El Parlamento cree que el presupuesto a largo plazo debe incluir recursos propios de la UE 

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados quieren que la UE tenga sus propias fuentes de financiación para el próximo presupuesto a largo plazo en lugar de depender tanto de las contribuciones de los países.

El 14 de marzo, el Parlamento abrió el debate sobre cómo debería ser el próximo presupuesto a largo plazo de la UE a partir del 1 de enero de 2021. Los eurodiputados aprobaron un conjunto de medidas que, entre otras cosas, pretende cambiar la forma en la que se financia la UE y allanar el camino para un sistema en el que la Unión tenga más recursos propios y deje de depender casi exclusivamente de la contribución que reciben los Estados miembros.
 
"Nosotros, como Parlamento, dijimos que no aceptaríamos un nuevo marco presupuestario a largo plazo sin recursos propios", señaló el eurodiputado demócrata liberal belga Gérard Deprez en una entrevista.

Junto al polaco Janusz Lewandowski, del Partido Popular Europeo, Deprez ha escrito un informe sobre recursos propios, que forma parte de la posición del Parlamento sobre el próximo marco financiero plurianual.


El informe propone nuevas fuentes de ingresos, que incluyen ingresos a través del impuesto de sociedades, impuestos ambientales, un impuesto a las transacciones financieras a escala europea, impuestos especiales de las empresas en el sector digital y una reforma del sistema del IVA.

El sistema actual es demasiado complejo
 
Deprez dijo que la razón principal para la firme posición del Parlamento sobre tener recursos propios es el Tratado. Según el Tratado de Roma, estaba previsto que la UE se financiará mediante contribuciones nacionales durante un período transitorio solamente, y posteriormente mediante un sistema de recursos propios.

Además, añadió el eurodiputado belga, el Parlamento cree que el sistema actual basado en la renta nacional bruta de los Estados miembros es "ilógico e incomprensible" y "complejo porque tenemos rebajas y excepciones".
 
Actualmente, alrededor del 70% del presupuesto a largo plazo se financia con contribuciones de los países y el 12% a través del IVA, mientras que el 13% proviene de otros ingresos, como los impuestos pagados por el personal de la UE o las multas pagadas por las empresas que violan las leyes de competencia.
 
Lewandowski dijo que le gustaría tener al menos un tercio del presupuesto financiado con recursos propios. "Nuestra filosofía es decir que cada recurso propio debe reducir las contribuciones de la renta nacional bruta para que no se tenga la impresión de que se está pagando dos veces", explicó el eurodiputado polaco.

Revisando los ingresos

Sin embargo, ambos eurodiputados subrayan que la introducción de los recursos propios debería producirse "progresivamente" y no de la noche a la mañana. Los nuevos recursos propios tendrían que ser reevaluados con frecuencia, particularmente si son un incentivo, subrayó Lewandowski.

Por ejemplo, si se introdujera un impuesto a las bolsas de plástico, en línea con las preocupaciones ambientales, podría provocar un cambio en el comportamiento del consumidor y una reducción en el número de bolsas de plástico que se compran.

Para evitar la volatilidad en el presupuesto, ambos dicen que debe haber varios flujos de recursos propios que se controlan regularmente y se ajustan.

El 2 de mayo, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, presentará al Parlamento Europeo las propuestas de su institución para el próximo presupuesto plurianual.

Lewandowski espera que la Comisión proponga entre tres y cuatro nuevos recursos propios: "No sabemos cuáles son los candidatos, pero seguro que hay un nuevo intento de modernizar el lado de los ingresos del presupuesto".

Cambio del clima de negociación

Durante las últimas negociaciones en 2011, Lewandowski fue el comisario europeo de Presupuestos de la UE con la responsabilidad de llegar a un acuerdo sobre el marco presupuestario a largo plazo. En aquel entonces también propuso ideas para recursos propios.

"Pero había un clima difícil en torno a los recursos propios. La última vez hubo un clima de austeridad", explicó. Esta vez, ve una "oportunidad de cambio".

Deprez, por su parte, está de acuerdo en que ahora hay un clima diferente en la UE con mejores finanzas públicas en muchos países y donde la confianza pública en la economía ha regresado.

Durante la sesión plenaria de abril en Estrasburgo (Francia), el presidente francés, Emmanuel Macron, enfatizó en un debate que Francia quiere que la UE no solo tenga un presupuesto mayor, sino que también presionará para que se incluyan los recursos propios en las próximas negociaciones.
 
"Es el momento ideal para relanzar el proyecto europeo y decir lo que queremos hacer juntos. Es una situación nueva. Este no es siempre el caso, así que debemos aprovecharlo ", dijo Deprez.

El presupuesto a largo plazo de la UE 
  • Además del presupuesto anual, la UE establece un presupuesto a largo plazo por un período de al menos cinco años. 
  • El presupuesto actual, que cubre 2014-2020, asciende a 963.500 millones de euros 
  • La Comisión presentará sus propuestas para el próximo marco presupuestario a largo plazo el 2 de mayo, con la esperanza de que se pueda cerrar un acuerdo antes de las elecciones de la UE en mayo de 2019.