El Parlamento Europeo
en acción
Temas destacados 1999-2004

 
El Parlamento Europeo
Reforma de la Unión Europea
Ampliación
Derechos de los ciudadanos
Justicia y Asuntos internos
Relaciones exteriores
Medio Ambiente /
Protección al consumidor
Transportes / Política Regional
Agricultura / Pesca
Asuntos Económicos
y Monetarios
Estrategia de Lisboa
Servicios financieros
Control democrático
del Banco Central Europeo
Pagos transfronterizos
Empleo y Política Social / Derechos de la Mujer
Mercado interior / Industria / Energía / Investigación
 

EPP-ED PSE Group ELDR GUE/NGL The Greens| European Free Alliance UEN EDD/PDE


Servicios financieros: progresos hacia un mercado único

Para el futuro económico de Europa son esenciales unos mercados financieros más eficaces. Durante los últimos años, el Parlamento Europeo ha aprobado toda una serie de normas destinadas a integrar los servicios financieros a lo largo y ancho de la Unión Europea, tratando de reconciliar dos objetivos diferentes: aumentar la competencia en el sector y lograr una mejor protección de los inversores. El Parlamento examinó atentamente los puntos de vista de los representantes del sector financiero y de los consumidores, mediante un enfoque que, al final, consiguió unas disposiciones legislativas más equilibradas y eficaces.

Las empresas, los inversores y los consumidores se beneficiarán de unos mercados financieros que estén integrados a nivel europeo. Las empresas podrán acceder más fácilmente a los mercados de capitales de otros Estados miembros y los asalariados podrán utilizar fondos de pensión gestionados por empresas de otros Estados miembros. El aumento de la competencia conducirá a un coste menor del capital que, a su vez, fomentará el crecimiento y la creación de empleo en la economía real. Pero esta apertura de mercados debe hacerse con un marco regulador y de supervisión más estricto, para evitar la inestabilidad de los mercados y los fraudes. Se espera que la integración de los mercados financieros en toda la Unión Europea aumente el PIB en un 1,1% en los próximos diez años (130 000 millones de euros) y que fomente la creación de empleo en un 0, 5%. La integración de los mercados de valores mobiliarios debería reducir en un 0, 5% el coste del capital.

En mayo de 1999, por iniciativa de Parlamento, la Comisión presentó un Plan de acción para los servicios financieros con 42 medidas dirigidas a integrar los mercados financieros nacionales en un mercado único europeo. El Consejo Europeo de Lisboa estableció, como fecha para la conclusión del plan, el año 2005 y ya se han aprobados casi todas las medidas al respecto. El Parlamento apoyó estos refuerzos para liberalizar los mercados al tiempo que pedía una mayor protección para los inversores. En el caso de la propuesta de Directiva relativa a las ofertas públicas de adquisición, el Parlamento obligó a revisar la propuesta por completo, tras rechazar el primer proyecto que, en su opinión, no tenía suficientemente en cuenta las consecuencias de la propuesta para algunos Estados miembros y, en particular, para Alemania.

Ya se ha empezado a notar la influencia que está ejerciendo la nueva legislación en los mercados. El sector financiero ha comenzado a racionalizar y reestructurar su funcionamiento. Ha crecido el comercio transfronterizo y los establecimientos financieros han aumentado su presencia en los otros Estados miembros. La dependencia de las empresas en términos de créditos bancarios ha disminuido como consecuencia de la existencia de alternativas para la inversión y el ahorro más numerosas.

Luchar contra la información privilegiada

Una de las Directivas aprobadas por el Parlamento tiene por objeto prohibir la manipulación de los mercados financieros como, por ejemplo, emitiendo órdenes de inversión con la finalidad de crear una falsa percepción de la demanda, o difundiendo información falsa o rumores para ejercer influencia en los precios. La Directiva también prohíbe que personas con información privilegiada hagan operaciones con instrumentos financieros cuyo precio podría verse afectado por dicha información. Estas normas, que los Estados miembros deberán aplicar antes de octubre de 2004, son esenciales para aumentar la confianza de los inversores en un entorno financiero más abierto.

Otra Directiva está dirigida a facilitar a las empresas el acceso a los mercados de capitales de otros Estados miembros mediante la utilización de un documento único a nivel de la Unión Europea para quienes emitan valores mobiliarios, de manera que sea válido en todos los Estados miembros el folleto informativo de una empresa reconocido en un Estado miembro. Para disminuir al máximo el papeleo, el Parlamento consiguió que la Directiva estableciese excepciones para las pequeñas empresas: de este modo, se han excluido las ofertas de valores mobiliarios por un valor inferior a 2,5 millones de euros anuales. Asimismo, como solicitó el Parlamento, los emisores de obligaciones de alta denominación podrán elegir su autoridad reguladora. Los Estados miembros deberán aplicar estas medidas antes de julio de 2005.

El objetivo de la Directiva relativa a los servicios de inversión consiste en crear unos mercados líquidos, competitivos y transparentes para la ejecución, por ejemplo, de órdenes de compra o venta de acciones. Los bancos o las empresas de inversión podrán efectuar transacciones internas de compra o venta de valores o garantizándolas mediante capital propio sin tener que acudir a un mercado regulado. En algunos países como el Reino Unido, donde ya se permiten dichas transacciones internas, las grandes instituciones y empresas financieras internalizan entre el 15 y el 30% de las órdenes. Esta apertura de los mercados está acompañada de unas obligaciones más estrictas para garantizar la transparencia en materia de precios. El Parlamento logró hacer más clara la propuesta inicial, introduciendo determinadas adaptaciones para hacerla más eficaz respecto de las diferentes situaciones de mercado, estableciendo por ejemplo la diferencia entre clientes profesionales y clientes individuales y logrando excepciones para las empresas exclusivamente dedicadas a la intermediación.

La Directiva relativa a la transparencia establece unas normas mínimas sobre la información que deben publicar todas las empresas que coticen en las bolsas europeas. Se trata de fomentar la confianza de los inversores en empresas cuyas acciones se cotizan en las bolsas de otros Estados miembros, confianza que es fundamental para aumentar las inversiones financieras transfronterizas. Los informes financieros anuales deberán comprender declaraciones financieras auditadas, un informe de gestión y las correspondientes declaraciones del responsable de la información. También son obligatorios los informes semestrales, aunque menos detallados que los anuales. Como solicitó el Parlamento, no serán obligatorios los informes trimestrales.

Ofertas públicas de adquisición: una segunda oportunidad

El objetivo de esta Directiva consiste en establecer unas normas comunes europeas para la adquisición de una mayoría de acciones en las empresas cotizadas en bolsa. La Directiva contiene una definición común de precio equitativo, así como unas cláusulas estrictas relativas a la información que deba proporcionarse. Un elemento fundamental de esta Directiva es el de la protección de los accionistas minoritarios.

La historia de esta Directiva es larga. Tras más de doce años de negociaciones, el Parlamento rechazó en 2001, por escasa mayoría, un acuerdo con el Consejo que no tenía en cuenta las grandes diferencias que existen entre los Estados miembros en materia de Derecho de sociedades. Los eurodiputados que votaron contra la Directiva pensaban que el acuerdo no establecía unas condiciones equitativas para las ofertas de adquisición de acciones. La propuesta de Directiva limitaba la posibilidad de tomar unas medidas defensivas que son normales en algunos mercados tales como el de Alemania, pero mantenía la posibilidad de los derechos de voto múltiple, que son comunes en los países nórdicos y que pueden funcionar en la práctica como medida defensiva.

Tras el rechazo de la primera Directiva, la Comisión presentó una nueva propuesta que no satisfizo enteramente las peticiones del Parlamento y que quedó muy modificada tras las negociaciones entre los eurodiputados y el Consejo. El compromiso final, aprobado en diciembre de 2003, reconoce las diferencias existentes entre los ordenamientos jurídicos nacionales y prácticas de mercado de los distintos Estados miembros, y les autoriza a excluirse de la aplicación de ciertas disposiciones. En la práctica, los Estados miembros pueden todavía permitir que las empresas tomen medidas defensivas. La Directiva también trató del asunto de los derechos de voto múltiple, que la Comisión no incluyó en su propuesta.

La Directiva sobre la supervisión prudencial de los conglomerados financieros constituye otra medida para proteger a los inversores. Esta Directiva suprimirá un defecto de la legislación actual, que no regula las transacciones efectuadas en el interior de dichos conglomerados. Las nuevas disposiciones limitarán el riesgo financiero al que puedan enfrentarse tales conglomerados, definidos como las empresas cuyo capital propio consista en por lo menos un 40% de activos financieros. Algunos de estos conglomerados se encuentran entre los grupos financieros más importantes del mundo, y cualquier crisis que les afecte no sólo repercutirá sobre los inversores individuales sino sobre el sector financiero en su conjunto. La Directiva se aplicará a las cuentas del año financiero que comienza el 1 de enero de 2005.

Otra de las Directivas tiene por objeto crear un mercado interior para la mediación de seguros. Desde diciembre de 2003, todo intermediario de seguros registrado en un Estado miembro tendrá derecho a ofrecer sus servicios en los otros Estados miembros. Actualmente, los intermediarios venden un 50% de las pólizas de seguros, pero pocos de ellos ofrecen sus servicios fuera de su país.

Finalmente, también se han logrado progresos en el mercado interior de los planes de pensión de las empresas. Según una nueva Directiva que entrará en vigor a partir de mediados de 2005, todo fondo de pensión registrado en un Estado miembro podrán gestionar el plan de pensiones de una empresa establecida en otro país sin necesidad de registrarse de nuevo. Esto facilitará, por ejemplo, que los empleados de las empresas multinacionales puedan transferir sus derechos de pensión de un país a otro.



  
Ponentes:
  
Mercados financieros: operaciones con información privilegiada y abuso del mercado: Robert Goebbels (PES, L)
Mercado de capitales: folleto que debe publicarse : Christopher Huhne (ELDR, UK)
Servicios de inversión y mercados regulados: Theresa Villiers (EPP-ED, UK)
Valores mobiliarios: emisores en un mercado regulado, transparencia: Peter Skinner (PES, UK)
Derecho de sociedades, ofertas públicas de adquisición, protección de los accionistas, información y consulta de los trabajadores: Klaus-Heiner Lehne (EPP-ED, D)
Derecho de sociedades, ofertas públicas de adquisición: Klaus-Heiner Lehne (EPP-ED, D)
Mercados e instituciones financieras: estabilidad, regulación prudencial, seguridad jurídica: Alain Lipietz (Greens/EFA, F)
Seguros: libertad de establecimiento y servicios de los intermediarios, protección de los consumidores: Luis Berenguer Fuster (PES, E)
Organismos de previsión para la jubilación, fondos de pensiones: Othmar Karas (EPP-ED, A)
  
Diario Oficial - Textos legislativos finales:
  
Mercados financieros: operaciones con información privilegiada y abuso del mercado
Mercado de capitales: folleto que debe publicarse
Servicios de inversión y mercados regulados
Valores mobiliarios: emisores en un mercado regulado, transparencia - text adopted by Parliament
Derecho de sociedades, ofertas públicas de adquisición, protección de los accionistas, información y consulta de los trabajadores - Texto aprobado por el Parlamento
Derecho de sociedades, ofertas públicas de adquisición
Mercados e instituciones financieras: estabilidad, regulación prudencial, seguridad jurídica
Seguros: libertad de establecimiento y servicios de los intermediarios, protección de los consumidores
Organismos de previsión para la jubilación, fondos de pensiones

 

 

 
  Publishing deadline: 2 April 2004