Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2015/2898(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0442/2016

Textos presentados :

B8-0442/2016

Debates :

PV 13/04/2016 - 17
CRE 13/04/2016 - 17

Votaciones :

PV 14/04/2016 - 7.9
CRE 14/04/2016 - 7.9
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0133

Textos aprobados
PDF 227kWORD 119k
Jueves 14 de abril de 2016 - Estrasburgo Edición definitiva
Informe de 2015 sobre Turquía
P8_TA(2016)0133B8-0442/2016

Resolución del Parlamento Europeo, de 14 de abril de 2016, sobre el Informe de 2015 sobre Turquía (2015/2898(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Informe de 2015 de la Comisión sobre Turquía (SWD(2015)0216),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 15 de diciembre de 2015, sobre la ampliación y el proceso de estabilización y asociación y las conclusiones pertinentes anteriores del Consejo y del Consejo Europeo,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, 10 de noviembre de 2015, sobre la estrategia de ampliación de la UE (COM(2015)0611),

–  Vistas la Decisión 2008/157/CE del Consejo, de 18 de febrero de 2008, relativa a los principios, prioridades y condiciones contemplados en la Asociación para la adhesión con la República de Turquía («Asociación para la adhesión») y las decisiones previas del Consejo de 2001, 2003 y 2006 sobre la Asociación para la adhesión,

–  Vistos la Declaración conjunta tras la Cumbre entre la UE y Turquía, de 29 de noviembre de 2015, y el Plan de acción entre la UE y Turquía,

–  Vista su Resolución, de 15 de abril de 2015, sobre el centenario del genocidio armenio(1),

–  Vista la Conferencia Intergubernamental de 14 de diciembre de 2015 durante la cual se abrió oficialmente el capítulo 17 dedicado a la política económica y monetaria,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre Turquía y, en particular, las de 10 de febrero de 2010, sobre los progresos realizados por Turquía en 2009(2); de 9 de marzo de 2011, relativo a los progresos realizados por Turquía en 2010(3); de 29 de marzo de 2012, sobre el Informe de situación 2011 sobre Turquía(4); de 18 de abril de 2013, sobre el Informe de 2012 relativo a los progresos realizados por Turquía(5); de 13 de junio de 2013, sobre la situación en Turquía(6); de 12 de marzo de 2014, sobre el Informe de 2013 relativo a los progresos realizados por Turquía(7); de 13 de noviembre de 2014, sobre las tensiones generadas por las acciones turcas en la zona económica exclusiva de Chipre(8); de 15 de enero de 2015, sobre la libertad de expresión en Turquía(9); y de 10 de junio de 2015, sobre el Informe de evolución de 2014 relativo a Turquía(10),

–  Vista la petición hecha por el Parlamento a la Comisión en su Resolución sobre el Informe de evolución de 2014 relativo a Turquía al objeto de que revalúe la manera en que se han llevado a cabo las negociaciones hasta ahora y cómo pueden mejorarse e intensificarse las relaciones y la cooperación entre Turquía y la Unión,

–  Visto el Marco de Negociación con Turquía de 3 de octubre de 2005,

–  Vista la Declaración de la Comunidad Europea y de sus Estados miembros, de 21 de septiembre de 2005, que incluye una disposición según la cual el reconocimiento de todos los Estados miembros es un elemento esencial del proceso de adhesión, y la necesidad de que Turquía aplique plenamente el Protocolo Adicional del Acuerdo de Ankara eliminando todos los obstáculos a la libre circulación de mercancías sin prejuicios ni discriminaciones;

–  Visto que la base para la adhesión de Turquía a la Unión siguen siendo el pleno respeto de los criterios de Copenhague y la capacidad de integración de la Unión, de conformidad con las Conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2006;

–  Visto el artículo 46 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), que establece que las partes contratantes se comprometen a acatar las sentencias definitivas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en los litigios en que sean partes,

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–  Vistos la crisis siria, los esfuerzos en pro de un alto el fuego y una resolución pacífica del conflicto y las obligaciones de Turquía de reforzar la estabilidad y promover unas relaciones de buena vecindad redoblando los esfuerzos por resolver las cuestiones, las diferencias y los conflictos bilaterales pendientes con los países limítrofes en materia de fronteras terrestres y marítimas y de espacio aéreo, de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y con los valores y principios en que se fundamenta la Unión,

–  Visto que el respeto del Estado de Derecho y, en particular, la separación de poderes, la democracia, la libertad de expresión, los derechos humanos, los derechos de las minorías y la libertad de religión constituyen el núcleo del proceso de negociación;

–  Vista la aprobación de un fondo de 3 000 millones de euros para gestionar la crisis de los refugiados de Turquía, 1 000 millones de los cuales proceden del presupuesto de la Unión y el resto, de los Estados miembros,

–  Vista la labor de Kati Piri como ponente permanente sobre Turquía de la Comisión de Asuntos Exteriores,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que las negociaciones de adhesión con Turquía se iniciaron el 3 de octubre de 2005 y que la apertura de dichas negociaciones representa el punto de partida de un largo proceso cuyo final se desconoce, sobre la base de condiciones justas y rigurosas y de un compromiso de realizar reformas;

B.  Considerando que la Unión debe seguir sosteniendo las reformas en Turquía, habida cuenta de la capacidad transformadora que poseen tanto las negociaciones de adhesión como el proceso de ampliación;

C.  Considerando que, de conformidad con las Conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2006, deben respetarse plenamente los criterios de Copenhague y la capacidad de integración de la Unión; que Turquía se ha comprometido a cumplir los criterios de Copenhague, llevar a cabo unas reformas adecuadas y efectivas, mantener relaciones de buena vecindad y alinearse progresivamente con el acervo de la Unión, que estos esfuerzos deben considerarse como una oportunidad para que Turquía refuerce sus instituciones y continúe su proceso de democratización y modernización;

D.  Considerando que el respeto del Estado de Derecho constituye el núcleo del proceso de negociación, en particular en cuanto a la separación de poderes, la libertad de expresión y de los medios de comunicación, los derechos humanos y la democracia, la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada, las relaciones de buena vecindad, la libertad de religión, la libertad de asociación y de protesta pacífica, los derechos de las minorías, los derechos de la mujer y la lucha contra la discriminación de grupos vulnerables, como la comunidad romaní, las personas con discapacidad y las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI);

E.  Considerando que, por lo que respecta a los criterios políticos, el ritmo de las reformas se ha ralentizado y se ha producido un retroceso significativo en los ámbitos de la libertad de expresión y la libertad de reunión;

F.  Considerando que Turquía sigue siendo uno de los países con más periodistas encarcelados del mundo;

G.  Considerando que Turquía sigue figurando como «no libre» en cuanto a libertad de prensa y solo «parcialmente libre» en cuanto a libertad de internet en la clasificación elaborada por Freedom House sobre la libertad de prensa y de los medios de comunicación;

H.  Considerando que la situación de seguridad en Turquía se está deteriorando rápidamente tanto en el interior como en el exterior;

I.  Considerando que Turquía ha sufrido numerosos atentados terroristas atribuidos al denominado Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL/Dáesh), en Diyarbakir, Suruc, Ankara y Estambul, en los que perdieron la vida un total de 146 personas inocentes;

J.  Considerando que los bombardeos rusos sobre Alepo y otras zonas de Siria están produciendo un elevado número de refugiados que se añaden a los que buscan protección en Turquía;

K.  Considerando que la UE y Turquía han acordado dar un nuevo impulso al proceso de negociación y cooperar intensamente en materia de migración;

L.  Considerando que el pueblo turco ha acogido hasta ahora con admirable hospitalidad al gran número de refugiados que viven en su seno; que Turquía acoge a la mayor población de refugiados del mundo, con una cifra de aproximadamente 2,7 millones de personas registradas procedentes de Siria e Irak, según el ACNUR;

M.  Considerando que las autoridades turcas no han dado su acuerdo a la reapertura del seminario ortodoxo de la isla de Heybeliada;

I.Situación actual de las relaciones entre la Unión y Turquía

1.  Expresa su profunda preocupación, en vista del retroceso que se ha producido en Turquía en lo tocante al respeto de la democracia y el Estado de Derecho, por la notable ralentización general del ritmo de las reformas en Turquía estos últimos años y por la regresión constatada en determinados ámbitos fundamentales, como la independencia del poder judicial, la libertad de reunión, la libertad de expresión y el respeto por los derechos humanos y el Estado de Derecho, que aleja el país cada vez más del cumplimiento de los criterios de Copenhague que debería observar todo país candidato;

2.  Subraya que Turquía es un socio estratégico clave para la UE y de que unas negociaciones activas y creíbles ofrecerían el marco más adecuado para aprovechar plenamente el potencial de las relaciones entre la Unión y Turquía; toma nota de la reactivación del proceso de negociación y espera que la apertura de nuevos capítulos dé lugar a avances concretos; pide, en este contexto, progresos concretos y un compromiso genuino por parte de Turquía; reitera su petición a la Comisión de que reevalúe la manera en que se han llevado a cabo las negociaciones hasta ahora y examine cómo pueden mejorarse e intensificarse las relaciones y la cooperación entre Turquía y la Unión; apoya firmemente un diálogo de alto nivel estructurado, más frecuente y abierto sobre temas clave de interés común, como las migraciones, la lucha antiterrorista, la energía, la economía y el comercio;

3.  Considera que el aplazamiento del Informe de 2015 sobre Turquía de la Comisión hasta después de las elecciones turcas de noviembre de 2015 fue una decisión equivocada, pues dio a entender que la Unión estaba dispuesta a cerrar los ojos en la cuestión de las violaciones de los derechos fundamentales como contrapartida de la cooperación del Gobierno de Turquía en relación con los refugiados; pide a la Comisión que se comprometa a publicar los informes anuales de situación con arreglo a un calendario específico fijo; pide a la Comisión y al Consejo que no ignoren la evolución interna de Turquía y que defiendan sin ambages el respeto del Estado de Derecho y los derechos fundamentales en Turquía, como establecen los criterios de Copenhague y con independencia de otros intereses;

4.  Toma nota de los resultados de las elecciones parlamentarias del 1 de noviembre de 2015 y de la formación de un nuevo Gobierno; reitera su petición de que se rebaje el umbral electoral del 10 %, y pide transparencia en cuanto a la financiación de partidos políticos y campañas electorales; celebra la activa participación de voluntarios de la sociedad civil y el alto nivel de participación en las elecciones; condena, sin embargo, la intimidación y el acoso contra los medios de comunicación y la discriminación contra partidos de la oposición en cuanto a cobertura preelectoral, la atmósfera de violencia e intimidación, en la que han destacado en particular los ataques a determinados candidatos y sedes de partidos de la oposición, en particular contra el Partido Democrático Popular (HDP), y la intensa polarización política; celebra que la Gran Asamblea Nacional Turca incluya ahora a grupos minoritarios en Turquía como consecuencia de las dos últimas elecciones y a pesar del umbral del 10 %;

5.  Pide que se modernice la unión aduanera y se amplíe a nuevos sectores, incluidos los productos agrícolas, los servicios y la contratación pública; toma nota de que el inicio de las negociaciones al respecto se prevé para el segundo semestre de 2016; recuerda que la unión aduanera únicamente podrá desarrollar todo su potencial cuando Turquía aplique en su integridad en Protocolo Adicional respecto a todos los Estados miembros; opina que los intereses de Turquía deben tomarse en consideración en futuros acuerdos de libre comercio entre la Unión y países terceros, en particular en el caso de las negociaciones de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI) entre la Unión y los EE.UU.; pide la mejora de la libre circulación de personas y el aumento de los intercambios interculturales;

6.  Toma nota apreciativamente del diálogo político intensificado entre la Unión y Turquía en el ámbito de la política exterior y de seguridad y de la mayor alineación de Turquía con las declaraciones de la Unión y las decisiones del Consejo en 2015; lamenta que Turquía no se alineara con la decisión del Consejo adoptada tras la anexión ilegal de Crimea por la Federación de Rusia y los sucesos de Ucrania oriental, incluidas las medidas restrictivas;

7.  Insiste en que Turquía debe continuar alineando su política exterior con la de la Unión, de conformidad con lo dispuesto en el Marco de Negociación; considera fundamental intensificar los intercambios de información sobre política exterior e invita al ministro de Asuntos Exteriores de Turquía a asistir a reuniones del Consejo de Asuntos Exteriores siempre que sea pertinente; recuerda la importancia estratégica de Turquía para seguridad energética de la Unión como país de tránsito clave; considera fundamental un rápido desarrollo de la cooperación en el ámbito de la energía y la ampliación del corredor de tránsito energético hacia la Unión Europea a través de Turquía;

8.  Reitera la necesidad de fortalecer las relaciones de buena vecindad, que constituyen una parte fundamental del Marco de Negociación y un elemento esencial del proceso de ampliación; pide a Turquía que redoble sus esfuerzos por resolver, de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y con el Derecho internacional, cuestiones bilaterales pendientes así como obligaciones legales no resueltas y conflictos con sus vecinos más cercanos por cuestiones de fronteras terrestres y marítimas y de espacio aéreo; pide al Gobierno turco que firme y ratifique la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar; insta al Gobierno de Turquía a que ponga fin a las reiteradas violaciones del espacio aéreo y las aguas territoriales de Grecia, así como a los vuelos de aeronaves militares turcas sobre las islas griegas; lamenta que no se haya retirado la amenaza de casus belli declarada por la Gran Asamblea Nacional turca contra Grecia; insta a Turquía y a Armenia a que normalicen sus relaciones estableciendo relaciones diplomáticas sin condiciones previas, y pide que se abra la frontera turco-armenia, lo que podría contribuir a la mejora de las relaciones, en especial en lo relativo a la cooperación transfronteriza y la integración económica;

II.El respeto del Estado de Derecho, la democracia, los derechos humanos y las libertades fundamentales

9.  Opina que, de conformidad con el compromiso de la UE con el Estado de Derecho y los valores fundamentales, se precisan con urgencia en Turquía reformas en los ámbitos del poder judicial y los derechos fundamentales, y de la justicia, la libertad y la seguridad respectivamente; pide, sin perjuicio de las posiciones de los Estados miembros, que, cuando se cumplan los criterios oficiales de apertura, el Consejo de la Unión proponga la apertura de los capítulos 23 (poder judicial y derechos fundamentales) y 24 (justicia, libertad y seguridad) y vele por que el proceso de reformas en Turquía se configure de acuerdo a los valores y las normas de la Unión; pide a Turquía que coopere plenamente con el Consejo de Europa y con la Comisión de Venecia en materia de reforma judicial;

10.  Lamenta el grave retroceso de la libertad de expresión y opinión, tanto en línea como en otros entornos, registrado en los últimos dos años en Turquía, que sitúa al país en el puesto 149 de 180 en el último índice de libertad de prensa en el mundo elaborado por Reporteros sin Fronteras; recuerda que, según las propias cifras de las autoridades turcas, Turquía es el país que ostenta el récord de tener más periodistas entre rejas; reitera que las libertades de expresión y opinión, incluida la independencia de los medios de comunicación, constituyen el núcleo de los valores de la UE; celebra la sentencia del Tribunal Constitucional en la que declara que los derechos de Can Dündar y Erdem Gül habían sido violados; recuerda que siguen procesados y que los fiscales solicitan múltiples cadenas perpetuas, manifiesta su preocupación por la decisión de prohibir la presencia de público durante todo el juicio y pide que se lleve a cabo una investigación exhaustiva y objetiva de las alegaciones de los periodistas sobre el transporte de armas a Siria; condena las recientes declaraciones del presidente de Turquía contra el Tribunal Constitucional; pide la inmediata liberación de todos los periodistas presos y alienta a los diplomáticos europeos a mantener el estrecho seguimiento de todos los procesos penales seguidos contra periodistas; lamenta los ataques personales lanzados contra periodistas y opositores por altas instancias gubernamentales y las tendencias cada vez más autoritarias de los líderes turcos; insta a Turquía a que actúe contra las intimidaciones a periodistas en todas sus forma, investigando en particular todas las agresiones físicas y amenazas, y que impida activamente los ataques contra editoras de medios de comunicación, y asimismo que relaje el tenso clima político que genera un ambiente restrictivo de la libertad de expresión en los medios y en internet;

11.  Toma nota del Índice de Percepción de la Corrupción 2015 de Transparencia Internacional, publicado el 27 de enero de 2016, que muestra un incremento de los niveles de corrupción en Turquía durante el pasado año y sitúa al país en el puesto 66; subraya que el Gobierno turco debe emitir señales claras y coherentes de su sincera intención de luchar contra la corrupción en todos los niveles de poder;

12.  Recuerda que la lucha contra la corrupción debe ser una de las prioridades de Turquía; pide, por consiguiente, a Turquía que actualice la estrategia y el plan de acción de lucha contra la corrupción, que cree un organismo independiente en materia de lucha contra la corrupción, y que establezca un registro fiable de investigaciones, acciones penales y condenas, también en los casos de alto nivel;

13.  Pide que se restablezca la independencia de los medios de comunicación del Koza Ipek Holding y el grupoFeza y que se retire a todos los representantes gubernamentales de las juntas directivas, que se readmita a las docenas de empleados despedidos por expresar su descontento ante la asunción del control por parte del Gobierno y que se retiren los cargos de terrorismo;

14.  Condena la toma de control, violenta e ilegal, sobre varios diarios turcos, con la de Zaman como caso más reciente, y expresa su preocupación ante la decisión de Digiturk de cesar la transmisión de canales de televisión, debida, según se dice, a razones políticas, entre otras; pide al Gobierno turco que ponga fin a la presión política y económica sobre los medios de comunicación independientes; condena enérgicamente los ataques verbales y físicos y el creciente recurso a la difamación y a la legislación antiterrorista contra periodistas; toma nota de las prohibiciones de determinados contenidos en la información en línea y fuera de línea, así como la práctica del bloqueo de sitios web, en particular de redes sociales, que ha dado lugar a la autocensura entre periodistas, temerosos de que la crítica a las autoridades acreciente más las represalias; expresa su profunda preocupación ante el bloqueo de decenas de miles de páginas web, las enmiendas aprobadas en marzo de 2015 a la Ley de Regulación de los Medios en Internet, y ante el hecho de que la Dirección de Telecomunicaciones turca esté facultada para bloquear páginas web en un plazo de cuatro horas por diversos motivos, todos ellos vagos; manifiesta su preocupación por el hecho de que el proveedor de servicios por satélite Turksat haya interrumpido la difusión de IMC TV el viernes 26 de febrero de 2016 a petición de un fiscal de Ankara que investiga si este canal apoya a un grupo «terrorista»; expresa su preocupación ante las sanciones fiscales excepcionalmente elevadas impuestas a organizaciones de medios de comunicación; pide la revisión de la legislación sobre internet en apoyo de un entorno propicio para la libertad de expresión en internet y la protección de la privacidad y de los derechos personales; condena las tentativas de cargos públicos turcos de intimidar y, en algunos casos, deportar a varios periodistas internacionales; pide que se lleve a cabo una investigación independiente de los asesinatos en suelo turco de los periodistas Nayi Yerf, Ibrahim Abdelkader y Fares Hamadi, del blog sobre Siria «Raqa está siendo sacrificada en silencio»; deplora asimismo las investigaciones, las detenciones, las penas de prisión y las multas de castigo impuestas por supuestas injurias al jefe del Estado sobre la base del artículo 299 del Código Penal; pide al Gobierno turco que aborde estos problemas con carácter de urgencia y con prioridad con miras a salvaguardar el pluralismo, de acuerdo con las normas internacionales; considera que el debate público abierto es un elemento fundamental de toda democracia sana;

15.  Pide al Gobierno turco que adopte una ley adecuada en materia de protección de datos y que establezca una autoridad de protección de datos independiente, conforme a las normas europeas, que siente las condiciones necesarias para una cooperación policial y judicial y un intercambio de información eficientes y eficaces a escala internacional, y que contribuya al mismo tiempo al cumplimiento de los criterios para la liberalización del régimen de visados; pide a las autoridades turcas que definan claramente las excepciones en relación con el ámbito de aplicación de la ley, en particular en lo que se refiere al tratamiento de los datos relacionados con la salud, y que adopte un procedimiento de selección que garantice la independencia de los miembros del organismo dedicado a la protección de datos;

16.  Reitera su preocupación ante la Ley antiterrorista, y especialmente ante su definición, amplia y demasiado vaga, de terrorismo, delincuencia organizada y propaganda, que hace manifiestamente imposible determinar la naturaleza precisa de tales delitos; insiste en que la legislación penal y contra el terrorismo debe ser conforme con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que Turquía debe respetar plenamente y aplicar en su totalidad; pide a Turquía que cree un entorno político y jurídico que haga posible que el poder judicial desempeñe sus cometidos de manera independiente e imparcial también en la práctica, de manera que no se convierta en un instrumento de represión de la disidencia interna; pide a Turquía que ejecute todas las sentencias de los tribunales europeos; expresa su preocupación ante las numerosas asignaciones de nuevo destino, traslados contra la voluntad de los interesados y destituciones de jueces y fiscales, que socavan la independencia, la imparcialidad y la eficiencia del poder judicial, así como el respeto de los principios de garantía procesal y separación de poderes; pide que se restablezca urgentemente la separación de poderes, así como la adopción de medidas significativas para garantizar la plena independencia del poder judicial; deplora las desviaciones del curso de la justicia en beneficio de determinados políticos, que se generalizaron en Turquía en la estela del escándalo de corrupción de 2013; subraya que deben limitarse el papel y la influencia del poder ejecutivo en el Consejo Superior de Jueces y Fiscales y que son necesarias garantías suficientes contra los traslados de jueces contra su voluntad;

17.  Recuerda que el extraordinario crecimiento económico de Turquía en la última década ha llevado consigo un auge sin precedentes de la construcción de viviendas e infraestructuras, en detrimento, con frecuencia, de los intereses del medio ambiente y la conservación; expresa su particular preocupación por los diversos megaproyectos en el país y pide con insistencia al Gobierno que utilice evaluaciones del impacto ambiental y social y que asocie adecuadamente a la población local en la concepción de proyectos de modo que puedan evitarse en la medida de lo posible los efectos negativos a largo plazo de la urbanización, el consumo de espacio y la degradación del medio ambiente;

18.  Considera que el proceso de reforma constitucional debe conducir a una sociedad laica, pluralista, incluyente y tolerante; destaca que una nueva Constitución debería basarse en un amplio consenso de todo el espectro político y de la sociedad en su conjunto, con pleno respeto de los derechos de las minorías, independientemente de los orígenes culturales o religiosos, ofreciendo de este modo una base sólida para las libertades fundamentales y el Estado de Derecho; insta a Turquía a que respete plenamente el Estado de Derecho y los derechos y libertades fundamentales, en particular la libertad de las minorías étnicas y religiosas; hace hincapié en la necesidad de adoptar medidas legislativas amplias contra la discriminación, que prohíban la discriminación y la incitación al odio por motivos de origen étnico, religión, orientación sexual, género o identidad de género, y de incluir la prohibición de este tipo de discriminaciones en una nueva Constitución; subraya que ello no debe impedir a Turquía que conceda derechos específicos a los ciudadanos sobre la base de su origen étnico, su religión o su lengua, a fin de que puedan preservar su identidad; señala, a este respecto, que es necesario adoptar medidas adicionales para hacer frente a los problemas que afectan a los miembros de la minoría griega, en particular en lo que se refiere al derecho a educación y al derecho de propiedad; insta a las autoridades turcas a que adopten medidas de carácter judicial contra las personas y los organismos responsables de cualquier tipo de delito motivado por el odio, incluido el antisemitismo, tal y como se recogía en el paquete de medidas para la democratización adoptado por el Gobierno; condena la actitud pasiva del Gobierno turco en relación con las serias amenazas contra los cristianos y sus clérigos en los medios sociales; confía en que el Gobierno turco dé a todos los ciudadanos turcos un trato exento de prejuicios respecto de sus creencias religiosas; pide a las autoridades turcas, en vista de que Turquía alberga la población de la minoría romaní más numerosa del mundo, que aplique medidas concretas y efectivas para alcanzar de facto la igualdad de derechos para los romaníes en la sociedad turca y mejorar su situación, dedicando una atención especial a los niños romaníes y a la inclusión de las mujeres romaníes;

19.  Pide a Turquía que continúe trabajando en estrecha colaboración con la Comisión Europea sobre la nueva legislación en preparación y en la aplicación de las leyes vigentes con el fin de asegurar la compatibilidad con el acervo de la Unión;

20.  Subraya la necesidad de respetar plenamente, de conformidad con los valores europeos, el derecho a diferentes estilos de vida, tanto laicos como los basados en la fe, y de mantener la separación entre el Estado y la religión;

21.  Destaca la importancia de continuar el proceso de reformas en el ámbito de la libertad de pensamiento, conciencia y religión permitiendo que las comunidades religiosas adquieran personalidad jurídica mediante la eliminación de todas las restricciones a la formación, el nombramiento y la sucesión de los clérigos, el cumplimiento de las sentencias pertinentes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y las recomendaciones de la Comisión de Venecia, y la eliminación de todas las formas de discriminación o barreras por motivos religiosos; pide a Turquía que respete el carácter particular y la importancia del patriarca ecuménico y que reconozca su personalidad jurídica; reitera la necesidad de permitir la reapertura del seminario de Halki y levantar todos los obstáculos a su buen funcionamiento, y de permitir asimismo el uso público del título eclesiástico de patriarca ecuménico;

22.  Pide al Gobierno turco que suspenda sus planes de construcción de la central nuclear de Akkuyu; señala que la ubicación prevista se encuentra en una región proclive a terremotos graves, lo que no solo supone una amenaza importante para Turquía sino también para el conjunto de la región del Mediterráneo; solicita, por consiguiente, al Gobierno turco que se adhiera al Convenio de Espoo, por el que las partes se comprometen a notificarse y consultarse recíprocamente en relación con los grandes proyectos que contemplen y que pudieran tener un importante impacto adverso en el medio ambiente más allá de sus fronteras; solicita al Gobierno turco que asocie o, como mínimo, consulte a los Gobiernos de los países limítrofes, como Grecia y Chipre, cuando se den nuevos pasos en el proyecto de Akkuyu;

23.  Expresa su preocupación ante los persistentes niveles elevados de violencia contra la mujer y la no aplicación de la legislación nacional con el fin de prevenir y proteger a las mujeres de la violencia; insiste, asimismo, en que las autoridades apliquen efectivamente las leyes vigentes contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, problema muy extendido tanto en zonas rurales como urbanas, que aborden el escaso nivel de denuncias de casos de violencia de género, faciliten servicios de ayuda y protección a las víctimas de este tipo de violencia e impongan sanciones a los infractores, acentúen la sensibilización de la sociedad y luchen contra la aceptación social de la violencia de género; recomienda al Gobierno que promueva la igualdad de género en los ámbitos político, económico, social, cultural y civil o en cualquier otro;

24.  Pide a Turquía que despliegue esfuerzos serios para proteger los derechos de la comunidad LGBTI; expresa su profunda preocupación ante la ausencia de protección de las personas LGBTI contra actos de violencia; subraya, a este respecto, su malestar por el hecho de que no se haya incluido la protección contra los delitos motivados por el odio por causa de la orientación sexual e identidad de género en el proyecto de ley relativo a los delitos motivados por el odio; lamenta que los delitos motivados por el odio contra las personas LGBTI a menudo queden impunes o que las sentencias dictadas contra los infractores se reduzcan por supuestas «provocaciones injustificadas» por parte de las víctimas;

III.El proceso de paz kurdo y la situación en el sudeste de Turquía

25.  Expresa su profunda preocupación por el deterioro de la situación en el sudeste de Turquía; recuerda la responsabilidad del Gobierno turco de proteger a todas las personas que viven en su territorio, independientemente de sus orígenes culturales o religiosos; reconoce el derecho legítimo de Turquía a luchar contra el terrorismo, sujeto al Derecho internacional; destaca, no obstante, que las medidas de seguridad deben llevarse a cabo dentro del respeto del Estado de Derecho y los derechos humanos; subraya que todas las operaciones de las fuerzas de seguridad deben ser proporcionales y no adoptar la forma de un castigo colectivo; condena la conducta impropia de integrantes de las fuerzas especiales de seguridad y exige que los responsables sean llevados ante la justicia; solicita que el Derecho humanitario se aplique de manera que todos los heridos puedan beneficiarse de los cuidados a los que tienen derecho;

26.  Condena el retorno del PKK, que figura en la lista de la Unión de organizaciones terroristas, a la violencia y lo considera injustificado; destaca que no existe una solución violenta para la cuestión kurda e insta al Gobierno turco a que asuma su responsabilidad de reanudar las negociaciones con miras a alcanzar una solución global y sostenible para la cuestión kurda; pide al PKK que deponga las armas, abandone las tácticas terroristas y recurra a medios pacíficos y legales para expresar sus expectativas; condena enérgicamente los atentados contra las fuerzas de seguridad y la población civil; expresa su honda preocupación, en este contexto, por el levantamiento de barricadas y la excavación de trincheras por militantes de las unidades de protección del pueblo kurdo (YPG-H); insiste, no obstante, en que deben autorizarse las protestas pacíficas;

27.  Insta a las autoridades turcas a que levanten inmediatamente los toques de queda impuestos contraviniendo la Constitución turca; Se muestra especialmente alarmado ante la situación en Cizre y Sur/Diyarbakır, y condena las muertes y las lesiones causadas a civiles, privados además de agua, alimentos y atención médica; insta a Turquía a que permita la entrada en el país a la Media Luna Roja Internacional para que pueda hacer frente a la crisis humanitaria en Cizre y Diyarbakır; insta al Gobierno turco a que permita la hospitalización de los heridos, en cumplimiento de las medidas provisionales del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y que garantice una vía segura de salida para los civiles en las ciudades sometidas a toque de queda; expresa su honda preocupación ante el número creciente de muertos y heridos entre la población civil, que deben someterse a una investigación exhaustiva, y por el hecho de que aproximadamente 400 000 personas hayan sido desplazadas en el interior del país; destaca que, en nombre de la dignidad humana, debe autorizarse que las familias recuperen los cadáveres de las calles para que puedan darles sepultura; hace hincapié en la responsabilidad que incumbe al Gobierno turco en la protección de los derechos humanos, y la garantía de la seguridad y el acceso a bienes y servicios por parte de toda la población civil en las zonas predominantemente kurdas de Turquía afectadas por los combates; pide al Gobierno turco que establezca un mecanismo formal de ayuda urgente y compensación para las personas que han tenido que abandonar su hogar y han perdido su trabajo y sus medios de subsistencia; lamenta la destrucción de patrimonio histórico;

28.  Observa con preocupación los proyectos de transformación urbana y reubicación en zonas afectadas por el conflicto presentados recientemente por el Gobierno turco, y lamenta la decisión de proceder a numerosas expropiaciones en el distrito Sur de Diyarbakir, incluidos bienes de propiedad municipal y eclesiástica, lo que constituiría un violación de los derechos de las minorías religiosas; pide al Gobierno turco que respete la especificidad cultural de la región y se abstenga de seguir consolidando la estructura centralizada del gobierno local; pide la revisión de la decisión de expropiación y de los planes de reconstrucción dialogando y cooperando con las autoridades de distrito y metropolitanas y respetando los derechos de los residentes y los propietarios;

29.  Expresa su pesar por las acciones llevadas a cabo por las fuerzas especiales de seguridad conocidas como «grupos operativos Esedullah», en los que parece recaer la responsabilidad de graves violaciones de los derechos humanos, incluida la muerte deliberada de civiles en el sudeste de Turquía; exige a las autoridades turcas que investiguen en profundidad las acciones de los «grupos operativos Esedullah», que exijan responsabilidades y que castiguen a los culpables de violaciones de los derechos humanos;

30.  Pide que se declare un alto el fuego inmediato y se reanude el proceso de paz con miras a alcanzar una solución negociada para la cuestión kurda; destaca la prioridad de avanzar hacia la democratización y la reconciliación; pide, en este contexto, que se establezca una comisión especial en la Gran Asamblea Nacional Turca para la resolución de la cuestión kurda, a fin de contribuir a una paz duradera restableciendo el sentimiento de justicia y tratando los traumas vulnerables ante abusos políticos; insta a la Unión a que asuma sin demora un papel activo en el proceso de paz; destaca la importancia de dar prioridad a la mejora de los derechos sociales, culturales y políticos, así como a la igualdad de trato de los ciudadanos de origen kurdo; reitera su llamamiento a Turquía, como miembro del Consejo de Europa, para que levante sus reservas a la Carta Europea de la Autonomía Local, de forma que pueda aplicarse plenamente en todos sus aspectos;

31.  Deplora profundamente la intimidación y la persecución judicial de las más de mil personas pertenecientes a esferas académicas firmantes de una petición en favor de la paz; condena el cese o la suspensión de casi cincuenta de ellos, así como el encarcelamiento de otros cuatro firmantes; insiste en que los responsables del asesinato del abogado Tahir Elci —que dedicó su vida a la paz y los derechos humanos— sean llevados ante la justicia; expresa su honda preocupación ante las investigaciones judiciales que afectan principalmente a miembros del partido HDP, así como ante el encarcelamiento y la destitución de alcaldes, así como veinticinco coalcaldes, y las amenazas que planean sobre muchos de sus parlamentarios;

32.  Condena enérgicamente los atentados terroristas atribuidos al EIIL/Dáesh perpetrados en Diyarbakir, Suruc, Ankara y Estambul; expresa su solidaridad con las víctimas y sus familias y con los ciudadanos turcos que se encuentran en la vanguardia de la lucha contra el extremismo; condena asimismo enérgicamente los atentados perpetrados en Ankara el 17 de febrero de 2016, cuya responsabilidad ha reivindicado el grupo militante Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK ), así como el atentado perpetrado en Ankara el 13 de marzo de 2016, y expresa sus condolencias a las familias y allegados de las víctimas; destaca la importancia de llevar a cabo investigaciones exhaustivas de estos atentados con miras a llevar a sus autores ante la justicia; considera que el fortalecimiento de la cooperación entre Europol y los cuerpos y fuerzas de seguridad de Turquía es fundamental para combatir eficazmente el terrorismo;

33.  Acoge con satisfacción la participación de Turquía en la Coalición Mundial contra el EIIL y la apertura de sus bases a los Estados Unidos y a las fuerzas de la coalición; insta a Turquía a que actúe con la necesaria moderación y en plena cooperación con sus aliados occidentales;

34.  Insta a Turquía a que redoble sus esfuerzos para impedir que combatientes extranjeros, financiación y equipamiento lleguen al EIIL/Dáesh y otros grupos extremistas a través de su territorio; manifiesta su preocupación ante la posibilidad de que las autoridades turcas no hayan tomado todas las medidas posibles para detener e impedir las actividades del EIIL/Dáesh, en particular para luchar contra el tráfico ilegal de petróleo a través de sus fronteras; pide a la Unión que refuerce su capacidad de intercambio de información y colabore estrechamente con las autoridades turcas en este ámbito con el fin de prestar un mayor apoyo a la lucha contra las redes de tráfico; constata deficiencias en la detención de combatientes extranjeros y en el control de las fronteras con Irak y Siria;

35.  Celebra el apoyo y la contribución de Turquía al acuerdo alcanzado entre las principales potencias para poner fin a las hostilidades en Siria y prestar ayuda humanitaria a las personas necesitadas; elogia esta aportación como un paso importante para resolver la crisis siria; señala que el cese de las hostilidades debería aplicarse a todas las partes en el conflicto excepto a los grupos designados como organizaciones terroristas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; insta a todas las partes a que apliquen estos compromisos con diligencia y en su totalidad; reitera su convencimiento de que no existe una solución militar al conflicto sirio e insiste en la necesidad de alcanzar una solución política; condena las intervenciones militares de Turquía contra fuerzas kurdas en el norte de Siria, pues van en detrimento de la lucha contra el EIIL/Dáesh y ponen en peligro los esfuerzos por la paz y la seguridad;

IV.La cooperación entre la Unión y Turquía en la crisis de los refugiados y en el ámbito de la migración

36.  Apoya una renovación del compromiso político entre la Unión y Turquía en lo tocante a los desafíos geopolíticos, en particular la crisis migratoria y de los refugiados; reconoce la gran contribución humanitaria de Turquía, que alberga al mayor número de refugiados en el mundo; insta a la Unión y a Turquía a que unan sus fuerzas para mejorar y garantizar unas condiciones de vida dignas y las capacidades básicas en los campos de refugiados y para facilitar la labor del Organismo de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), con el fin de evitar una salida masiva de migrantes; insta a la Unión a que siga trabajando con funcionarios turcos para garantizar la exactitud de la documentación de los migrantes; recuerda que Turquía es uno de los principales países de tránsito para los migrantes y los refugiados que se dirigen a la Unión no solo desde Siria, sino también desde muchos otros países; subraya la importancia que reviste la cooperación con Turquía para gestionar la crisis de los refugiados e impedir la pérdida de vidas en el mar; acoge con satisfacción la misión de observación de la OTAN en el mar Egeo;

37.  Se congratula de la activación, el 29 de noviembre de 2015, del Plan conjunto de actuación UE-Turquía para la gestión de los refugiados y de la migración como parte de una agenda exhaustiva de cooperación basada en la responsabilidad compartida, los compromisos mutuos y la consecución de resultados, e insiste en la necesidad de aplicarla de inmediato hace hincapié en que la cooperación entre la Unión y Turquía en el ámbito de la migración no debe estar vinculada al calendario, los contenidos y las condiciones del proceso de negociación; considera que la externalización de la crisis de los refugiados a Turquía no es una solución creíble para el problema a largo plazo; apela a la solidaridad de los Estados miembros para aumentar el número de países dispuestos a aceptar la reubicación de refugiados, en un espíritu de división de cargas y responsabilidades;

38.  Destaca que los 3 000 millones de euros y la financiación adicional del Mecanismo para los refugiados en Turquía en favor de los refugiados deben utilizarse debidamente con miras a aportar mejoras rápida y directamente a los refugiados y a sus comunidades de acogida a través de la realización de proyectos que respondan a las necesidades inmediatas de alimentos, atención sanitaria, saneamiento y educación; pide que el Parlamento participe plenamente en el proceso de toma de decisiones en calidad de colegislador y de autoridad presupuestaria; insta a que se entreguen más rápidamente los fondos comprometidos; pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que velen, en cooperación con Turquía, por el establecimiento de un mecanismo para comprobar que los recursos se utilicen adecuadamente para este fin, por la estrecha supervisión de este mecanismo y por que la Comisión Europea informe periódicamente al Parlamento Europeo de la utilización de los fondos; subraya la necesidad de prestar una atención especial a grupos vulnerables como las mujeres y los niños, en particular los huérfanos, y las minorías religiosas, como los cristianos y los yazidíes; hace hincapié en la necesidad urgente de hacer frente a la violencia de género y los abusos contra mujeres y niñas en las rutas migratorias que atraviesan Turquía;

39.  Celebra la reciente decisión del Gobierno turco de abrir su mercado laboral a los refugiados sirios; alienta la adopción de más medidas urgentes para asegurar el acceso al sistema educativo de los 700 000 niños sirios; encomia al Gobierno turco por ofrecer servicios sanitarios y educación gratuitamente a los refugiados sirios; lamenta que el llamamiento del ACNUR en favor de un aumento de la financiación no haya tenido respuesta y que el Programa Mundial de Alimentos haya tenido que reducir su porcentaje nutricional al 80 % debido a lo reducido de los fondos; encomia a Turquía por colmar unilateralmente esta laguna financiera y pide a los Estados miembros y a la Unión que aumenten la financiación de las agencias de las Naciones Unidas y de sus ONG socias en Turquía;

40.  Toma nota de que Turquía ha mantenido hasta hace poco tiempo una política de fronteras abiertas a los refugiados sirios; elogia la entrada en vigor de las nuevas normas del régimen de visados turco, que ya han allanado el camino para una disminución pronunciada de los cruces ilegales de fronteras; destaca, no obstante, que es necesario aplicar una política de visados mucho más estricta, en línea con la política de visados de la Unión, respecto de los países que suponen una fuente importante de migración ilegal, con el fin de contener la afluencia de migrantes que no requieren protección internacional a través de Turquía hacia Europa; subraya que Turquía necesita asistencia de todo tipo para reforzar su seguridad fronteriza e intensificar la lucha contra los traficantes de seres humanos; pide a Turquía que aplique una tolerancia cero y adopte medidas eficaces para poner freno a las actividades de los traficantes de seres humanos y detener el flujo de refugiados hacia las islas griegas, que está causando graves problemas humanitarios, políticos, sociales y de seguridad en la Unión; anima a una mayor cooperación entre Turquía, Bulgaria y Grecia en las operaciones de búsqueda y rescate en el mar Egeo, y pide a Frontex que brinde su apoyo a la guardia costera turca y aumente el intercambio bilateral de información; reconoce que las medidas destinadas a luchar contra el tráfico ilícito solo pueden ser efectivas si van acompañadas de la creación de rutas seguras y legales para que los refugiados y los solicitantes de asilo entren en la Unión Europea;

41.  Destaca que la contención de los flujos migratorios hacia la Unión no debería dar lugar a devoluciones forzosas de refugiados o a su internamiento ilegal; pide a la Comisión que, en lo que al Plan conjunto de actuación UE-Turquía se refiere, investigue las acusaciones formuladas por Amnistía Internacional en su informe de 1 de abril de 2016 en el sentido de que Turquía está procediendo al retorno forzoso de refugiados sirios; insiste en que todos los procedimientos de retorno forzoso desde Grecia a Turquía deben respetar plenamente el Derecho internacional y de la Unión en relación con el acceso al asilo y a la protección internacional y la aplicación de los derechos fundamentales y de las garantías procesales; pide, en este sentido, a la Comisión que siga de cerca las modalidades de aplicación por parte de las autoridades turcas de dicho acuerdo y si se respeta el principio de no devolución en el caso de las personas que retornan a Turquía; reitera su llamamiento al Gobierno turco de que levante la reserva geográfica a la Convención de Ginebra de 1951; insiste en que es fundamental crear rutas seguras y legales para los refugiados e insta a los Estados miembros a que incrementen considerablemente sus esfuerzos de reubicación; opina que es imperativo llegar a una solución política a la crisis de Siria; insta a Turquía a que incremente considerablemente sus esfuerzos por llegar a una solución política, en concreto, a que supere sus reservas ante la participación de los kurdos en las negociaciones de paz de Ginebra;

42.  Celebra que las autoridades turcas y el ACNUR en Turquía estén armonizando sus bases de datos para el registro de refugiados en un único sistema de registro; considera urgente buscar vías técnicas para hacer esta base de datos interoperable y compatible con la base de datos europea para el registro de solicitantes de asilo, Eurodac; subraya que también es importante que en cuanto los refugiados abandonen Turquía para entrar en Europa, sean retirados de la base de datos turca;

43.  Destaca que la aplicación del acuerdo de readmisión en relación con todos los Estados miembros es fundamental para la Unión, ya que brinda la oportunidad de reforzar la eficacia de la política de retorno de los migrantes económicos que no requieren protección internacional; celebra el acuerdo político alcanzado por las dos partes en la Cumbre UE-Turquía celebrada el 29 de noviembre de 2015 para que el acuerdo de readmisión UE-Turquía sea plenamente aplicable a partir de junio de 2016; pide a todas las partes que apliquen íntegra y efectivamente los acuerdos bilaterales de readmisión vigentes y que velen por que se respeten plenamente los derechos fundamentales de los migrantes retornados;

44.  Alienta al Gobierno turco a cumplir íntegramente y de manera no discriminatoria los criterios establecidos en la hoja de ruta sobre la liberalización de visados en relación con todos los Estados miembros; recuerda que la liberalización de visados es un proceso basado en los méritos y que los ciudadanos turcos no podrán desplazarse sin visados hasta que se hayan respetado dichos criterios; pide a la Comisión que ofrezca más asistencia técnica para el cumplimiento de las condiciones de la hoja de ruta sobre la liberalización de visados;

V.Evolución de las negociaciones sobre la reunificación de Chipre

45.  Celebra los importantes progresos alcanzados en las negociaciones sobre la reunificación de Chipre bajo los auspicios de las Naciones Unidas; acoge con satisfacción la declaración conjunta de 11 de febrero de 2014 de los dos líderes como base para una solución; apoya la evolución de la República de Chipre hacia una federación bicomunitaria y bizonal con una única soberanía, una única personalidad internacional y una única ciudadanía, con igualdad política entre ambas comunidades e igualdad de oportunidades para todos sus ciudadanos, sin perjuicio del acuerdo definitivo y de conformidad con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Derecho internacional; celebra el enfoque constructivo adoptado por los líderes de las comunidades grecochipriota y turcochipriota de la isla, así como su determinación y sus esfuerzos incansables para alcanzar lo antes posible una solución justa, global y viable; subraya la importancia que tiene para toda la región y para Europa / la Unión Europea la solución al problema chipriota, que dura desde hace décadas; saluda, por consiguiente, la posibilidad de que se celebre un nuevo referéndum sobre la reunificación y pide a todas las partes que contribuyan a un resultado positivo;

46.  Toma nota de que la no resolución de la cuestión chipriota afecta al desarrollo de las relaciones entre la Unión y Turquía y pide, por consiguiente, a todas las partes implicadas que hagan un esfuerzo para resolver el problema;

47.  Pide a Turquía que cumpla su obligación de aplicar plenamente y sin ninguna discriminación el Protocolo adicional del Acuerdo de Asociación CE-Turquía con respecto a todos los Estados miembros, incluida la República de Chipre, ya que cumplir esta obligación podría imprimir un importante impulso al proceso de negociación;

48.  Deplora la política de asentamientos ilegales de Turquía y le pide que se abstenga de seguir asentando a ciudadanos turcos en las zonas ocupadas de Chipre, en contra de la Convención de Ginebra y de los principios del Derecho internacional; insta a Turquía a que ponga fin a todas las acciones que alteren el equilibrio demográfico en la isla e impidan, por ende, una futura solución;

49.  Pide a Turquía que se abstenga de cualquier actividad en la ZEE de Chipre que pueda causar fricciones y crisis en una región sumamente delicada e influir negativamente en las negociaciones para lograr una solución democrática que ponga fin a la inaceptable situación dicotómica actual; reconoce el derecho de los Estados miembros a firmar acuerdos bilaterales y de otro tipo en el marco de sus derechos soberanos a fin de explotar los recursos naturales dentro de sus ZEE.

50.  Celebra el acuerdo alcanzado por los dirigentes de ambas comunidades sobre una serie de medidas de fomento de la confianza, incluidas la apertura de dos nuevos puntos de paso y la interconexión de las redes eléctricas; observa, no obstante, que se han producido escasos o nulos progresos en relación con la interoperabilidad de la telefonía móvil; insta a ambas partes a que apliquen sin más dilación todas las medidas acordadas; pide a la UE que apoye plenamente dicho acuerdo tanto en el plano político como financiero; pide a Turquía que apoye activamente el proceso de negociación y un resultado positivo; pide a Turquía que comience a retirar sus tropas de Chipre y que transfiera la zona inaccesible de Famagusta a las Naciones Unidas, de conformidad con la Resolución 550(1984) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; insta a que se conceda acceso al Comité sobre Personas Desaparecidas (que se ocupa de las personas desaparecidas tanto turcochipriotas como grecochipriotas) a todos los lugares pertinentes, incluidas las zonas militares; insta a Turquía, no obstante, a que conceda acceso a los archivos pertinentes, lo que maximizaría la eficacia del Comité;

51.  Acoge con satisfacción la iniciativa del presidente de la República de Chipre Nicos Anastasiades de otorgar al turco el estatuto de lengua oficial de la Unión e insta a las partes a que aceleren este proceso; señala que debe prepararse bien ya la aplicación del acervo de la Unión en el futuro Estado constituyente turcochipriota desde el momento de la entrada en vigor del acuerdo; celebra, a este respecto, la constitución del comité bicomunitario ad hoc sobre la preparación para la UE; insta al Parlamento Europeo y a la Comisión Europea a que intensifiquen sus esfuerzos para cooperar con los turcochipriotas para preparar la plena integración en la Unión; insta al Presidente del Parlamento Europeo a que adopte las medidas necesarias en caso de que se acuerde una solución.

o
o   o

52.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Secretario General del Consejo de Europa, al Presidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros y al Gobierno y al Parlamento de la República de Turquía.

(1) Textos Aprobados, P8_TA(2015)0094.
(2) DO C 341 E de 16.12.2010, p. 59.
(3) DO C 199 E de 7.7.2012, p. 98.
(4) DO C 257 E de 6.9.2013, p. 38.
(5) DO C 45 de 5.2.2016, p. 48.
(6) DO C 65 de 19.2.2016, p. 117.
(7) Textos Aprobados, P7_TA(2014)0235.
(8) Textos Aprobados, P8_TA(2014)0052.
(9) Textos Aprobados, P8_TA(2015)0014.
(10) Textos Aprobados, P8_TA(2015)0228.

Aviso jurídico