El trabajo de los diputados al PE 

Los diputados al PE son los representantes electos de los ciudadanos de la UE y representan sus intereses y los de sus ciudades o regiones en Europa. Estos atienden a las preocupaciones de los ciudadanos, los grupos de interés y las empresas a nivel local y nacional. Son legisladores de la UE, pero también pueden formular preguntas y presionar a la Comisión y al Consejo de Ministros. Los diputados desempeñan un papel importante con respecto a los temas importantes de nuestro tiempo, como puede ser el cambio climático, la migración, los derechos humanos en el mundo y la forma en que regulamos nuestros mercados financieros.


Los diputados trabajan para sus electores en su país de origen, en las comisiones, participan en los debates en sus grupos políticos y en los debates y votaciones en el pleno. Además, asisten a las reuniones de sus comisiones y grupos políticos, así como a muchas otras reuniones de otra índole. También pueden formar parte de una delegación para las relaciones con países no pertenecientes a la UE, para lo que pueden tener que viajar ocasionalmente fuera de la Unión.


El trabajo en las comisiones


El Parlamento está dividido en veinte comisiones especializadas, que son las primeras que se ocupan de las propuestas legislativas que se le presentan.


Estas comisiones desarrollan las propuestas legislativas aprobando informes y presentando enmiendas. (Entre las votaciones en comisión y los debates y votaciones en el pleno, los grupos políticos debaten las enmiendas y resoluciones). Las comisiones también designan a un equipo de diputados para negociar con el Consejo la legislación de la UE. Asimismo, aprueban informes de propia iniciativa, organizan audiencias con expertos y examinan la actuación de otros órganos e instituciones de la UE.


Una comisión está compuesta por entre 25 y 73 miembros titulares y un número equivalente de suplentes.


Cada comisión elige a un presidente y hasta cuatro vicepresidentes entre sus miembros titulares, que componen la «mesa de la comisión», por un mandato de dos años y medio. La composición política de las comisiones refleja la del pleno.


El Parlamento también puede constituir subcomisiones y comisiones temporales especiales para tratar cuestiones específicas y puede crear comisiones de investigación para examinar los presuntos casos de infracción o de mala administración en la aplicación del Derecho de la Unión.


Las comisiones parlamentarias suelen reunirse en Bruselas, sus debates se celebran en público y, en principio, pueden seguirse a través de internet.