Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2015/2747(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B8-0716/2015

Debates :

Votaciones :

PV 09/07/2015 - 12.12
CRE 09/07/2015 - 12.12
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0276

Textos aprobados
PDF 244kWORD 68k
Jueves 9 de julio de 2015 - Estrasburgo Edición definitiva
Conmemoración de Srebrenica
P8_TA(2015)0276RC-B8-0716/2015

Resolución del Parlamento Europeo, de 9 de julio de 2015, sobre la conmemoración de Srebrenica (2015/2747(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus Resoluciones de 7 de julio de 2005(1) y de 15 de enero de 2009(2) sobre Srebrenica,

–  Vistas las disposiciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos, del Convenio Europeo de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que reconocen el derecho de todo individuo a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona, así como a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión,

–  Visto el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y Bosnia y Herzegovina, por otra, firmado en Luxemburgo el 16 de junio de 2008 y que entró en vigor el 1 de junio de 2015,

–  Vistas las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 827 de 25 de mayo de 1993, 1551 de 9 de julio de 2004, y 1575 de 22 de noviembre de 2004,

–  Visto el artículo 123, apartados 2 y 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que el 11 de julio de 2015 se cumple el vigésimo aniversario de los actos de genocidio y limpieza étnica que tuvieron lugar en los alrededores y dentro de la ciudad de Srebrenica durante la guerra de Bosnia y que nos recuerdan los peligros de las formas extremas de nacionalismo e intolerancia en la sociedad, que se agravan todavía más en un contexto de guerra;

B.  Considerando que el 11 de julio de 1995 la ciudad bosnia de Srebrenica, que había sido declarada enclave protegido por la Resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 819 de 16 de abril de 1993, cayó en manos de las fuerzas serbobosnias dirigidas por el general Ratko Mladić, bajo la autoridad del entonces presidente de la República Srpska, Radovan Karadžić;

C.  Considerando que, durante varios días de matanzas tras la caída de Srebrenica, más de 8 000 hombres y niños musulmanes, que habían buscado un lugar seguro en esa zona bajo el amparo de la Fuerza de Protección de las Naciones Unidas (Unprofor), fueron ejecutados de manera sumarísima por las fuerzas serbobosnias bajo las órdenes del general Mladić y por grupos paramilitares, que incluían unidades de policía irregular; que casi 30 000 mujeres, niños y ancianos fueron expulsados por la fuerza en una campaña de limpieza étnica masiva, convirtiendo este episodio en el mayor crimen de guerra perpetrado en Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial;

D.  Considerando que los trágicos acontecimientos de Srebrenica dejaron profundas secuelas emocionales en los supervivientes y crearon obstáculos perdurables para la reconciliación política entre los distintos grupos étnicos de Bosnia y Herzegovina;

E.  Considerando que la matanza de Srebrenica ha sido reconocida como genocidio tanto por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), en su sentencia en apelación, Fiscal v. Radislav Krstić, asunto nº IT-99-33, de 19 de abril de 2004, como por la Corte Internacional de Justicia en el asunto relativo a la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (Bosnia y Herzegovina v. Serbia y Montenegro), de 27 de febrero de 2007, p. 127, §297;

F.  Considerando las múltiples violaciones de los Convenios de Ginebra perpetradas por las fuerzas serbobosnias contra la población civil de Srebrenica, incluidas las deportaciones de miles de mujeres, niños y ancianos, así como la violación de un gran número de mujeres;

G.  Considerando que, a pesar de los esfuerzos por encontrarlos y exhumarlos de fosas comunes y tumbas individuales, todavía no se han localizado e identificado los restos de casi 1 200 hombres y niños de Srebrenica;

H.  Considerando que en 1999 el secretario general de las Naciones Unidas declaró, en su informe sobre la caída de Srebrenica, que las Naciones Unidas habían fracasado en el cumplimiento de su mandato, en particular en lo que se refiere a la protección de los denominados «enclaves protegidos», por lo que comparten la responsabilidad consiguiente;

I.  Considerando que la UE está basada en la convivencia pacífica y la cooperación comprometida entre sus miembros; que una de las principales motivaciones del proceso de integración europea es la voluntad de evitar que se vuelvan a producir guerras y crímenes contra el Derecho internacional humanitario en Europa;

J.  Considerando que, el 30 de enero de 2015, el TPIY confirmó las sentencias a cinco oficiales de alto rango del ejército serbobosnio condenados por su participación en el genocidio de Srebrenica de 1995; que algunos de los oficiales condenados informaron directamente al antiguo jefe del ejército serbobosnio Ratko Mladić, actualmente juzgado por el TPIY por crímenes que incluyen el genocidio;

1.  Recuerda y rinde homenaje a todas las víctimas del genocidio de Srebrenica y de todas las atrocidades cometidas durante las guerras en la antigua Yugoslavia; expresa sus condolencias y su solidaridad a las familias de las víctimas, muchas de las cuales viven sin una confirmación definitiva del destino de sus parientes;

2.  Condena en los términos más enérgicos el genocidio cometido en Srebrenica; declara solemnemente que estos horrendos crímenes no deben producirse nunca más y afirma que hará cuanto esté en su mano por impedir que se repitan; rechaza toda tentativa de negar, relativizar o malinterpretar el genocidio;

3.  Destaca la necesidad de que los representantes políticos de Bosnia y Herzegovina reconozcan el pasado a fin de trabajar juntos con éxito en pro de un futuro mejor para todos los ciudadanos del país; hace hincapié en el importante papel que los países vecinos, las autoridades religiosas, la sociedad civil, el arte, la cultura, los medios de comunicación y los sistemas educativos desempeñan en este difícil proceso;

4.  Subraya la importancia del trabajo realizado por el TPIY y la necesidad de adoptar todas las medidas necesarias para acelerar los procesos y apelaciones y concluirlos sin demoras indebidas; insiste en que debe dedicarse una mayor atención a los juicios por crímenes de guerra que se celebran en el ámbito nacional;

5.  Reitera el compromiso de la UE con la perspectiva europea y la continuación del proceso de adhesión de Bosnia y Herzegovina y de todos los países de los Balcanes Occidentales; cree que la cooperación regional y el proceso de integración europea son las mejores vías para promover la reconciliación y superar el odio y las divisiones;

6.  Solicita el desarrollo de programas educativos y culturales que promuevan la comprensión de las causas que propiciaron estas atrocidades y sensibilicen sobre la necesidad de cultivar la paz y fomentar los derechos humanos y la tolerancia entre las diferentes religiones; expresa su apoyo a organizaciones de la sociedad civil como la Asociación de Madres de los Enclaves de Srebrenica y Žepa que desempeñan un papel fundamental a la hora de sensibilizar y establecer una base más amplia para la reconciliación entre todos los ciudadanos del país;

7.  Lamenta que el Consejo de Seguridad de las NU, que es el principal responsable del mantenimiento de la paz y de la seguridad internacionales, no haya aprobado una resolución conmemorativa del genocidio de Srebrenica. Esto resulta especialmente lamentable teniendo en cuenta que el Tribunal Internacional de Justicia, que es el principal órgano judicial de las NU, ha resuelto que los crímenes cometidos en Srebrenica eran delitos de genocidio.

8.  Acoge con gran satisfacción la decisión del Consejo de Ministros de Bosnia y Herzegovina, adoptada por unanimidad, de proclamar el 11 de julio Día de Duelo en Bosnia y Herzegovina.

9.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos de los Estados miembros, al Gobierno y al Parlamento de Bosnia y Herzegovina y a sus entidades, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los países de los Balcanes Occidentales.

(1) DO C 157 E de 6.7.2006, p. 468.
(2) DO C 46 E de 24.2.2010, p. 111.

Aviso jurídico