Compartir esta página: 

Tras la propuesta de la Comisión Europea para reformar la política agrícola de la UE, lea nuestra entrevista con el presidente de la comisión de Agricultura del PE, Czesław Siekierski.

El presidente de la comisión parlamentaria de Agricultura, Czesław Adam Siekierski, durante la entrevista. 

La Comisión Europea publicó el pasado 29 de noviembre sus nuevas propuestas sobre cómo podría ser el futuro de la política agrícola común de la UE (PAC), incluido un nuevo "enfoque a medida" en el que los Estados miembros deben presentar sus propios planes estratégicos. El presidente de la comisión de Agricultura del Parlamento, el polaco Czesław Siekierski, del Partido Popular Europeo, nos cuenta qué opina al respecto.

La Comisión ha presentado su propuesta sobre la reforma de la PAC. ¿Por qué tenemos que reformar esta política?


No creo que necesitemos una nueva reforma integral de la PAC, pero lo que necesitamos es más ajustes y modernización. La especificidad de la agricultura requiere un enfoque más bien evolutivo que revolucionario, porque nada en este sector cambia de la noche a la mañana... Es necesario reforzar la capacidad del CAP para responder rápidamente a los desafíos, adaptarse a un mundo que cambia rápidamente, por ejemplo, en el ámbito de los acuerdos comerciales, la digitalización o los nuevos avances tecnológicos.

La Comisión dice que le gustaría pasar de un enfoque único a un enfoque a medida, para abordar las realidades locales y las circunstancias concretas de los agricultores. ¿Qué le parece?


Este es un buen enfoque, porque hasta ahora no hemos tenido suficientemente en cuenta la diversidad de la agricultura en Europa. Esta diversidad es el resultado de las diferencias climáticas y de factores históricos o incluso políticos. Nuestra agricultura en el norte es diferente de la del sur de Europa. La agricultura en Finlandia es diferente de la agricultura en Francia, sin mencionar Malta o los territorios de ultramar. El objetivo es perseguir nuestros objetivos y valores comunes, pero con diferentes instrumentos en diferentes Estados miembros.

Según las propuestas, la UE propondrá objetivos, y luego los Estados miembros, que conocen mejor su situación, propondrán cómo implementarlos en función de sus capacidades.
Este es un camino difícil. Al principio, será difícil para los Estados miembros preparar estos planes estratégicos porque nunca lo han hecho. También será difícil para la Comisión analizar y evaluar estos planes.

¿Falta algo en las propuestas?

Creo que los problemas básicos de la agricultura en la UE no se abordan lo suficiente: bajos ingresos en la agricultura, que representan el 50% de los ingresos de otros grupos ocupacionales, la mitad de los cuales proviene de la financiación de la UE; necesidad de formas tradicionales de intervención de mercado para asegurar su estabilidad, como eliminar los excedentes del mercado para usarlos en la producción de energía o transferirlos como apoyo a países necesitados, gran carga de trabajo, envejecimiento de la población, falta de interés en la agricultura entre los jóvenes, infraestructura técnica y social deficiente en áreas rurales, su dependencia de las condiciones climáticas y las fluctuaciones del mercado.

¿Cree que las propuestas de la Comisión ayudarán a mejorar la situación en la agricultura?

Antes de su anuncio, la Comisión Europea realizó una amplia consulta pública con agricultores, consumidores y ONG, pero todavía estamos en el comienzo del proceso. Discutiremos estas propuestas para abordarlas adecuadamente en el próximo marco financiero plurianual (MFP). No se trata solo de dinero, aunque es importante, sino también de acciones integrales, porque la agricultura está relacionada con otras políticas, como la cohesión, el comercio y el medio ambiente. Por eso creo que necesitamos más diálogo.

Política Agrícola Común (PAC) 
  • La PAC actual cubre los años 2014-2020. 
  • El sector agroalimentario es uno de los más grandes de Europa con 22 millones de agricultores y otros 44 millones de empleos dependen de la agricultura. 
  • La Comisión quiere pasar de un enfoque único a un enfoque personalizado donde los Estados miembros puedan elegir sus opciones preferidas para alcanzar los objetivos establecidos a nivel de la UE. 
  • Sin embargo, según la propia Comisión, las nuevas propuestas no deben considerarse como un paso hacia la renacionalización de la PAC.