El nuevo programa espacial de la UE apuesta por conservar su liderazgo mundial 

 
 

Compartir esta página: 

Las comunicaciones, la agricultura, salvar vidas en el mediterráneo o atajar desastres naturales no serían posibles sin el trabajo de la tecnología espacial.

Infografía sobre la capacidad espacial de la UE. 

El pleno del Parlamento aprobó el 17 de abril una propuesta del eurodiputado Massimiliano Salini, del Partido Popular Europeo, sobre la capacidad espacial europea y la Agencia de la Unión Europea para el Programa Espacial. El 13 de diciembre, durante la sesión plenaria en Estrasburo, el Parlamento aprobó el nuevo programa espacial.

La dotación financiera propuesta, 16.000 millones de euros, para el período 2021-2027 cubre programas como la tecnología de navegación por satélite Galileo, el programa de observación de la tierra, Copernicus y la iniciativa de software SSA.

"Un sector del transporte más moderno, seguro, competitivo, eficiente y sostenible está estrechamente conectado con el sector del espacio. El sistema de navegación y la observación de la Tierra mejoran el funcionamiento de los servicios de transporte, lo que traerá muchos beneficios a nivel global y europeo", explicó Salini.

El eurodiputado añadió que una gestión del tráfico más eficiente reducirá las emisiones y combatirá el cambio climático. "El incremento del uso de drones mejorará los repartos y los servicios de correos, así como un mejor seguimiento de los vuelos reducirá las cancelaciones de vuelos y el ruido", comentó.

La tecnología espacial es imprescindible para un gran número de servicios de los que los europeos depende. Además, juega un papel muy importante a la hora de combatir el cambio climático, el control de las fronteras y la seguridad de los ciudadanos de la Unión Europea. Sin embargo, ningún Estado miembro tiene la capacidad de llegar a las estrellas por sí mismo.

"El nuevo programa espacial apuesta por Europa y tiene como objetivo reforzar su liderazgo mundial en la observación, la navegación y la investigación de la tecnología. Aunque la UE es la segunda potencia espacial del mundo, necesitamos fomentar una cooperación cada vez mayor si queremos que se mantenga nuestro liderazgo. Es importante en un contexto donde las potencias espaciales tradicionales se mantienen muy activas y, al mismo tiempo, entran nuevos actores que desafían cada vez más la competitividad del sector espacial europeo ", dijo el eurodiputado.

La misión a Mercurio de la ESA-JAXA, BepiColombo, despegó el 20 de octubre. © ESA - S. Corvaja