación de una base industrial y tecnológica de la defensa europea (BITDE), favoreciendo la cooperación en materia de desarrollo de capacidades de defensa e interviniendo directamente en las zonas de crisis a través de sus misiones civiles y sus operaciones militares; insiste, por tanto, en que debe profundizarse en el desarrollo de la PCSD en cooperación con la OTAN; reitera que la Unión Europea es socia de la OTAN y que las estrategias de la una y la otra deben complementarse; subraya la transcendencia de la cooperación en materia de seguridad y defensa entre la UE y socios como las Naciones Unidas, la OTAN, la Unión Africana y la OSCE; acoge con satisfacción el compromiso de la AR/VP de intervenir activamente en asuntos de defensa, por ejemplo, presidiendo reuniones del Consejo de Asuntos Exteriores en su configuración de ministros de defensa;

19.  Apoya la revisión en curso de las estructuras de gestión de crisis en el seno del SEAE; pide a la VP/HR que aumente considerablemente la eficacia de las estructuras actuales, con objeto de que puedan responder con mayor rapidez y adecuación a las crisis emergentes, en particular reduciendo el número de estructuras paralelas; pide a la VP/HR que preserve y refuerce el carácter específico de los enfoques civiles en materia de prevención de conflictos y gestión de las crisis;

20.  Hace hincapié en que todavía no se han explotado plenamente varias disposiciones del Tratado de Lisboa, como el artículo 44 del TUE (que permite confiar una misión PCSD a un grupo reducido de Estados miembros), el artículo 41 del TUE (sobre el fondo inicial), el artículo 46 del TUE (sobre la cooperación estructurada permanente), el artículo 42, apartado 7 del TUE (sobre la cláusula de asistencia mutua) y el artículo 222 del TFUE (sobre la cláusula de solidaridad); pide a la AR/VP que promueva activamente estos instrumentos y fomente su aplicación, y anima a los Estados miembros a hacer uso de ellos;

21.  Acoge con satisfacción la celebración de una reunión del Consejo Europeo sobre defensa en diciembre de 2013 y pide que se apliquen las decisiones adoptadas; espera con interés la celebración del próximo debate en junio de 2015; pide que en esta cumbre se tomen decisiones ambiciosas, en particular:

   iniciar —conforme a la revisión del marco estratégico de la UE— un proceso de reflexión estratégica sobre los objetivos y las prioridades en el ámbito de la seguridad y la defensa, que establezca las capacidades y las opciones necesarias para reforzar la defensa y la cooperación a fin de poder responder mejor a las amenazas que se ciernen sobre los países de la Unión Europea;
   reforzar la Agencia Europea de Defensa mediante el suministro de los recursos y el impulso político necesarios, de forma que pueda desempeñar plenamente su función en la coordinación y el fomento de la cooperación en materia de armamento;
   revisar el mecanismo de financiación Athena con miras a incrementar la financiación común en el ámbito de las operaciones militares de la PCSD, a fin de evitar que consideraciones financieras comprometan la capacidad de la UE para responder a las crisis, así como alentar a los Estados miembros a generar rápidamente fuerzas para las operaciones de la PCSD y asegurar un reparto más equitativo de la carga entre estos;
   reforzar la base tecnológica e industrial de la defensa europea, por ejemplo, coordinando los presupuestos de defensa, armonizando los requisitos, reduciendo las deficiencias y creando sinergias;
   abordar los problemas actuales en los ámbitos de la planificación y la ejecución de operaciones militares, también mediante el establecimiento de un cuartel general militar operativo permanente en estrecha cooperación con la Capacidad Civil de Planificación y Ejecución (CCPE) ya existente;
   aumentar la eficacia y funcionalidad de las agrupaciones tácticas de la UE, por ejemplo, introduciendo un enfoque modular, ampliando la financiación común mediante el mecanismo Athena y desplegando, cuando proceda, las agrupaciones tácticas en las situaciones de gestión de crisis que se planteen en el futuro;

22.  Opina que los recientes atentados terroristas en países de la UE demuestran que cada vez es más difícil separar la seguridad interior de la exterior y pide a los Estados miembros y a las instituciones de la UE que aúnen mejor sus esfuerzos en estos ámbitos; pide asimismo a los Estados miembros que potencien el intercambio de información confidencial de seguridad, aprovechando los instrumentos de coordinación existentes a escala de la UE; pide el refuerzo de la cooperación en materia de lucha contra el terrorismo en el contexto de las relaciones de la UE con países de Oriente Próximo y África del Norte, en particular mediante la formación profesional y la creación de capacidad en el sector de la seguridad, así como a través del intercambio de información y de mejores prácticas; pide a la UE y a sus Estados miembros que hagan todos los esfuerzos posibles por reforzar la cooperación internacional a fin de prevenir y combatir el terrorismo, y subraya el importante papel que deben desempeñar las Naciones Unidas en este esfuerzo;

23.  Pide que se desarrollen los recursos industriales y tecnológicos necesarios para mejorar la ciberseguridad, también mediante el fomento de un mercado único para los productos de ciberseguridad; destaca la necesidad de integrar la ciberdefensa en la acción exterior y la PESC y pide una coordinación más estrecha con la OTAN en materia de ciberdefensa, con vistas a crear una ciberdisuasión que permita prevenir y afrontar con eficacia los ataques perpetrados en el ciberespacio; insta a los Estados miembros de la UE y a la Comisión a que se centren en cómo reforzar la resistencia de las infraestructuras pertinentes; acoge con satisfacción la Estrategia de ciberseguridad de la UE; subraya la necesidad de aumentar en gran medida las capacidades de ciberdefensa de los Estados miembros; insta a la Agencia Europea de Defensa a que refuerce la cooperación entre Estados miembros en materia de ciberdefensa y pide a estos que proporcionen a la AED los medios necesarios para lograr este objetivo; pide a la Comisión que actualice el Reglamento sobre los productos de doble uso para evitar la exportación de sistemas a aquellos que pretenden debilitar la seguridad y las infraestructuras críticas de la UE e impedir la exportación de tecnologías de vigilancia masiva a regímenes autoritarios; recuerda la importancia de mantener el equilibrio entre la salvaguardia de las libertades digitales y la seguridad;

24.  Pide una política de migración de la UE renovada y coherente; insiste en la necesidad de abordar las causas subyacentes de la migración irregular, reforzando la cooperación con los países de tránsito y de origen de los flujos migratorios, mediante todos los instrumentos políticos y de asistencia, incluidas las políticas de desarrollo y comercio, la ayuda humanitaria, la prevención de conflictos y la gestión de crisis en combinación con la necesidad de reforzar las vías de migración legal; reitera su petición de que se aumente la ayuda humanitaria para los países que acogen refugiados y de que se refuercen los programas de protección regionales que se llevan a cabo en colaboración con el ACNUR cerca de las regiones de origen; hace hincapié en que la gestión de la migración debe integrarse en la acción exterior de la UE y debe constituir una alta prioridad en la cooperación de la UE con los países vecinos, tanto orientales como meridionales; hace hincapié en la necesidad de evitar la pérdida de vidas humanas en las fronteras de la UE;

25.  Señala que cada vez se utiliza más la energía como herramienta de política exterior y recuerda que la cooperación energética es la base de la integración europea; destaca la importancia de crear una Unión Europea de la Energía destinada a reforzar la coherencia y la coordinación entre la política exterior y la política energética; subraya que la seguridad energética debe formar parte del enfoque global de la acción exterior de la UE y opina que la política energética debe estar en consonancia con las demás prioridades políticas de la Unión, incluidas sus políticas de seguridad, exterior y de vecindad, y de comercio y desarrollo, así como sus políticas de defensa de los derechos humanos; destaca, en este sentido, la necesidad de reducir considerablemente la dependencia de Rusia y de encontrar fuentes alternativas de energía; pide a la AR/VP y a la Comisión que supervisen y aborden el control de infraestructuras por parte de entidades no pertenecientes a la UE, en particular por empresas estatales, bancos nacionales o fondos soberanos de terceros países, que se introducen en el mercado europeo de la energía o atenúan la diversificación, en concreto en el sector nuclear; hace hincapié en que las empresas energéticas no pertenecientes a la UE deben atenerse igualmente a las normas de competencia aplicables al mercado europeo de la energía;

26.  Acoge con satisfacción la creación del puesto de Vicepresidente de la Unión de la Energía y la Comunicación de la Comisión sobre una Estrategia Europea de Seguridad Energética; solicita a la Comisión y a los Estados miembros que intensifiquen la cooperación para ejecutar las medidas a corto y largo plazo enumeradas en dicha estrategia; insiste en la necesidad de reforzar la coherencia entre la política exterior de la UE y otras políticas con una dimensión exterior, como la política energética, y espera que la nueva estructura en grupos de la Comisión dé sus frutos a este respecto; insta a seguir adoptando medidas para lograr que los objetivos de seguridad energética se ajusten a los demás objetivos de la UE; pide a la AR/VP que elabore prioridades estratégicas para la política energética exterior consagradas en los objetivos generales de la política exterior y que recurra de manera más sistemática a los instrumentos de política exterior en los ámbitos relacionados con la seguridad energética;

27.  Opina que debe establecerse un mecanismo de solidaridad para abordar posibles interrupciones del suministro energético; considera que debe desarrollarse una infraestructura energética interconectada y que todas las partes del territorio de la UE deben integrarse en una red energética que abarque toda la UE; insiste en que deben agilizarse los esfuerzos por diversificar el suministro energético de la UE, con el fin de fortalecer la independencia energética de la UE; opina que el desarrollo de las energías renovables y de la eficiencia energética aumentará en gran medida la credibilidad de la acción exterior de la UE$. Recuerda la importancia fundamental de un mercado interior de la energía que funcione adecuadamente y que responde al interés general de la UE garantizar que los mercados internacionales de la energía sean estables, transparentes y se basen en normas internacionales; insta a la Comisión Europea a presentar una propuesta de estrategia integral a fin de reforzar la seguridad del abastecimiento más allá del ámbito energético;

28.  Celebra la actitud cooperadora adoptada por la AR/VP, Federica Mogherini, ante el Parlamento con el fin reforzar su rendición de cuentas ante dicha institución; reitera la necesidad de que se consulte de forma sistemática y proactiva al Parlamento, y en particular a su Comisión de Asuntos Exteriores, antes de proceder a aprobar estrategias de política exterior y mandatos en materia de PCSD; pide al Consejo que concluya las negociaciones con el Parlamento sobre la sustitución del Acuerdo Interinstitucional de 2002 relativo al acceso del PE a información del Consejo de carácter sensible en el ámbito de la seguridad y la política de defensa; se compromete a intensificar la cooperación con los Parlamentos nacionales, también en el marco de la Conferencia interparlamentaria sobre la PESC, la PCSD y la COSAC, con el fin de estar mejor preparado para controlar los respectivos recursos;

Preservar y reforzar el orden político y jurídico de la UE

29.  Hace hincapié en la necesidad de consolidar la UE y fortalecer su capacidad de integración, que es uno de los criterios de Copenhague; reitera la perspectiva de ampliación adoptada para los países de los Balcanes Occidentales; reitera la perspectiva de la ampliación para todos los países candidatos y para otros candidatos potenciales con arreglo a la Declaración de Salónica, de 2003, sobre la base del cumplimiento de los criterios de Copenhague, y apoya la continuación de las negociaciones de ampliación; respalda, en este sentido, el enfoque de la Comisión, consistente en llevar a cabo reformas cruciales en los ámbitos del Estado de Derecho, la administración pública y la gobernanza económica en una etapa temprana del proceso de ampliación; insiste en que cada país será juzgado por sus propios méritos y considera que, en aquellos casos en los que la UE considere que un país candidato ha alcanzado un grado satisfactorio de armonización con el acervo de la UE, deben iniciarse o reanudarse las negociaciones de adhesión con dicho país, dada la importancia que esto reviste con miras a preservar la credibilidad de la UE en general; subraya la importancia de la cooperación con los países candidatos en el ámbito de la política exterior y de que dichos países se atengan a la PESC;

30.  Opina que es necesaria una estrategia política global, destinada a restablecer el orden político europeo en virtud del Derecho internacional, según lo establecido en el Acta final de Helsinki de 1975 y que vincula a todos los Estados europeos, incluida Rusia; insiste en que dicho orden se basa en el respeto de los derechos humanos, los derechos de las minorías y las libertades fundamentales, la soberanía, la independencia y la integridad territorial de los Estados, así como en la resolución pacífica de los conflictos; considera que entablar un diálogo constructivo con Rusia y otros Estados vecinos de la UE en materia de cooperación para reforzar este orden constituye una base importante para la paz y la estabilidad en Europa, siempre que Rusia respete el Derecho internacional y cumpla los compromisos adquiridos en relación con Georgia, Moldavia y Ucrania, incluida la retirada de Crimea;

31.  Opina que es necesario adoptar un nuevo enfoque en las relaciones de la UE con sus vecinos del Este, basado en los méritos, la diferenciación y el principio de «más por más»; considera que una de las máximas prioridades de la política exterior de la UE debe ser la de apoyar a los países que quieren acercarse a la Unión y que una importante forma de contener las ambiciones de Rusia en su vecindad es invertir en la independencia, la soberanía, el desarrollo económico y una mayor democratización de dichos países; manifiesta su compromiso a favor de la perspectiva europea para con los vecinos de la Europa Oriental, y recuerda que, de conformidad con el artículo 49 del TUE, estos países –como cualquier otro Estado europeo– pueden solicitar la adhesión a la Unión Europea, siempre que respeten los criterios de Copenhague y los principios democráticos, las libertades fundamentales y los derechos humanos y de las minorías y garanticen el Estado de Derecho;

32.  Acoge con satisfacción la firma, la ratificación por parte del Parlamento Europeo y los Parlamentos nacionales de los países en cuestión, y la aplicación provisional de acuerdos de asociación, entre ellos los acuerdos de libre comercio de alcance amplio y profundo con Georgia, la República de Moldavia y Ucrania, que suponen un paso clave en la convergencia de estos países con la UE; opina que dichos países deben utilizar el proceso de asociación para modernizar la gobernanza democrática, reforzar el Estado de Derecho, reformar la administración pública y llevar a cabo reformas económicas y estructurales, que suponen un paso importante en la convergencia política, económica, social y medioambiental de estos países con la UE; insta a que se incremente considerablemente la ayuda política, financiera y técnica de la UE para respaldar estas reformas; insiste, no obstante, en una estricta condicionalidad y en la necesidad de garantizar la rendición de cuentas respecto de los recursos invertidos y de conseguir avances significativos en la reducción de la corrupción; Se congratula del desarrollo y de los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas en Ucrania y la República de Moldavia en octubre y diciembre de 2014, respectivamente, de conformidad con las normas democráticas internacionales,

33.  Aboga por comprometerse más estrechamente con aquellos vecinos de la Europa Oriental que todavía no han celebrado acuerdos de asociación con la UE o que deseen intensificar y reforzar las relaciones en distintos ámbitos, mediante, entre otras cosas, el fomento de la cooperación bilateral en ámbitos de interés común; recuerda, no obstante, que la ayuda de la UE solo puede ser eficaz si los países socios se implican lo suficiente y respetan los valores europeos, además de respetar sus obligaciones en virtud del Derecho internacional;

34.  Insta a Rusia a cumplir sus compromisos y obligaciones jurídicas, incluidas aquellas consagradas en la Carta de las Naciones Unidas, en la Carta de París, en el Acta Final de Helsinki de la OSCE, en el Memorando de Budapest y en el Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación entre Rusia y Ucrania; condena firmemente el hecho de que Rusia haya vulnerado el Derecho internacional con su agresión militar directa y su guerra híbrida contra Ucrania, que se ha cobrado la vida de miles de víctimas civiles y militares, así como la anexión y ocupación ilegales de Crimea y las acciones de naturaleza similar emprendidas en los territorios georgianos de Abjasia y Osetia del Sur; destaca el deterioro alarmante del respeto de los derechos humanos, la libertad de expresión y la libertad de los medios de comunicación en Crimea; insta a Rusia a que reduzca y retire sus tropas del territorio ucraniano y a que restablezca la situación anterior a la anexión; acoge con satisfacción los esfuerzos por lograr un acuerdo global en Minsk el 12 de febrero de 2015 y solicita la inmediata y plena aplicación del acuerdo; rechaza, por carecer de legitimidad, las elecciones presidenciales y parlamentarias celebradas en Donetsk y Lugansk el 2 de noviembre de 2014;

35.  Respalda las sanciones aplicadas por la UE ante la agresión de Rusia a Ucrania y destaca que estas pueden modularse y revocarse, sobre todo en función del cumplimiento de los acuerdos de Minsk, pero también podrían endurecerse si Rusia sigue sin cumplir sus obligaciones internacionales; pide a la Comisión que supervise su ejecución uniforme;

36.  Hace hincapié en la necesidad de que la UE y sus Estados miembros muestren solidaridad y hablen con una sola voz ante Rusia; pide asimismo a los países candidatos a la adhesión que adecuen su política exterior relativa a Rusia a la de la Unión; pide a la AR/VP que desarrolle, como cuestión prioritaria, una estrategia común de la UE sobre Rusia, cuyo objetivo sería garantizar que Rusia se comprometa con la paz y la estabilidad en Europa, en particular mediante el respeto incondicional de la soberanía e integridad territorial de sus vecinos; opina que una buena relación entre Rusia y la UE, basada en el respeto del Derecho internacional y de otras obligaciones internacionales, respondería al interés común y espera que Rusia se muestre dispuesta a mantener tal relación respetando el Derecho internacional;

37.  Insiste en la necesidad de un planteamiento europeo coherente ante las campañas de desinformación y actividades de propaganda organizadas por Rusia tanto dentro como fuera de la UE; insta al SEAE y a la Comisión a que presenten un plan de acción con medidas concretas para hacer frente a la propaganda rusa; pide que, en este sentido, se coopere con el Centro de Excelencia de Comunicaciones Estratégicas de la OTAN;

38.  Insta a los líderes de la UE y a los Estados miembros a que garanticen la seguridad y la libertad de los cristianos y otras minorías religiosas y étnicas que sufren una discriminación y una persecución crecientes y se encuentran entre dos fuegos; pide al SEAE y a los Estados miembros que velen por la inclusión en futuros acuerdos bilaterales de mecanismos eficaces de seguimiento de la protección de los derechos humanos de las personas pertenecientes a minorías religiosas y por la aplicación efectiva de las orientaciones de la UE en materia de promoción y protección de la libertad de religión y de creencias;

Respaldar la seguridad y la estabilización de los países vecinos meridionales

39.  Insiste en la necesidad de revisar a fondo la política de la UE en lo que respecta a los países vecinos meridionales, la cual debe disponer de unos recursos presupuestarios adecuados e incluir el desarrollo y la aplicación de una estrategia global gracias a la cual los instrumentos y los medios de la UE se centren en apoyar la construcción de Estados inclusivos que funcionen y que sean capaces de proporcionar seguridad a sus ciudadanos, promover la democracia, enfrentarse al extremismo religioso, respetar los derechos humanos, proteger a las minorías religiosas y étnicas y consolidar el Estado de Derecho, condición previa clave para la inversión y el desarrollo económico; señala el potencial de comercio transfronterizo de la región, que está desaprovechado; insiste en una cooperación estrecha con las autoridades de los países interesados para gestionar los flujos migratorios, dentro del respeto de los derechos humanos y el Derecho internacional;

40.  Hace hincapié en que la UE debe imponer condiciones a la hora de proporcionar ayuda y apoyo, ya que para poder mantener los programas de ayuda y el apoyo a la sociedad civil es imprescindible establecer condiciones claras al más alto nivel político;

41.  Insiste en que el enfoque revisado de la UE con respecto a sus vecinos meridionales debe basarse en la diferenciación y en el principio de «más por más», según el cual debería destinarse ayuda adicional de la UE a los Gobiernos socios que se han comprometido con la democratización y avanzan de forma tangible por esa vía respetando las libertades fundamentales y los derechos humanos, como es el caso de Túnez, Jordania y Marruecos;

42.  Lamenta el reciente deterioro de las relaciones entre la UE y Turquía y pide que se renueven los esfuerzos para fomentar una asociación más sólida a fin de abordar los retos compartidos humanitarios y de seguridad en el Mediterráneo meridional; insta asimismo a Turquía a llevar a cabo reformas que cumplan plenamente las normas de derechos humanos, incluidos la libertad de prensa, la democracia, la igualdad y el Estado de Derecho;

43.  Insta a los líderes de la UE a que desarrollen, en estrecha coordinación con los Estados Unidos, una estrategia en la que participen las principales potencias (es decir, Rusia y China) para fomentar que los actores regionales (incluidos Turquía, Irak, Israel, Jordania, Egipto, los gobiernos del Consejo de Cooperación del Golfo, Irán, la Liga Árabe y las fuerzas kurdas) se unan con objeto de poner fin a las guerras por procuración y al apoyo financiero a los fundamentalistas, y de diseñar una solución para la paz y la estabilidad en la región, en particular con miras a poner fin a la guerra en Siria e Irak; hace hincapié en la necesidad de preservar la integridad territorial y la unidad de Libia e insta a la AR/VP a que impulse un mayor compromiso de los actores regionales con la mediación y la resolución del conflicto en estrecha coordinación con las Naciones Unidas; celebra las negociaciones en curso del Grupo E3+3 con Irán y espera que desemboquen en un acuerdo mutuamente aceptable, garantizando el carácter exclusivamente pacífico del programa nuclear iraní y ofreciendo la perspectiva a largo plazo de plena reintegración de Irán en la comunidad internacional; respalda el compromiso asumido por la AR/VP y por todas las partes implicadas en el proceso de paz de Oriente Próximo para encontrar una solución global, constructiva, viable para ambas partes y duradera al conflicto de dicha región; destaca que la falta de avances hacia una solución negociada de dos Estados basada en las fronteras de 1967 solo provocará más violencia y derramamiento de sangre;

44.  Acoge con satisfacción la declaración de la AR/VP sobre la apertura de una oficina en Erbil, el Kurdistán iraquí, e insta a la AR/VP y al SEAE a abrirla cuanto antes; hace hincapié en que ello permitiría a la UE recopilar información sobre el terreno, mejorar su compromiso con los agentes locales, asegurar una mejor evaluación y coordinación de la respuesta humanitaria y militar, y mejorar la visibilidad de la UE en la región;

45.  Pide que se nombre un a asesor especial para evaluar las ventajas de abrir una representación diplomática permanente de la UE en Irán;

46.  Opina que las actividades delictivas y la violencia bárbara de los grupos terroristas yihadistas pertenecientes al denominado Estado Islámico (EI), o asociados a este, representan una gran amenaza para la región de Oriente Próximo y del Norte de África (MENA), para Europa y, posiblemente, para la paz y la estabilidad mundial; respalda la coalición global contra el EI y sus esfuerzos por luchar militarmente contra este; celebra las contribuciones de los Estados miembros de la UE a este respecto y alienta a una cooperación y diálogo más estrechos y eficaces a fin de lograr una evaluación común de la amenaza; insta a que se aumente decididamente la presión mundial para privar a los yihadistas de los ingresos procedentes del petróleo y para que se apliquen unas sanciones rigurosas a escala mundial a las transacciones financieras que les beneficien; observa en este marco que los recursos financieros de las formaciones yihadistas proceden también de algunos países árabes, a los que la UE debe pedir un comportamiento más coherente; señala la necesidad urgente de contrarrestar el uso que hacen los grupos yihadistas de internet para el reclutamiento y la propaganda; insiste en la necesidad de incrementar la cooperación internacional, así como la cooperación dentro de la UE orientada a evitar que los extremistas viajen a Siria e Irak para unirse a la lucha yihadista, incluida la inversión en programas de prevención de la radicalización y de desradicalización en los Estados miembros; pide a los Estados miembros que encuentren maneras para llevar ante la justicia a los combatientes europeos que regresan, dentro de la competencia de sus sistemas de derecho penal nacional; recuerda la necesidad de estrechar la cooperación y coordinación entre Turquía y la UE;

47.  Insta a los países de la región a que mantengan su apoyo a la guerra contra el terrorismo y se abstengan de emprender acciones que puedan generar tensiones, roces o crisis entre ellos o poner más trabas a la lucha de la comunidad internacional contra el EI;

48.  Condena la brutal violencia utilizada por el régimen de Assad contra los ciudadanos sirios y pide que se incremente la presión para lograr una auténtica transición política en Siria, también aumentando el apoyo a la oposición siria moderada;

49.  Destaca que, en numerosos ámbitos, la política exterior de la Unión con respecto a su vecindad meridional debe servir también de enlace con África; Considera que África, y en particular la región del Sahel-Sahara, se halla bajo una amenaza estratégica, y pide una respuesta adecuada de la UE a tal amenaza, con medidas en materia de desarrollo económico, democracia, Estado de Derecho, educación y seguridad; señala que las actividades delictivas de los terroristas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Al-Mourabitoun -surgido de la fusión del Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO) y de la brigada enmascarada de Mokhtar Belmokhtar- y Boko Haram, registran un constante aumento; destaca la necesidad de aplicar las recomendaciones de la Estrategia de la UE para la Seguridad y el Desarrollo en el Sahel, y pide a la Comisión que emprenda una evaluación de dicha estrategia;

50.  Hace hincapié en la importancia de Jordania y Líbano como socios estables en Oriente Próximo; recuerda que estos dos países se enfrentan a una creciente ola de refugiados que plantea enormes retos socioeconómicos; elogia la ayuda constante de los países vecinos a los refugiados procedentes de Irak y Siria; insta a los líderes de la UE, incluidas las potencias regionales, a que emprendan un esfuerzo global para aumentar de forma masiva la ayuda humanitaria destinada a la población civil afectada por el conflicto en Siria e Irak y por la violencia del EI, en particular para ayudar a los refugiados y proporcionar ayuda financiera directa a todos los países de la región que acojan a los refugiados, a fin de fomentar la integración social y evitar la marginación;

51.  Insta a la UE a garantizar que la cooperación con terceros países contra el terrorismo vaya unida al respeto por el Estado de Derecho y los derechos humanos universales;

Refuerzo de un orden mundial cooperativo basado en las normas

52.  Opina que los Estados Unidos son el principal socio estratégico de la UE y anima a que se establezca una coordinación más estrecha, en pie de igualdad, entre los Estados Unidos y la UE en materia de política exterior, en apoyo del Derecho internacional y para tratar de adoptar enfoques comunes ante los desafíos a los que se enfrentan los países vecinos de la UE y el mundo en general; destaca la naturaleza estratégica de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión que posee el potencial de permitir que los socios transatlánticos establezcan normas mundiales sobre trabajo, salud, medio ambiente y propiedad intelectual y refuercen la gobernanza mundial; pide, en este sentido, una mayor apertura y transparencia en las negociaciones y la participación de todas las partes en todas las fases del proceso; opina que América Latina es un socio importante para la UE y que deben desarrollarse distintas modalidades de cooperación transatlántica triangular;

53.  Subraya la necesidad de entablar una cooperación y asociaciones estratégicas con diversos países, con una agenda clara, y revisar las asociaciones estratégicas actuales a la luz del impacto de sus políticas;

54.  Acoge con satisfacción las conclusiones de la cumbre de la OTAN celebrada en septiembre de 2014 en Gales y solicita su aplicación; considera que debe reforzarse la cooperación entre la UE y la OTAN y que debe establecerse una planificación y una coordinación más estrechas entre la defensa inteligente de la OTAN y el aprovechamiento común y compartido de las capacidades de la UE para evitar solapamientos y sacar el máximo partido posible de los escasos recursos disponibles; reitera la necesidad de respetar las políticas de seguridad de los Estados miembros que no son miembros de la OTAN;

55.  Hace hincapié en la necesidad de elaborar una estrategia de la UE, en coordinación con los Estados Unidos, acerca de cómo compartir responsabilidades con Rusia, China, la India y otras de las principales potencias en cuanto a la paz y la estabilidad del orden político y económico mundial; señala la importancia de mejorar las relaciones con Estados esenciales en Asia, así como con organizaciones como ASEAN en el contexto de esta estrategia;

56.  Pide a la AR/VP que refuerce la política exterior de la UE hacia Asia, en especial China y la India; insta a la AR/VP a que garantice la celebración anual de cumbres bilaterales con China y la India que aporten resultados tangibles;

57.  Recalca que la paz y la estabilidad en la región de Asia-Pacífico, en particular en el este y el sur del mar de China, son de gran importancia para la UE; insta a todas las partes implicadas en la región a resolver las diferencias de una manera pacífica, en consonancia con el Derecho internacional, y a cooperar entre sí para explotar los recursos naturales y marinos; aboga por desarrollar y presentar políticas europeas sobre la base del apoyo a estrategias de prevención activa de conflictos y resolución de conflictos; considera que la UE tiene un gran interés en un continuo crecimiento y prosperidad en el este de Asia; subraya la necesidad de reforzar la asociación económica de la UE con los países de Asia-Pacífico de una forma integradora a fin de mantener una paz, estabilidad y prosperidad sostenibles; celebra las alentadoras mejoras de los últimos seis años en las relaciones a ambos lados del estrecho y pide a todas las partes que se tomen más medidas para facilitar su desarrollo pacífico;

58.  Pide a la AR/VP y a los Estados miembros de la UE que den un impulso nuevo y fuerte a la política negociada de desarme nuclear y control de armamentos; celebra la próxima revisión del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares que llevarán a cabo las Naciones Unidas como paso fundamental hacia la paz y la seguridad internacional, e insta a los Estados miembros a que adopten una posición coordinada y proactiva en las negociaciones; acoge con satisfacción la entrada en vigor del Tratado sobre el Comercio de Armas y solicita su aplicación plena y efectiva; pide la creación de una autoridad de la UE para el comercio de armas a fin de asistir a los Estados miembros a la hora de interpretar y garantizar el cumplimiento coherente y estricto de las normas establecidas por la Posición Común de la Unión Europea sobre la exportación de armas; hace hincapié en la necesidad de unos mejores controles ex post del uso de las armas exportadas;

59.  Afirma que la UE, que ya ha logrado resultados concretos en el pasado en la lucha contra la pena de muerte, debe asumir un compromiso más decidido; pide a las instituciones y a los Estados Miembros que mantengan y refuercen su compromiso y voluntad política con esta causa, con el objetivo de poder ver abolida definitivamente la pena de muerte en el mundo;

60.  Reitera la necesidad de una reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para que refleje mejor las realidades del mundo actual; insta a la AR/VP a que otorgue prioridad a esta cuestión y entable un debate a escala europea sobre la reforma del CSNU; insiste, en este sentido, en que la UE se convierta en miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas;

61.  Reitera la necesidad de que la UE desempeñe un papel protagonista en la promoción de la firma y la ratificación universal del Estatuto de Roma y siga reforzando y apoyando a la Corte Penal Internacional;

62.  Recuerda el fuerte compromiso asumido por la UE en la lucha contra la impunidad y la promoción de la universalidad del Estatuto de Roma por el que se crea la Corte Penal Internacional; se felicita de la reciente ratificación del Estatuto de Roma por Palestina;

63.  Solicita el desarrollo de una estrategia coherente en materia de seguridad del clima a escala de la Unión, que aborde las consecuencias estratégicas y políticas del cambio climático y permita a la UE responder y prepararse para la inestabilidad geopolítica derivada del clima, y prestando especial atención a la cooperación con los países en desarrollo y los países más afectados por los impactos del cambio climático; reconoce la importancia de la próxima cumbre de París sobre cambio climático; pide al SEAE que conceda prioridad a la diplomacia relativa a los objetivos de cambio climático con el fin de recabar apoyo en favor de un acuerdo sólido y global; pide que se entable un debate sobre una estrategia de cara al futuro para abordar las migraciones debidas al cambio climático;

64.  Pide a la UE y a los Estados miembros que contribuyan de forma positiva y coordinada a la elaboración de la Agenda para el desarrollo después de 2015, y destaca la importante función de la AR/VP a la hora de garantizar el liderazgo de la UE en las negociaciones; recalca que el nuevo marco debería abordar las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad y la violencia mediante el refuerzo de unas instituciones democráticas integradoras y eficaces, la buena gobernanza y el Estado de Derecho;

o
o   o

65.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad / Vicepresidenta de la Comisión, al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Secretario General de la OTAN, al Presidente de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, al Presidente en ejercicio de la OSCE, al Presidente de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, al Presidente del Comité de Ministros del Consejo de Europa y al Presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Aviso jurídico