Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2015/2323(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0161/2016

Textos presentados :

A8-0161/2016

Debates :

PV 25/05/2016 - 21
CRE 25/05/2016 - 21

Votaciones :

PV 26/05/2016 - 6.7
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0234

Textos aprobados
PDF 194kWORD 92k
Jueves 26 de mayo de 2016 - Bruselas Edición definitiva
Establecer un nuevo acuerdo para los consumidores de energía
P8_TA(2016)0234A8-0161/2016

Resolución del Parlamento Europeo, de 26 de mayo de 2016, sobre «Establecer un nuevo acuerdo para los consumidores de energía» (2015/2323(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 15 de julio de 2015, titulada «Establecer un nuevo acuerdo para los consumidores de energía» (COM(2015)0339),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 15 de julio de 2015, titulada «Lanzamiento de un proceso de consulta pública sobre la nueva configuración del mercado de la energía» (COM(2015)0340),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 16 de febrero de 2016, titulada «Estrategia de la UE relativa a la calefacción y la refrigeración» (COM(2016)0051),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 25 de febrero de 2015, titulada «Estrategia Marco para una Unión de la Energía resiliente con una política climática prospectiva» (COM(2015)0080),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 26 de noviembre de 2014, titulada «Un Plan de Inversiones para Europa» (COM(2014)0903),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 15 de noviembre de 2012, titulada «Velar por la buena marcha del mercado interior de la energía» (COM(2012)0663),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 8 de marzo de 2011, titulada «Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050» (COM(2011)0112),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 15 de diciembre de 2011, titulada «Hoja de Ruta de la Energía para 2050» (COM(2011)0885),

–  Visto el tercer paquete energético,

–  Vista la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, por la que se modifican las Directivas 2009/125/CE y 2010/30/UE, y por la que se derogan las Directivas 2004/8/CE y 2006/32/CE,

–  Vista la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables y por la que se modifican y se derogan las Directivas 2001/77/CE y 2003/30/CE,

–  Vista la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, relativa a la eficiencia energética de los edificios,

–  Vista la Directiva 95/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de octubre de 1995, relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos,

–  Vista la Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior,

–  Vista la Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre los derechos de los consumidores,

–  Vista la Recomendación 2012/148/UE de la Comisión Europea, de 9 de marzo de 2012, relativa a los preparativos para el despliegue de los sistemas de contador inteligente,

–  Vista su Resolución, de 19 de junio de 2008, sobre una Carta Europea de los Derechos de los Consumidores de Energía(1),

–  Vista su Resolución, de 10 de septiembre de 2013, sobre velar por la buena marcha del mercado interior de la energía(2),

–  Vista su Resolución, de 14 de marzo de 2013, sobre la Hoja de Ruta de la Energía para 2050, un futuro con energía(3),

–  Vista su Resolución, de 4 de febrero de 2014, sobre las consecuencias locales y regionales del desarrollo de redes inteligentes(4),

–  Vista su Resolución, de 15 de abril de 2014, sobre la protección del consumidor en los servicios de utilidad pública(5),

–  Vista su Resolución, de 15 de diciembre de 2015, sobre «Hacia una Unión Europea de la Energía»(6),

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y la opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (A8-0161/2016),

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión titulada «Establecer un nuevo acuerdo para los consumidores de energía»;

2.  Destaca que el presente informe se centra exclusivamente en los hogares consumidores de energía en el contexto de la transición energética; destaca que los consumidores industriales deben tratados en un marco distinto;

3.  Destaca que la transición energética en curso está llevando al abandono de un sistema energético basado en la generación tradicional centralizada en favor de otro más descentralizado, energéticamente eficiente y flexible y basado en buena medida en energías renovables;

4.  Llama la atención sobre los costes de la transición a un nuevo diseño del mercado en algunos Estados miembros; pide a la Comisión que tome adecuadamente en consideración estos costes en términos de asequibilidad y competitividad;

5.  Recuerda que el fin último debe ser alcanzar una economía basada en hacer uso total del principio «eficiencia energética: el primer combustible» y dando prioridad al ahorro de energía y a las medidas de la demanda sobre las de la oferta, a fin de alcanzar nuestros objetivos climáticos acordados en el Acuerdo de París de 1,5º, la seguridad energética, la competitividad y, sobre todo, facturas más bajas para los consumidores;

6.  Opina que, en este contexto, la Unión de la Energía debe centrarse en los intereses de las actuales y futuras generaciones de ciudadanos y debe:

   a) proporcionar a los ciudadanos una energía estable, asequible, eficiente y sostenible, así como unos productos, servicios y edificios de calidad y energéticamente eficientes;
   b) empoderar a los ciudadanos para producir, consumir, almacenar o comercializar su propia energía renovable —tanto individual como colectivamente—, adoptar medidas de ahorro de energía, ser participantes activos en el mercado de la energía mediante sus elecciones como consumidores y disponer de la posibilidad de participar con seguridad y confianza en la respuesta de la demanda; en este sentido, debería acordarse a nivel de la Unión un acuerdo práctico común para la definición de «prosumidores», a través de un proceso participativo guiado por la Comisión;
   c) contribuir a erradicar la pobreza energética;
   d) proteger a los consumidores de prácticas abusivas, anticompetitivas y desleales de los agentes del mercado y capacitarlos para que ejerzan plenamente sus derechos;
   e) crear condiciones favorables para asegurar un mercado interior energético eficaz y competitivo que ofrezca a los consumidores múltiples opciones y un acceso claro y transparente a la información;

7.  Considera que la eliminación gradual de los precios de la energía regulados para los consumidores debe tener en consideración el nivel real de competencia del mercado en el contexto de la Estrategia de la Unión de la Energía, lo cual debe garantizar que los consumidores tengan acceso a precios de energía seguros;

8.  Opina que, como principio general, la transición energética debe dar lugar a un sistema de energía más eficiente, transparente, sostenible, competitivo, estable, descentralizado e inclusivo que beneficie a la sociedad en su conjunto, aumente la participación de los actores y las comunidades locales y regionales, y los empodere para ser propietarios o participar en la propiedad de la producción, la distribución y el almacenamiento de energías renovables, a la vez que protege a los más vulnerables y les garantiza su acceso a los beneficios de las medidas de eficiencia energética y de las energías renovables;

Hacia un mercado de la energía que funcione bien y beneficie a los ciudadanos

9.  Considera que, si bien se han hecho algunos progresos, el objetivo del tercer paquete energético de establecer un mercado minorista de la energía verdaderamente competitivo, transparente y favorable para los consumidores aún no se ha realizado plenamente en todos los Estados miembros, como ponen de manifiesto la persistencia de unos altos niveles de concentración del mercado, la no repercusión de las disminuciones de los costes al por mayor en los precios minoristas y los bajos niveles de cambio de proveedor y de satisfacción entre los consumidores;

10.  Opina por ello que deben identificarse, o desarrollarlos la Comisión, más indicadores de mercados de energía que funcionan bien y que sean favorables para los consumidores; subraya que dichos indicadores deben tener en consideración, entre otros, el impacto económico en los consumidores de energía del cambio de proveedor de energía, las barreras técnicas para el cambio de proveedor y los niveles de concienciación de los consumidores;

11.  Destaca que unos mercados bien regulados, abiertos, transparentes y competitivos son importantes para mantener los precios bajos, impulsar la innovación, mejorar el servicio al cliente y eliminar las barreras a los nuevos modelos empresariales innovadores susceptibles de ofrecer condiciones ventajosas a los ciudadanos, empoderándolos y al mismo tiempo contribuyendo a evitar la pobreza energética;

12.  Recuerda que la elección de los clientes está limitada en las redes de distribución debido a su naturaleza de monopolios naturales, es decir, los clientes no pueden cambiar de operador de sistema de distribución; hace hincapié en la necesidad de un adecuado control del mercado de operadores de redes de distribución para proteger a los clientes de aumentos repentinos en las facturas de distribución;

13.  Considera que la Comisión y los Estados miembros deben tomar las medidas necesarias para garantizar que las ventajas del aumento del nivel de interconexión de las redes nacionales no se transfieran a los gestores de redes de distribución, sino que se transformen directamente en beneficios para los consumidores finales; considera, además, que la promoción del nivel de interconexión de las redes nacionales debe repercutir positivamente en el precio de la energía para los consumidores, por lo que debe evitarse que los beneficios se trasfieran solo a dichos gestores;

14.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen rigurosamente la plena aplicación del tercer paquete energético, y pide su revisión, en forma de una nueva configuración del mercado de la energía, para tener en cuenta las recomendaciones siguientes en relación con los consumidores nacionales:

   a) Recomienda que se mejore la frecuencia de las facturas energéticas, así como la transparencia y la claridad de las facturas y los contratos, a fin de facilitar su interpretabilidad y su comparabilidad; insiste en la necesidad de utilizar un lenguaje claro, evitando los tecnicismos; pide a la Comisión que establezca unos requisitos mínimos de información a este respecto, incluyendo las mejores prácticas; hace hincapié en que tanto las tarifas fijas como los impuestos y cánones deben identificarse claramente como tales en las facturas, lo que permite al cliente distinguirlos fácilmente del coste variable relacionado con el consumo; recuerda que actualmente debe indicarse en la factura —o en un documento anexo a la misma— la proporción de cada fuente de energía dentro de la combinación total utilizada por el proveedor en el año anterior, de manera comprensible y claramente comparable, incluyéndose también una referencia para la localización de la información relativa al impacto medioambiental en términos de emisiones de CO2 y de residuos radiactivos;
   b) Recomienda la creación de una ventanilla única que proporcione toda la información pertinente para que los consumidores puedan tomar una decisión fundamentada;
   c) Recomienda que los gestores de redes de distribución, que tienen acceso al historial de consumo de los hogares, así como los operadores de instrumentos de comparación independientes, trabajen junto con los reguladores de la energía para estudiar la mejor manera de ofrecer proactivamente a los consumidores comparativas de ofertas para permitir a estos —incluidos quienes carecen de acceso a internet o de competencias informáticas— averiguar si les sale a cuenta cambiar de proveedor;
   d) Recomienda que se elaboren directrices de la Unión relativas a instrumentos de comparación de precios para garantizar que los consumidores puedan acceder a instrumentos de comparación independientes, actualizados y comprensibles; considera que los Estados miembros deben estudiar la posibilidad de desarrollar sistemas de acreditación que cubran todos los instrumentos de comparación de precios, de acuerdo con las directrices del Consejo de Reguladores Europeos de la Energía (CEER);
   e) Recomienda la creación de nuevas plataformas para servir como instrumentos de comparación de precios (ICP) independientes, a fin de aportar mayor claridad en las facturas para los consumidores; recomienda que dichas plataformas independientes proporcionen a los consumidores información sobre la proporción de fuentes energética utilizadas y los diferentes impuestos, cánones y cobros adicionales contenidos en las tarifas de la energía y de un modo comparable, a fin de empoderar al consumidor para buscar fácilmente las ofertas más adecuadas en términos de precio, calidad y sostenibilidad; sugiere que esta función pueden asumirla organismos existentes como los departamentos de energía nacionales, los organismos reguladores o las organizaciones de consumidores; recomienda que se elabore al menos uno de dichos instrumentos de comparación de precios independiente por Estado miembro;
   f) Recomienda, a fin de potenciar la competencia en el sector minorista entre proveedores, que los Estados miembros desarrollen, en consulta con los operadores de instrumentos de comparación de precios y las organizaciones de consumidores, una serie de orientaciones para garantizar que la concepción de las diferentes tarifas por parte de los proveedores permita una comparación sencilla y evite la confusión al consumidor;
   g) Recomienda que se informe al consumidor, bien en la factura bien en anexo, acerca de la factura más adecuada o ventajosa, en base a su historial de consumo, y que el consumidor pueda cambiar a dicha tarifa, si así lo desea, de la manera más sencilla posible; observa, habida cuenta de que las tasas de cambio de proveedor son bajas en numerosos Estados miembros, que muchos hogares, especialmente los más vulnerables, no participan en el mercado de la energía y permanecen atados a tarifas inadecuadas, caras y anticuadas;
   h) Recomienda medidas de investigación que permitan que los precios minoristas reflejen mejor los precios al por mayor, invirtiendo así la tendencia de una proporción creciente de elementos fijos en las facturas de la energía, en particular los impuestos y los cánones, y en algunos casos las tarifas de acceso a la red; destaca la discrepancia entre los niveles de impuestos y cánones satisfechos por los hogares y los consumidores industriales;

15.  Cree firmemente que los sitios web y los procesos de facturación electrónica de todos los proveedores de energía deben ser plenamente accesibles para las personas con discapacidad y cumplir los requisitos pertinentes establecidos en la Norma Europea EN 301 549;

16.  Insiste en que los Estados miembros deben aplicar plenamente las disposiciones sobre el cambio de proveedor tal y como están establecidas en el tercer paquete energético, y en que la legislación nacional debe garantizar a los consumidores el derecho a cambiar de proveedor con rapidez y facilidad y sin costes, y que la posibilidad de cambio de proveedor no debe verse mermada por posibles tasas o penalizaciones por rescisión de contrato; insiste en que el cumplimiento de este derecho, mediante vigilancia del mercado y unas sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias, es fundamental, y respalda las recomendaciones ACER «Puente hacia el año 2025» sobre cambio de proveedor;

17.  Considera que deben promoverse los sistemas y las campañas de cambio colectivo de proveedor para ayudar a los consumidores a encontrar mejores contratos, en términos tanto de precio como de calidad; hace hincapié en que estos sistemas deben ser independientes, fiables, transparentes, generales e incluyentes, y también llegar a quienes participan menos en el mercado; indica que las entidades locales, los reguladores y las organizaciones de consumidores y otras organizaciones sin fines de lucro están en condiciones de desempeñar este papel a fin de evitar las prácticas abusivas;

18.  Insiste en que los Estados miembros deben aplicar adecuadamente y hacer cumplir las disposiciones de la Directiva relativa a las prácticas comerciales desleales y la Directiva sobre los derechos de los consumidores relativas a la venta a domicilio, las prácticas comerciales desleales y las cláusulas abusivas y las técnicas mercantiles agresivas, a fin de proteger a los consumidores de energía, y especialmente a los más vulnerables; observa que las quejas por la venta a domicilio han aumentado en varios Estados miembros;

19.  acoge favorablemente la intención de la Comisión de prever la inclusión de leyes específicas sobre la energía en el anexo al Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores(7);

Garantizar un sistema energético inclusivo empoderando a los ciudadanos para que asuman la transición energética, produzcan su propia energía renovable y sean eficientes en su consumo de energía

20.  Considera que, en el marco de un sistema energético eficaz, las autoridades locales, las comunidades, las cooperativas, los hogares y los particulares tiene un papel fundamental que desempeñar, debiendo contribuir sustancialmente a la transición energética y recibir incentivos para convertirse en productores y proveedores de energía si así lo deciden; señala que por este motivo es importante que la Unión adopte una definición operativa común de «prosumidores»;

21.  Pide a los Estados miembros que introduzcan sistemas de medición neta con el fin de respaldar la autogeneración y la producción de energía en cooperativa;

22.  Considera que para lograr una transición energética óptima será importante un cambio considerable de comportamiento entre los ciudadanos; considera que los incentivos y el acceso a la información de calidad son fundamentales a tal efecto y pide a la Comisión que aborde este aspecto en las próximas propuestas; sugiere que las campañas de educación, formación e información serán factores importantes a la hora de generar un cambio de comportamiento;

23.  Considera que un acceso limitado al capital y a los conocimientos financieros, los considerables costes de inversión iniciales y los prolongados periodos de amortización constituyen obstáculos a la adopción de medidas de autogeneración y de eficiencia energética; anima a que se desarrollen nuevos modelos empresariales, regímenes de compra colectivos e instrumentos de financiación innovadores para incentivar la autogeneración, el autoconsumo y las medidas de eficiencia energética para todos los consumidores; sugiere que esto debería constituir un objetivo importante para el BEI, el FEIE, el programa Horizonte 2020 y los Fondos Estructurales, de los que los órganos públicos y los actores del mercado deberían hacer pleno uso; reitera que los proyectos deben financiarse sobre la base de la rentabilidad comparativa, al tiempo que se tienen en cuenta los objetivos y obligaciones nacionales y europeos en materia de clima y energía;

24.  Pide sistemas de remuneración estables, suficientes y rentables para garantizar la seguridad del inversor e incrementar la aceptación de proyectos de energía renovable de pequeña y mediana escala, minimizando al mismo tiempo las distorsiones del mercado; pide, en este contexto, a los Estados miembros que utilicen al máximo las exenciones de minimis previstas en las Directrices sobre ayudas estatales para 2014; cree que las tarifas por el uso de la red y otras tasas deben ser transparentes y no discriminatorias y deben reflejar el impacto del consumidor en la red, evitando la doble imposición y garantizando a la vez una financiación suficiente para el mantenimiento y el desarrollo de las redes de distribución; lamenta los cambios retroactivos en los sistemas de apoyo a las energías renovables, así como la introducción de impuestos o tasas injustos o punitivos, que obstaculizan la expansión continuada de la autogeneración; resalta la importancia de regímenes de apoyo bien concebidos y con garantías de futuro, con vistas a aumentar la seguridad para los inversores y la rentabilidad, y de evitar esos cambios en el futuro; subraya que debe recompensarse a los prosumidores que ofrecen a la red capacidades de almacenamiento;

25.  Recomienda que se reduzcan lo más posible las barreras a la capacidad de autogeneración, en particular mediante la supresión de las restricciones de acceso al mercado y a la red; sugiere que se acorten y se simplifiquen los procedimientos de autorización, por ejemplo, pasando a una simple obligación de notificación, respetando al mismo tiempo todos los requisitos jurídicos y asegurando que los gestores de red de distribución estén informados; sugiere que, aprovechando la revisión de la Directiva sobre las fuentes de energía renovables, podrían incluirse disposiciones específicas para eliminar barreras y promover sistemas de energía comunitarios o cooperativos a través de ventanillas únicas que se encarguen de los permisos de proyectos y de proporcionar asesoramiento financiero y técnico, o de campañas informativas específicas a nivel local y comunitario, así como garantizando que los prosumidores puedan acudir a mecanismos alternativos de resolución de litigios;

26.  Destaca la necesidad de desarrollar un marco favorable, estable y justo para inquilinos y residentes en edificios de viviendas, con el fin de permitirles que también se beneficien de la copropiedad, de la autogeneración y de las medidas de eficiencia energética;

27.  Pide a la Comisión que incremente su apoyo al Pacto de Alcaldes, la iniciativa «Ciudades y Comunidades Inteligentes» y las comunidades con energía 100 % renovable con el fin de extenderlos y continuar su desarrollo como instrumento para promover la autogeneración y las medidas de eficiencia energética y la lucha contra la pobreza energética, que facilite el intercambio de mejores prácticas entre todas las entidades locales, las regiones y los Estados miembros, y que vele por que todas las entidades locales estén al corriente de las posibilidades de apoyo financiero disponibles;

Promover el desarrollo de la gestión de la respuesta de la demanda

28.  Subraya que, para incentivar la respuesta de la demanda, los precios de la energía deben variar entre horas punta y horas valle, por lo que apoya el desarrollo de una fijación dinámica de precios de carácter opcional, sujeta a una evaluación exhaustiva de su impacto en los consumidores; hace hincapié en la necesidad de desarrollar tecnologías que den señales de precios que recompensen un consumo flexible, fomentando la capacidad de respuesta de los consumidores; opina que las tarifas deben ser transparentes y comparables y estar explicadas con claridad; recomienda analizar otras vías para establecer y aplicar sistemas de tarificación variables y progresivos, a fin de incentivar ahorros energéticos, autogeneración, respuesta-demanda y eficiencia energética; recuerda a la Comisión que, en la elaboración de las próximas propuestas legislativas, deberá garantizarse que la fijación dinámica de precios irá acompañada de una mayor información destinada a los consumidores;

29.  Opina que los consumidores deben tener un acceso sencillo y oportuno a sus datos de consumo y costes conexos, a fin de ayudarles a tomar decisiones bien fundadas; constata que solo 16 Estados miembros se han comprometido a desplegar contadores inteligentes a gran escala antes de 2020; opina que donde se desplieguen contadores inteligentes, los Estados miembros deberán velar por que exista un marco jurídico sólido que garantice el fin de la facturación retroactiva injustificada y un despliegue que sea eficiente y asequible para todos los consumidores, en particular para los consumidores que sufren pobreza energética; insiste en que las ventajas conseguidas mediante los contadores inteligentes deben compartirse con equidad entre los operadores de la red y los usuarios;

30.  Hace hincapié en que el desarrollo de tecnologías inteligentes desempeña un papel fundamental en la transición energética y puede ayudar a que los consumidores reduzcan los costes de la energía y aumenten la eficiencia energética; pide un despliegue rápido de las TIC, incluidas aplicaciones para móviles, plataformas en línea y facturación en línea; hace hincapié, no obstante, en que este desarrollo no debe dejar rezagados a los consumidores más vulnerables o menos activos ni provocar el aumento de sus facturas si no se han beneficiado directamente; señala que es necesario que esos grupos reciban una asistencia especial y que convendría evitar cualquier efecto de encajonamiento que pudiera obstaculizar la capacidad de los consumidores de elegir libremente entre tarifas y suministradores;

31.  Hace hincapié en la necesidad de facilitar el desarrollo de redes y aparatos inteligentes que automaticen la gestión de la respuesta de la demanda ante las señales de los precios; señala que los aparatos inteligentes han de garantizar un alto nivel de protección de datos y ser interoperables, estar diseñados en beneficio del consumidor final y equipados con funciones que aumenten el ahorro de energía y respalden el desarrollo de mercados para los servicios energéticos y la gestión de la demanda;

32.  Insiste en que los consumidores deben poder elegir libremente la central de compra y las empresas de servicios energéticos, independientemente de los proveedores;

33.  Subraya que la recopilación, el tratamiento y el almacenamiento de datos de los ciudadanos relativos a la energía deben estar gestionados por entidades que gestionen el acceso a los datos de modo no discriminatorio y deben respetar el marco existente en la Unión de protección de la privacidad y de los datos, que establece que los consumidores siempre deben tener el control de sus datos personales y que estos solamente serán facilitados a terceros con el consentimiento explícito de los consumidores; considera, además, que los ciudadanos deben poder ejercer su derecho a corregir y borrar datos personales;

Abordar las causas de la pobreza energética

34.  Pide una mejor coordinación a nivel de la Unión para combatir la pobreza energética a través de la puesta en común de las mejores prácticas entre los Estados miembros y el desarrollo de una definición amplia común, de la pobreza energética, con la idea central de que el acceso a energía asequible es un derecho social fundamental;

35.  Insiste en que es fundamental mejorar la disponibilidad y la recopilación de datos para evaluar la situación y orientar la asistencia a los ciudadanos, hogares y comunidades en situación de pobreza energética con la mayor eficacia posible;

36.  Destaca la importancia de estimular todas las sinergias posibles en este ámbito, en particular las que puedan establecerse entre las autoridades locales y los gestores de redes de distribución, que pueden facilitar mucha información sobre el nivel de pobreza energética y detectar situaciones de riesgo, dentro del pleno respeto de las normativas europeas y nacionales en materia de protección de datos;

37.  Considera que el marco de gobernanza de la Unión de la Energía debe incluir objetivos e información de los Estados miembros en relación con la pobreza energética, y que debe desarrollarse un conjunto de instrumentos de buenas prácticas;

38.  Considera que las medidas de eficiencia energética ocupan un lugar central en cualquier estrategia rentable para hacer frente a la pobreza energética y la vulnerabilidad del consumidor y son complementarias de las políticas de seguridad social; pide que se actúe para garantizar que, en el contexto de la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios, la renovación de edificios existentes con miras a la eficiencia energética se centre más en los ciudadanos en situación de pobreza energética; propone que se tome en consideración un objetivo de reducción del número de hogares ineficientes en su consumo de energía para 2030, dedicando una atención particular a los inmuebles para alquiler y las viviendas sociales; opina que los edificios que poseen y ocupan los entes públicos deben dar ejemplo en este ámbito;

39.  Pide que la financiación de la UE destinada a la eficiencia energética y el apoyo a la autogeneración se centre más en los consumidores en situación de pobreza energética y de bajos ingresos, y aborde el problema de la división de incentivos entre inquilinos y propietarios;

40.  Considera que, al tiempo que se respetan las distintas prácticas en los Estados miembros, unas tarifas sociales bien orientadas a grupos específicos son vitales para los ciudadanos vulnerables de bajos ingresos, por lo que es necesario fomentarlas; cree que dichas tarifas sociales deben ser completamente transparentes;

o
o   o

41.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) DO C 286 E de 27.11.2009, p. 24.
(2) DO C 93 de 9.3.2016, p. 8.
(3) DO C 36 de 29.1.2016, p. 62.
(4) Textos Aprobados, P7_TA(2014)0065.
(5) Textos Aprobados, P7_TA(2014)0342.
(6) Textos Aprobados, P8_TA(2015)0444.
(7) Reglamento (CE) n.° 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de octubre de 2004, sobre la cooperación entre las autoridades nacionales encargadas de la aplicación de la legislación de protección de los consumidores (DO L 364 de 9.12.2004, p. 1).

Aviso jurídico