¿A cuánto asciende el presupuesto del Parlamento? 

El presupuesto del Parlamento para 2018 es de 1 950 millones de euros, de los cuales un 44 % va destinado a los gastos de personal, principalmente salarios para los 7 000 funcionarios y agentes que trabajan en los grupos políticos. Además, esta cantidad cubre también los costes de interpretación, los costes de la traducción externa y los gastos de las misiones del personal.


Dado que el Parlamento es una institución elegida democráticamente y dedicada a aprobar legislación aplicable en todos los Estados miembros, una gran parte de su personal se dedica a la traducción e interpretación de sus procedimientos, de manera que los Estados miembros y sus ciudadanos puedan seguirlos.


Aproximadamente un 22 % del presupuesto para 2018 se destina a gastos de los diputados, entre los que se incluyen salarios, gastos de viaje, despachos y la remuneración de asistentes personales.


El gasto inmobiliario del Parlamento asciende al 13 % del presupuesto para 2017. En él se incluyen los costes de alquiler, construcción, mantenimiento, seguridad y funcionamiento de los inmuebles del Parlamento en los tres principales lugares de trabajo (Bruselas, Luxemburgo y Estrasburgo), así como en sus Oficinas de Información en los veintiocho Estados miembros.


La política informativa y otros gastos administrativos, como los dedicados a la informática y las telecomunicaciones, constituyeron el 16 % en 2017. Las actividades de los grupos políticos suponen otro 6 % del total del presupuesto.