Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2018/2849(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B8-0384/2018

Debates :

Votaciones :

PV 13/09/2018 - 10.9

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0351

Textos aprobados
PDF 124kWORD 44k
Jueves 13 de septiembre de 2018 - Estrasburgo Edición definitiva
Amenaza de demolición de Jan al‑Ahmar y otros poblados beduinos
P8_TA(2018)0351RC-B8-0384/2018

Resolución del Parlamento Europeo, de 13 de septiembre de 2018, sobre la amenaza de demolición de Jan al‑Ahmar y otros poblados beduinos (2018/2849(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre el conflicto entre Israel y Palestina,

–  Vista la declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, de 7 de septiembre de 2018, sobre los últimos acontecimientos en relación con la demolición prevista de Jan al-Ahmar,

–  Vistas las Directrices de la Unión Europea sobre el Derecho internacional humanitario,

–  Vista de la declaración conjunta de Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido, de 10 de septiembre de 2018, sobre el poblado de Jan al-Ahmar,

–  Visto el Cuarto Convenio de Ginebra de 1949, en particular sus artículos 49, 50, 51 y 53,

–  Visto el informe semestral sobre las demoliciones y confiscaciones de estructuras financiadas por la Unión Europea en Cisjordania, incluido Jerusalén Este, entre enero y junio de 2018, publicado por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) el 24 de agosto de 2018,

–  Visto el artículo 123, apartados 2 y 4, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que el 5 de septiembre de 2018 el Tribunal Supremo de Israel ha desestimado los recursos de los habitantes de Jan al‑Ahmar; que el Tribunal Supremo ha resuelto que las autoridades correspondientes tienen autorización para llevar a cabo el plan de reubicación de dichos habitantes a Yahalín Oeste; que el Tribunal Supremo ha dado permiso a las autoridades israelíes para seguir adelante con los planes de demolición de Jan al-Ahmar;

B.  Considerando que Jan al-Ahmar es una de las 46 comunidades beduinas que las Naciones Unidas consideran en peligro de traslado forzoso en Cisjordania central; que esta comunidad está compuesta por 32 familias y 173 personas en total, incluidos 92 menores; que el ejército israelí ha emitido órdenes de demolición para todas las estructuras del poblado;

C.  Considerando que el Tribunal Supremo de Israel resolvió en 2010 que el conjunto de construcciones de Jan al‑Ahmar había sido levantado ilegalmente contraviniendo las normativas de ordenación y urbanismo, por lo que procedía su demolición; que el Tribunal Supremo hizo asimismo hincapié en que las autoridades israelíes tenían que hallar una solución alternativa tanto para la escuela como para los habitantes de la comunidad; que el Estado de Israel ha declarado por escrito que ofrecerá a aquellas familias que se trasladen a Yahalín Oeste (Abu Dis) la posibilidad de desarrollar un segundo emplazamiento al este de Jericó; que la comunidad de Jan al-Ahmar se ha negado a ser desplazada;

D.  Considerando que el traslado forzoso de residentes de un territorio ocupado está prohibido con arreglo al Cuarto Convenio de Ginebra, excepto si así lo requieren la seguridad de la población o imperiosas razones militares, y que constituye una grave violación del Derecho internacional humanitario;

E.  Considerando que las autoridades israelíes imponen una política de construcción extremadamente restrictiva a los residentes palestinos de la Zona C de Cisjordania; que esta política hace prácticamente imposible la actividad constructora legal en la zona y se utiliza como un medio para desalojar a los palestinos y extender las actividades de colonización; que los asentamientos israelíes son ilegales en términos del Derecho internacional y constituyen un obstáculo importante para los esfuerzos de paz; que, de conformidad con el Derecho internacional, cualquier tercero, incluidos los Estados miembros, tiene la obligación de no reconocer, ayudar o apoyar asentamientos en un territorio ocupado, así como la de oponerse efectivamente a ellos;

F.  Considerando que Jan al-Ahmar está situado en la zona del corredor E1 en la Cisjordania ocupada; que la preservación del statu quo en esta zona reviste una importancia fundamental para la viabilidad de la solución de dos Estados y para el establecimiento de un Estado palestino contiguo y viable en el futuro; que el Parlamento se ha opuesto repetidamente a toda acción que socave la viabilidad de la solución de dos Estados y ha instado a ambas partes a demostrar, con políticas y acciones, un compromiso verdadero con una solución de dos Estados para restaurar la confianza;

G.  Considerando que diez Estados miembros de la Unión apoyan programas humanitarios en Jan al-Ahmar, entre ellos, la construcción de una escuela primaria, y que una ayuda humanitaria por un valor estimado de 315 000 euros financiada por la Unión se encuentra ahora en situación de riesgo;

H.  Considerando que, según la Oficina del representante de la Unión en Palestina, la destrucción y la confiscación de bienes palestinos situados en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Este, ha proseguido durante el primer semestre de 2018; que la demolición de Jan al-Ahmar sienta un precedente negativo para docenas de otras comunidades beduinas de toda Cisjordania;

1.  Se une a la VP/AR, a Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido en su petición al Gobierno israelí para que abandone el plan de reubicación que llevaría a la demolición del poblado de Jan al-Ahmar y al traslado forzoso de su población a otro emplazamiento; considera de la mayor importancia que la Unión continúe hablando con una sola voz en esta materia;

2.  Advierte a las autoridades israelíes de que la demolición de Jan al-Ahmar y el traslado forzoso de sus residentes constituirían una grave violación del Derecho humanitario internacional;

3.  Manifiesta su preocupación por las repercusiones de la demolición de Jan al-Ahmar, que pondría aún más en peligro la viabilidad de la solución de dos Estados y socavaría las perspectivas de paz; reitera que la protección y la preservación de la viabilidad de la solución consistente en la existencia de dos Estados constituye la prioridad de las políticas y de la acción de la Unión respecto del conflicto entre Israel y Palestina y del proceso de paz en Oriente Próximo;

4.  Insiste en que, de producirse la demolición y el desalojo de Jan al-Ahmar, la respuesta de la Unión Europea ha de ser proporcional a la gravedad de este hecho y coherente con su prolongado apoyo a esa comunidad; pide a la VP/AR que intensifique sus contactos con las autoridades israelíes en lo que se refiere al pleno respeto de los derechos de la población palestina en la Zona C, y que exija a Israel una compensación por la destrucción de infraestructuras financiadas por la Unión;

5.  Pide al Gobierno israelí que ponga fin inmediatamente a su política de demolición y desalojo contra comunidades beduinas que viven en el Néguev y en la Zona C de la Cisjordania ocupada; subraya que, de conformidad con el Derecho internacional humanitario, la demolición de viviendas, escuelas y otras infraestructuras vitales en el territorio palestino ocupado, es ilegal;

6.  Recuerda que Israel es plenamente responsable de la prestación de los servicios necesarios, incluida la educación y la asistencia sanitaria y social, a las personas que viven bajo su ocupación, de conformidad con el Cuarto Convenio de Ginebra;

7.  Sigue firmemente convencido de que la única solución duradera al conflicto de Oriente Próximo es la de dos Estados democráticos, Israel y Palestina, que convivan en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas, sobre la base de la frontera de 1967 y con Jerusalén como capital de ambos Estados; condena toda decisión y acción unilateral que pueda socavar las posibilidades de esta solución;

8.  Pide a las autoridades israelíes que interrumpan y reviertan de inmediato su política de asentamientos; pide a la Unión Europea que permanezca firme en este punto;

9.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al representante especial de la Unión para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al secretario general de las Naciones Unidas, al coordinador especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz del Oriente Medio, a la Knesset y al Gobierno de Israel, al presidente de la Autoridad Palestina y al Consejo Legislativo Palestino.

Última actualización: 10 de julio de 2019Aviso jurídico