¿Cómo se nombra al presidente de la Comisión y a los comisarios? 

Presidente de la Comisión


El Parlamento Europeo elige al presidente de la Comisión.


Tras las elecciones, uno de los primeros cometidos del Parlamento entrante será elegir al nuevo presidente de la Comisión Europea (el órgano ejecutivo de la UE). Cuando los Estados miembros nominan a una persona para el puesto, deben tener en cuenta el resultado de las elecciones europeas. Además, le corresponde al Parlamento aprobar al nuevo presidente de la Comisión por mayoría absoluta (esto es, la mitad de los diputados más uno). Si la persona designada no obtiene el apoyo de la mayoría necesaria en la Cámara, los Estados miembros deben proponer a otro candidato en el plazo de un mes (el Consejo Europeo decide por mayoría cualificada). Para las elecciones de 2014, el Parlamento introdujo el sistema de candidatos principales, por el que cada partido político europeo propone un candidato a la presidencia de la Comisión y el partido que obtenga más votos en las elecciones puede proponer al candidato del Parlamento para ser nominado presidente de la Comisión.


Comisarios


Los candidatos a las demás carteras de la Comisión tienen que superar asimismo un riguroso proceso de investigación parlamentaria.


El Consejo, previo acuerdo con el presidente electo de la Comisión, aprueba la lista de candidatos al puesto de comisario, uno por cada Estado miembro. En primer lugar, los comisarios propuestos comparecen ante las comisiones parlamentarias de sus respectivos ámbitos de responsabilidad. A continuación, cada comisión parlamentaria se reúne para elaborar su evaluación de las competencias y conocimientos del candidato. Una vez terminada, la evaluación se envía al presidente del Parlamento. En el pasado, algunos comisarios propuestos retiraron su candidatura al haber recibido una opinión negativa por parte de la comisión competente. El presidente de la Comisión, el Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y los demás miembros de la Comisión se someten entonces al voto de aprobación del Parlamento.


Una vez que el Parlamento aprueba al presidente y a los comisarios, se procede a su nombramiento por el Consejo, que se pronuncia por mayoría cualificada.


En el caso de que se produzca un cambio importante de cartera durante el mandato de la Comisión, se cubra una vacante o se nombre un nuevo comisario tras la adhesión de un nuevo Estado miembro, los comisarios afectados han de volver a comparecer ante las comisiones pertinentes.