Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2016/2323(BUD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0060/2017

Textos presentados :

A8-0060/2017

Debates :

PV 14/03/2017 - 14
CRE 14/03/2017 - 14

Votaciones :

PV 15/03/2017 - 9.8
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0085

Textos aprobados
PDF 349kWORD 51k
Miércoles 15 de marzo de 2017 - Estrasburgo Edición definitiva
Orientaciones para el presupuesto 2018 - Sección III
P8_TA(2017)0085A8-0060/2017

Resolución del Parlamento Europeo, de 15 de marzo de 2017, sobre las orientaciones generales para la preparación del presupuesto 2018, sección III – Comisión (2016/2323(BUD))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 314 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Visto el artículo 106 bis del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica,

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo, de 2 de diciembre de 2013, por el que se establece el marco financiero plurianual para el período 2014-2020(1),

–  Visto el Acuerdo interinstitucional, de 2 de diciembre de 2013, entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera(2) (en adelante, «el Acuerdo interinstitucional»),

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 966/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, sobre las normas financieras aplicables al presupuesto general de la Unión y por el que se deroga el Reglamento (CE, Euratom) n.º 1605/2002 del Consejo(3),

–  Vista la Decisión 2014/335/UE, Euratom del Consejo, de 26 de mayo de 2014, sobre el sistema de recursos propios de la Unión Europea(4),

–  Vistos el presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2017(5) y las declaraciones conjuntas acordadas entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión que lo acompañan(6),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 21 de febrero de 2017, sobre las orientaciones presupuestarias para el ejercicio 2018 (6522/2017),

–  Visto el artículo 86 bis de su Reglamento,

–  Visto el informe de la Comisión de Presupuestos (A8-0060/2017),

A.  Considerando que en 2018 se cumple el quinto año del marco financiero plurianual (MFP) 2014-2020;

B.  Considerando que es probable que el contexto económico y social interior y los retos externos y las incertidumbres políticas mantengan la presión sobre el presupuesto de la Unión para 2018;

C.  Considerando que la reacción presupuestaria a los retos y crisis inmediatos debe ir de la mano con respuestas sostenibles que inviertan en el futuro común de la Unión;

Un presupuesto para el crecimiento sostenible, el empleo y la seguridad

1.  Acoge con satisfacción el importante papel que desempeña el presupuesto de la Unión al dar respuestas concretas a los retos a los que se enfrenta la Unión; destaca que el empleo digno, de calidad y estable, en particular el de los jóvenes, el crecimiento económico y la convergencia socioeconómica, la migración, la seguridad y la respuesta al populismo, así como el cambio climático, son las principales preocupaciones a escala de la Unión y que el presupuesto de la Unión sigue siendo parte de la solución a estas cuestiones; destaca que la solidaridad debe seguir siendo un principio subyacente del presupuesto de la Unión; subraya que solo un presupuesto de la Unión sólido y bien orientado, con un auténtico valor añadido europeo, será beneficioso para todos los Estados miembros y para todos los ciudadanos de la Unión; espera que la Comisión Europea presente un proyecto de presupuesto 2018 que permita a la Unión seguir generando prosperidad a través del crecimiento y del empleo, y garantice la seguridad de sus ciudadanos;

2.  Considera que, al mismo tiempo que mantiene la disciplina presupuestaria, el presupuesto de la Unión debe disponer de los instrumentos necesarios para poder responder simultáneamente a crisis múltiples, para lo que se requiere cierto grado de flexibilidad; es de la opinión de que, si bien el crecimiento y el empleo siguen siendo las prioridades centrales del presupuesto de la Unión, el logro de progresos y de un desarrollo sostenibles en estos ámbitos debe ir en paralelo a la respuesta a las preocupaciones de los ciudadanos de la Unión en materia de seguridad y protección; reitera su llamamiento a la concentración temática a la hora de fijar las prioridades para el presupuesto 2018 de la Unión;

La investigación, las infraestructuras y las pymes como factores clave del crecimiento y del empleo

3.  Subraya que la mejora de la competitividad de la economía de la Unión, las infraestructuras, una investigación debidamente financiada, el apoyo al desarrollo de capacidades y el compromiso continuo de la Unión con el refuerzo de la inversión son esenciales para garantizar el crecimiento económico y la creación de empleo; considera que la creación de puestos de trabajo social y medioambientalmente sostenibles y bien remunerados debe ser una de las principales prioridades del presupuesto de la Unión; sostiene que los puestos de trabajo se crean fundamentalmente en el sector privado, y que debe destinarse, por lo tanto, una ayuda presupuestaria adecuada a apoyar las inversiones tanto en el sector privado como en el público, prestando especial atención a las pymes; subraya, por consiguiente, la importancia de la subrúbrica 1a, que genera un verdadero valor añadido para los ciudadanos y las empresas europeos, y pide que se garantice un nivel adecuado de financiación para esta subrúbrica;

4.  Destaca que la inversión en investigación e innovación, incluido el apoyo a las empresas emergentes, es un requisito imprescindible para alcanzar una competitividad genuina en la Unión y para lograr una economía de la Unión innovadora y competitiva a escala mundial; lamenta el hecho de que, como consecuencia de una inadecuada financiación de la Unión en el ámbito de la investigación y la innovación, hay una alarmante baja tasa de éxito de las solicitudes y que varios proyectos de gran calidad en el ámbito de la investigación y la innovación van a quedarse sin fondos de la Unión; observa que muchas partes interesadas, incluidas pymes, se ven disuadidas de presentar propuestas de proyectos para Horizonte 2020; pide, en este contexto, que se garantice un nivel apropiado de créditos para Horizonte 2020, y que continúe con su programa de simplificación; subraya que no se debe reforzar el presupuesto para Horizonte 2020 a expensas de otros programas de investigación;

5.  Reconoce que las pymes siguen siendo la columna vertebral de la economía europea, y que seguirán desempeñando un papel decisivo en la creación de empleo y crecimiento en toda la Unión; considera también que las pymes son la principal fuente de creación de empleo y que necesitan, por lo tanto, un acceso adecuado a la financiación; pide, a este respecto, un aumento de los créditos de COSME, dado el éxito de este programa; hace hincapié en la importancia de reforzar el programa COSME en el nuevo MFP a fin de proporcionar a las pymes un apoyo más significativo por parte de la Unión; considera que la creación de sinergias con otros instrumentos financieros permitiría obtener mejores resultados;

6.  Apoya firmemente una mayor consolidación y mejora de la interoperabilidad de las redes de infraestructuras europeas; considera que la financiación del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) es fundamental para la realización de estos objetivos, y pide a la Comisión que garantice un nivel adecuado de financiación en 2018;

7.  Subraya el importante papel y potencial del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) en la reducción de la brecha de inversión que sigue existiendo en Europa, y reconoce los resultados positivos logrados hasta la fecha; acoge con satisfacción, asimismo, la propuesta de la Comisión de ampliar el FEIE hasta el año 2020, que debería orientarse a seguir mejorando su funcionamiento, incluida la aplicación del principio de adicionalidad y del equilibrio geográfico para lo que se necesita realizar más esfuerzos; subraya que la selección de proyectos financiados a través del FEIE debería basarse en la calidad y estar impulsada por la demanda; acoge con agrado la intención de la Comisión de reforzar la función del Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión, en cuanto a la prestación de una asistencia técnica local más específica en toda la Unión, y de mejorar el equilibrio geográfico; pide también a la Comisión que analice periódicamente el valor añadido del FEIE mediante una evaluación de impacto de los efectos de la financiación;

Educación y empleo juvenil — requisitos previos para el éxito de la generación más joven

8.  Considera que la educación es un requisito previo para la creación de empleos sostenibles, bien remunerados y estables; subraya la importancia de la movilidad como medio para permitir a los jóvenes europeos aprovechar las múltiples capacidades de las personas ampliando al mismo tiempo las oportunidades de educación, formación y empleo; acoge con satisfacción, a este respecto, el papel desempeñado por Erasmus+ al facilitar la movilidad intraeuropea de los jóvenes, tanto estudiantes, jóvenes en prácticas o voluntarios; considera que, sobre todo en un momento de auge del nacionalismo y del populismo, es importante propiciar una interacción natural entre diferentes naciones y culturas de Europa para incrementar la conciencia y la identidad europeas; pide, en este contexto, que la financiación de este programa Erasmus+ siga aumentando en 2018;

9.  Subraya que el desempleo juvenil es uno de los principales motivos de preocupación a escala europea, que tiene un impacto social especial, en particular en las regiones más pobres de la Unión, y que pone en riesgo a toda una generación de jóvenes europeos, socavando el crecimiento económico a largo plazo; destaca que, como parte del acuerdo de conciliación para el presupuesto de la Unión para 2017, ese año se destinará una dotación de 500 millones de euros a la Iniciativa de Empleo Juvenil (IJE) mediante un presupuesto rectificativo; considera que la IEJ supone una contribución fundamental al objetivo prioritario de la Unión en materia de empleo y crecimiento, y mantiene su firme compromiso de conseguir una financiación adecuada para luchar contra el desempleo juvenil y continuar con la IEJ hasta el final del actual MFP, mejorando al mismo tiempo su funcionamiento y su ejecución; destaca, en este sentido, la importancia de la Estrategia de la Unión para la Juventud;

10.  Toma nota positivamente de la propuesta de poner en marcha un «18.º Aniversario del Bono Interrail para Europa»; subraya que este proyecto tiene potencial para impulsar la conciencia y la identidad europeas; destaca, no obstante, que el proyecto no debe financiarse a expensas de otros programas comunitarios de éxito, sobre todo en el ámbito de los jóvenes y la cultura, y que debe ser lo más inclusivo posible desde el punto de vista social y prever disposiciones para incluir a residentes de las islas europeas periféricas; pide a la Comisión que evalúe los costes y las fuentes de financiación potenciales de esta iniciativa y que presente propuestas pertinentes;

Las tradicionales prioridades presupuestarias de la Unión en las políticas de inversión

11.  Apoya firmemente la política regional como uno de los principales instrumentos de inversión del presupuesto de la Unión, que garantiza la cohesión económica, social y territorial; subraya que esta política genera crecimiento y empleo en todos los Estados miembros; manifiesta su preocupación, sin embargo, por los inaceptables retrasos en la ejecución de los programas operativos a escala europea en el MFP actual, que han desembocado hasta ahora en unas inversiones inferiores que no han contribuido en la medida suficiente al crecimiento y la creación de empleo o a reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales en el seno de las regiones europeas y entre ellas; pide a la Comisión que identifique las causas de los retrasos y a los Estados miembros que cooperen para abordarlos, en particular para garantizar que concluya la designación de las autoridades de gestión, de auditoría y de certificación y se acelere nítidamente la ejecución;

12.  Reconoce la importancia del sector agrícola europeo para mantener la seguridad alimentaria y gestionar la biodiversidad en la Unión Europea; expresa su pleno apoyo a los agricultores afectados por el embargo ruso, la gripe aviar, la crisis del sector lácteo y la crisis de la carne; pide a la Comisión, por consiguiente, que siga ayudando a los agricultores de toda Europa a hacer frente a la volatilidad imprevista de los mercados y a garantizar un abastecimiento de productos alimentarios seguros y de calidad; pide que se preste la atención adecuada a la agricultura y la pesca a pequeña escala;

Retos internos

13.  Está convencido de que, en las circunstancias actuales, el presupuesto de la Unión ha demostrado ser insuficiente para hacer frente a los efectos de la crisis migratoria y de los refugiados y a los retos humanitarios correspondientes, así como a los retos en materia de seguridad, como el aumento del terrorismo internacional; subraya que, partiendo de esta base, hay que encontrar una solución sostenible a este problema, ya que ha quedado demostrado por la repetida movilización de instrumentos especiales como el instrumento de flexibilidad, que el presupuesto de la Unión no se concibió inicialmente para afrontar crisis de esta magnitud; señala que, para abordar la crisis migratoria y de refugiados, debe adoptarse una estrategia coherente que incluya unos objetivos claros, mensurables y comprensibles; recuerda, sin embargo, que la necesidad de movilizar medios adicionales para hacer frente a estos retos no debe prevalecer sobre otras políticas importantes de la Unión, por ejemplo en materia de empleo y crecimiento;

14.  Acoge con satisfacción el papel desempeñado por instrumentos como el Fondo de Seguridad Interior (FSI) y el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) en la lucha contra los efectos de la crisis de la migración y los refugiados y los correspondientes retos humanitarios, y pide una adecuada presupuestación de dichos fondos en los próximos años; reitera la importancia del principio de repartir la carga entre los Estados miembros a la hora de financiar los esfuerzos necesarios para atender debidamente a los refugiados; acoge con satisfacción, asimismo, el papel de las agencias de la Unión en el ámbito de la justicia y de los asuntos de interior, como Europol, la Guardia Europea de Fronteras y Costas, EASO, Eurojust, la Agencia de los Derechos Fundamentales y eu-LISA, y pide, en este contexto, que su mandato se ejerza con una consignación presupuestaria y una dotación de personal adecuadas; está convencido de que la Unión necesita invertir más en el reforzamiento y la gestión de sus fronteras, mejorando la cooperación entre los servicios policiales y las autoridades nacionales y luchando contra el terrorismo, la radicalización y la gran delincuencia organizada, mejorando las medidas y las prácticas de integración, velando por la interoperabilidad de los sistemas de información y garantizando unas operaciones de retorno correctas para quienes no tengan derecho a protección respetando plenamente al mismo tiempo el principio de no devolución;

15.  Subraya que el presupuesto actual del FSI (de aproximadamente setecientos millones de euros en compromisos) no es suficiente para abordar los retos de seguridad derivados del terrorismo internacional; pide, por tanto, que se refuercen los recursos financieros para aumentar las infraestructuras de seguridad a un nivel más adecuado y moderno;

16.  Recuerda la importancia de las agencias europeas a la hora de garantizar la aplicación de las prioridades de la legislación europea y cumplir así los objetivos políticos de la Unión, como los relacionados con la competitividad, el crecimiento y el empleo y con la gestión de la actual crisis migratoria y de los refugiados; insiste, por tanto, en que se proporcionen recursos financieros y humanos adecuados en términos de gastos tanto administrativos como operativos para permitir a las agencias completar las tareas que se les han encomendado y lograr los mejores resultados posibles; subraya, en relación con el incremento del personal y los créditos para las agencias desde el presupuesto de 2014, el hecho de que estos se consideran parte de los nuevos cambios políticos y de los nuevos actos legislativos y que, por tanto, no se incluyen en el cálculo del objetivo de la reducción del 5 % del personal; destaca, por tanto, que el presupuesto 2018 no debe prever ninguna reducción extra en la plantilla de personal de las agencias europeas más allá del 5 % acordado para cada institución y organismo de la Unión Europea en el marco del Acuerdo interinstitucional;

17.  Apoya firmemente las iniciativas en el ámbito de la investigación en materia de defensa destinadas a fomentar una mejor cooperación entre los Estados miembros y a alcanzar efectos sinérgicos en el ámbito de la defensa; destaca, sin embargo, que esta actividad ha de estar dotada de recursos nuevos, pues se trata de una iniciativa política nueva con una repercusión significativa en el presupuesto de la Unión; pide, además, que se exploren todas las posibilidades de financiación de un programa de investigación en materia de defensa con un presupuesto específico en el próximo MFP; recuerda que, dentro del respeto de las disposiciones consagradas en los Tratados, el refuerzo de la cooperación en el ámbito de la defensa es una opción necesaria para responder a los desafíos en materia de seguridad a que se enfrenta la Unión generados por la prolongada inestabilidad en la vecindad de la Unión y la incertidumbre sobre el compromiso de determinados socios de la Unión con los objetivos de la OTAN; subraya, además, la necesidad de mejorar la competitividad y la innovación en la industria europea de la defensa, lo que puede contribuir a estimular el crecimiento y la creación de empleo; pide a los Estados miembros que garanticen una presupuestación adecuada para hacer frente a los retos exteriores de manera más congruente; toma nota de la creación del Fondo Europeo de Defensa, con sus vertientes de investigación y capacidades;

18.  Subraya que el presupuesto de la Unión debe apoyar la consecución de los objetivos del Acuerdo de París y los objetivos a largo plazo propios de la Unión en materia de clima logrando el objetivo del 20 % de gasto en el ámbito del clima en el MFP 2014-2020; señala con preocupación que los objetivos de la Unión en materia de biodiversidad para 2020 no se cumplirán sin unos esfuerzos adicionales sustanciales; destaca, por tanto, la importancia de integrar la protección de la biodiversidad en el presupuesto de la Unión, prestando especial atención al programa LIFE y a la red Natura 2000;

Retos externos

19.  Hace hincapié en que el presupuesto de la Unión es también un instrumento de solidaridad exterior que proporciona asistencia urgente en las crisis humanitarias y civiles ofreciendo apoyo a los países necesitados; recuerda que los retos de la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible han sido confirmados como una prioridad clave para la Unión y sus Estados miembros; insiste, en este contexto, en el compromiso de la Unión de contribuir a la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y también de alcanzar el objetivo del 0,7 % de la AOD/RNB en el margen temporal de la agenda posterior a 2015; destaca que, a largo plazo, la ayuda al desarrollo produce un rendimiento del capital invertido en forma de un aumento del comercio y el crecimiento del PIB en Europa;

20.  Reitera su convicción de que, para atajar de raíz las causas de la actual crisis de la migración y los refugiados y los correspondientes retos humanitarios, la Unión debe intensificar su papel mediante inversiones en los países de origen de los refugiados y los migrantes; pide, por tanto, a la Comisión que diseñe a este respecto una hoja de ruta para hacer frente a la crisis migratoria de manera eficaz; destaca que es necesario un mayor ajuste estratégico de todos los instrumentos de la política de desarrollo a fin de garantizar un desarrollo económico y social estable sin debilitar la ejecución de las políticas exteriores existentes; toma nota de que la inversión en infraestructura, vivienda, educación, servicios médicos y apoyo a las pymes, con un enfoque concreto en la creación de empleo, la protección social y la integración forman parte de la solución para hacer frente a las causas profundas de la migración; saluda, por lo tanto, como parte de la solución a estos retos, el Plan de Inversiones Exteriores como un marco coherente y coordinado para fomentar las inversiones en África y en los países vecinos, teniendo presente que ha de estar plenamente armonizado con los objetivos de desarrollo sostenible y contribuir a su consecución; espera que el Plan de Inversiones Exteriores promueva el desarrollo sostenible sin comprometer los derechos humanos, la mitigación del cambio climático o la buena gobernanza, y que se garantice la transparencia de la gestión del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible y sus proyectos;

21.  Señala que la tendencia actual de la Comisión a recurrir a mecanismos presupuestarios satélite, como el Mecanismo para los refugiados en Turquía, los fondos fiduciarios y otros instrumentos similares, no ha demostrado tener éxito en todos los casos; manifiesta su preocupación, en efecto, por que la creación de instrumentos financieros fuera de la Unión socave la gestión transparente del presupuesto y obstaculice el derecho del Parlamento a ejercer un control eficaz sobre el gasto; mantiene, por tanto, su posición en el sentido de que los instrumentos financieros externos ad hoc que han ido surgiendo en los últimos años deben integrarse en el presupuesto de la Unión, y de que el Parlamento debe ejercer un control total sobre la aplicación de estos instrumentos; destaca, sin embargo, que estos instrumentos no se deben financiar con recortes en otros instrumentos externos existentes; toma nota de la divergencia entre las promesas de los Estados miembros y su verdadera contribución a estos fondos, y les insta a que cumplan sus promesas de igualar las contribuciones de la Unión;

22.  Subraya que una de las condiciones para la preservación de la estabilidad y la prosperidad en la Unión es la estabilidad en sus países vecinos; pide a la Comisión, por consiguiente, que garantice que se dé la prioridad a las inversiones en los países vecinos de la Unión a fin de respaldar los esfuerzos para abordar las principales cuestiones a las que se enfrenta esta región, a saber, la crisis migratoria y de los refugiados y los correspondientes retos humanitarios en los países de la vecindad meridional, y la agresión rusa en los países de la vecindad oriental; reitera que el apoyo a los países que están aplicando acuerdos de asociación con la Unión es crucial para facilitar las reformas políticas y económicas, pero subraya que este apoyo debe darse siempre y cuando estos países cumplan los criterios de subvencionabilidad, en particular en lo que se refiere al Estado de Derecho y a la consolidación de las instituciones democráticas;

Créditos de pago suficientes que redunden en un aumento de la credibilidad de la Unión

23.  Reitera sus anteriores llamamientos para otorgar al presupuesto de la Unión el nivel de créditos de pago adecuado que le permita cumplir su principal propósito como presupuesto de inversión; está convencido de que esta función no puede ejercerse si la Unión no cumple sus compromisos, y de que esto pone en riesgo su credibilidad;

24.  Destaca que los retrasos en la ejecución de los programas del período 2014-2020 en el marco de la gestión compartida provocaron una caída de las solicitudes de pago correspondientes a 2016 y 2017; está especialmente preocupado por la posible reconstitución de una acumulación de facturas impagadas al final del actual MFP, y recuerda el nivel sin precedentes de 24 700 millones de euros que se alcanzó a finales de 2014; acoge con satisfacción el hecho de que la Comisión, con motivo de la revisión intermedia del MFP, presentara por primera vez una previsión de pagos hasta 2020, pero destaca que esta previsión debe actualizarse debidamente cada año, a fin de que la Autoridad Presupuestaria pueda tomar las medidas necesarias a su debido tiempo;

25.  Subraya que, a pesar de que todavía no se ha alcanzado un acuerdo definitivo sobre la revisión intermedia del MFP, varios elementos positivos de la revisión que en la actualidad están en proceso de negociación, en particular en términos de aumento de la flexibilidad, podrían resultar fundamentales para prevenir y responder a una futura crisis de pagos; considera que, si la aplicación de la política de cohesión se acelerase según lo previsto, el aumento de la flexibilidad podría ser necesario ya el próximo año a fin de garantizar en respuesta un nivel adecuado de créditos de pago en el presupuesto de la Unión y evitar la acumulación de facturas impagadas en el marco de la política de cohesión al final del ejercicio;

26.  Señala y lamenta el hecho de que el fraude fiscal en materia de impuesto de sociedades y la elusión de este impuesto hayan causado enormes pérdidas de ingresos fiscales a los Estados miembros y, por ende, una reducción de sus contribuciones al presupuesto de la Unión; considera, además, que esta competencia fiscal desleal implica en algunos casos una transferencia de PIB de un Estado miembro a otro y una transferencia de RNB a paraísos fiscales fuera de la Unión, reduciendo así las contribuciones agregadas de los Estados miembros al presupuesto de la Unión;

27.  Reitera su ya antigua posición de que los pagos de instrumentos especiales (el instrumento de flexibilidad, el Fondo de Solidaridad de la UE, el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización y la reserva para ayudas de emergencia) deben consignarse por encima de los límites máximos de pago del MFP, como ocurre con los compromisos; subraya, en el contexto de la revisión intermedia del MFP actual, los posibles avances conseguidos con respecto a la cuestión de la presupuestación de los pagos de los instrumentos especiales del MFP con la revisión de la decisión de 2014 sobre el margen para imprevistos, aunque esta cuestión no se resolviera de forma inequívoca;

Perspectivas de futuro

28.  Subraya que, en virtud del Reglamento del MFP, la Comisión presentará antes de finales de 2017 sus propuestas para el MFP posterior a 2020, que debe tener en cuenta la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión, lo cual tendrá un impacto en el MFP posterior a 2020; recalca que esta decisión hace que sea imposible continuar como hasta ahora; concede la máxima importancia al proceso que culminará con el establecimiento del nuevo marco financiero y de un presupuesto de la Unión reformado y más eficiente, y espera que esto sea proporcional a los desafíos a los que se enfrenta la Unión y a los compromisos que ya ha adquirido; pide la rápida y positiva conclusión de la revisión intermedia del MFP actual, que puede garantizar tanto el ajuste necesario del marco financiero actual como el grado de flexibilidad adicional del presupuesto de la Unión que es indispensable para la consecución de los objetivos de la Unión;

29.  Subraya que la previsibilidad y sostenibilidad a largo plazo del presupuesto de la Unión es un requisito previo para una Unión Europea fuerte y estable; destaca la necesidad de armonizar la duración del MFP con los ciclos políticos del Parlamento y de la Comisión; llama la atención sobre el hecho de que la retirada del Reino Unido de la Unión brindará una oportunidad para abordar las cuestiones pendientes que han impedido al presupuesto de la Unión alcanzar su verdadero potencial, especialmente por lo que se refiere a la parte de los ingresos del presupuesto, para suprimir paulatinamente todos los descuentos y mecanismos de corrección; reafirma su posición a favor de una reforma en profundidad de los recursos propios de la Unión, y, a este respecto, acoge con satisfacción la presentación del informe final del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios; pide a todas las partes interesadas que extraigan las conclusiones oportunas de este informe y analicen la viabilidad de la aplicación de las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios, lo que contribuirá a hacer el presupuesto de la Unión más estable, simple, autónomo, justo y predecible; espera que todo nuevo recurso propio conlleve una reducción de las contribuciones de los Estados miembros en concepto de RNB; acoge con satisfacción la conclusión del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios en relación con el hecho de que el presupuesto de la Unión ha de centrarse en los ámbitos que aporten el mayor valor añadido europeo y en relación con el enfoque de «justa compensación», que debe terminar, ya que en el informe se ha puesto de manifiesto que todos los Estados miembros se benefician del presupuesto de la Unión, independientemente de su «balance neto»;

30.  Anima a la Comisión a seguir desarrollando y aplicando la estrategia del «presupuesto de la Unión centrado en los resultados»; subraya, en este sentido, la importancia de simplificar las normas y el proceso de seguimiento y diseñar unos indicadores de rendimiento pertinentes;

31.  Hace hincapié en que la igualdad de género debe integrarse, en la medida de lo posible, como un objetivo político horizontal en todos los títulos del presupuesto de la Unión;

32.  Destaca la importancia de que el Parlamento participe plenamente en todos los asuntos relacionados con el presupuesto, como única institución elegida democráticamente por los ciudadanos de la Unión;

33.  Pide al Consejo que sea consecuente con sus declaraciones políticas y coopere para que la Unión esté dotada de un presupuesto adecuado;

o
o   o

34.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y al Tribunal de Cuentas.

(1) DO L 347 de 20.12.2013, p. 884.
(2) DO C 373 de 20.12.2013, p. 1.
(3) DO L 298 de 26.10.2012, p. 1.
(4) DO L 168 de 7.6.2014, p. 105.
(5) DO L 51 de 28.2.2017.
(6) Textos Aprobados de 1.12.2016, P8_TA(2016)0475

Aviso jurídico