Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2015/2520(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B8-0370/2015

Debates :

Votaciones :

PV 30/04/2015 - 10.9
CRE 30/04/2015 - 10.9
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0185

Textos aprobados
PDF 188kWORD 81k
Jueves 30 de abril de 2015 - Estrasburgo Edición definitiva
Situación en Nigeria
P8_TA(2015)0185RC-B8-0370/2015

Resolución del Parlamento Europeo, de 30 de abril de 2015, sobre la situación en Nigeria (2015/2520(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Nigeria, y en particular su último debate al respecto celebrado en sesión plenaria, el miércoles 14 de enero de 2015,

–  Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, incluidas las de los días 8 y 19 de enero, 31 de marzo y 14 y 15 de abril de 2015,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo de 9 de febrero de 2015,

–  Visto el Reglamento de Ejecución (UE) nº 583/2014 de la Comisión, de 28 de mayo de 2014(1), por el que se añadió a Boko Haram a la lista de personas, grupos y entidades a las que se congelan los fondos y recursos económicos,

–  Visto el Quinto Diálogo Ministerial UE-Nigeria, celebrado en Abuya el 27 de noviembre de 2014,

–  Vistas las conclusiones preliminares de las misiones de observación electoral de la UE y el Parlamento Europeo,

–  Vista la conferencia regional sobre seguridad celebrada en Niamey el 20 de enero de 2015,

–  Vistas las declaraciones de Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, sobre la violencia continuada y el deterioro de la situación de la seguridad en el noreste de Nigeria,

–  Vistas las declaraciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la posibilidad de acusar de crímenes de guerra a miembros de Boko Haram,

–  Vista la Declaración de las Naciones Unidas, de 1981, sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones,

–  Vista la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos de 1981, ratificada por Nigeria el 22 de junio de 1983,

–  Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, ratificado por Nigeria el 29 de octubre de 1993,

–  Vista la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948,

–  Vista la Constitución de la República Federal de Nigeria, aprobada el 29 de mayo de 1999, y, en particular, las disposiciones de su Capítulo IV,

–  Vista la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y su protocolo facultativo,

–  Visto el Acuerdo de asociación entre los miembros del grupo de los Estados de África, del Caribe y del Pacífico, por una parte, y la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por otra (el Acuerdo de Cotonú),

–  Visto el artículo 208 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que estipula la obligación de tener en cuenta el principio de coherencia de las políticas de desarrollo en todas las políticas exteriores de la UE,

–  Visto el artículo 123, apartados 2 y 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que Nigeria es el país más poblado y con mayor diversidad étnica de África, y que está marcado por divisiones regionales y religiosas y una fractura norte-sur que se caracteriza por grandes diferencias económicas y sociales;

B.  Considerando que Nigeria es la mayor economía del continente africano y un importante socio comercial de la UE, pero que, a pesar de sus vastos recursos, se encuentra entre los países con más desigualdades del mundo, con más del 70 % de su población viviendo con menos de 1,25 dólares al día y el 10 % restante controlando más del 90 % de la riqueza y los recursos del país;

C.  Considerando los ataques perpetrados por Boko Haram entre el 3 y el 8 de enero de 2015 contra Baga y otras dieciséis ciudades y poblaciones vecinas, que, según imágenes de satélite, destrozaron cerca de 3 700 edificios y causaron la muerte de miles de personas;

D.  Considerando que Boko Haram ha tomado y ocupado una serie de ciudades en el noreste de Nigeria y continúa reclutando por la fuerza a civiles en sus filas, entre ellos muchos niños; que la violencia de Boko Haram ha ocasionado más de 22 000 muertes desde 2009, y que de ella son víctimas indiscriminadamente cristianos, musulmanes y todo aquel que no se adhiera a sus creencias dogmáticas y extremas; que en marzo de 2015 Boko Haram se adhirió al grupo Estado Islámico; que el 27 de marzo de 2015 se encontraron cientos de cadáveres en la ciudad de Damasak, en el noreste del país, aparentemente víctimas de la insurgencia de Boko Haram;

E.  Considerando que, en abril de 2014, más de 270 niñas fueron secuestradas de una escuela pública de la ciudad de Chibok, en el Estado de Borno; que la mayoría sigue desaparecida y se encuentran en serio peligro de ser víctimas de violencia sexual, esclavitud y matrimonios forzados; que desde entonces centenares de personas han sido secuestradas por Boko Haram; que el 28 de abril de 2015 aproximadamente 300 niñas y mujeres fueron rescatadas en Sambisa Forest;

F.  Considerando que las Naciones Unidas calculan que la violencia en los Estados de Borno, Yobe y Adamawa ha desplazado a un millón y medio de personas, incluidos 800 000 niños, y que más de tres millones se han visto afectadas por la insurgencia;

G.  Considerando que más de 300 000 nigerianos han huido al noroeste de Camerún y al sudoeste de Níger para escapar de la violencia, y que cientos de nigerianos están arriesgando sus vidas en las rutas migratorias hacia la UE con la esperanza de lograr mejores condiciones de vida económicas y sociales, así como una mayor seguridad;

H.  Considerando que Boko Haram pretende establecer un estado plenamente islámico en Nigeria, incluida la puesta en marcha de tribunales penales islámicos en todo el país, y prohibir la educación occidental;

I.  Considerando que, debido al deterioro de la seguridad, los agricultores no pueden ya cultivar sus tierras o recolectar sus productos por miedo a ser atacados por Boko Haram, una situación que está agravando aún más la inseguridad alimentaria;

J.  Considerando que está aumentando el número de atentados, en los que también se utilizan niños como terroristas suicidas, y que estos atentados se están perpetrando en amplias zonas, incluso en los países vecinos, como Chad y Camerún;

K.  Considerando que la respuesta inicial de las autoridades nigerianas fue de todo punto insuficiente y ha suscitó entre la población un sentimiento de desconfianza hacia las instituciones del país; que con el anterior Gobierno las autoridades nigerianas llevaron a cabo encarcelaciones y detenciones en masa, así como ejecuciones extrajudiciales y otras muchas violaciones de los derechos humanos y del Derecho internacional;

L.  Considerando que la expansión de la insurgencia de Boko Haram a los países vecinos pone de relieve la importancia de reforzar la cooperación y dar una respuesta más contundente en la región;

M.  Considerando que Nigeria desempeña un papel fundamental en la política regional y del continente, además de ser uno de los impulsores de la integración regional a través de la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO);

N.  Considerando que los ingresos procedentes del petróleo han ido disminuyendo de manera constante y que se cierne una crisis económica, y que, según algunas estimaciones, se roban cada año entre 3 000 y 8 000 millones de dólares estadounidenses procedentes del petróleo en Nigeria; que decenios de mala gestión económica, inestabilidad y corrupción han dificultado la inversión en los sistemas educativos y de servicios sociales en Nigeria;

O.  Considerando que la educación, la alfabetización, los derechos de la mujer, la justicia social y el reparto social equitativo de los fondos públicos mediante sistemas fiscales, la reducción de las desigualdades y la lucha contra la corrupción y la evasión fiscal resultan esenciales para combatir el fundamentalismo, la violencia y la intolerancia;

P.  Considerando que el terrorismo es una amenaza global, pero que los esfuerzos de la comunidad internacional para hacer más contra Boko Haram en Nigeria dependían en cierta medida de que las elecciones se celebrasen con una credibilidad, responsabilidad y transparencia plenas;

Q.  Considerando que Nigeria es aún una democracia joven y frágil que se enfrentó a una violencia extrema tras los resultados de las elecciones de 2011 y las acusaciones de manipulación de los votos;

R.  Considerando que la Comisión Electoral Nacional Independiente (INEC) aplazó la celebración de las elecciones de los días 14 y 28 de febrero a los días 28 de marzo y 11 de abril de 2015, a fin de que el Gobierno pudiera lanzar ofensivas militares contra Boko Haram, y que en marzo de 2015 se puso en marcha una respuesta regional;

S.  Considerando que el ejército de Chad, junto con los de Chad y Camerún, es la principal fuerza de la lucha contra Boko Haram, y que su total participación en la lucha contra los terroristas de Boko Haram en Gamboru Ngala, Malam Fatouri y Kangalam en Nigeria está ampliamente reconocida; que se reconoce el alto precio pagado por este ejército en la guerra contra el terrorismo; que el Parlamento Europeo expresa su plena solidaridad a los heridos y a las familias de las víctimas;

T.  Considerando que la campaña electoral se desarrolló en un contexto de tensión marcado por episodios de violencia preelectoral en todo el país, especialmente en el sur y el suroeste, junto con atentados de Boko Haram para intimidar a los votantes, vulneraciones de la normativa de la campaña electoral y compra de votos;

U.  Considerando que los observadores locales e internacionales, incluidos los observadores de la UE, señalaron deficiencias sistémicas, en particular irregularidades en el escrutinio, abusos en el ejercicio de cargos públicos y empleo de la violencia; que, no obstante, no vieron que hubiera manipulación sistemática;

V.  Considerando que la UE, a petición del Gobierno nigeriano, envió una misión de observación electoral a largo plazo, en la que participaba una delegación del Parlamento Europeo; que la Unión Africana, la Commonwealth y la CEDEAO también efectuaron misiones de observación electoral;

W.  Considerando que el 31 de marzo de 2015 el general Muhammadu Buhari, candidato presidencial del partido de la oposición All Progressives Congress (APC), fue declarado vencedor de los comicios, y que el presidente en ejercicio admitió la derrota de manera pacífica; que el partido opositor APC obtuvo la mayoría en las elecciones presidenciales, al Senado y a la Cámara de Representantes en cuatro de las seis zonas geopolíticas;

X.  Considerando que estas vez resultaron elegidas menos mujeres que en 2011, cuando ya se observó una tendencia negativa;

Y.  Considerando que el 17 % de las niñas se casa antes de cumplir los 15 años, y que los matrimonios infantiles alcanzan el 76 % en la región del noroeste; que Nigeria tiene el número más elevado en términos absolutos de víctimas de mutilación genital femenina del mundo, representando aproximadamente una cuarta parte de los 115 a 130 millones de víctimas en el mundo;

1.  Condena enérgicamente la violencia continua y cada vez más preocupante, incluida la continua ola de ataques con armas de fuego y bombas, atentados suicidas, esclavitud sexual y otras formas de violencia sexual, secuestros y otros actos violentos perpetrados por la secta terrorista Boko Haram contra objetivos civiles, gubernamentales y militares en Nigeria, que han provocado varios miles de muertos y heridos y el desplazamiento de cientos de miles de personas, y que pueden constituir crímenes contra la humanidad;

2.  Lamenta la masacre de hombres, mujeres y niños inocentes, al tiempo que expresa su solidaridad con el pueblo de Nigeria en su determinación de luchar contra todas las formas de terrorismo en el país; elogia el trabajo de todos los periodistas y defensores de los derechos humanos en su intento de atraer la atención mundial sobre el extremismo de Boko Haram y las víctimas inocentes de su violencia;

3.  Recuerda que ha transcurrido un año desde que 276 niñas de una escuela a las afueras de Chibok fueron secuestradas y que, según diferentes grupos de derechos humanos, al menos otras 2 000 niñas y mujeres han sido secuestradas; pide al Gobierno y a la comunidad internacional que hagan todo lo que esté en su poder para encontrarlas y liberarlas;

4.  Pide al presidente recién elegido que mantenga sus promesas electorales y que destine cuantos recursos sean necesarios para poner fin a la violencia de Boko Haram, restableciendo la estabilidad y la seguridad en todo el país y abordando las causas profundas de este tipo de terrorismo, y, en particular, que actúe con mayor contundencia para atajar la corrupción interna, la mala gestión y las ineficiencias en el seno de las instituciones públicas y el Ejército, que lo han hecho incapaz de enfrentarse al azote de Boko Haram en el norte del país, y que adopte medidas para privar a Boko Haram de sus fuentes de ingresos ilegales, mediante la cooperación con los países vecinos, especialmente en lo que respecta a la trata de seres humanos y el contrabando;

5.  Pide a las autoridades y los líderes religiosos de Nigeria que cooperen activamente con la sociedad civil y las autoridades públicas para luchar contra el extremismo y la radicalización;

6.  Pide a las nuevas autoridades nigerianas que adopten una hoja de ruta para el desarrollo social y económico de los Estados septentrionales y meridionales a fin de abordar los problemas de la pobreza, la desigualdad, las oportunidades educativas y el acceso a la sanidad, que son una de las causas de la espiral de violencia, fomentando una distribución equitativa de los ingresos procedentes del petróleo en el contexto de la descentralización; pide asimismo a las autoridades nigerianas que actúen decididamente para poner fin a las mutilaciones genitales femeninas, a los matrimonios infantiles y al trabajo infantil; Pide a la UE que utilice todos los instrumentos a su alcance para promover estas medidas, luchar de manera eficaz contra los flujos financieros ilícitos y la evasión y elusión fiscales, e impulsar la cooperación internacional democrática en materia fiscal;

7.  Acoge con satisfacción la determinación manifestada por los trece países participantes en la cumbre regional de Niamey de 20 y 21 de enero de 2015, en particular el compromiso militar de Chad, junto con Camerún, Níger y Nigeria, de luchar contra las amenazas terroristas de Boko Haram; anima a reforzar esta respuesta regional, utilizando todas las herramientas existentes y en pleno cumplimiento del Derecho internacional; Pide en particular a la CEDEAO que prosiga la ejecución de su nueva estrategia antiterrorista y que preste especial atención a la interrupción de los flujos transfronterizos ilegales de armas, armamento, combatientes y contrabando; insiste además en que, sin esta cooperación, es probable que la violencia continúe y socave la paz y la estabilidad en toda la región; recuerda, a este respecto, que Boko Haram ha proclamado su adhesión al Estado Islámico, y señala la necesidad de impedir cualquier forma de coordinación o cooperación futura entre estas dos organizaciones terroristas y la expansión de esta amenaza;

8.  Celebra las iniciativas del Consejo de Paz y de Seguridad de la Unión Africana y pide a esta última que emprenda urgentemente acciones concretas, junto con todos los países implicados, para coordinar la lucha contra los grupos terroristas en la región del Sahel; insta a la Unión Europea a apoyar el desarrollo de mecanismos regionales para la gestión de conflictos, tales como la Fuerza de Reserva Africana, incluida la posibilidad de recurrir al Fondo de Apoyo a la Paz para África y a los instrumentos de gestión de crisis de la UE;

9.  Insta a la comunidad internacional a prestar más ayuda al Gobierno nigeriano para luchar contra Boko Haram y abordar las causas profundas del terrorismo, dado que únicamente con una respuesta global se podrá lograr el fin definitivo de la violencia y el fundamentalismo;

10.  Pide a la UE y a sus Estados miembros que cumplan su compromiso de brindar ayuda política, humanitaria y para el desarrollo en todos los ámbitos a Nigeria y al pueblo nigeriano en la lucha contra la amenaza que representa Boko Haram y con miras a impulsar el desarrollo del país; Insta a la UE a que prosiga el diálogo político con Nigeria de conformidad con el artículo 8 del Acuerdo de Cotonú revisado y a que, en este contexto, aborde las cuestiones relacionadas con los derechos humanos universales, incluidas las libertades de pensamiento, conciencia, religión o creencia y la no discriminación por motivo alguno, tal como se consagran en los instrumentos universales, regionales y nacionales sobre los derechos humanos;

11.  Pide a la comunidad internacional, asimismo, que ayude a los refugiados nigerianos en los países vecinos; insta a los Estados miembros de la UE a que establezcan de inmediato un sistema europeo global y creíble para gestionar las rutas migratorias que conectan el África Subsahariana con Oriente Próximo y el Norte de África, ofrecer soluciones de desarrollo sostenible a los países de origen, como Nigeria, y poner fin a las tragedias humanas que acaecen en estas rutas;

12.  Insta a la UE a que investigue la financiación de Boko Haram y fomente la transparencia en todos los intercambios comerciales de recursos naturales, en especial en el comercio del petróleo, a fin de evitar que cualquier empresa contribuya a avivar los conflictos; pide a las autoridades nigerianas y a las compañías extranjeras que ayuden a reforzar la gobernanza del sector extractivo respetando la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE) y publicando sus pagos al Gobierno de Nigeria;

13.  Considera que el Gobierno de Nigeria tiene el derecho y el deber de defender a su pueblo del terrorismo, pero insiste en que la actuación correspondiente debe llevarse a cabo respetando los derechos humanos y el Estado de Derecho;

14.  Pide que se proceda a investigar de forma exhaustiva las denuncias de violaciones de los derechos humanos, entre las que se cuentan denuncias de ejecuciones extrajudiciales, torturas, detenciones arbitrarias y abusos relacionados con la extorsión, y considera que las actuaciones de este tipo no pueden justificarse como un medio para combatir la amenaza que representan Boko Haram u otras organizaciones terroristas; considera que es necesario reformar con urgencia el sistema judicial nigeriano con el fin de establecer una justicia penal eficaz para luchar contra el terrorismo, incluida la reforma de las fuerzas de seguridad pública del Estado nigeriano;

15.  Insta a que los soldados heridos reciban un tratamiento adecuado y a que a las niñas y mujeres víctimas de violaciones en el contexto del conflicto armado se les ofrezcan todos los servicios de salud sexual y reproductiva, en instalaciones humanitarias financiadas por la UE, de conformidad con el artículo 3 común a los Convenios de Ginebra, garantizando la prestación de toda la ayuda médica necesaria en razón de las condiciones de los heridos y enfermos y sin distinción alguna;

16.  Felicita al general Muhammadu Buhari por su victoria como candidato presidencial por el APC, así como a todos los que han obtenido escaños en el Senado y la Cámara de Representantes o a los que han sido votados en las elecciones a Gobernador y legislativas en los Estados federados, con independencia del partido al que pertenezcan; elogia a aquellos candidatos que han reconocido su derrota dignamente, empezando por el presidente en ejercicio y candidato presidencial Goodluck Jonathan, acoge con satisfacción el compromiso continuado de todos los partidos políticos y candidatos con unas elecciones pacíficas, y les insta a que sigan aceptando los resultados sin recurrir a la violencia;

17.  Felicita al pueblo nigeriano por su entusiasmo democrático y su movilización durante todo el proceso electoral, y pide a las autoridades nigerianas que refuercen la buena gobernanza y promuevan instituciones democráticas que rindan cuentas de su actuación; opina que el traspaso de poderes a través de las urnas demuestra una profundización de la democracia en Nigeria que podría servir de modelo para otras naciones africanas;

18.  Acoge con satisfacción la determinación de la INEC a la hora de acometer un proceso electoral creíble (en la medida de lo posible), justo y transparente, pese a las limitaciones internas y externas y las presiones con las que se vio confrontada y, en particular, por haber incluido a las personas con discapacidad;

19.  Anima a las víctimas de agravios a que los aborden a través de los mecanismos oficiales de resolución de disputas, y solicita a las autoridades nigerianas que respondan a cada una de las reclamaciones con una investigación completa y creíble y una reparación conforme a Derecho; pide a la UE que apoye el desarrollo de este tipo de mecanismos;

20.  Pide al Gobierno nigeriano que promueva la participación de la mujer en la esfera pública y la vida política;

21.  Reitera su llamamiento para que se deroguen la ley contra la homosexualidad y la pena de muerte;

22.  Pide a las autoridades nigerianas que adopten medidas de urgencia en el delta del Níger, incluidas acciones para poner término a las actividades ilegales relacionadas con el petróleo, y ayuden a las personas expuestas a la contaminación; pide a la UE y a sus Estados miembros que aporten los recursos y conocimientos técnicos especializados necesarios para rehabilitar la zona; pide a todas las empresas que operan en la región que respeten los estándares internacionales de más alto nivel y se abstengan de emprender acciones que puedan ir en perjuicio del medio ambiente y de las comunidades locales;

23.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y a los Parlamentos de los Estados miembros, al Gobierno y al Parlamento de Nigeria, a los representantes de la CEDEAO y a la Unión Africana.

(1) DO L 160 de 29.5.2014, p. 27.

Aviso jurídico