Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2018/2262(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0147/2019

Textos presentados :

A8-0147/2019

Debates :

Votaciones :

PV 26/03/2019 - 7.21
CRE 26/03/2019 - 7.21

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0241

Textos aprobados
PDF 153kWORD 62k
Martes 26 de marzo de 2019 - Estrasburgo Edición provisional
Acuerdo marco institucional UE-Suiza
P8_TA-PROV(2019)0241A8-0147/2019

Recomendación del Parlamento Europeo, de 26 de marzo de 2019, al Consejo, a la Comisión y a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad relativa al Acuerdo marco institucional entre la Unión Europea y la Confederación Suiza (2018/2262(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 218 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Vistas la Decisión del Consejo de 6 de mayo de 2014 por la que se autoriza la apertura de negociaciones para un acuerdo entre la Unión Europea y Suiza en relación con un marco institucional para la regulación de las relaciones bilaterales, y el inicio de las negociaciones el 22 de mayo de 2014,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo de 28 de febrero de 2017 sobre las relaciones de la Unión con la Confederación Suiza,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo de 14 de diciembre de 2010 y de 20 de diciembre de 2012 sobre las relaciones de la Unión con los países de la AELC,

–  Visto el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo (EEE), de 1 de enero de 1994(1),

–  Visto el rechazo a la adhesión al EEE manifestado por el pueblo suizo en las consultas de diciembre de 1992 (50,3 %), junio de 1997 («Negociaciones de adhesión a la Unión Europea: dejad decidir a la gente», 74 %) y marzo de 2001 («Sí a Europa», 77 %),

–  Visto el Acuerdo entre la Unión Europea y la Confederación Suiza relativo a la vinculación de sus regímenes de comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, suscrito el 23 de noviembre de 2017(2),

–  Visto el Marco de Cooperación entre la Agencia Europea de Defensa y Suiza, suscrito el 16 de marzo de 2012,

–  Visto el acuerdo entre Suiza y Eurojust sobre cooperación judicial, suscrito el 27 de noviembre de 2008 y vigente desde el 22 de julio de 2011,

–  Visto el acuerdo entre Suiza y Europol sobre cooperación entre las autoridades policiales en la prevención y lucha frente al terrorismo y a la delincuencia internacional grave y organizada, firmado el 24 de septiembre de 2004 y vigente desde el 1 de marzo de 2006, y vista la ampliación del ámbito de aplicación del mismo el 1 de enero de 2008,

–  Visto el Acuerdo celebrado el 21 de junio de 1999 entre la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la Confederación Suiza, por otra, sobre la libre circulación de personas(3), y, en particular, su anexo I sobre la libre circulación de personas y su anexo III sobre el reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales,

–  Visto el Protocolo de 27 de mayo de 2008 del Acuerdo entre la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la Confederación Suiza, por otra, sobre la libre circulación de personas, relativo a la participación, como partes contratantes, de la República de Bulgaria y de Rumanía como consecuencia de su adhesión a la Unión Europea(4),

–  Visto el Acuerdo celebrado el 25 de junio de 2009 entre la Comunidad Europea y la Confederación Suiza relativo a la facilitación de los controles y formalidades en el transporte de mercancías y a las medidas aduaneras de seguridad(5),

–  Visto el resultado de la iniciativa popular federal suiza de 9 de febrero de 2014, en que el 50,3 % de los participantes apoyó la propuesta de reintroducción de cuotas a la inmigración de ciudadanos de la Unión Europea, la propuesta de preferencia nacional en caso de vacantes de puestos de trabajo y la propuesta de restricción de los derechos de los inmigrantes a las prestaciones sociales,

–  Visto el Acuerdo de Comercio entre la UE y Suiza de 1972(6), que se ha ido adaptando y actualizando a lo largo de los años,

–  Visto el Acuerdo entre la Comunidad Europea y la Confederación Suiza sobre el transporte aéreo, que entró en vigor el 1 de junio de 2002(7),

–  Visto el Acuerdo entre la Comunidad Europea y la Confederación Suiza sobre el transporte de mercancías y pasajeros por ferrocarril y por carretera, que entró en vigor el 1 de junio de 2002(8),

–  Vistas las negociaciones sobre los acuerdos entre la Unión y la Confederación Suiza en materia de electricidad, sobre la seguridad alimentaria, la seguridad de los productos y la salud pública,

–  Vista la Decisión de Ejecución (UE) 2018/2047 de la Comisión, de 20 de diciembre de 2018, sobre la equivalencia del marco jurídico y de supervisión aplicable a los mercados de valores en Suiza, de conformidad con la Directiva 2014/65/UE del Parlamento Europeo y del Consejo(9),

–  Vista la 37.ª reunión interparlamentaria UE-Suiza, celebrada en Bruselas los días 4 y 5 de julio de 2018,

–  Vistas sus resoluciones sobre Suiza, en particular la del 9 de septiembre de 2015 sobre el EEE-Suiza: Obstáculos a la plena realización del mercado interior(10), y el proyecto de propuesta de resolución de su Comisión de Mercado Interior y Protección de Consumidor sobre el mismo tema, de 24 de abril de 2018,

–  Vista su Resolución, de 15 de febrero de 2017, sobre el informe anual sobre la gobernanza del mercado único en el marco del Semestre Europeo 2017(11),

–  Vistos el artículo 108, apartado 4, y el artículo 52 de su Reglamento interno,

–  Vistos el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores y las opiniones de la Comisión de Comercio Internacional y de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (A8-0147/2019),

A.  Considerando que la actual relación de Suiza con la Unión se basa en una compleja serie de unos veinte acuerdos bilaterales principales sectoriales y otros cerca de cien acuerdos adicionales; que Suiza participa solo en parte en las cuatro libertades; considerando que, si bien estos acuerdos han profundizado la cooperación entre la Unión y Suiza en el pasado en los ámbitos del mercado interior, la seguridad interior y el asilo, el transporte y las cuestiones fiscales, en el futuro este complejo conjunto de acuerdos podría quedar obsoleto, haciendo su aplicación menos pertinente, a menos que se acuerde un marco general;

B.  Considerando que, de acuerdo con los datos de Eurostat, en 2017, Suiza era el tercer mayor socio de la Unión en términos de exportación de bienes y el cuarto en términos de importación de bienes;

C.  Considerando que en opinión del Consejo un acuerdo institucional general con Suiza debe aspirar a proteger la homogeneidad del mercado interior y a garantizar la seguridad jurídica para las autoridades, los ciudadanos y los agentes económicos;

D.  Considerando que el Consejo Federal Suiza desea concluir un acuerdo institucional con la Unión que garantice la seguridad jurídica en el ámbito del acceso a los mercados y preserve la prosperidad, la independencia y el ordenamiento jurídico suizos(12); que el Consejo Federal Suizo ha anunciado una consulta con las partes interesadas acerca del texto acordado por los negociadores el 23 de noviembre de 2018;

E.  Considerando que un mercado único que funcione correctamente y que sea eficaz, basado en una economía social de mercado altamente competitiva, es necesario para estimular el crecimiento y la competitividad y crear puestos de trabajo para revitalizar la economía europea; que la legislación relativa al mercado único debe transponerse, aplicarse y cumplirse adecuadamente para que los Estados miembros y Suiza puedan beneficiarse al máximo de sus ventajas;

F.  Considerando que Suiza ha expresado su intención de dejar las disposiciones materiales vinculantes sobre ayudas estatales para un futuro acuerdo de acceso a los mercados, así como su deseo de tener acceso al mercado único de la electricidad;

G.  Considerando que, el 28 de septiembre de 2018, el Consejo Federal aprobó una segunda contribución de Suiza a una serie de Estados miembros de la Unión, cifrada en 1 300 millones CHF y por un período de diez años, y que actualmente está a la espera de una decisión positiva por parte de la Asamblea Federal;

H.  Considerando que Suiza es miembro de la Agencia Europea de Medio Ambiente;

I.  Considerando que Suiza ha ratificado su participación en los programas europeos de navegación por satélite Galileo y EGNOS;

J.  Considerando que la participación de Suiza en el programa marco de investigación de la Unión para 2020, Horizonte Europa, y en su programa predecesor, el Séptimo Programa Marco (7PM), ha resultado valiosa para todas las partes interesadas, dada la alta calidad de las propuestas;

K.  Considerando que el 27 de mayo de 2015 Suiza y la Unión firmaron un protocolo adicional relativo al acuerdo sobre fiscalidad y rendimientos del ahorro que exige el intercambio automático de información por ambas partes sobre las cuentas financieras de los residentes nacionales de la otra parte a partir de septiembre de 2018; que la Unión incluyó a Suiza en la lista que figura en el anexo II a las Conclusiones del Consejo de 5 de diciembre de 2017 de los países que se han comprometido a aplicar principios de gobernanza fiscal para abordar cuestiones relativas a la transparencia, la equidad fiscal y las medidas contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios;

L.  Considerando que Suiza coopera en determinadas esferas de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) y ha participado en las misiones de paz militares y civiles de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), en particular en Ucrania y Mali; que el Marco de Cooperación entre la Agencia Europea de Defensa y Suiza, firmado en marzo de 2012, posibilita el intercambio de información y prevé actividades conjuntas en materia de investigación y tecnología, así como proyectos y programas de armamento;

M.  Considerando que Suiza lleva formando parte del espacio Schengen desde que este empezó a aplicarse en el país en diciembre de 2008;

N.  Considerando que Suiza participa en el Sistema de Información de Schengen (SIS), el Sistema de Información de Visados (VIS) y la base de datos europea Eurodac de comparación de impresiones dactilares de los solicitantes de asilo, y que participará en el futuro Sistema de Entradas y Salidas (SES), que registra el tránsito en las fronteras exteriores de la Unión, y en el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV), que ofrece medidas de seguridad anteriores al viaje e investiga la migración irregular de los nacionales de terceros países exentos de visado;

O.  Considerando que, con arreglo al acuerdo de asociación de Dublín, Suiza es país socio de algunos elementos del acervo en materia de asilo de la Unión; que Suiza lleva contribuyendo financiera y operativamente a Frontex desde 2010;

P.  Considerando que en 2017 la población total de Suiza, de 8,48 millones de habitantes, incluía a 2,13 millones de extranjeros, 1,4 millones de los cuales procedían de los Estados miembros de la Unión y de la Asociación Europea de Libre Comercio; que 320 000 ciudadanos de la Unión se desplazan diariamente a Suiza para trabajar; que 750 000 nacionales suizos residen en el extranjero, de los cuales 450 000 viven en la Unión;

Q.  Considerando que en 2009 Suiza convino en prorrogar el Acuerdo bilateral UE-Suiza de 1999 sobre la libre circulación de personas, que confiere tanto a los ciudadanos suizos como a los de la Unión el derecho a escoger libremente su lugar de trabajo y de residencia dentro de los territorios nacionales de las partes contratantes;

R.  Considerando que las empresas extranjeras están obligadas a respetar las condiciones laborales mínimas vigentes en Suiza cuando destinan trabajadores extranjeros a este país; que el contratante principal es el responsable legal de garantizar que los subcontratistas observen la legislación laboral suiza;

S.  Considerando que en 2002 Suiza introdujo «medidas de acompañamiento» al objeto expreso de proteger los salarios, condiciones de trabajo o niveles de prestaciones sociales suizas, los cuales la Unión considera que no se ajustan al Acuerdo sobre la libre circulación de personas;

T.  Considerando que la aplicación de la Directiva de los derechos de los ciudadanos (2004/38/CE), así como los derechos de los ciudadanos europeos en materia de prestaciones sociales y de establecimiento han suscitado preocupaciones en Suiza;

U.  Considerando que Suiza es miembro de la AELC desde 1960 y de las Naciones Unidas desde 2002;

V.  Considerando que la iniciativa «Derecho suizo en lugar de jueces extranjeros» (conocida como la Iniciativa de Autodeterminación) fue rechazada tanto por voto popular (66 %) como por todos los cantones, el 25 de noviembre de 2018;

W.  Considerando que Suiza está comprometida con la neutralidad política y que, en consecuencia, ha dado acogida a una serie de negociaciones internacionales encaminadas a alcanzar soluciones pacíficas en respuesta a los conflictos armados en todo el mundo;

X.  Considerando que, a finales de 2018, la Comisión prolongó por seis meses su decisión de reconocer los centros de negociación de Suiza como aptos para cumplir la obligación de negociación en lo que respecta a las acciones establecida en la Directiva (2004/39/CE) relativa a los mercados de instrumentos financieros y en Reglamento (UE n.º 600/2014);

Y.  Considerando que la Unión Interparlamentaria (UIP) tiene sede en Ginebra;

Z.  Considerando que Suiza alberga la sede mundial de 25 importantes organizaciones y conferencias internacionales, la mayoría de las cuales se encuentran en Ginebra;

AA.  Considerando que cientos de organizaciones internacionales no gubernamentales tienen sede en Suiza y prestan asesoramiento a las Naciones Unidas y otras organizaciones no gubernamentales;

AB.  Considerando que Suiza prevé celebrar elecciones federales el 20 de octubre de 2019;

1.  Formula las siguientes recomendaciones al Consejo, a la Comisión y a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad:

   a) destaca que Suiza y la Unión disfrutan de una asociación cercana, amplia y completa, mutuamente beneficiosa y basada en una historia cultural común y valores compartidos, que los vínculos económicos, políticos, sociales, medioambientales, científicos y ciudadanos son ejemplares y recuerdan la especialísima proximidad cultural y geográfica entre ambos países;
   b) recalca que Suiza está sumamente integrada en la Unión Europea, que es un socio con una mentalidad cercana y que comparte retos regionales y mundiales con la Unión; acoge favorablemente las declaraciones de Suiza según las cuales redunda en su interés la renovación y consolidación del enfoque bilateral, así como el establecimiento de una relación aún más estrecha;
   c) señala que la Unión es el principal socio comercial de Suiza, representando el 52 % de sus exportaciones y más del 71 % de sus importaciones, y que el comercio de productos en el marco de los acuerdos comerciales bilaterales en vigor asciende como mínimo a 1 000 millones CHF al día(13); indica que Suiza es el tercer socio comercial más importante de la Unión y representa el 7 % de su actividad comercial; estima que el importante grado de integración de Suiza con el mercado interior de la Unión es un factor clave para el crecimiento económico, que convierte a la Unión en el socio económico y comercial más importante de Suiza;
   d) subraya que la Unión ha mostrado gran flexibilidad en las negociaciones del acuerdo marco institucional y que todas las partes interesadas deben reconocerlo;
   e) insta a que el acuerdo marco institucional bilateral se celebre tan pronto como sea posible, con el fin de dotar de coherencia al complejo conjunto de acuerdos bilaterales existente, incluido el establecimiento de un mecanismo de solución de controversias; se complace de que los negociadores hayan acordado el texto definitivo del acuerdo; pide al Consejo Federal Suizo que tome una decisión con miras a concluir el acuerdo tan pronto como haya finalizado positivamente la consulta con las partes interesadas al respecto;
   f) recuerda que el establecimiento de un marco institucional común para los acuerdos existentes y futuros que permitan la participación de Suiza en el mercado único de la Unión, con el fin de garantizar la homogeneidad y la seguridad jurídica para los ciudadanos y las empresas, sigue siendo una condición previa para el ulterior desarrollo de un enfoque sectorial; hace hincapié en que, después de cuatro años de negociaciones, ha llegado el momento de celebrar el acuerdo marco institucional; considera que la conclusión del acuerdo permitirá que la asociación global entre la Unión y Suiza se desarrolle en todo su potencial;
   g) reconoce la necesidad de un acuerdo marco institucional, ya que la relación entre la Unión y Suiza se basa en un sistema complejo de 120 acuerdos sectoriales, así como que un mayor grado de coherencia y seguridad jurídica beneficiaría a todas las partes;
   h) pide a las partes que organicen lo antes posible una reunión interparlamentaria de legisladores, tanto de la Unión como de Suiza, para debatir todas las cuestiones relacionadas con el acuerdo;
   i) lamenta que la Comisión no haya transmitido el texto negociado del Acuerdo marco institucional entre la Unión y Suiza a la Comisión de Asuntos Exteriores y a la Comisión de Comercio Internacional hasta el 6 de febrero de 2019, a pesar de que se finalizó en noviembre de 2018;
   j) reconoce que la sólida relación entre la Unión y Suiza va más allá de la mera integración económica y la ampliación del mercado único, contribuyendo a la estabilidad y la prosperidad de todos los ciudadanos y las empresas, incluidas las pymes; resalta la importancia de garantizar el adecuado funcionamiento del mercado único con el fin de crear unas condiciones de justa competencia y de generar empleo;
   k) observa la gran importancia de concluir un acuerdo marco institucional con Suiza, ya que garantizaría la seguridad jurídica tanto para Suiza como para la Unión, la incorporación dinámica del acervo de la Unión, un mayor acceso de Suiza al mercado interior en beneficio de ambas partes y la competencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el supuesto de controversias no resueltas relativas a la aplicación o la interpretación del acuerdo marco institucional;
   l) acoge con satisfacción la decisión de la Comisión, de 20 de diciembre de 2018, de reconocer a los centros de negociación en Suiza como adecuados para cumplir con la obligación de negociación de las acciones establecida en la Directiva(14) y en el Reglamento(15) sobre los mercados de instrumentos financieros (MiFID II/MiFIR); subraya que esta equivalencia está limitada al 30 de junio de 2019, pero puede ampliarse a condición de que se hayan logrado avances para la firma de un acuerdo por el que se establezca dicho marco institucional común;
   m) destaca, junto con el Consejo, que la libre circulación de personas es un pilar fundamental y no negociable de la política de la Unión y del mercado interior, cuyas cuatro libertades son indivisibles; expresa su pesar por las desproporcionadas «medidas de acompañamiento» unilaterales suizas que se hallan en vigor desde 2004; pide a Suiza, que considera que las medidas de acompañamiento son importantes, que busque una solución plenamente compatible con los instrumentos pertinentes de la Unión; también exhorta a las autoridades suizas a que consideren acortar el período de aplicación de las medidas transitorias relativa a los trabajadores croatas, y tengan en cuenta los beneficios económicos que aporta la libre circulación de trabajadores entre la Unión y Suiza;
   n) toma nota de la aplicación de la iniciativa denominada «preferencia nacional suave», y de que el Consejo considera que el texto adoptado el 16 de diciembre de 2016 por la Asamblea Federal de Suiza puede aplicarse de manera compatible con los derechos de los ciudadanos de la Unión en el marco del Acuerdo sobre la libre circulación de personas si las normas de ejecución necesarias aclaran cuestiones aún no zanjadas, como el derecho a la información en lo que se refiere a vacantes y el respeto de los derechos de los trabajadores fronterizos; recuerda, no obstante, que no debe confundirse la cuestión de la migración de ciudadanos de terceros países con la libre circulación de personas consagrada en los Tratados; subraya la necesidad de seguir de cerca la aplicación de las normas de ejecución con el fin de evaluar su conformidad con el Acuerdo sobre la libre circulación de personas;
   o) destaca que Suiza se beneficia considerablemente de un desarrollo democrático y competitivo a través de la vecindad europea y que, por ende, sus contribuciones financieras a programas como el Fondo de Cohesión redundan en su propio interés y deben mantenerse, y se congratula de los resultados positivos de la contribución en los Estados miembros receptores; recuerda que Suiza obtiene importantes beneficios de su participación en el mercado único; destaca que la futura contribución de Suiza a la cohesión de la Unión es esencial y que debe reforzarse notablemente, conforme al ejemplo establecido por el EEE y Noruega;
   p) acoge con satisfacción el intenso debate interno que está teniendo lugar en Suiza sobre la cooperación con la Unión; sugiere, no obstante, que Suiza trate de explicar aún mejor a sus ciudadanos los numerosos beneficios tangibles derivados del acceso al mercado interior, así como la necesidad de una cooperación más estrecha con la Unión;
   q) insta a que, una vez concluido, el acuerdo se presente sin dilación al Parlamento Europeo, a los Estados miembros y al Parlamento suizo para su aprobación, y el electorado suizo convoque un referéndum, de conformidad con la Constitución suiza;
   r) observa que 1,4 millones de ciudadanos de la Unión residen en Suiza, mientras que más de 450 000 nacionales suizos residen en la Unión;
   s) recuerda que, tras el referéndum del 9 de febrero de 2014, el Parlamento suizo aprobó en 2016 una enmienda a la Ley de Extranjería a efectos de la aplicación del artículo 121 bis de la Constitución Federal, que entró en vigor del 1 de julio de 2018; destaca la necesidad de que el Consejo Federal preste especial atención a la aplicación del citado artículo 121 bis, para no comprometer el derecho de los ciudadanos de la Unión a la libre circulación;
   t) lamenta cualquier iniciativa cantonal y nacional que pudiera tener el efecto de restringir el acceso al mercado de trabajo suizo para los trabajadores de la Unión —en particular los trabajadores transfronterizos— en detrimento de los derechos de los ciudadanos de la Unión con arreglo al Acuerdo sobre la libre circulación de personas y la cooperación entre la Unión y Suiza;
   u) acoge muy positivamente la declaración política de intenciones de modernizar el Acuerdo sobre Contratación Pública y el Acuerdo de Libre Comercio UE-Suiza de 1972, y apoya la ambición de alcanzar una asociación comercial revisada que incluya sectores, como los servicios, que sobrepasan el ámbito cubierto por el Acuerdo marco institucional y están cubiertos solo parcialmente por el Acuerdo sobre la libre circulación de personas, incluidos los aspectos digitales, los derechos de propiedad intelectual, la facilitación del comercio, el reconocimiento mutuo de las evaluaciones de la conformidad y la contratación pública, además de un capítulo sobre comercio y desarrollo sostenible; pide que se coopere en mayor medida para proteger mejor las indicaciones geográficas y ampliar el mecanismo moderno y fiable de solución de diferencias entre Estados incluido en el proyecto de Acuerdo marco institucional, a fin de abarcar las futuras relaciones comerciales bilaterales y poner remedio eficientemente a las barreras comerciales entre las partes;
   v) es consciente de que no existe un acuerdo global sobre servicios entre la Unión y Suiza, y de que los servicios están cubiertos solo parcialmente por el Acuerdo sobre la libre circulación de personas, lo que demuestra que existe potencial para un desarrollo ulterior;
   w) toma nota de la ley revisada sobre contratación pública que se aprobó en 2017 en el cantón de Ticino y que deberá ajustarse al Acuerdo sobre Contratación Pública de la Organización Mundial del Comercio y al correspondiente acuerdo sectorial UE-Suiza, que entró en vigor en 2002; anima encarecidamente a los poderes adjudicadores a que traten a los proveedores y prestadores de servicios de la Unión de forma no discriminatoria, incluso en los casos de contratación pública por debajo del umbral;
   x) insta a que se permita que continúe la práctica actual, según la cual las empresas de taxi de los Estados miembros de la Unión pueden prestar servicios en Suiza sin ninguna restricción, dado que dicha práctica ha prestado una notable contribución al desarrollo económico de las regiones fronterizas de Suiza y redunda en beneficio mutuo;
   y) opina que debe haber reciprocidad y equidad entre el EEE y Suiza de modo que ambos puedan beneficiarse de su participación en el mercado único;
   z) señala que, en términos generales, la cooperación en el marco del Acuerdo UE-Suiza sobre el reconocimiento mutuo en materia de evaluación de la conformidad es satisfactoria; acoge con satisfacción la actualización más reciente del Acuerdo de reconocimiento mutuo en materia de evaluación de la conformidad en 2017 y espera que las futuras actualizaciones puedan llevarse a cabo rápidamente cuando se haya alcanzado el pleno potencial del futuro acuerdo marco institucional;
   aa) acoge con satisfacción la nueva legislación fiscal que restringirá los regímenes fiscales preferenciales e introducirá prácticas más acordes con las normas internacionales, y confía en que el próximo referéndum que se celebrará en Suiza se saldará con un resultado positivo; subraya la necesidad de seguir mejorando la cooperación para luchar contra la elusión fiscal y mejorar la justicia fiscal;
   ab) pide a Suiza que prosiga su labor relativa a la estrategia «Suiza digital» con el fin de armonizarla con el mercado único digital de la Unión;
   ac) reconoce la aportación que para la sólida asociación entre la Unión y Suiza suponen los acuerdos sectoriales bilaterales sobre la libre circulación de personas, las pensiones, el medio ambiente, las estadísticas, la cooperación judicial y policial, el espacio Schengen, el asilo (Convenio de Dublín), la Política Exterior y de Seguridad Común y la Política Común de Seguridad y Defensa, la navegación por satélite, la investigación, la aviación civil, el transporte por tierra, la reciprocidad de acceso al mercado para bienes y servicios acordados, los productos agrícolas transformados, la armonización jurídica, el reconocimiento mutuo, la lucha contra el fraude y la fiscalidad y el ahorro; entiende, no obstante, que ya es hora de que la asociación pase a un nivel superior y de que las relaciones bilaterales adopten un enfoque mucho más sustancial y exhaustivo, mediante la celebración, sin demora, del acuerdo marco;
   ad) se congratula de que, durante muchos años, el fomento de la paz, la mediación y la resolución pacífica de conflictos hayan sido una parte importante de la política exterior suiza; acoge con satisfacción el firme papel de Suiza en la consolidación de la paz, así como su participación en la búsqueda de soluciones a las crisis, la facilitación del diálogo, el desarrollo de medidas de fomento de la confianza y la reconciliación; se congratula del papel de Suiza como actor facilitador en la aplicación de estructuras federales complejas y disposiciones constitucionales de negociación pacífica, con el objetivo de facilitar la convivencia de personas de diferente origen étnico;
   ae) acoge con satisfacción la participación y el apoyo de Suiza en las misiones de defensa y seguridad de la Unión, como por ejemplo EUFOR ALTHEA, EULEX Kosovo, EUTM Mali y EUBAM Libia, así como en la labor de la Agencia Europea de Defensa; se congratula de la estrecha cooperación con Suiza en materia de ayuda humanitaria, protección civil, lucha antiterrorista y cambio climático;
   af) reconoce la contribución y cooperación de Suiza en el contexto de la migración masiva hacia el espacio Schengen y en la aplicación de la Agenda Europea de Migración; anima a Suiza a que pase a formar parte del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular y espera que se produzca tras el debate en el Parlamento suizo;
   ag) exhorta a Suiza a que asuma las directivas pertinentes de la Unión para mantener sus niveles actuales de protección social y de los salarios, por lo que respecta a la oferta transfronteriza de servicios;
   ah) hace hincapié en la importancia de velar por que el acuerdo final entre la Unión y Suiza contenga una cláusula de buena gobernanza fiscal que incluya normas específicas sobre ayuda estatal en forma de ventajas fiscales, requisitos de transparencia en relación con el intercambio automático de información sobre fiscalidad y titularidad efectiva, así como disposiciones contra el blanqueo de capitales;
   ai) se complace de la decisión se Suiza de incorporarse al Grupo Operativo Conjunto sobre Ciberdelincuencia (J-CAT) de Europol en abril de 2018, como un paso para luchar contra las amenazas internacionales de ciberdelincuencia de manera proactiva;
   aj) acoge con satisfacción la asociación de Suiza a la totalidad del programa Horizonte 2020 y espera que se prosiga la cooperación en los futuros programas de investigación;
   ak) insta a Suiza a que se comprometa a negociar su asociación en el programa Erasmus+;
   al) acoge con satisfacción los avances en la construcción del enlace ferroviario transalpino conocido como el «Nuevo ferrocarril transalpino», una inversión financiada por Suiza que también beneficia a la Unión;

2.  Encarga a su presidente que transmita la presente Recomendación al Consejo, a la Comisión y a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, así como a la Asamblea Federal y al Consejo Federal de la Confederación Suiza.

(1) DO L 1 de 3.1.1994, p. 3.
(2) DO L 322 de 7.12.2017, p. 3.
(3) DO L 114 de 30.4.2002, p. 6.
(4) DO L 124 de 20.5.2009, p. 53.
(5) DO L 199 de 31.7.2009, p. 24.
(6) DO L 300 de 31.12.1972, p. 189.
(7) DO L 114 de 30.4.2002, p. 73.
(8) DO L 114 de 30.4.2002, p. 91.
(9) DO L 327 de 21.12.2018, p. 77.
(10)  DO C 316 de 22.9.2017, p. 192.
(11) DO C 252 de 18.7.2018, p. 164.
(12) https://www.eda.admin.ch/dam/dea/en/documents/fs/11-FS-Institutionelle-Fragen_en.pdf
(13) https://www.eda.admin.ch/dam/dea/en/documents/abkommen/InstA-Wichtigste-in-Kuerze_en.pdf
(14) DO L 173 de 12.6.2014, p. 349.
(15) DO L 173 de 12.6.2014, p. 84.

Última actualización: 27 de marzo de 2019Aviso jurídico