Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2019/2001(BUD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0172/2019

Textos presentados :

A8-0172/2019

Debates :

PV 13/03/2019 - 26
CRE 13/03/2019 - 26

Votaciones :

PV 14/03/2019 - 11.8

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0210

Textos aprobados
PDF 165kWORD 54k
Jueves 14 de marzo de 2019 - Estrasburgo Edición provisional
Orientaciones para el presupuesto 2020 - sección III
P8_TA-PROV(2019)0210A8-0172/2019

Resolución del Parlamento Europeo, de 14 de marzo de 2019, sobre las orientaciones generales para la preparación del presupuesto 2020, sección III – Comisión (2019/2001(BUD))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 314 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Visto el artículo 106 bis del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica,

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 2018/1046 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de julio de 2018, sobre las normas financieras aplicables al presupuesto general de la Unión y por el que se modifican los Reglamentos (UE) n.º 1296/2013, (UE) n.º 1301/2013, (UE) n.º 1303/2013, (UE) n.º 1304/2013, (UE) n.º 1309/2013, (UE) n.º 1316/2013, (UE) n.º 223/2014 y (UE) n.° 283/2014, y la Decisión n.º 541/2014/UE, y se deroga el Reglamento (UE, Euratom) n.º 966/2012(1) (en lo sucesivo, «Reglamento Financiero»),

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo, de 2 de diciembre de 2013, por el que se establece el marco financiero plurianual para el período 2014-2020(2) (en lo sucesivo, «Reglamento sobre el MFP»),

–  Visto el Acuerdo interinstitucional, de 2 de diciembre de 2013, entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera(3)

–  Vista la Decisión 2014/335/UE, Euratom del Consejo, de 26 de mayo de 2014, sobre el sistema de recursos propios de la Unión Europea(4),

–  Vistos el presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2019(5) y las declaraciones conjuntas acordadas entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión que lo acompañan,

–  Vista la Resolución 70/1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 25 de septiembre de 2015, titulada «Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible», que entró en vigor el 1 de enero de 2016, y el documento de reflexión presentado recientemente «Hacia una Europa sostenible en 2030» de la Comisión,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 12 de febrero de 2019, sobre las orientaciones presupuestarias para el ejercicio 2020 (06323/2019),

–  Visto el artículo 86 bis de su Reglamento interno,

–  Visto el informe de la Comisión de Presupuestos (A8-0172/2019),

A.  Considerando que las negociaciones sobre el presupuesto de la Unión 2020 se desarrollarán en paralelo con las negociaciones sobre el próximo marco financiero plurianual (MFP) y la reforma del propio sistema de recursos de la Unión; que en 2019 se cumple el séptimo año del MFP 2014-2020;

B.  Considerando que el Consejo se ha contradicho repetidamente a lo largo de los últimos años al presentar nuevas prioridades políticas para la Unión pero mostrándose reacio a proporcionar nuevos créditos para su financiación; que las nuevas prioridades políticas y los próximos desafíos a los que se enfrenta la Unión deben financiarse con créditos nuevos y no reduciendo el importe de los créditos de los programas actuales;

C.  Considerando que, al acercarse el final del periodo de programación financiera actual, la ejecución de los programas plurianuales requerirá recursos financieros adecuados y, por tanto, anticipar los pagos necesarios en 2020 para prevenir otra crisis de los pagos en los primeros años del MFP 2021-2027;

Presupuesto 2020: un puente hacia la Europa del futuro — Invertir en la innovación, el desarrollo sostenible y en la protección y seguridad de los ciudadanos

1.  Destaca que el presupuesto de la Unión para 2020 es el puente hacia el próximo (MFP) para el periodo 2021-2027 y que debe contribuir a la creación de una visión común a largo plazo de las futuras prioridades políticas de la Unión y aportar valor añadido europeo; espera que, cuando se adopte el presupuesto 2020, se comprometa con el Consejo en unas negociaciones propiamente dichas sobre el MFP, tras un acuerdo político en el Consejo Europeo; opina que un presupuesto sólido, responsable y con visión de futuro facilitará un acuerdo y la transición hacia el próximo MFP; tiene la intención, por lo tanto, de hacer pleno uso de la flexibilidad existente y de otras disposiciones establecidas en el Reglamento sobre el MFP y el Reglamento Financiero, con el fin de reforzar los programas clave de la Unión en el presupuesto 2020, teniendo debidamente en cuenta el enfoque en relación con la presupuestación basada en el rendimiento en el marco del presupuesto de la Unión;

2.  Pide que los programas específicos para la agricultura promuevan, por una parte, las cadenas de comercialización cortas, unos precios justos para la producción, una renta estable y digna para los agricultores y, por otra, la redistribución de los pagos, a fin de garantizar una distribución equitativa entre países, tipos de producción y productores, que acabe con las disparidades actuales y beneficie, en términos relativos, a los Estados miembros con los mayores déficits de producción, así como a los pequeños y medianos productores;

3.  Considera, por lo tanto, que el presupuesto de la Unión para el próximo ejercicio debe definir unas prioridades políticas claras y permitir a la Unión generar un crecimiento económico y crear puestos de trabajo de carácter sostenible e inclusivo, invertir en mayor medida en capacidades de innovación e inversión con vistas a soluciones futuras, impulsar la competitividad, velar por una Europa segura y pacífica, reforzar las condiciones laborales y de vida de los ciudadanos, impulsar la cohesión económica, social y territorial, fortalecer a la Unión en su lucha contra los retos ambientales y el cambio climático para que cumpla sus obligaciones en el marco del Acuerdo de París, contribuir a la realización plena de los objetivos de desarrollo sostenible y aplicar el pilar europeo de derechos sociales;

4.  Señala que al ser 2020 el último año del actual MFP, la aplicación de los programas de la Unión, y en particular de los programas en régimen de gestión compartida en el ámbito de la política de cohesión, la política agrícola común y la política pesquera, debe acelerarse en mayor medida para compensar los retrasos anteriores y alcanzar la fase final; espera que esto se refleje en un aumento considerable de las solicitudes de pago y prevé, por tanto, un punto álgido en el nivel anual de los créditos de pago para 2020; hace hincapié en el compromiso del Parlamento de asegurar los pagos necesarios en 2020 y evitar una nueva crisis en relación con los pagos en los primeros años del MFP 2021-2027, como ya ha sido el caso durante el periodo en curso; pone de relieve la necesidad de mejorar constantemente los mecanismos de control y corrección a fin de garantizar una aplicación adecuada y rápida de los programas de la Unión;

5.  Se remite a la importancia de las agencias descentralizadas para garantizar la aplicación de las prioridades de la legislación europea y cumplir así los objetivos políticos de la Unión, como los relacionados con la competitividad, el crecimiento sostenible y el empleo y con la gestión de los actuales flujos migratorios y de los refugiados; confía en que las negociaciones sobre el presupuesto 2020 conduzcan a la financiación operativa y administrativa adecuada de las agencias de la Unión a fin de que puedan cumplir sus tareas cada vez más numerosas y obtener los mejores resultados posibles; reitera su posición de que 2018 fue el último año de aplicación de la reducción de personal del 5 % y de la llamada «reserva de redistribución»; espera que la Comisión y el Consejo se abstengan de reducir aún más los recursos de las agencias en el presupuesto de 2020;

Innovación e investigación para soluciones futuras: apoyar un crecimiento económico sostenible e inclusivo para anticipar los cambios e impulsar la competitividad

6.  Destaca la importancia de la reivindicación de Europa en cuanto a su liderazgo en tecnologías clave en ámbitos como el espacio, la asistencia sanitaria, el medio ambiente, la agricultura, la seguridad y el transporte; destaca la necesidad de garantizar que las actividades en el ámbito de la investigación y la innovación sigan ofreciendo soluciones a las necesidades, los retos y a la competitividad de Europa y recuerda, en este contexto, el importante papel de la investigación fundamental; destaca que la de Horizonte 2020 a Horizonte Europa ha de ser fluida y garantizar la estabilidad de las empresas, los centros de investigación y el mundo académico; se muestra alarmado por la importante infrafinanciación de Horizonte 2020 durante todo el periodo, lo que se ha traducido en un porcentaje muy reducido de aprobación de solicitudes excelentes; tiene la intención, por lo tanto, de garantizar la asignación anual más elevada posible en favor de Horizonte 2020 en el presupuesto del próximo ejercicio, haciendo pleno uso de las disposiciones vigentes del Reglamento sobre el MFP y del Reglamento Financiero en materia de flexibilidad; destaca , por otra parte, la importancia de reforzar las sinergias con los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos;

7.  Pone de relieve el potencial en términos de crecimiento económico derivado de la transformación tecnológica en Europa y pide que el presupuesto de la Unión haga una contribución adecuada en apoyo de la digitalización de la industria europea y el fomento de las competencias digitales y el emprendimiento; subraya la importancia de realizar inversiones adicionales en las capacidades estratégicas, como la ciberseguridad de alto rendimiento de la Unión, la inteligencia artificial y la ciberseguridad; destaca que se espera que el programa Europa Digital garantice una asignación significativamente más elevada en el MFP 2021-2027 y se propone, por lo tanto, aumentar la financiación en este ámbito en el presupuesto del próximo ejercicio;

8.  Destaca el éxito del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) en la activación de inversiones adicionales en la Unión con el objetivo de alcanzar un objetivo de inversión de al menos 500 000 millones EUR en el horizonte 2020, tras la prolongación de su vigencia; hace referencia, no obstante, a las recomendaciones del Tribunal de Cuentas Europeo en el sentido de seguir mejorando su aplicación con respecto a la adicionalidad de los proyectos seleccionados; recuerda que el Fondo de Garantía del FEIE se financió parcialmente mediante reasignaciones procedentes de Horizonte 2020 y del Mecanismo «Conectar Europa», y confirma una vez más su posición conocida desde hace tiempo en el sentido de que las nuevas iniciativas deben financiarse en su totalidad con fondos nuevos;

9.  Expresa su pleno convencimiento de que para el desarrollo sostenible de la Unión es imprescindible mejorar la equidad y garantizar la igualdad de oportunidades en el marco de la economía social de mercado europea; tiene la intención de garantizar fondos suficientes para programas como COSME y Tecnologías Futuras y Emergentes, que contribuyen significativamente al éxito de empresas emergentes y pymes, que son la columna vertebral de la economía europea y motores clave del crecimiento económico, la creación de empleo, la innovación y la integración social; destaca el elevado nivel de ejecución de estos programas y señala su capacidad para absorber incluso más;

Seguridad y paz para los ciudadanos europeos

10.  Considera que la protección de las fronteras exteriores de la Unión y la seguridad interior con el apoyo de una Guardia Europea de Fronteras y Costas reforzada y de Europol, una Unión Europea sin fronteras internas, el correcto funcionamiento del espacio Schengen y la libertad de circulación en el seno de la Unión están íntimamente ligadas y brindan ventajas mutuas; subraya, asimismo, la importancia de unas inversiones importantes de la Unión en el ámbito de la seguridad interior con vistas, entre otras cosas, a mejorar la respuesta judicial y de los servicios de seguridad de la Unión a la amenaza delictiva transfronteriza y promover el intercambio de información, con un apoyo reforzado de Eurojust y de la Fiscalía Europea; considera obligatorio garantizar que todas las agencias que operan en el ámbito de la seguridad, la justicia y el control fronterizo dispongan de una financiación, un nivel de personal y una formación del mismo adecuados habida cuenta de que el nivel de financiación actual es insuficiente teniendo en cuenta el notable incremento de sus responsabilidades, la importancia de que cooperen entre sí, la necesidad de innovación y mantenimiento tecnológicos, así como el papel fundamental que desempeñan en el refuerzo de la cooperación y la coordinación entre los Estados miembros;

11.  Hace hincapié, asimismo, en la responsabilidad que recae en la Unión en términos humanitarios en relación con la política de inmigración y reconoce el papel fundamental de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo y de la Agencia de los Derechos Fundamentales en el desarrollo y aplicación de las prácticas de asilo comunes en los Estados miembros; considera que es obligatorio garantizar que todas las agencias que operan en el ámbito de la inmigración, el asilo y los derechos humanos dispongan de una financiación, un nivel de personal y una formación del mismo adecuados y que cuenten con recursos financieros y humanos adecuados para desempeñar adecuadamente su papel;

12.  Celebra el compromiso de los Estados miembros de renovar el programa de defensa de la Unión y su disposición a reforzar la cooperación europea en materia de defensa; destaca la importancia de poner en marcha el Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de Defensa, que constituirá una primera fase del Fondo Europeo de Defensa; solicita un nuevo incremento del presupuesto de defensa de la Unión, que se financiará exclusivamente con nuevos créditos, con el fin de mejorar la competitividad y la innovación de la industria europea de la defensa;

13.  Apoya firmemente la intensificación de los esfuerzos de la Unión para abordar las crecientes amenazas a la seguridad, como la radicalización y el extremismo violento en Europa y en los países vecinos, así como la mejora de la coordinación de dichos programas a escala de la Unión;

14.  Destaca que la ciberseguridad es esencial para la prosperidad y la seguridad de la Unión, así como para la privacidad de sus ciudadanos; que los ciberataques, la ciberdelincuencia y la manipulación amenazan a las sociedades abiertas; y que el espionaje económico está obstaculizando el funcionamiento del mercado único digital y poniendo en peligro la competitividad de las empresas europeas; solicita recursos financieros adecuados para equipar a todas las agencias pertinentes con fondos adecuados para realizar sus tareas operativas y administrativas con el fin de ayudar a garantizar sistemas de información y redes, reforzar la ciberresiliencia y combatir la ciberdelincuencia; apoya, en este contexto, la cooperación estratégica entre la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información de la Unión Europea (ENISA) y Europol;

15.  Recuerda que la paz y la estabilidad son valores fundamentales que apoya el presupuesto de la Unión Europea y destaca, a este respecto, la importante contribución de la Unión a la paz y la reconciliación en la isla de Irlanda, en particular a través de su apoyo al Acuerdo del Viernes Santo y financiando los programas PEACE e INTERREG; subraya la importancia de mantener la financiación para estos programas en el contexto posterior a la salida del Reino Unido de la Unión;

16.  Considera, en relación con su Resolución, de 25 de octubre de 2018, sobre la utilización de los datos de los usuarios de Facebook por parte de Cambridge Analytica y el impacto en la protección de los datos(6), que la lucha contra la desinformación, en particular el rastreo y la revelación de desinformación y de cualquier otro tipo de interferencia externa es una prioridad para garantizar unas elecciones justas y democráticas, en particular en el año en que se van a celebrar elecciones europeas; solicita recursos de financiación adicionales para mejorar el uso sistemático de los instrumentos de comunicación y así posibilitar una respuesta coordinada sólida de la Unión; apoya las orientaciones que la Comisión ha establecido sobre cómo se deben utilizar las normas existentes de la Unión para abordar el uso de datos personales para dirigirse a los ciudadanos en las redes sociales durante los periodos electorales y garantizar la equidad del proceso electoral;

17.  Expresa su preocupación por la posibilidad de que sean pocos los ciudadanos europeos los que tengan la impresión de que la Unión Europea trabaja para ellos y les aporta beneficios importantes; pide recursos financieros adecuados para que la Comisión invierta en instrumentos como las recientes iniciativas del Parlamento «Lo que Europa hace por mí» y «Citizens’ App» para informar a los ciudadanos sobre el trabajo de la Unión y poner de manifiesto los esfuerzos realizados para promover la paz, la democracia, el Estado de Derecho y la libertad de expresión; considera que tales instrumentos deben difundirse mejor a escala nacional;

18.  Señala que la política agrícola común y la política pesquera común son pilares de la integración europea, que aspiran a garantizar un abastecimiento de productos alimentarios seguros y de alta calidad para los ciudadanos europeos, el correcto funcionamiento del mercado único agrícola, la sostenibilidad de las regiones rurales durante muchos años y la gestión sostenible de los recursos naturales; recuerda que dichas políticas contribuyen a la viabilidad y estabilidad de la Unión; pide a la Comisión que siga ayudando a los productores de toda Europa a hacer frente a la volatilidad imprevista de los mercados y a garantizar un abastecimiento de productos alimentarios seguros y de alta calidad; pide que se preste especial atención a la agricultura minifundista y a las pequeñas industrias de pesca;

Refuerzo de la solidaridad y la comprensión mutua

19.  Solicita recursos financieros adicionales para hacer frente a la demanda futura de Erasmus+, principal programa para la educación y la formación —incluidas las profesionales—, la juventud y el deporte en Europa, teniendo asimismo en cuenta su dimensión externa; destaca que se precisan recursos adecuados para «democratizar» el programa, haciendo que su financiación sea accesible a personas de todos los entornos y trabajando en pro del Marco Europeo para una formación de Aprendices de Calidad y Eficaz como medio para combatir el desempleo juvenil; recuerda que el Parlamento pidió que la dotación financiera de este programa triplicara en el próximo MFP; pide que se refuerce la cooperación entre educación, períodos de prácticas, cultura e investigación;

20.  Recuerda que, en un momento en el que se cuestiona el proyecto europeo, es fundamental renovar el compromiso firme con Europa a través de la cultura, el conocimiento, la creación y la innovación; considera, por lo tanto, que deben apoyarse los programas Europa Creativa y MEDIA a un nivel apropiado;

21.  Subraya que la lucha contra el desempleo juvenil requiere importantes esfuerzos financieros adicionales para crear oportunidades de educación, formación y empleo; destaca, en este sentido, el impacto positivo de la Iniciativa de Empleo Juvenil, que hasta finales de 2017 había prestado apoyo a aproximadamente 1,7 millones de jóvenes; acoge con satisfacción que, ante la petición insistente del Parlamento y como resultado de las negociaciones sobre el presupuesto 2019, la Iniciativa de Empleo Juvenil contara con un importe total de 350 millones EUR en 2019; espera que el proyecto de presupuesto 2020 demuestre una gran ambición para que este programa garantice una transición sin sobresaltos hacia el programa del Fondo Social Europeo Plus (FSE+) en el próximo MFP; destaca la necesidad de acelerar la ejecución de este programa y de seguir mejorando su eficiencia, para garantizar que aporte más valor añadido europeo a las políticas nacionales de empleo;

22.  considera que la cohesión social en Europa debe contribuir a encontrar soluciones sostenibles a la lucha contra la pobreza, la exclusión social y la discriminación, a la mejora de la inclusión de las personas con discapacidad y al cambio demográfico estructural a largo plazo; destaca la necesidad de recursos financieros para los programas de la Unión que contribuyen a proporcionar a una población europea en proceso de envejecimiento un apoyo adecuado en términos de acceso a la movilidad, atención sanitaria y servicios públicos;

23.  Recuerda la necesidad de que los Estados miembros sean solidarios y compartan responsabilidades en el ámbito de la migración y el asilo, y les pide que hagan un buen uso del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) en sus programas nacionales; pide que se destine un presupuesto adecuado a este Fondo para 2020 con el fin de apoyar la acogida de solicitantes de asilo en los Estados miembros, estrategias de devolución eficaces, programas de reasentamiento, políticas de migración y fomento de la integración efectiva de nacionales de terceros países; considera que debe reforzarse el apoyo de las ciudades y los municipios en el sistema de asilo europeo;

24.  Recuerda que la solución duradera al actual fenómeno migratorio reside en el desarrollo político, económico, social y medioambiental de los países de origen de los flujos migratorios ; pide que se dote al Instrumento Europeo de Vecindad y al Instrumento de Cooperación al Desarrollo de suficientes recursos financieros para apoyar esta prioridad y promover el continuo desarrollo de asociaciones sostenibles y mutuamente beneficiosas con, por ejemplo, países africanos; en este contexto, reitera la necesidad de ofrecer a las organizaciones internacionales —incluidas la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS)— apoyo financiero suficiente y continuado; pide que se refuerce el apoyo financiero y organizativo de los programas que contribuyen a los intercambios entre la Unión y los países socios en áreas como la formación profesional, la creación de empresas, el apoyo a las pymes, la atención sanitaria y la educación, así como de las políticas relacionadas con el agua limpia y el tratamiento de residuos y aguas residuales;

25.  Estima que la discriminación por motivos de género es intolerable e incompatible con los valores de la Unión; señala que el índice de éxito de las solicitudes para el programa Daphne y otros fondos destinados a combatir la violencia contra las mujeres y las niñas es alarmantemente bajo, y se propone garantizar fondos suficientes para este programa; considera, asimismo, que la integración de la perspectiva de género es una estrategia efectiva para lograr la igualdad de género y luchar contra la discriminación, y pide que se integre la perspectiva de igualdad de género en las políticas y los programas de gasto pertinentes de la Unión; espera que la Comisión presente lo antes posible un marco para la integración de la perspectiva de género en el presupuesto de la Unión;

26.  Reitera la importancia de que la Política Europea de Vecindad fortalezca las relaciones con los países vecinos, apoye los procesos de paz e impulse el crecimiento económico y social y la cooperación transfronteriza sostenible; señala que las sólidas relaciones entre la Unión y los Balcanes Occidentales son fundamentales para la estabilización de la zona y su proceso de preadhesión; recuerda que la financiación procedente del presupuesto de la Unión debe adaptarse para reforzar la capacidad de los países para dar continuidad a las reformas legales, políticas, sociales y económicas, en particular mejorando el buen funcionamiento de la administración pública y apoyando la estabilidad y resiliencia de las instituciones democráticas y la aplicación del Estado de Derecho;

Abordar los retos medioambientales y el cambio climático

27.  Subraya que el presupuesto de 2020 debe contribuir significativamente a abordar los retos medioambientales y el cambio climático para compensar el retraso existente y cumplir los compromisos de la Unión; recuerda el compromiso de la Unión de ser pionera en la transición hacia una economía circular con bajas emisiones de carbono y climáticamente neutra, pero lamenta que la Unión no esté alcanzando sus objetivos climáticos, en particular por lo que respecta a destinar un 20 % del gasto a las cuestiones climáticas en el período 2014-2020; considera, por tanto, que un incremento significativo del gasto relacionado con el clima es esencial para avanzar hacia los objetivos de la política climática de la Unión y del Acuerdo de París; considera que la integración de la lucha contra el cambio climático en todos los sectores de la política de la Unión debe ser objeto de mayor impulso y optimización, y que, en su caso, debe introducirse una evaluación de impacto en materia de clima y de sostenibilidad; pide un aumento de los recursos financieros destinados a todos los programas relevantes de la Unión para apoyar proyectos con valor añadido europeo que contribuyan a una transición energética limpia y a la eficiencia de los recursos, al fomento de una economía sostenible verde y azul y a la conservación de la naturaleza, centrándose en la biodiversidad, los hábitats y las especies amenazadas;

28.  Subraya que, con vistas a un enfoque coherente y eficaz en relación con la lucha contra el cambio climático, la ratificación y aplicación del Acuerdo de París debe ser una condición de la Unión para futuros acuerdos comerciales; recuerda, en este sentido, su resolución de 3 de julio de 2018 sobre la diplomacia en materia de clima(7) y su petición a la Comisión de una evaluación exhaustiva de la coherencia entre los acuerdos de libre comercio vigentes y los compromisos del Acuerdo de París; considera que en caso de que estos acuerdos no los cumpliera un socio de la Unión, la Comisión podría imponer una suspensión temporal de los compromisos de liberalización comercial de la Unión contraídos con tales socios;

Cuestiones pendientes para el procedimiento presupuestario 2020

29.  Espera que la retirada del Reino Unido de la Unión en marzo de 2019 no repercuta directamente en el presupuesto para el ejercicio 2020, ya que el Reino Unido contribuirá, y participará, en la ejecución del presupuesto; pide, no obstante, a la Comisión que evalúe todos los escenarios posibles y se prepare para ellos, con el fin de garantizar la buena gestión financiera del presupuesto de la Unión y un plan de contingencia, definir compromisos claros y perfilar mecanismos, y proteger el presupuesto de la Unión en caso de que el Reino Unido no contribuya o participe en la ejecución del presupuesto de la Unión para 2020;

30.  Recuerda que, tras la declaración conjunta del Parlamento, el Consejo y la Comisión sobre el refuerzo de la rúbrica 1 bis a través de un presupuesto de enmienda emitido en las conclusiones conjuntas sobre el presupuesto de 2019, la Comisión presentará un presupuesto de enmienda que eleve los niveles de los créditos para Erasmus+ y H2020 en cuanto finalice el ajuste técnico del MFP para 2020 en primavera de 2019, para que el Consejo y el Parlamento lo tramiten rápidamente;

31.  Destaca que el artículo 15, apartado 3, del Reglamento Financiero permite que los importes liberados como resultado de la no aplicación total o parcial de los proyectos de investigación correspondientes se pongan de nuevo a disposición del público para programas de investigación en el procedimiento presupuestario anual, y no fija ninguna condición previa en su ejecución; pide a la Comisión que informe específicamente sobre los importes liberados para programas de investigación y que proporcione toda la información y todos los detalles pertinentes en relación con este artículo; pide a la presidencia del Consejo que aclare si los Estados miembros entienden ahora perfectamente este artículo; solicita, en cualquier caso, que esta disposición y su correspondiente procedimiento se movilicen en el contexto del procedimiento presupuestario 2020, empezando por su inclusión en el proyecto de presupuesto;

32.  Considera que como rama de la autoridad presupuestaria directamente elegida por los ciudadanos, el Parlamento debe desempeñar su papel político y presentar propuestas respecto a proyectos piloto y acciones preparatorias que expresen su visión política para el futuro; se compromete, en este contexto, a proponer un paquete de proyectos piloto y acciones preparatorias elaborado en estrecha cooperación con cada una de las comisiones para encontrar el equilibrio perfecto entre la voluntad política y la viabilidad técnica evaluada por la Comisión;

o
o   o

33.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y al Tribunal de Cuentas.

(1) DO L 193 de 30.7.2018, p. 1.
(2) DO L 347 de 20.12.2013, p. 884.
(3) DO C 373 de 20.12.2013, p. 1.
(4) DO L 168 de 7.6.2014, p. 105.
(5) DO L 67 de 7.3.2019.
(6) Textos Aprobados, P8_TA(2018)0433.
(7) Textos Aprobados, P8_TA(2018)0280.

Última actualización: 15 de marzo de 2019Aviso jurídico