Unión bancaria: ahorros mejor protegidos, bancos más fuertes 

 
 

Compartir esta página: 

En respuesta a la crisis financiera y de deuda de la zona del euro, los eurodiputados quieren garantizar la estabilidad del sistema bancario y proteger a los pequeños ahorradores.

Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort ©AP Images/European Union-EP 

El pleno del Parlamento Europeo votó el informe anual 2017 sobre la unión bancaria el jueves, 1 de marzo.

La UE ha planteado construir la unión bancaria sobre la base de tres pilares: la supervisión de los mayores bancos europeos por parte del Banco Central Europeo, un régimen de resolución única para los bancos en problemas y un sistema de garantía de depósitos.


Los dos primeros ya están en vigor, pero aún no se ha alcanzado un acuerdo sobre el sistema de depósitos.

Identificar los riesgos para la estabilidad

Desde el comienzo de la crisis financiera en 2008, más de 1.500 bancos han cerrado en la UE. Como supervisor de los bancos más grandes de la UE, el Banco Central Europeo (BCE) quiere asegurarse de que los riesgos para la estabilidad financiera se aborden lo más rápido posible.

En junio de 2017, por ejemplo, el BCE ya concluyó que dos bancos italianos estaban fallando o que probablemente fracasarían, ya que no podían reunir suficiente capital para cubrir las pérdidas en sus préstamos vencidos.

"El BCE debería mejorar los indicadores que se están utilizando para determinar un posible deterioro en la situación financiera de un banco", señaló el eurodiputado belga Sander Loones, del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, autor del informe parlamentario.

Los préstamos no cobrados sumaron 1 billón de euros en julio de 2017. Según Loones, "los supervisores deben actuar más rápidamente”. También deberían “poder imponer requisitos más estrictos tras la identificación de préstamos malos", añadió.

Aislar el banco en quiebra

Cuando un banco quiebra, no debe dañar a la economía en general. Para evitarlo, cuando se detecta que la entidad está fallando o es probable que falle, conviene llevar a cabo una reestructuración ordenada. En la UE la autoridad responsable de hacerlo es la Junta Única de Resolución.

“Se debe dar prioridad para abordar los riesgos abrumadores que todavía existen en ciertos sistemas bancarios nacionales”, subrayó Loones. “Y cualquier acuerdo sobre el Fondo Monetario Europeo debería tener como objetivo garantizar que en tales casos, al final, los propios bancos paguen la factura", agregó.

Protección de pequeños ahorradores

En noviembre de 2015, la Comisión propuso establecer un sistema europeo de garantía de depósitos para la zona del euro. El objetivo era ofrecer una protección más fuerte y más equitativa para los pequeños ahorradores en caso de problemas bancarios.

Sander Loones: "Cualquier sistema común de garantía de depósitos que sea justo para todos los ciudadanos, ya sean alemanes o italianos, debe incorporar este principio”. El eurodiputado opina que “en primer lugar, debería haber una reducción de riesgos, y solo entonces, puede haber riesgo compartido”. “Estoy seguro de que se puede encontrar ese equilibrio entre responsabilidad y solidaridad", destacó.

El Parlamento ha luchado por proteger a los pequeños ahorradores desde el comienzo de la crisis financiera. Ahora, todos los depósitos de hasta 100.000 euros están protegidos a través de esquemas nacionales de garantía de depósitos en toda la UE.