Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

NOT FOUND !Valdis Dombrovskis

Audiencia

 

Valdis Dombrovskis

Cartera: El Euro y el Diálogo Social - Vicepresidente
 
Día 5 , lunes 6 octubre 2014 - 14:30 , Bruselas  
 
Valdis Dombrovskis (Letonia)
Valdis Dombrovskis
 
A cargo de la audiencia
 Responsable de la audiencia  Asociada a la audiencia
 
Preguntas / Respuestas
 
1. Competencia general, compromiso europeo e independencia personal

¿Qué aspectos de sus cualificaciones y experiencia personales considera usted particularmente pertinentes para desempeñar el cargo de comisario y fomentar el interés europeo general, especialmente en el ámbito cuyas competencias le corresponda a usted ejercer? ¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Cómo va a contribuir a elaborar la agenda estratégica de la Comisión?


¿Qué garantías de independencia puede usted dar al Parlamento Europeo y cómo garantizaría usted que ninguna de sus actividades pasadas, actuales o futuras puede comprometer la realización de las labores que se le encomienden dentro de la Comisión?


Tuve el honor de servir como Primer Ministro de Letonia en tres Gobiernos sucesivos, de marzo de 2009 a enero de 2014. Asumí mis funciones cuando mi país estaba atravesando la crisis económica más profunda de la UE. La prioridad de mis gobiernos fue reactivar el crecimiento económico y la creación de empleo de la manera más rápida y convincente posible. Como consecuencia de las reformas estructurales y del restablecimiento de unas finanzas públicas saneadas, Letonia salió de la profunda crisis económica y social y se convirtió en uno de los países con mayor crecimiento económico de Europa. Otros factores importantes que contribuyeron a este cambio de tendencia fueron la utilización de incentivos económicos (en especial, la aceleración del uso de los fondos de la UE) y la creación de una red de seguridad social adicional para hacer frente a las consecuencias sociales de la crisis. Además, Letonia logró cumplir los criterios de Maastricht y ha ingresado en la zona del euro este año. Con los preparativos para la adopción del euro, hemos demostrado nuestra confianza en el futuro del proyecto europeo y del euro, en un momento en que muchos otros lo cuestionan. Estos procesos no habrían prosperado sin un diálogo regular y estrecho con los interlocutores sociales y otras partes interesadas acerca de decisiones de política económica y social muy sensibles. El funcionamiento del diálogo social fue uno de los factores clave que convenció a la mayoría de los letones de aceptar decisiones impopulares en estos tiempos difíciles.


Como miembro del Consejo Europeo, también he participado activamente en la toma de decisiones relativas a la crisis de la zona del euro y a la consolidación del marco de gobernanza económica y financiera de la UE.


Antes de ello, fui diputado al Parlamento Europeo (2004-2009), en el que fui miembro de la Comisión de Presupuestos y miembro suplente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios. Este año, fui elegido por segunda vez al Parlamento Europeo. He sido elegido tres veces (2002, 2010 y 2011) diputado a la Saeima (Parlamento de Letonia).


De 2002 a 2004, antes de la adhesión de Letonia a la UE, desempeñé el cargo de Ministro de Finanzas de Letonia. También he sido miembro del Foro de Jóvenes Líderes Mundiales en el Foro Económico Mundial (2005-2010).


Creo que con esta larga experiencia política, que abarca una amplia gama de ámbitos de actuación de la UE y nacionales, he adquirido conocimientos detallados sobre el modo en que funciona la Unión. He adquirido la experiencia necesaria para contribuir por igual a las políticas económica, monetaria y social como miembro de la Comisión Europea y, más concretamente, para hacer frente a los retos que tiene ante sí la Unión Económica y Monetaria, mantener la estabilidad de nuestra moneda única y trabajar en pro de la convergencia de las políticas económicas y fiscales con las políticas sociales y del mercado de trabajo en la UE. Si consigo la aprobación del Parlamento Europeo, trabajaré duro para garantizar que los objetivos de estabilidad de la moneda única y de gobernanza macroeconómica sean coherentes con la equidad y la inclusión sociales.


Mi motivación para ocupar el puesto de Vicepresidente de la Comisión para el euro y el diálogo social radica en mi creencia en el proyecto europeo. Estoy convencido de que una Europa más ambiciosa y más inteligente es la mejor respuesta a los futuros desafíos geopolíticos y económicos ante los que se hallan nuestros países en el siglo XXI. Hemos de hacernos más fuertes juntos. Pero no debemos subestimar los importantes retos que tenemos delante. Creo que, si se confirma mi nombramiento, podré aportar al nuevo Colegio una valiosa experiencia política y unos conocimientos sólidos.


En lo que respecta a la fijación de la agenda estratégica, las orientaciones políticas del Presidente Juncker establecieron una serie de proyectos prioritarios claramente definidos. Si soy confirmado como Vicepresidente, seré responsable de dirigir y coordinar la labor de la Comisión en relación con, entre otras cosas, la reforma en curso de la Unión Económica y Monetaria, la estabilidad del euro, la solidez de las finanzas públicas y la justicia social que sirven de base para las reformas estructurales necesarias. Para configurar políticas coherentes y obtener resultados, un equipo de varios comisarios tendrá que mantenerse centrado en las prioridades de su trabajo cotidiano. Considero que tendré un papel importante que desempeñar a este respecto.


En mi opinión, los proyectos prioritarios pueden evolucionar con el tiempo a fin de tener en cuenta las nuevas realidades en Europa y fuera de ella. Dar forma a la agenda estratégica de la Comisión Europea es una prerrogativa del Presidente electo. Estaré plenamente disponible para asistirle en esta tarea en el ámbito de mis competencias y en el diálogo con las instituciones de la UE, incluido el Parlamento Europeo, y con los agentes económicos y sociales.


Me comprometo a respetar plenamente las obligaciones del Tratado en materia de independencia e integridad, imparcialidad y disponibilidad, tal como se definen en el artículo 17, apartado 3, del Tratado de la Unión Europea y en el artículo 245 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Declaro solemnemente que cumpliré las normas éticas establecidas en los artículos antes citados y en el Código de Conducta de los Comisarios.


De conformidad con las normas establecidas en el Código de Conducta de los Comisarios, he completado y hecho pública mi declaración de intereses. En caso de que se produzcan cambios, actualizaré la declaración de inmediato.


En el mismo sentido, me comprometo a evitar cualquier posición o situación que pudiera cuestionar mi independencia, imparcialidad y disponibilidad para la Comisión.


Me guardaré de ocupar cualquier otro cargo público y de participar en cualquier otra actividad profesional, remunerada o no remunerada. Asumo el compromiso de informar inmediatamente al Presidente de la Comisión de toda situación que pudiera implicar un conflicto de intereses en el ejercicio de mis responsabilidades oficiales.

 
 
2. Gestión de la cartera y cooperación con el Parlamento Europeo

¿Cómo evaluaría usted su papel como miembro del Colegio de Comisarios? ¿En qué sentido se consideraría a sí mismo responsable ante el Parlamento de sus propias acciones y de las de su servicio?


¿Qué compromisos específicos está dispuesto a asumir en materia de incremento de la transparencia, intensificación de la cooperación y seguimiento efectivo de las posiciones y solicitudes de iniciativas legislativas formuladas por el Parlamento? En relación con las iniciativas previstas y los procedimientos en curso, ¿está dispuesto a facilitar al Parlamento la información y los documentos pertinentes en pie de igualdad con el Consejo?


En caso de confirmarse mi nombramiento como Vicepresidente del Euro y el Diálogo Social me será encomendada una función importante de coordinación y representación en la nueva Comisión. Trabajaré estrechamente con los demás Vicepresidentes y varios Comisarios para garantizar actuaciones coherentes, eficaces y que se refuercen mutuamente en el ámbito de las políticas sociales y económicas. Mi objetivo será reunir estos dos ámbitos políticos como pilares fundamentales de una fuerte economía social de mercado de la UE. Dentro de la Comisión y con las partes interesadas, tengo la intención de actuar como catalizador, moderador y facilitador. Me propongo impulsar un programa compartido de la Comisión para obtener resultados en los ámbitos de mi responsabilidad. Buscaré sinergias, apoyaré iniciativas que se refuercen mutuamente y velaré por que las medidas que no correspondan a nuestras prioridades compartidas se adapten en consecuencia. Pienso que mi experiencia como primer ministro contribuirá a la realización de esas tareas.


Espero poder contar con el apoyo del Parlamento en esta labor. Me gustaría desarrollar una relación de trabajo muy estrecha con el Parlamento Europeo y sus comisiones. Estoy seguro de que el hecho de haber sido diputado electo del Parlamento Europeo con apoyo político directo de los ciudadanos letones me guiará en este proceso. Participaré regularmente en las sesiones plenarias y en las reuniones de las comisiones, estaré a disposición para los debates informales y seguiré en contacto bilateral regular con los eurodiputados, en particular, los presidentes de las comisiones parlamentarias de mis ámbitos de competencia. Confirmo mi pleno apoyo a la intención del Presidente electo de reforzar la relación especial entre las dos instituciones. Además, tomo buena nota de la intención del Presidente electo de «mantener con el Parlamento un diálogo político, no tecnocrático».


Desempeñaré mi función de gestión y organización de la representación de la Comisión en mi ámbito de responsabilidad de modo que maximice la presencia política de la Comisión en las reuniones de las comisiones y en las negociaciones tripartitas. Creo que el nuevo método de trabajo de la Comisión y el papel de coordinación desempeñado por los vicepresidentes aportarán un importante valor añadido a la relación especial entre el Parlamento Europeo y la Comisión.


El Parlamento Europeo es el representante de los ciudadanos de la Unión y, por lo tanto, fuente esencial de legitimidad. La Comisión es responsable ante el Parlamento Europeo y depende de su apoyo político. Como miembro de la Comisión, si se confirma mi nombramiento, asumiré muy en serio esa responsabilidad. Sin perjuicio del principio de colegialidad, acepto mi responsabilidad política personal en los ámbitos que me han sido asignados, en línea con el Acuerdo Marco entre el Parlamento Europeo y la Comisión.


En lo que respecta al seguimiento de las posiciones del Parlamento, velaré por que se tomen en consideración con la mayor atención. Un entendimiento compartido entre la Comisión y los colegisladores es un componente importante del éxito de la agenda política. Dentro de los ámbitos de mi responsabilidad, y en particular en lo que se refiere a la gobernanza económica, me comprometo a debatir personalmente los puntos de vista de los parlamentos y a incorporarlos a los trabajos de la Comisión. Aplicaré las disposiciones del Acuerdo Marco y, en los ámbitos bajo mi responsabilidad, me aseguraré de que la Comisión responde a las resoluciones del Parlamento o a sus solicitudes presentadas con arreglo al artículo 225 del TFUE en el plazo de tres meses después de su adopción. En este contexto, respaldo y apruebo plenamente el compromiso adquirido por el Presidente electo, Sr. Juncker, de que la futura Comisión prestará especial atención a los informes de iniciativa legislativa.


Al responder en el plazo indicado de tres meses mediante comunicación escrita, tendré en cuenta el estado de preparación interna y debate colegiado en la Comisión, la necesidad de una amplia consulta de las partes interesadas y una evaluación de impacto rigurosa, que reflejen nuestro énfasis compartido en la calidad de la legislación y la adecuación del entorno normativo.


Por último, no hace falta decir que apoyo y me comprometo a la plena aplicación del principio de igualdad de trato para el Parlamento Europeo y el Consejo en relación con el acceso a las reuniones o a la circulación de la información, de conformidad con las disposiciones del Acuerdo Marco.

 
 
Preguntas de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

El euro y el diálogo social


3. Cómo abordar los desafíos de la UEM


¿Considera usted que el marco europeo de gobernanza es suficiente para evitar probl emas relacionados con la balanza de pagos y una crisis de la deuda soberana en el futuro así como para garantizar un crecimiento sostenible y el empleo? ¿Cuál es su opinión sobre el futuro de la UEM y cómo garantizaría usted el respeto del método comunitario en lo que se refiere a todas las cuestiones relacionadas con el euro y la plena participación del Parlamento Europeo? ¿Qué papel desempeñará la Comisión si vuelve a ser necesario ayudar a un país en dificultades graves? ¿Qué lecciones se pueden extraer de la experiencia de la troika? ¿Cómo tiene usted intención de poner en práctica las recomendaciones del Parlamento Europeo recogidas en su informe sobre la troika?


En respuesta a la crisis, se han adoptado medidas importantes para abordar los puntos débiles del diseño de la Unión Económica y Monetaria, incluido un refuerzo notable de la gobernanza económica y de la supervisión presupuestaria, en especial con la creación del Semestre Europeo para coordinar las políticas económicas y fiscales de los Estados miembros de la UE y con la introducción de los mecanismos de ayuda financiera. Es crucial que las instituciones de la UE y los Estados miembros apliquen plenamente el marco establecido. La aplicación de las reformas estructurales y el saneamiento de las finanzas públicas son esenciales para mejorar las condiciones que facilitan la inversión y el empleo. De cara al futuro, es necesario seguir trabajando para completar el diseño de la Unión Económica y Monetaria, de manera que sea más resistente y esté más cohesionada.


Hacer avanzar la Unión Económica y Monetaria en los próximos cinco años será una tarea clave del próximo mandato de la Comisión, y basaré mi trabajo en el Plan Director de la Comisión para una Unión Económica y Monetaria profunda y auténtica, el informe de los «cuatro Presidentes» y la Comunicación de la Comisión sobre la dimensión social de la UEM.


En consonancia con el compromiso del Presidente Juncker, durante el primer año de la próxima legislatura realizaré una labor preparatoria y presentaré iniciativas legislativas y no legislativas para profundizar nuestra Unión Económica y Monetaria, firmemente anclada en el método comunitario.


El primer elemento de estas iniciativas será una revisión del «paquete de seis medidas» (six pack) y el «paquete de dos medidas» (two pack) legislativas, teniendo en cuenta la necesidad de mantener la estabilidad que han dado a nuestra gobernanza económica reforzada.


En segundo lugar, examinaré de qué manera podrían avanzarse y acelerarse las reformas estructurales necesarias en los Estados miembros. Ello incluye una reflexión sobre el modo de mejorar la aplicación de los compromisos de reforma contraídos y de fomentar nuevas reformas estructurales a más largo plazo. Necesitamos unos mercados de trabajo, capital y productos que funcionen bien y un entorno empresarial positivo para fortalecer Europa y que esta sea un lugar atractivo para trabajar e invertir. También podemos buscar posibles incentivos financieros adicionales para llevar a cabo las reformas y, a más largo plazo, estudiar la posibilidad, en caso necesario, de disponer de una capacidad fiscal específica para la zona del euro.


En tercer lugar, también trabajaré en una propuesta para aumentar la eficiencia de la representación exterior de la Unión Económica y Monetaria. Por último, la comunicación debe ser una parte integrante de la aplicación de las políticas para implicar a los ciudadanos y garantizar el mayor apoyo posible para seguir avanzando y profundizando en la Unión Económica y Monetaria.


Creo que la Unión Económica y Monetaria debe reforzarse y profundizarse en apoyo de nuestra moneda única y también que debe reforzarse la convergencia global en el conjunto de la UE. La distribución equitativa de los beneficios obtenidos en una unión monetaria está estrechamente vinculada a los marcos políticos que impidan la acumulación de desequilibrios macroeconómicos excesivos y faciliten un buen ajuste macroeconómico. Las políticas económicas sólidas basadas en reformas estructurales y un comportamiento fiscal prudente ya han contribuido a una mejora de los componentes de la balanza de pagos interna de la UEM en los últimos años y funcionan como una salvaguardia contra la crisis de la deuda soberana.


El año pasado se empezó a trabajar en el refuerzo de la dimensión social de la UEM. Se ha introducido en los instrumentos de gobernanza económica un conjunto de indicadores económicos y sociales con el fin de comprender mejor los riesgos sociales y de desempleo y detectar con mayor precisión la evolución de la situación social. Será necesario aprovechar al máximo dicho marco y utilizarlo plenamente.


Se han logrado avances en la implicación del Parlamento Europeo en cuestiones de la zona del euro, pero deben tomarse en consideración nuevas medidas. Por ejemplo, los nuevos mecanismos de gobernanza intergubernamental del Mecanismo Europeo de Estabilidad y el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza no incluyen disposiciones que permitan un pleno control por parte del Parlamento Europeo. En su Plan Director para una Unión Económica y Monetaria profunda y auténtica, la Comisión sugirió integrar el Mecanismo Europeo de Estabilidad y otros acuerdos intergubernamentales en el marco comunitario. Ello plantea una serie de cuestiones jurídicas y políticas complejas y no puede lograrse a corto plazo, pero tengo la firme intención de trabajar en pos de dicho objetivo durante el próximo mandato.


Los programas creados para ayudar a los países en dificultades evitaron impagos desordenados y limitaron el contagio. En cumplimiento del próximo mandato y aprovechando la experiencia adquirida, trabajaré para reequilibrar la manera en que se concede apoyo condicional a la estabilidad a los países de la zona del euro en dificultades, en caso de que fuera necesario en el futuro. Este trabajo incluirá revisar la función de la «troika», incluida la posibilidad de que, con el tiempo, se vaya sustituyendo con una estructura más legítima desde el punto de vista democrático y más responsable, sobre la base de las instituciones europeas y con mayor control parlamentario, tanto a nivel europeo como nacional. Comparto la opinión del Presidente electo, Sr. Juncker, de que, en cualquier caso futuro, debe hacerse más hincapié en evaluar, de manera sistemática, el probable impacto económico y social de las medidas programáticas propuestas. Por lo tanto, la preparación de la evaluación del impacto social debería ser parte integrante de cualquier futuro programa condicional de apoyo a la estabilidad de los países de la zona del euro, además de las evaluaciones de la sostenibilidad presupuestaria.


4. Convergencia de las políticas fiscal y económica


¿Cómo va a servirse de su cargo para mejorar la convergencia entre las diferentes políticas fiscales y económicas de los Estados miembros, tanto dentro como fuera de la zona del euro, a fin de reducir los desequilibrios macroeconómicos y evitar que los avances hacia la recuperación en algunos Estados miembros se vean comprometidos por la evolución económica en otros Estados? Por otra parte, ¿tiene usted intención de proponer nuevas medidas para poner en práctica los trabajos de los cuatro presidentes y el Plan director de la Comisión para garantizar una verdadera UEM ?


Bajo el mandato del Presidente electo, Sr. Juncker, si soy confirmado como Comisario, dirigiré el trabajo de la Comisión sobre el Semestre Europeo de coordinación en materia de política económica, que es nuestro principal instrumento para estimular la convergencia y reducir los desequilibrios macroeconómicos a través de una coordinación estrecha y oportuna de las políticas fiscales y económicas de los Estados miembros. En el cumplimiento de esta tarea, trabajaré en estrecha colaboración con los demás comisarios, en particular el Comisario de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidad y Movilidad Laboral y con el Comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas. Ello debería dar como resultado unas orientaciones políticas equilibradas dirigidas a los Estados miembros, que tengan debidamente en cuenta las dimensiones económica, social y de empleo. Considero que mi función de coordinación para la aplicación del Semestre Europeo ayudará a mejorar la coherencia entre nuestras políticas fiscales, económicas y sociales, y contribuirá a una coordinación más estrecha entre las políticas económicas y sociales dentro y fuera de la zona del euro.


De acuerdo con mi mandato, supervisaré y coordinaré la ejecución del ciclo anual de coordinación de la política económica. Además, trabajaré en aras de racionalizar y reforzar el proceso del Semestre Europeo. Realizaré un esfuerzo especial para potenciar el carácter multilateral de la gobernanza económica y la revisión inter pares entre los Estados miembros, aumentar la asunción de responsabilidades a nivel nacional que es fundamental para mejorar la ejecución, así como reforzar la rendición de cuentas democrática.


Es evidente que la reforma del Semestre Europeo está estrechamente relacionada con la labor de mayor profundización de la UEM. Por ejemplo, en el marco de la futura revisión del paquete de seis medidas legislativas y del debate sobre instrumentos adicionales en el sistema de supervisión económica, trabajaré para aumentar la coordinación ex ante de los planes de grandes reformas de la política económica y otras mejoras. En el contexto de nuevas medidas sobre el futuro de la UEM, también estudiaré la posibilidad de simplificar el marco actual de supervisión económica de la UE, que combina un gran número de complejas normas de derecho derivado y disposiciones de supervisión intergubernamentales y cuya comunicación no es fácil.

 
 
Preguntas de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

5. Métodos de trabajo


¿Cómo cree usted que evolucionará el papel del vicepresidente encargado del euro y del diálogo social durante el próximo mandato? ¿Cómo tiene usted intención de ejercer su derecho a influir en las iniciativas presentadas por el comisario de empleo, asuntos sociales, competencias y movilidad laboral? [Véase la carta de misión que le ha remitido el Sr. Juncker: «Como norma, no voy a incluir una nueva iniciativa en el programa de trabajo de la Comisión ni introducirla en el orden del día del Colegio de Comisarios a no ser que me lo recomiende uno de los vicepresidentes sobre la base de argumentos sólidos y una exposición clara coherente con los proyectos prioritarios de las orientaciones políticas.»] ¿Cómo tiene usted intención de mejorar la participación del Parlamento Europeo en la preparación de los actos delegados, en particular en lo que respecta a la información y el acceso a las reuniones de expertos? ¿Se compromete usted a mejorar la transmisión de la legislación secundaria y de los documentos de comitología?


Considero que el papel del Vicepresidente de la Comisión para el Euro y el Diálogo Social es una expresión tangible del cambio prometido por el Presidente electo de poner los asuntos económicos y sociales en pie de igualdad y reforzar el papel del diálogo social.


En este contexto, trabajaré duro para consolidar, complementar y simplificar el sistema de gobernanza económica, haciéndolo más legítimo desde el punto de vista social. Al dirigir el Semestre Europeo de coordinación de la política económica, y en estrecha cooperación con los comisarios pertinentes, garantizaré que los objetivos de estabilidad de la moneda única y la solidez de las finanzas públicas sean complementarios. Como parte importante de mi mandato, y sobre la base de los trabajos preparatorios llevados a cabo hasta la fecha, en particular, el Plan Director de la Comisión y el informe de «los cuatro Presidentes», trabajaré para seguir profundizando en la Unión Económica y Monetaria, teniendo plenamente en cuenta la dimensión social europea.


Como Vicepresidente del Euro y el Diálogo Social, y en estrecha cooperación con el Comisario de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, me esforzaré por dar un nuevo impulso al diálogo social a nivel de la UE. Creo que ello es un elemento crucial de la dimensión social de la UEM y una parte fundamental de la economía social de mercado de la UE. Mi enfoque se centrará en el fondo, en un verdadero intercambio entre los interlocutores sociales que dé resultados a los ciudadanos.


En mi papel de Vicepresidente del Euro y el Diálogo Social, trabajaré muy estrechamente con el Vicepresidente de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad y varios comisarios, incluido el Comisario de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidad y Movilidad Laboral. Basándome en mi experiencia como primer ministro, tengo la intención de actuar como coordinador y facilitador, prestando apoyo a la labor de otros comisarios y velando por que el Colegio responda a los compromisos contraídos en las orientaciones políticas del Presidente electo. De acuerdo con mi mandato, en especial actuaré para garantizar la coherencia y el equilibrio entre las cuestiones sociales y económicos.


Por lo que se refiere a las cuestiones legislativas, soy consciente de que la distinción entre actos delegados y actos de ejecución y los distintos mecanismos de control han dado lugar a cierta controversia interinstitucional en el proceso legislativo en los últimos años. Este es un asunto de interés común para todas las instituciones y tendremos que trabajar juntos para hallar soluciones conjuntas a estas cuestiones que se ajusten al Tratado. En la actualidad, se está reflexionando sobre la manera de garantizar más asunción de responsabilidades y más transparencia. Apoyo plenamente estos esfuerzos. Considero que deben realizarse a nivel horizontal en la Comisión, ya que afectan a todas las carteras y son de naturaleza interinstitucional. En mi opinión, la nueva Comisión estará en muy buenas condiciones para ocuparse de esta cuestión gracias a la función de Vicepresidente Primero.


En los ámbitos bajo mi responsabilidad, me aseguraré de que se respeten totalmente los compromisos actuales de la Comisión, conforme al Acuerdo Común sobre Actos Delegados y al Acuerdo Marco con el Parlamento. Se trata, en particular, del compromiso de llevar a cabo consultas oportunas y transparentes a nivel de expertos en la preparación de actos delegados y de garantizar que el Parlamento y los Estados miembros reciban la información pertinente. Se trata asimismo del pleno respeto de lo dispuesto en el Acuerdo Marco en lo que se refiere a la participación de los expertos del Parlamento en reuniones de grupos de expertos. Estoy convencido de que la Comisión estará siempre disponible para responder a las preguntas o preocupaciones del Parlamento. En el caso de los actos de ejecución, existe un marco jurídico claro y completo gracias al Reglamento (UE) nº 182/2011/CE, y la transparencia se garantiza a través del Registro de Comitología.


6. Prioridades


¿Cuáles son las principales prioridades que tiene intención de desarrollar en el marco de sus competencias a la luz de la crisis social y del empleo, en particular el desempleo juvenil, que afecta a varios Estados miembros? ¿Qué medidas tiene intención de adoptar para mejorar la dimensión social y de empleo del semestre europeo y la participación de los interlocutores sociales en el ámbito de la gobernanza económica? ¿Cómo tiene intención de reforzar el papel del Parlamento Europeo en el proceso de gobernanza económica? ¿Cómo tiene intención de promover el diálogo social y el papel de los interlocutores sociales en el conjunto de la Unión Europea? ¿Cuáles son las iniciativas legislativas y no legislativas específicas en los ámbitos del empleo, los asuntos sociales, las competencias y la movilidad laboral que tiene la intención de presentar conjuntamente con la comisaria propuesta Thyssen, y de acuerdo con qué calendario?


La creación de empleo mediante el aumento de la inversión y el refuerzo de la competitividad es una de las prioridades más importantes del Presidente electo, Sr. Juncker, y de su Comisión. Trabajaré estrechamente con el Vicepresidente de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad y los Comisarios competentes para responder a esta prioridad.


La lucha contra el desempleo, en particular el desempleo juvenil, requiere una respuesta global y transversal, incluida la inversión en capital humano, a fin de crear un entorno empresarial atractivo y reforzar el mercado interior para desbloquear la inversión y la creación de empleo en la UE. A tal efecto, trabajaré activamente con el Comisario de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad laboral.


Invertir en capital humano mediante una educación de calidad, ayudar a los estudiantes a adquirir las capacidades adecuadas, compaginar las necesidades actuales y futuras del mercado de trabajo y facilitar la transición entre la escuela y el trabajo es indispensable para mejorar la empleabilidad. En este contexto, debemos asegurarnos de que la Garantía Juvenil, con el apoyo de la Iniciativa de Empleo Juvenil, es eficaz y se consiguen resultados con ella. Ello requerirá una estrecha cooperación entre todas las principales partes interesadas.


Del mismo modo, la mejora de la eficiencia de los sistemas de protección social, la inversión en la infancia y la juventud y la activación de prestaciones adaptadas a las necesidades de las personas son clave para reducir la pobreza y la exclusión social. Además, las medidas que promueven unos mercados de trabajo inclusivos mediante la lucha contra la discriminación y la supresión de otros obstáculos a la participación de las personas en el mercado de trabajo contribuyen cada vez más al crecimiento del empleo. Se fomentará la aplicación de las orientaciones políticas de la UE y la utilización de fondos de la UE para apoyar las reformas.


Por otra parte, la mejora de la calidad del entorno empresarial mediante la reducción de la carga administrativa y reglamentaria que a menudo pesa sobre las empresas y mediante el aumento de la eficiencia de la administración pública y de los sistemas judiciales contribuirá al crecimiento económico y, al mismo tiempo, ayudará a las personas a encontrar trabajo. Estoy convencido de que, trabajando en equipo, todos los Comisarios podrán presentar iniciativas complementarias, integradas y que se refuercen mutuamente. En particular, realizaré una considerable aportación al paquete de empleo, crecimiento e inversión, que será la primera prioridad de la nueva Comisión.


Comparto la opinión de que una de las principales prioridades para el Comisario responsable de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral es ayudar a los jóvenes a obtener un empleo decente, fomentar la libre circulación de trabajadores y seguir reforzando el nivel de competencias de la población. Tenemos que velar por que el empleo y los aspectos sociales se tengan debidamente en cuenta al elaborar nuestras políticas. La lucha contra la exclusión social y la pobreza debe seguir ocupando uno de los primeros puestos en la agenda de la Comisión. Es necesario un nuevo impulso político para abordar específicamente la creciente brecha existente entre ricos y pobres en Europa.


Al dirigir los trabajos sobre el Semestre Europeo de coordinación de la política económica, mi objetivo será situar las dimensiones social, económica y laboral en pie de igualdad. Ello se traducirá, entre otras cosas, en utilizar plenamente la información disponible en el cuadro de indicadores específicos sobre empleo y cuestiones sociales, profundizar nuestro conocimiento específico por países y seguir aumentando la calidad de las orientaciones políticas sobre las reformas estructurales. En términos de políticas concretas, pienso que, para ayudar a los Estados miembros a hacer frente al desempleo, la Comisión deberá seguir alentando la realización de las reformas necesarias en los Estados miembros, de modo que los mercados de trabajo sean más reactivos, abiertos e integradores y que las políticas inclusivas y del mercado de trabajo sean más específicas y eficaces para crear más puestos de trabajo en la UE. La acción política también deberá centrarse en resolver las inadecuaciones entre las competencias y el empleo y en la transición de la escuela al trabajo de cualificaciones y la transición de la educación al trabajo, así como en medidas destinadas a ayudar a las empresas a contratar a más personal y fomentar el espíritu empresarial.


Asimismo me gustaría aprovechar plenamente mi papel como Vicepresidente para desarrollar el diálogo social y asociar más a los interlocutores sociales, especialmente en lo que respecta a la gobernanza económica y el Semestre Europeo. Deben utilizarse activamente las estructuras existentes para el diálogo social. Tengo la intención de fomentar el diálogo social a nivel técnico en el marco del Comité del Diálogo Social y sobre cuestiones de actualidad en la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales en particular. Los resultados de ese trabajo se incorporarán a la labor sobre el Semestre Europeo. Por lo que se refiere al diálogo social a nivel político, mantendré debates periódicos sobre las prioridades económicas y sociales en el marco de la Cumbre Social Tripartita y consultaré a los interlocutores sociales antes de la adopción del Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento, como ya propuso la Comisión en 2013.


El Semestre Europeo de coordinación de la política económica es un proceso colectivo entre las instituciones de la Unión Europea y los Estados miembros, y deseo colaborar estrechamente con el Parlamento Europeo en este contexto. Creo que el papel del Parlamento Europeo debe ser muy importante a este respecto.


Si soy confirmado como Comisario, desearía impulsar la plena utilización del Diálogo Económico, que prevé la celebración de debates entre el Parlamento Europeo, el Consejo, la Comisión, el Consejo Europeo y el Eurogrupo. Participaré en los debates sobre el Estudio Prospectivo Anual de la Comisión y trabajaré activamente con el Parlamento sobre los desafíos que la Comisión identifique a nivel nacional, así como sobre la evaluación de la Comisión de las recomendaciones específicas por país. Fomentaré asimismo la participación activa de la Comisión en las reuniones interparlamentarias entre representantes del Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales durante el Semestre Europeo.