La asistencia humanitaria en el Mediterráneo a debate en el pleno 

Las operaciones de las ONG en el Mediterráneo y las diferentes posiciones de los Estados miembros centrarán un debate el miércoles en el pleno con el Consejo y la Comisión.

Pese al significativo descenso de las cifras globales, los migrantes y solicitantes de asilo siguen tratando de cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa. Desde el comienzo del año, 682 personas han muerto o desaparecido durante la travesía, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). El último naufragio tuvo lugar el 3 de julio, cuando se ahogaron 83 personas frente a las costas de Tunez, en el segundo incidente de este tipo con más víctimas de 2019.


Unos días antes, Carola Rackete, capitana del Sea Watch 3, fue detenida en Italia tras atracar en Lampedusa sin permiso de las autoridades para desembarcar a más de cuarenta personas que habían sido rescatadas en alta mar. El Gobierno italiano quiere cerrar los puertos a los barcos humanitarios.


Mientras tanto en Libia, miles de migrantes recluidos en centros de detenidos están expuestos a los combates, sobre todo cerca de la capital. La semana pasada más de sesenta personas murieron tras el bombardeo del centro de Tajoura.


Debate: miércoles, 16 de julio

Procedimiento: declaraciones del Consejo y la Comisión, sin resolución