La comisión de Asuntos Económicos se pronuncia sobre la tasa de transacciones financieras 

 
 

Compartir esta página: 

Infografía sobre la tasa a las transacciones financieras 

Los eurodiputados votarán la introducción de una tasa sobre las transacciones financieras este miércoles. La medida quiere acabar con el comercio especulativo, al tiempo que implica al sector financiero en la salida de la crisis económica. La comisión de Asuntos Económicos votará el informe de la eurodiputada socialista Anni Podimata durante la reunión que se celebrará el miércoles a partir de las 13 horas, y que puede seguir en directo.

Como resultado de la crisis económica, la deuda pública en los Estados miembros de la Unión Europea pasó de estar por debajo del sesenta por ciento del PIB a situarse en torno al ochenta por ciento del mismo. Por otra parte, los países que forman parte de la UE han comprometido 4,6 billones de euros para el rescate del sector financiero, un sector que al mismo tiempo disfruta de ventajas fiscales por un valor aproximado de 18.000 millones de euros anuales (procedentes fundamentalmente de la exención del IVA en los servicios financieros).


La propuesta


En este contexto, la Comisión Europea presentó el año pasado una propuesta sobre una tasa que gravara las transacciones financieras en los Veintisiete, que sería aplicable a todas las transacciones con instrumentos financieros entre instituciones financieras cuando al menos una de las dos partes implicadas esté en la Unión Europea. Así, el cambio de bonos o acciones se gravaría en un 0,1 por ciento, mientras que los contratos de derivados la tasa sería del 0,01 por ciento. Se calcula que la tasa podría suponer ingresos en torno a los 57.000 millones de euros anuales.


La propuesta subraya que hasta el momento han sido los ciudadanos quienes han cargado con el coste de los rescates masivos al sector financiero, por lo que considera que la tasa garantizará que el propio sector realice una justa contribución para apoyar la salida de la crisis. Además, este nuevo impuesto especial reforzaría el mercado único europeo, ya que desalentaría actividades comerciales de riesgo y complementaría las medidas reguladoras encaminadas a prevenir futuras crisis.


Reducir contribuciones nacionales


Los ingresos generados por la tasa recaerían tanto en la UE como en los Estados miembros. Parte sería utilizada como recurso propio de la Unión Europea, con el fin de reducir las contribuciones nacionales al presupuesto comunitario. 


La ponente del tema en el Parlamento Europeo, es la eurodiputada socialista griega Anni Podimata, encargada de redactar un informe con la posición de la Eurocámara sobre la propuesta de la Comisión, que será sometido a votación en la comisión parlamentaria de Asuntos Económicos en próximo miércoles, 25 de abril. Está previsto que el pleno de la Cámara lo someta a consideración el 12 de junio.