Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

NOT FOUND !Alenka Bratušek

Audiencia

 

Alenka Bratušek

Cartera: Unión de la Energía - Vicepresidente
(Candidatura retirada)
 
Día 5 , lunes 6 octubre 2014 - 14:30 , Bruselas  
 
Alenka Bratušek (Eslovenia)
Alenka Bratušek
 
Preguntas / Respuestas
 
1. Competencia general, compromiso europeo e independencia personal

¿Qué aspectos de sus cualificaciones y experiencia personales considera usted particularmente pertinentes para desempeñar el cargo de Comisaria y fomentar el interés europeo general, especialmente en el ámbito cuyas competencias le corresponda a usted ejercer? ¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Cómo va a contribuir a elaborar la agenda estratégica de la Comisión?


Inicié mi carrera en una pequeña empresa textil. En 1995 empecé a trabajar en el Ministerio de Economía, donde, aparte de asumir obligaciones muy importantes, participé activamente en la creación de la red de promoción de las pequeñas empresas. En 1999 me trasladé al Ministerio de Hacienda, donde fui nombrada jefa del departamento de Agricultura, Economía y Oficinas de la Administración y, en 2004, directora de la Dirección de Presupuestos, cargo en el que me mantuve hasta 2011. Fui responsable del presupuesto nacional, de la financiación de los entes locales y de la obtención de fondos europeos. Resulté elegida dos veces diputada del Parlamento nacional esloveno, donde presidí la Comisión de Control Financiero.


En 2005 y 2006 participé en un grupo de trabajo sobre la armonización y coordinación de la planificación del desarrollo del Estado, cuyo objetivo era sincronizar la estrategia de desarrollo de Eslovenia, el programa de desarrollo nacional 2007-2013, el programa nacional de reformas 2008-2010 (Europa 2020) y el presupuesto del Estado de cada ejercicio financiero. La coordinación de la planificación del desarrollo del Estado abarcaba todas las áreas del «ámbito presupuestario de desarrollo» de la República de Eslovenia: modernización del sector público, establecimiento de un marco financiero a medio plazo y reforzamiento de la eficiencia y efectividad de las políticas sectoriales. Entre 2007 y 2008 participé activamente en los preparativos de la Presidencia eslovena del Consejo de la UE. Como miembro del grupo de trabajo operativo de la preparación de la Presidencia, dirigí el subgrupo de presupuesto.


Mi trayectoria profesional me brinda una base sólida para ejercer con eficacia el puesto de comisaria y vicepresidenta. En el último año y medio fui primera ministra de Eslovenia, la primera mujer en ejercer ese cargo en mi país. Fueron tiempos difíciles para Eslovenia, pero estoy muy orgullosa de haber logrado superar la crisis sin recurrir a ayuda financiera externa, sobre todo porque muchos observadores estaban convencidos de que mi Gobierno sería incapaz de resolver sus propios problemas y de que mi país entraría en quiebra. Se equivocaron.


Se consiguió mucho durante ese periodo. Se reformó el sistema bancario, se inició la consolidación de la Hacienda pública y se puso en marcha la privatización de empresas estatales. Lo más importante, en mi opinión, es que demostramos que, con las medidas adecuadas, logramos enderezar la economía.


Estoy profundamente motivada y comprometida con la promoción del interés general de Europa. Porque vengo de Eslovenia, un país que ha sido independiente durante más de veinte años a raíz de los sangrientos conflictos entre los países de la antigua Yugoslavia, y sé que no podemos dar por sentada la libertad. Por tanto, la Unión Europea es para mí, ante todo, una garantía frente a la creciente inseguridad mundial. Los próximos cinco años serán cruciales para la UE. La crisis ha tenido consecuencias devastadoras en muchos países. Nos enfrentamos al desempleo juvenil prácticamente en toda Europa. Hay mucho que cambiar. La Unión Europea debe prestar más atención a los ciudadanos y sus necesidades. La percepción de la Unión como una institución que no reconoce los problemas y necesidades reales de la gente corriente está demasiado extendida, como consecuencia de lo cual las imprescindibles reformas se reciben con hostilidad. Creo que los próximos cinco años serán los más importantes para restablecer la confianza en la Unión Europea. Un buen equipo, basado en la cooperación mutua, concretará nuestra Agenda de empleo, crecimiento, equidad y cambio democrático. En esta cooperación mutua considero al Parlamento Europeo uno de los socios más importantes de la Comisión Europea.


También estoy profundamente motivada y comprometida con la promoción de la Unión de la Energía de la UE, el ámbito del que seré responsable si se me confirma en el cargo. La Unión de la Energía es importante. En concreto, la eficiencia energética y los proyectos asociados a ella pueden tener un efecto muy positivo en el empleo y el crecimiento económico y, lógicamente, también en el medio ambiente y el clima. Una parte importante de los 300 000 millones de euros prometidos deberá dedicarse a este proyecto.


¿Qué garantías de independencia puede usted dar al Parlamento Europeo y cómo garantizaría usted que ninguna de sus actividades pasadas, actuales o futuras puede comprometer la realización de las labores que se le encomienden dentro de la Comisión?


Me comprometo a respetar plenamente las obligaciones del Tratado en materia de independencia e integridad, imparcialidad y disponibilidad, tal como se definen en el artículo 17, apartado 3, del Tratado de la Unión Europea y en el artículo 245 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Declaro solemnemente que cumpliré las normas éticas establecidas en dichos artículos y el Código de Conducta de los Comisarios.


En consonancia con esas disposiciones, ya he completado y entregado una declaración de intereses. No tengo participaciones en empresas ni ningún otro conflicto de intereses en relación con mi futuro puesto. Actualizaré inmediatamente mi declaración en caso de que se produzca algún cambio en este contexto.


Evitaré todo puesto o situación que pueda poner en cuestión mi independencia, imparcialidad y disponibilidad para la Comisión. Me abstendré de ocupar otros cargos públicos y de emprender otras actividades profesionales, remuneradas o no. Asumo el compromiso de informar inmediatamente al presidente de la Comisión de toda circunstancia que pudiera implicar un conflicto de intereses en el ejercicio de mis responsabilidades oficiales.

 
 
2. Gestión de la cartera y cooperación con el Parlamento Europeo y sus comisiones

¿Cómo evaluaría usted su papel como miembro del Colegio de Comisarios? ¿En qué sentido se consideraría a sí misma responsable ante el Parlamento de sus propias acciones y de las de su servicio?


La nueva Comisión Europea se apoyará en la extensa experiencia política de sus miembros, entre los que figuran algunos antiguos primeros ministros, yo incluida, y en la agenda focalizada anunciada por el Sr. Juncker. Como vicepresidenta, ejerceré una función catalizadora y facilitadora de iniciativas en distintos ámbitos de actuación, centrando en todo momento la atención en la Agenda de empleo, crecimiento, equidad y cambio democrático, sobre la base de la cual el Parlamento Europeo eligió al presidente electo Juncker. Más en concreto, coordinaré e impulsaré los esfuerzos para crear una verdadera Unión de la Energía. A tal fin, recabaré el saber hacer de los demás miembros del Colegio y sus servicios y promoveré el espíritu de equipo con los comisarios que trabajarán en las distintas vertientes de la Unión de la Energía, fomentando una percepción común del programa que deberemos cumplir y de las brechas que deberán cerrarse.


¿Qué compromisos específicos está dispuesta a asumir en materia de incremento de la transparencia, intensificación de la cooperación y seguimiento efectivo de las posiciones y solicitudes de iniciativas legislativas formuladas por el Parlamento? En relación con las iniciativas previstas y los procedimientos en curso, ¿está dispuesta a facilitar al Parlamento la información y los documentos pertinentes en pie de igualdad con el Consejo?


Puedo asegurarles, como antigua primera ministra, que favoreceré en todo momento un clima de diálogo activo y cooperación con todos los grupos políticos del Parlamento. Espero con interés la estrecha colaboración con todas las comisiones pertinentes y todos los diputados sobre la base de los principios de apertura, transparencia e intercambio de información. Asumiré ante ustedes la plena responsabilidad sobre mis decisiones. Es absolutamente imprescindible para el éxito de la integración europea que el Parlamento Europeo disponga de todos los medios necesarios para ejercer el control democrático. Pueden contar con mi plena cooperación a este respecto.


Una relación de trabajo estrecha entre el Parlamento y la Comisión redunda en nuestro interés mutuo y, por ende, en el interés de la UE y sus ciudadanos. Sé que puedo contar con la ayuda y el apoyo del Parlamento en esta labor. A tal fin, asistiré periódicamente a las reuniones del Pleno y de las comisiones, velaré por un flujo fluido y directo de información, particularmente con los presidentes de las comisiones parlamentarias correspondientes, y me pondré a su disposición para mantener debates informales y contactos bilaterales.


Representaré a la Comisión en mi ámbito de responsabilidad de manera que se optimice su presencia política en las reuniones de las comisiones y en las negociaciones tripartitas. Estoy convencida de que los nuevos métodos de trabajo de la Comisión y la función de los vicepresidentes coordinadores aportarán un importante valor añadido a la especial relación entre el Parlamento Europeo y la Comisión.


La Comisión es plenamente responsable ante el Parlamento Europeo, el representante democrático de los ciudadanos de la Unión. Sin perjuicio del principio de colegialidad, acepto mi responsabilidad política personal en las áreas que me han sido asignadas, en consonancia con el Acuerdo Marco entre el Parlamento Europeo y la Comisión.


En mi ámbito de responsabilidad, velaré por que se preste máxima atención al seguimiento de las posiciones del Parlamento Europeo por parte de la Comisión. Para poder llevar a buen término el proyecto de la Unión de la Energía, tan ambicioso y difícil, necesitamos un planteamiento común entre la Comisión y los colegisladores, razón por la cual aplicaré las disposiciones del Acuerdo Marco y, en las áreas bajo mi responsabilidad, me aseguraré de que la Comisión responda, en un plazo de tres meses a partir de su adopción, a las resoluciones o peticiones del Parlamento formuladas sobre la base del artículo 225 del TFUE. En este contexto, apoyo y respaldo plenamente el compromiso del presidente electo Juncker de que la futura Comisión prestará especial atención a los informes de iniciativa legislativa. En mi respuesta dentro del plazo de tres meses a efectos del seguimiento por escrito, también tendré en cuenta el estado de preparación interna y de debate colegiado dentro de la Comisión y la necesidad de una extensa consulta a las partes interesadas y de una evaluación de impacto rigurosa, reflejo de nuestro énfasis común en la calidad de la legislación y en el establecimiento de un entorno normativo adecuado.


No es preciso insistir en mi respaldo al principio de igualdad de trato al Parlamento Europeo y al Consejo en lo que respecta al acceso a las reuniones o al flujo de información, en consonancia con las disposiciones del Acuerdo Marco, que me comprometo a aplicar plenamente.

 
 
Preguntas de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria:

3. Prioridades de la Comisión


¿Cuáles son las principales prioridades que piensa establecer en su cartera de la Unión de la Energía? ¿Qué calendario prevé para la realización de dichas prioridades? ¿Qué iniciativas legislativas y no legislativas específicas tiene intención de proponer y con arreglo a qué calendario?


Tal como ha señalado el presidente electo Juncker, necesitamos crear una Unión de la Energía resistente con una política de clima que tenga visión de futuro. El objetivo debe ser garantizar una energía asequible, segura y sostenible tanto para las empresas como para los hogares. Los principales elementos de la Unión de la Energía son claros: reducir la cantidad de energía que consumimos y seguir disociando consumo energético y crecimiento económico, potenciar nuestra seguridad energética de forma coherente con el mantenimiento de la competitividad de Europa y completar la transición hacia una economía hipocarbónica, aumentar la cuota de las fuentes de energía renovables en la combinación energética global, reducir nuestra dependencia del petróleo y el gas importados, diversificar las fuentes y los proveedores de energía, expandir y poner en común la infraestructura energética en toda la UE, así como reforzar nuestra voz colectiva en la relación con nuestros socios internacionales, todo ello en un verdadero mercado interior de la energía de la UE y en nuestra vecindad inmediata.


Si se me confirma en el cargo de comisaria, la primera tarea que afrontaré junto con los colegas con los que trabajaré estrechamente será traducir este complejo desafío en una reforma y reorganización ambiciosas e integradas de la política energética de Europa. Necesitaré la cooperación estrecha del Parlamento Europeo, del Consejo y de otras partes interesadas para mantener un planteamiento correcto que cuente con un amplio consenso.


Sin duda, el marco sobre clima y energía para 2030 será un elemento clave de la Unión de la Energía y debe plasmarse en propuestas legislativas concretas que nos permitan alcanzar nuestros ambiciosos objetivos en materia de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, energías renovables y eficiencia energética, con el fin de luchar contra el cambio climático, afianzar la competitividad de nuestra economía y asegurar nuestro abastecimiento energético. Tanto el trabajo realizado como el que queda por hacer en el plano interno nos situarán en buena posición para preparar las importantes negociaciones sobre cambio climático que se celebrarán en París el año próximo.


También debemos desarrollar la Estrategia Europea de Seguridad Energética, presentada por la Comisión en mayo de 2014. En un futuro inmediato, la principal prioridad para el Sr. Cañete y para mí será garantizar la seguridad de abastecimiento el próximo invierno en caso de escasez del gas procedente de Rusia y Ucrania. Nos aseguraremos de que haya un plan de actuación a corto plazo si se interrumpen los suministros, en especial los de los Estados miembros con mayor riesgo, en consonancia con la necesidad de solidaridad y responsabilidad por parte de la UE y de sus Estados miembros. A medio plazo, deberán adoptarse iniciativas que incluyan la revisión del Reglamento sobre las medidas para garantizar la seguridad del suministro de gas, así como una valoración de las opciones disponibles para la adquisición conjunta de gas.


La Comisión hará todo lo que esté en su mano para ayudar a los Estados miembros a superar las deficiencias críticas en materia de infraestructura energética, facilitando la pronta aplicación de los proyectos de interés común mencionados en la Estrategia Europea de Seguridad Energética. La infraestructura energética debe modernizarse y ampliarse para que la energía fluya libremente dentro de la UE y desaparezcan las islas energéticas. Soy consciente del enorme reto que supondrá asegurar la financiación necesaria por los Gobiernos, la industria y los hogares. En un contexto de rigurosa restricción de los fondos de la UE, es urgente establecer mecanismos financieros innovadores para estimular y promover las inversiones en modernización energética e incentivar la inversión en eficiencia energética por parte de los hogares. El paquete de inversiones de 300 000 millones de euros anunciado por el presidente electo Juncker será una de las primeras grandes iniciativas del nuevo Colegio, y me ilusiona trabajar estrechamente con el Sr. Katainen y su equipo en la importante contribución que pueden aportar la política de clima y energía a este respecto.


Será preciso un gran esfuerzo para completar el mercado interior de la energía durante el mandato de la nueva Comisión, tanto en lo que respecta a la plena aplicación de la legislación vigente como al impulso del mercado interior de la energía. Necesitamos una nueva perspectiva del mercado interior de la energía, en particular para reforzar la cooperación regional, lo que exige desarrollar una red de energía capaz de gestionar y distribuir energía de fuentes renovables, optimizar la utilización de la infraestructura de transporte y conseguir que los hogares se conviertan en participantes activos en la red, tanto del lado de la oferta como del de la demanda, y que los precios para los consumidores se guíen por fuerzas del mercado que tengan en cuenta todos los factores externos.


La energía renovable es un desafío de gran calado. Francamente, corremos el riesgo de perder el liderazgo mundial en las energías renovables frente a economías emergentes, tales como China o Brasil, pero acepto el reto anunciado por el presidente electo Juncker de convertir a la Unión de la Energía de Europa en líder mundial de las energías renovables. Ese reto implica la elaboración de propuestas sobre energía renovable para aplicar el paquete de medidas sobre clima y energía para 2030, el establecimiento de las condiciones de las ayudas estatales a partir de 2020, la utilización de fondos de la UE para aplicar proyectos de energías renovables sobre el terreno, el estímulo de la investigación y la innovación en nuevas tecnologías de energías renovables y el refuerzo de la competitividad de la industria europea. Al mismo tiempo, no debemos desatender la preocupación que suscita la sostenibilidad de algunos elementos de la combinación energética renovable: los biocarburantes para el transporte y la biomasa para la generación de electricidad.


Aportaremos también ideas nuevas sobre eficiencia energética, en consonancia con el apoyo mostrado por el presidente electo a la intensificación de los esfuerzos por aumentar la eficiencia energética, no solo para reducir el consumo de energía, sino también como un estímulo del empleo, el crecimiento y la inversión, en el marco del paquete de 300 000 millones de euros propuesto por él. Los edificios representan el 40 % del consumo de energía de la UE. La renovación del envejecido parque inmobiliario ofrece un enorme potencial de ahorro energético y de reducción de las facturas de los hogares, siempre y cuando podamos definir los mecanismos de apoyo adecuados para hacerla realidad, lo que incluye facilitar el acceso a financiación y servicios técnicos.


Una de las condiciones necesarias para crear la Unión de la Energía de Europa es una mayor solidaridad entre Estados miembros. La nueva Comisión estudiará la mejor manera de abordar la necesidad de mancomunar nuestro poder de negociación con terceros países. Hay voces que abogan por la adquisición conjunta de gas para reducir las enormes diferencias de precios entre Estados miembros. Evaluaré las posibilidades de afianzar la posición negociadora de Europa, velando al mismo tiempo por el pleno respeto de nuestras normas sobre competencia y mercado interior, así como de la normativa comercial. También deberemos intensificar más en general la diplomacia energética para reforzar la coherencia con nuestros principales socios en este ámbito y promover una gobernanza energética reglamentada a través de la AIE, el G-7, el G-20 y la Carta de la Energía. Me propongo dedicar un gran esfuerzo a esta labor durante mi mandato, en estrecha colaboración con la alta representante y vicepresidenta, la Sra. Mogherini, y racionalizar la estrategia energética de nuestras políticas de vecindad y de desarrollo junto con mis colegas responsables de esas carteras.


4. Calidad y transparencia de las propuestas legislativas


¿De qué forma garantizará personalmente la buena calidad de las propuestas legislativas, la plena transparencia de las actividades de los grupos de interés (orientadas a su persona y sus servicios), y la consulta coherente y equilibrada de todas las partes interesadas teniendo también en cuenta la necesidad de llevar a cabo unas evaluaciones de impacto exhaustivas?


En una serie de ámbitos, entre los que figuran las políticas de energía y clima, la Comisión ha desarrollado una sólida práctica de elaboración de políticas basadas en datos.


La calidad de las evaluaciones de impacto de las propuestas de la Comisión ha mejorado de manera considerable en las dos últimas Comisiones, tendencia que debemos mantener. Los preparativos de la Hoja de Ruta hacia 2050 y el marco sobre clima y energía para 2030 constituyen buenos ejemplos en este sentido. Además, la elaboración de políticas se respalda periódicamente con estudios externos.


La transparencia es crucial para la consecución de la plena legitimidad y aceptación de la elaboración de políticas. Creo que el Registro de Transparencia desempeña una labor destacada en este contexto y que todas las partes interesadas deben registrarse en él. Las propuestas políticas han de basarse en amplias consultas públicas de todas las partes interesadas. En el ámbito de mis responsabilidades, velaré por que las aportaciones de las partes interesadas queden reflejadas exhaustivamente en las evaluaciones de impacto y en el posterior proceso decisorio de la Comisión y se tengan plenamente en cuenta en nuestros debates con el Parlamento Europeo y el Consejo.


Prestaré especial atención al objetivo de asegurar que todas las voces sean oídas y que las decisiones del Colegio se basen en opciones políticas plenas debidamente presentadas y debatidas en las evaluaciones de impacto. Haré especial hincapié en la ética y la transparencia en todos los contactos que mi equipo y yo mantengamos con las partes interesadas sobre cualquier asunto relacionado con la elaboración de las políticas de la UE. En este contexto, manifiesto mi total respaldo a nuestro nuevo compromiso de transparencia anunciado en las orientaciones políticas del presidente electo. Me comprometo a hacer públicos todos los contactos y reuniones que mantenga con organizaciones profesionales o personas que trabajan por cuenta propia sobre cualquier aspecto de la elaboración y aplicación de las políticas de la UE.


Asimismo, es mi intención reforzar las evaluaciones de la legislación vigente para comprobar su eficacia y definir las posibilidades de reorientar su alcance, así como reducir la carga normativa y simplificar las leyes existentes.


5. Coordinación y cooperación


En su calidad de Vicepresidente competente para la Unión de la Energía, ¿cómo gestionará la coordinación con los Comisarios en su equipo y con los demás Vicepresidentes cuyos ámbitos políticos inciden en su ámbito político o se ven afectados por el mismo? ¿Cómo garantizará una cooperación reforzada con las comisiones parlamentarias pertinentes?


El suministro de energía segura, sostenible y asequible a los consumidores significa movilizar muchas facetas de las agendas públicas, normativas y políticas. Si se me confirma en el cargo, mi función será doble. En primer lugar, coordinaré los trabajos destinados a la creación de la Unión de la Energía de Europa, agrupando diversas políticas e instrumentos de áreas que tradicionalmente estaban separadas. En segundo lugar, apoyaré al Sr. Katainen y a su equipo en lo que respecta a la contribución que debe hacerse al nuevo Paquete de empleo, crecimiento e inversión mediante inversiones en redes energéticas, energías renovables y eficiencia energética.


Esta labor generará sinergias importantes. Por ejemplo, debemos aprovechar el potencial de las tecnologías innovadoras mediante la investigación, así como encontrar las respuestas adecuadas al impacto de la producción de alimentos frente al de la producción de combustibles en el sector de la agricultura. Las normas de competencia deben asegurar la igualdad de condiciones. Necesitamos una política fiscal inteligente que haga pagar a quienes contaminan. Es nuestra labor desplegar tecnologías de TI inteligentes en las redes de transporte y de distribución, que van de la mano de una participación activa de los consumidores en el mercado. La vertiente exterior de nuestra actuación también va ligada, entre otras cosas, a las políticas de desarrollo de la UE en el contexto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. Por tanto, no hay duda de que la creación de nuestra Unión de la Energía exigirá a varios miembros del Colegio trabajar juntos, con un espíritu activo e innovador, para sacar adelante con éxito uno de los principales proyectos estratégicos de la Comisión.


Comparto plenamente la intención del futuro presidente de cultivar la especial relación entre la Comisión y el Parlamento Europeo y sus comisiones, en plena consonancia con el Acuerdo Marco. Dado el gran alcance de mi agenda política, tengo especial interés en mantener debates periódicos y pormenorizados con las comisiones, ante todo con ITRE y ENVI.


6. Control y negociaciones internacionales


¿Qué medidas adoptará usted para facilitar el control por parte de las comisiones parlamentarias pertinentes de los procedimientos legislativos y no legislativos (incluida la preparación de los actos delegados y de ejecución) y la supervisión (el seguimiento) de su aplicación? ¿Cómo piensa garantizar que se mantenga debidamente informadas a las comisiones parlamentarias pertinentes en lo que respecta a posibles acuerdos internacionales en su ámbito político, teniendo en cuenta la experiencia adquirida en relación con las negociaciones ATCI? ¿Cómo piensa garantizar una posición coherente de la UE en las próximas cumbres internacionales sobre el clima?


Me comprometo a crear un clima de confianza mutua y de apertura que nos permita trabajar juntos en beneficio de Europa y de sus ciudadanos.


Estoy dispuesta a informarles periódicamente de los avances conseguidos en las negociaciones internacionales correspondientes al ámbito de mis competencias y en estrecha colaboración con los comisarios que participan en las relaciones exteriores cuando se me invite a la Comisión ITRE o a la Comisión ENVI o en cualquier otra ocasión propicia. Para mí es importante mantener un diálogo abierto con las comisiones, escuchar sus posiciones sobre asuntos internacionales y apoyarme en los logros diplomáticos del Parlamento. Huelga decir que el Acuerdo Marco constituye la base de nuestra cooperación mutua.


Soy consciente de que la distinción entre actos delegados y actos de ejecución introducida por el Tratado de Lisboa, así como los distintos mecanismos de control, han dado lugar a ciertas controversias interinstitucionales a lo largo de los últimos años. Se trata de una cuestión de interés común para todas las instituciones y apoyo plenamente los esfuerzos por encontrar soluciones acordes con los Tratados que garanticen una mayor apropiación y transparencia. Considero que deben acometerse a nivel horizontal en la Comisión, ya que afectan a todas las carteras y tienen carácter interinstitucional. El vicepresidente primero desempeñará una labor esencial a este respecto. En los ámbitos bajo mi responsabilidad, velaré por el pleno respeto de los compromisos actuales de la Comisión con arreglo al Acuerdo Común sobre actos delegados y al Acuerdo Marco con el Parlamento. Esto se refiere, en particular, al compromiso de llevar a cabo consultas oportunas y transparentes a nivel de expertos en la preparación de los actos delegados y de garantizar que el Parlamento y los Estados miembros reciban la información pertinente. También implica el pleno respeto de lo dispuesto en el Acuerdo Marco en relación con la participación de los expertos del Parlamento en las reuniones de los grupos de expertos. En lo que se refiere a los actos de ejecución, se ha implantado un marco legal claro y exhaustivo mediante el Reglamento (UE) nº 182/2011, y la transparencia se garantiza a través del Registro de Comitología.


En cuanto a la aplicación de legislación de la UE ya adoptada, velaré por que la Comisión respete sus obligaciones de información con arreglo a las normas pertinentes y, en la medida de lo necesario, por que responda a las peticiones de información que trasciendan a tales obligaciones e informe a Sus Señorías en el contexto de nuestro diálogo permanente. Quiero asegurarles que me tomaré la aplicación y ejecución del acervo de la Unión tan en serio como el desarrollo de nuestras políticas.


En las negociaciones internacionales, la UE es más eficaz cuando habla con una sola voz, tanto en el ámbito del clima como en el de la energía. Así pues, a la vista de las importantísimas sinergias, será para mí prioritario garantizar que la UE y sus Estados miembros, en sus políticas de clima y de energía, mantienen posiciones coherentes en las relaciones exteriores.


En el sector energético, la UE ya es parte en algunos acuerdos internacionales, pero me gustaría ver que esta práctica se extiende en el futuro. Se trata de un elemento clave si la UE quiere hablar con una sola voz para asegurar nuestro abastecimiento de energía y promover una transición sostenible de nuestros sistemas energéticos. Lógicamente, en la negociación de tales acuerdos me ajustaré plenamente a las disposiciones aplicables del Tratado y del Acuerdo Marco.


En las negociaciones internacionales sobre clima, fue nuestra actuación como una Unión la que aseguró la relevante decisión de Durban de celebrar un nuevo acuerdo de alcance mundial en 2015. La UE y sus Estados miembros han adquirido una considerable experiencia en la negociación de acuerdos «mixtos» sobre cambio climático y otros acuerdos multilaterales en materia de medio ambiente, y la coordinación dentro de la UE funciona y es transparente. Creo que es esencial asegurar que cada Estado miembro considere suyo el Acuerdo de 2015 antes de su adopción y firma. Solo así podremos garantizar que todos ellos ratifiquen este Acuerdo vinculante, lo que permitirá su entrada en vigor mucho antes de 2020, y apliquen de manera efectiva los compromisos que asumimos.


Para que la UE hable con una sola voz, además, necesitamos el respaldo de una amplia mayoría del Parlamento. La ratificación y aplicación de un nuevo acuerdo climático vinculante de alcance mundial exigirá la aprobación del Parlamento. En estrecha cooperación con el comisario de acción por el clima y energía, mantendré en todo momento informado al Parlamento del avance de las negociaciones. Antes y después de las reuniones de Lima y París, me agradará debatir con el Parlamento los preparativos y resultados. Proseguiré además la tradición de invitar a una delegación parlamentaria a las negociaciones importantes, en el transcurso de las cuales les informaré diariamente de la evolución de los debates.


Por último, en el ámbito nuclear, la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom) es parte en los principales convenios internacionales celebrados bajo los auspicios del Organismo Internacional de Energía Atómica y ha celebrado varios acuerdos de cooperación nuclear con terceros países. De conformidad con una práctica acordada con el Parlamento Europeo, seguiremos manteniendo informadas a las comisiones parlamentarias pertinentes de todos los acuerdos internacionales negociados sobre la base del Tratado Euratom.