Acceso directo a la navegación principal (Pulse "Intro")
Acceso a los contenidos de la página (pulse en "Entrada")
Acceso directo a la lista de otros sitios web (Pulse "Intro")

NOT FOUND !Dimitris Avramopoulos

Audiencia

 

Dimitris Avramopoulos

Cartera: Migración y Asuntos de Interior
 
Día 2 , martes 30 septiembre 2014 - 13:30 , Bruselas  
 
Dimitris Avramopoulos (Grecia)
Dimitris Avramopoulos
 
A cargo de la audiencia
 Responsable de la audiencia  Asociada a la audiencia
 
Preguntas / Respuestas
 
1. Competencia general, compromiso europeo e independencia personal

¿Qué aspectos de sus cualificaciones y experiencia personales considera usted particularmente pertinentes para desempeñar el cargo de Comisario y fomentar el interés europeo general, especialmente en el ámbito cuyas competencias le corresponda a usted ejercer? ¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Cómo va a contribuir a elaborar la agenda estratégica de la Comisión?


¿Qué garantías de independencia puede usted dar al Parlamento Europeo y cómo garantizaría usted que ninguna de sus actividades pasadas, actuales o futuras puede comprometer la realización de las labores que se le encomienden dentro de la Comisión?


A lo largo de mi carrera política siempre he defendido la causa de un Estado democrático basado en el imperio de la ley y que responda a las necesidades de sus ciudadanos. Al mismo tiempo, siempre he procurado aportar una necesaria síntesis política que conduzca a resultados. Por encima y más allá de las escaramuzas políticas y los dogmas ideológicos, me he dedicado a tres valores políticos fundamentales: la eficiencia, la rendición de cuentas y la síntesis política. Siempre he afirmado que la democracia es el arte de la síntesis. La articulación de estos tres valores es lo que los ciudadanos europeos nos demandan.


Mientras fui alcalde de Atenas, durante dos mandatos consecutivos, tuve que hacer frente a la primera oleada de inmigración irregular y poner en marcha servicios municipales innovadores en el ámbito del bienestar social para atender y apoyar a la población amenazada de exclusión social. Asimismo, inicié la práctica de la «diplomacia de las ciudades», con el fin de hacer frente conjuntamente con alcaldes de todo el mundo a retos urbanos compartidos, como la necesidad imperativa de cohesión social. Como ministro de Turismo, senté las bases de una política sostenible y abierta de crecimiento del turismo que ha caracterizado el rápido desarrollo del turismo griego y ha promovido la imagen de Grecia y del turismo sostenible en todo el mundo. Como ministro de Sanidad y Solidaridad Social, pude constatar el potencial y las deficiencias del Estado de bienestar europeo y velé por que todos los inmigrantes irregulares recibiesen asistencia médica gratuita por parte del sistema sanitario nacional griego. Como ministro de Asuntos Exteriores, impulsé decididamente el papel de Grecia como factor de estabilización en un entorno geopolítico turbulento definido por la inestabilidad y por nuevas amenazas. Por último, como ministro de Defensa, trabajé en pro de la profundización de la cooperación europea en el ámbito de la defensa y la seguridad. Me motiva la convicción de que, a la vista de los actuales retos en materia de seguridad a que se enfrenta Europa, la solidaridad y la responsabilidad compartida es la única opción realista que tenemos.


Considero que la cartera de Migración y Asuntos de Interior supone un importante reto político, social, cultural y humanitario. La política europea en materia de migración e interior pondrá a prueba la cohesión de nuestra sociedad y la protección de los derechos fundamentales en Europa, y también será una prueba crucial para la legitimidad del proyecto europeo. A tal fin, el reto al que nos enfrentamos no es un empeño tecnocrático. Por encima de todo, se trata de un compromiso político que requiere una cooperación internacional eficaz, una planificación estratégica, el establecimiento de coaliciones y solidaridad. Necesitamos, por encima de todo, una estrategia preventiva en asuntos de migración e interior que limite el coste de las medidas curativas. También precisamos una visión amplia con respecto a la migración, la seguridad y los derechos, que conllevará una estrecha cooperación con el Parlamento Europeo.


En relación con mi independencia, afirmo que se ajustará plenamente a lo dispuesto en el artículo 17 del Tratado de la Unión Europea y al Código de Conducta de los Comisarios, y que ejerceré mis funciones de acuerdo con los principios de independencia e imparcialidad. Además, deseo subrayar que mi declaración de intereses prevista por el Código de Conducta de los Comisarios es completa y accesible al público. Actualizaré mi declaración en caso necesario o en caso de que el Código sea objeto de revisión.


Por lo demás, apoyo con pleno convencimiento nuestro nuevo compromiso en pro de la transparencia establecido en las orientaciones políticas por el presidente electo. Me comprometo a hacer públicos todos los contactos y reuniones que mantenga con organizaciones profesionales o profesionales autónomos sobre cualquier asunto relativo a las políticas de la UE y la ejecución de las mismas.

 
 
2. Gestión de la cartera y cooperación con el Parlamento Europeo y sus comisiones

¿Cómo evaluaría usted su papel como miembro del Colegio de Comisarios? ¿En qué sentido se consideraría a sí mismo responsable ante el Parlamento de sus propias acciones y de las de su servicio?


¿Qué compromisos específicos está dispuesto a asumir en materia de incremento de la transparencia, intensificación de la cooperación y seguimiento efectivo de las posiciones y solicitudes de iniciativas legislativas formuladas por el Parlamento? En relación con las iniciativas previstas y los procedimientos en curso, ¿está dispuesto a facilitar al Parlamento la información y los documentos pertinentes en pie de igualdad con el Consejo?


Si se confirma mi nombramiento como comisario responsable de Migración y Asuntos de Interior, asumiré la plena responsabilidad de mis actividades, propuestas e iniciativas, respetando al mismo tiempo el principio de colegialidad. La Comisión propuesta por el presidente electo se organiza de forma diferente a la de sus predecesoras; así, estaré estrechamente vinculado al vicepresidente primero responsable de la política de mejora de la legislación, las relaciones interinstitucionales, el Estado de derecho y la Carta de los Derechos Fundamentales, que dirigirá y coordinará mi trabajo, junto con la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género. También exploraré las sinergias con la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidenta de la Comisión Europea y trabajaré con otros comisarios, especialmente en los ámbitos de la gestión de crisis, el desarrollo, el comercio y el empleo. Los distintos miembros de la Comisión mantendrán una cooperación continuada y coherente.


Mi objetivo es claro: las decisiones adoptadas por el Colegio de Comisarios en el ámbito de migración e interior deben orientarse al futuro, presentar una buena relación entre coste y eficacia y estar bien definidas.


Me comprometo a establecer una cooperación política estrecha con el Parlamento Europeo, sobre la base de la confianza y el respeto mutuo. Seré responsable ante ustedes y deseo mantener una cooperación regular, fructífera y constructiva con la Comisión LIBE.


Estoy abierto a un diálogo regular con plena transparencia, tratando a ambos colegisladores en pie de igualdad. En particular, tengo intención de mantener plenamente informada a la Comisión LIBE sobre las negociaciones de los acuerdos internacionales, con arreglo a las disposiciones del Tratado y en línea con el Acuerdo Marco.


Con respecto al seguimiento de las posiciones y peticiones del Parlamento Europeo, aplicaré las disposiciones del Acuerdo Marco y, en los ámbitos bajo mi responsabilidad, me cercioraré de que la Comisión responda a las resoluciones y peticiones parlamentarias presentadas sobre la base del artículo 225 del TFUE, en un plazo de tres meses desde su adopción. En este contexto, apoyo y asumo plenamente el compromiso del presidente electo, Sr. Juncker, en el sentido de que la futura Comisión estará particularmente atenta a los informes de iniciativas legislativas.

 
 
Preguntas de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior

Pregunta 3


¿Cuáles serán sus 2 prioridades en el ámbito de la migración y los asuntos de interior? ¿Qué método específico va a aplicar para garantizar que estas dos prioridades se cumplan?


¿Está usted dispuesto a participar en un turno de preguntas con la Comisión LIBE si así se le solicita para revisar estas prioridades y debatir asuntos de actualidad que resulten pertinentes?


El presidente electo ha dejado claro que el establecimiento de un nuevo enfoque europeo en materia de inmigración legal es una prioridad de primer orden. El clima económico actual, así como los retos demográficos y la reducción de la población activa, hacen necesario atraer cualificaciones y talentos específicos al mercado de trabajo europeo. En mi respuesta a la pregunta 4, analizo más detalladamente mis prioridades en materia de inmigración legal.


Por lo demás, mi primera prioridad consistirá en obrar para hacer frente de una manera eficaz a la presión inmigratoria en nuestras fronteras, respetando plenamente los derechos fundamentales. Mientras continúen el desastre humanitario de la guerra civil en Siria, la crisis de Iraq y la inestabilidad en nuestra vecindad ampliada, continuaremos viendo a un gran número de personas que buscan protección internacional y que proceden de diferentes zonas del mundo. Y otros seguirán intentando llegar a Europa en búsqueda de una salida a las guerras y la pobreza. A fin de prevenir las tragedias de quienes fallecen intentando entrar en la Unión Europea, necesitamos implicarnos a varios niveles.


Tenemos que encausar a quienes se aprovechan de las necesidades de las personas en dificultad y son responsables de la muerte de miles de inmigrantes. Si se me confirma como comisario, prestaré una atención particular a la lucha contra el tráfico de inmigrantes. Tenemos que velar para que se destinen equipos europeos de guardias fronterizos a las secciones de nuestras fronteras exteriores con mayor presión, esfuerzo en el que deberían participar todos los Estados miembros. Además, tenemos que estudiar la viabilidad y necesidad de reforzar la agencia Frontex.


La intensificación de los contactos con los países de origen y de tránsito y la garantía de una aplicación plena y coherente del Sistema Europeo Común de Asilo también desempeñarán un papel clave en este contexto.


La segunda prioridad será hacer frente a los múltiples retos en el ámbito de la seguridad. Necesitamos que Europa siga siendo un lugar seguro y protegido. Ello debe lograrse respetando plenamente los derechos fundamentales, de conformidad con las normas de Schengen, que permiten que las personas viajen sin controles en las fronteras interiores, y sin necesidad de crear una «fortaleza Europa». Una de mis prioridades será reforzar la integración de los derechos fundamentales en las políticas de seguridad interior de la UE, en total coordinación con el futuro vicepresidente responsable de Derechos Fundamentales.


En este contexto, hay una necesidad urgente de intensificar la lucha contra el terrorismo, en particular resolviendo el problema de los llamados «combatientes extranjeros». La UE debe ayudar a los Estados miembros a hacer frente a esta amenaza con acciones para prevenir y combatir la radicalización e instrumentos para detectar las rutas de desplazamiento de dichos combatientes. Si se me confirma como comisario, trabajaré para establecer medidas operativas que puedan marcar una verdadera diferencia en la lucha contra el terrorismo.


Creo que la UE tiene que encontrar una nueva narrativa sobre el papel de la aplicación de la ley en la era digital. La disponibilidad de datos sobre las comunicaciones electrónicas es un instrumento esencial de las investigaciones penales. La acción de la UE en materia de aplicación de la ley en la era digital ha de facilitar las herramientas necesarias para luchar contra el terrorismo y las formas graves de delincuencia, incluidos los delitos informáticos, respetando al mismo tiempo el derecho a la intimidad y a la protección de los datos de carácter personal. La sentencia del Tribunal de Justicia sobre la anterior Directiva relativa a la conservación de datos establece requisitos estrictos para el futuro (véase más abajo). La investigación en el ámbito de la seguridad también contribuye a aprovechar la potencial aportación de las nuevas tecnologías al logro de una Europa más segura para sus ciudadanos.


Tengo la intención de trabajar en estrecha colaboración, sobre la base de la confianza, con el Parlamento Europeo, y en particular con su Comisión LIBE. A este respecto, creo que es lógica mi participación en conversaciones profundas con dicha Comisión, a fin de evaluar las prioridades y encauzarlas debidamente. Siempre que sea necesario, estaré disponible a tal efecto.


El principio rector de mi trabajo será el respeto de los derechos fundamentales. Las propuestas que presentaré a los colegisladores, ya sea en materia de migración o de interior, respetarán la Carta de los Derechos Fundamentales. También me comprometo a trabajar con total transparencia, no solo con respecto a las demás instituciones europeas, sino también para mantener una comunicación clara con los ciudadanos europeos y otras partes interesadas.


Pregunta 4


Después del 1 de diciembre de 2014, ¿cómo tiene previsto hacer uso de los poderes de la Comisión para garantizar la plena transposición y aplicación de los instrumentos legislativos de la UE en los ámbitos de la migración, el asilo y la lucha contra la delincuencia y el terrorismo? ¿Cómo informará a la Comisión LIBE?


¿Considera que los instrumentos legislativos vigentes en materia de migración legal son suficientemente adecuados para hacer frente a los retos actuales? En caso afirmativo, ¿podría usted explicarlo en detalle utilizando ejemplos recientes? En caso negativo, ¿cuál será su estrategia?


A partir del 1 de diciembre de 2014, las competencias de la Comisión y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea para garantizar la correcta transposición y aplicación de la legislación de la UE por los Estados miembros también serán aplicables a las medidas en el ámbito de la cooperación policial y judicial en materia penal. En el ámbito de la migración y el asilo, la competencia general de la Comisión ya se aplica en la actualidad.


Si se confirma mi designación como comisario, consideraré como prioridad la transposición y aplicación íntegra de la legislación de la UE en los ámbitos de la lucha contra la delincuencia organizada, el terrorismo y la corrupción en el sector privado, así como en el del intercambio de información entre las autoridades policiales de los Estados miembros. En cuanto al resto de los ámbitos políticos que cubriría mi mandato, no dudaré en proponer al Colegio que incoe, en caso necesario, procedimientos de infracción y velaré por un seguimiento continuo y la disponibilidad de información sobre la aplicación de la estrategia de seguridad interior.


En los últimos años se ha constituido un importante corpus de legislación nueva en los ámbitos de interior y migración: el Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), una serie de medidas sobre migración legal, un nuevo enfoque general de la trata de seres humanos y un nuevo sistema de gobernanza de Schengen, por citar algunos ejemplos. Uno de los principales retos para los próximos años será garantizar una transposición y aplicación completas y coherentes de la legislación en toda Europa. Tomando el ejemplo del asilo, si las nuevas normas del SECA se aplican coherentemente en todos los Estados miembros, personas que se encuentren en situaciones similares deben ser objeto de una decisión idéntica tras la evaluación de su solicitud de asilo. Un SECA que funcione correctamente afianzará la confianza mutua entre los Estados miembros para la puesta en marcha de nuevas medidas con el fin de mejorar el sistema, así como la confianza de los ciudadanos de la UE de que todos respetan las normas. La aplicación efectiva del acervo en materia de migración constituirá asimismo una prioridad. Me esforzaré por garantizar que la Comisión juegue plenamente su papel como guardiana de los Tratados y no dudaré en ejercer las competencias ejecutivas de la Comisión, siempre que lo considere necesario.


Si se confirma mi nombramiento como comisario, informaré regularmente a la Comisión LIBE sobre la situación de la aplicación de todos los instrumentos de la UE bajo mi responsabilidad.


Uno de los primeros objetivos de mi mandato, según lo indicado en las orientaciones políticas del presidente electo, Sr. Juncker, será completar una revisión del sistema de tarjeta azul relativo a la migración legal de nacionales de terceros países muy cualificados. Los primeros años de aplicación de la «Directiva sobre la tarjeta azul» han puesto de manifiesto varias deficiencias, como la existencia regímenes nacionales paralelos y competidores, que generan fragmentación e incertidumbre y restringen el potencial de la legislación para atraer talentos. Por otra parte, los inmigrantes muy cualificados miran a la UE como un conjunto, al igual que miran a Estados Unidos, Canadá y Australia. Por lo tanto, necesitamos cerciorarnos de que un régimen de movilidad dentro de la UE constituya un atractivo y facilite la circulación de talentos y competencias en el interior de la UE.


Mi ambición en materia de migración legal no se limita solo a los inmigrantes muy cualificados. La UE puede tener que hacer frente a una escasez en muchos ámbitos del mercado laboral. Pretendo colaborar con mis colegas para estudiar las necesidades de Europa y explicar por qué tenemos que contrarrestar este déficit de cualificaciones recurriendo a la inmigración legal. Debemos establecer normas europeas que aclaren las vías jurídicas para todas las categorías de trabajadores que pretenden instalarse en nuestro continente. Y tenemos que intensificar la lucha contra la explotación de los inmigrantes irregulares, velando por una aplicación efectiva de normas como la Directiva sobre sanciones a los empresarios que los contratan. Ello contribuirá también a reducir uno de los factores de atracción de la inmigración irregular.


Asimismo, daré una gran prioridad a las negociaciones sobre la Directiva relativa a los estudiantes y los investigadores, otro elemento clave para atraer a los más brillantes cerebros a la UE, con el fin de que concluyan en 2015.


En general, propondré examinar la adecuación de la legislación sobre inmigración legal vigente, para detectar los posibles problemas y lagunas que persisten. Sobre la base de esta evaluación exhaustiva de la legislación existente, y en estrecha cooperación con el Parlamento Europeo y los Estados miembros, nuestro objetivo debe ser adoptar una decisión sobre la forma de garantizar más coherencia en el marco de la UE que se ocupa de la inmigración legal.


Pregunta 5


El pasado 8 de abril de 2014, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en los asuntos acumulados C-293/12 (Digital Rights Ireland Ltd) y C-594/12 (Seitlinger), declaró inválida la Directiva 2006/24/CE (Directiva sobre conservación de datos).


¿Podría explicar cuáles son las primeras medidas que adoptará para garantizar que esta sentencia se aplica en toda la Unión? ¿Consideraría la posibilidad de adoptar medidas legislativas o de acciones de otro tipo en una fase posterior?


La sentencia del Tribunal de Justicia en los asuntos acumulados C-293/12 (Digital Rights Ireland) y C-594/12 (Seitlinger) es esencial para la protección de los derechos fundamentales y, al mismo tiempo, exige un análisis minucioso.


El Tribunal afirmó claramente que la antigua Directiva sobre conservación de datos (Directiva 2006/24/CE) no es conforme con el principio de proporcionalidad y que, por tanto, es inválida. Al mismo tiempo, el Tribunal afirmó que, habida cuenta de la creciente importancia de los medios de comunicación electrónicos, los datos de telecomunicaciones conservados con arreglo a dicha Directiva constituyen una herramienta valiosa para las investigaciones penales. A este respecto, el Tribunal constató que la conservación de tales datos cumple efectivamente un objetivo de interés general: la lucha contra la delincuencia grave y el terrorismo internacional.


Debido a la actual falta de legislación de la UE que obligue a los Estados miembros a conservar los datos, los Estados miembros todavía pueden establecer o mantener legislación nacional en materia de conservación de datos siempre que respeten la llamada Directiva sobre privacidad (Directiva 2002/58/CE) y de conformidad con los principios generales del Derecho de la Unión, incluidos los derechos fundamentales, y sus propios principios constitucionales.


Habida cuenta de las consecuencias y los riesgos para la protección de los derechos, la seguridad de los ciudadanos y el buen funcionamiento del mercado, la Comisión debería explorar las posibilidades de unas futuras normas comunes para la conservación de tales datos en plena conformidad con los derechos fundamentales. La sentencia del Tribunal establece una serie de requisitos estrictos que cualquier posible nueva legislación de la UE sobre conservación de datos debe cumplir, incluida la necesidad de diferenciar entre recopilación de datos y garantías efectivas sobre protección de datos.


Si se confirma mi nombramiento como comisario, examinaré las mejores opciones, en estrecha consulta con los demás miembros del Colegio, y llevaré a cabo esta evaluación manteniendo un diálogo abierto con el Parlamento Europeo, los Estados miembros, los ciudadanos, las autoridades de protección de datos y el sector económico afectado.