Compartir esta página: 

La eurodiputada Willmott. ©European Union 2013 - European Parliament 

Bueno, bonito y barato. La comisión parlamentaria de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria aprobó este 30 de mayo nuevas normas para que los ensayos clínicos sean más transparentes, menos costosos y más rápidos. El objetivo es facilitar mejores tratamientos médicos a los ciudadanos, como la eurodiputada laborista británica Glenis Willmott nos explicó al terminar la votación.

Señora Willmott, una directiva de 2001 regula los ensayos clínicos. ¿Por qué se aprueban nuevas normas?


Porque las actuales eran muy complicadas y engorrosas, de modo que los ensayos era caros y se tardaba mucho en realizarlos. Ahora todo será mucho más sencillo, simple y rápido.


¿De qué manera las nuevas medidas harán que los ensayos serán más baratos y más eficaces?


Habrá menos burocracia. Además, hemos introducido un sistema de indemnización para que los académicos no tengan que correr con costes elevados de seguros cuando realizan ensayos. Pero el mayor avance creo que lo hemos dado en lo que a la transparencia se refiere. Habrá que publicar todos los ensayos, con independencia de si han tenido éxito o no; y los ensayos con objetivos comerciales tendrán que acompañarse con informes y estudios médicos cuando el medicamento haya sido autorizado.


Usted menciona a los comités de ética ¿Qué son y por qué son importantes?


Son expertos y pacientes que comprueban si un ensayo clínico debe realizarse. Garantizamos que los comités de ética estén contemplados por la legislación a partir de ahora.

Ensayos clínicos 
  • Son las pruebas médicas en humanos para descubrir o verificar los efectos clínicos o farmacológicos de los productos médicos, o para identificar reacciones adversas. 
  • El número de solicitudes de ensayos clínicos registrado en Europa cada año se ha reducido en un 25 por ciento entre 2007 y 2011. 
  • El plazo medio para poner en marcha un ensayo clínico casi se ha duplicado hasta alcanzar 152 días.