Avanza la propuesta para reforzar la protección de los trabajadores desplazados al extranjero 

 
 

Compartir esta página: 

Dos albañiles en un andamio. ©BELGA/AFP/C.STACHE 

Las empresas desplazan cada año alrededor de un millón de trabajadores de un país de la UE a otro. Desplazar trabajadores puede solventar temporalmente la falta de personal en ciertos sectores como la construcción, el transporte o la agricultura. Pero la legislación en vigor puede dar lugar a abusos. Tras la votación del 20 de junio en la comisión de Empleo del Parlamento Europeo, los trabajadores desplazados están más cerca de quedar mejor protegidos.

La eurodiputada popular polaca Danuta Jazłowiecka, principal responsable de impulsar la futura normativa en la Eurocámara, explicó que el objetivo es "garantizar los derechos de los trabajadores y permitir que las empresas puedan sacar el máximo partido del mercado único".


Algunas empresas recurren a los trabajadores desplazados para puentear la legislación laboral. Con tal fin, abren sedes en países donde los trabajadores disfrutan de niveles reducidos de protección laboral y social.


Para evitarlo, los eurodiputados han aclarado que el desplazamiento de trabajadores sólo se pueda realizar durante un periodo limitado. Y han propuesto crear listas para seguir la pista de las compañías que empleen en países con niveles de protección laboral elevados a trabajadores a los concedan niveles de protección reducidos correspondientes a otros Estados.


Subcontratistas


Los eurodiputados también proponen endurecer los controles sobre las empresas, difundir más información sobre los derechos y las obligaciones de los trabajadores, y reforzar los derechos de los empleados de subcontratistas.


La legislación aprobada ayer por la comisión de Empleo del Parlamento Europeo deberá ahora pasar por el pleno de la Eurocámara, lo que ocurrirá previsiblemente en octubre.