El PE vota sobre el nombramiento del presidente del Consejo de Supervisión del BCE 

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados respaldaron el 29 de noviembre a Andrea Enria para ser el nuevo presidente del órgano encargado de supervisar la salud de los bancos más grandes de la Unión Europea.

Andrea Enria buscará el apoyo de los eurodiputados el 29 de noviembre.  

El actual director de la Autoridad Bancaria Europea, Andrea Enria, recibió el apoyo de la comisión de Asuntos Económicos para ocupar el nuevo cargo el 20 de noviembre. Este italiano de 57 años necesitará el aprobado del Consejo para reemplazar, a partir del 1 de enero de 2019, a la actual presidenta del Consejo de Supervisión del BCE, Danièle Nouy.

Supervisión bancaria a nivel europeo

 El Banco Central Europeo comenzó con las funciones de supervisión en 2014 como un primer paso hacia el establecimiento de la unión bancaria en Europa. Antes, todos los bancos estaban sujetos al control de sus autoridades nacionales. La decisión de establecer un solo mecanismo de vigilancia colocó a los bancos considerados más importantes de la zona del euro bajo la supervisión directa del BCE.

Esta iniciativa busca garantizar la solvencia the los bancos, que todos cumplan los mismos requisitos para asegurar la estabilidad del sistema.

En la actualidad el consejo surpervisa a 188 bancos, pero la lista se actualiza con frecuencia. Estas entidades financieras son las más importantes de cada país y tienen más de 30.000 millones de euros en activos totales u operaciones transfronterizas importantes. El resto de bancos permanece bajo la supervisión de las autoridades bancarias nacionales.

Como supervirsor, el Banco Central Europeo puede realizar inspecciones para comprobar si los bancos cumplen con las normas europeas, verificar que reservan capital adicional para mitigar los riesgos e incluso retirar las licencias bancarias.

 La institución bancaria europea rinde cuentas al Parlamento de la ejecución de sus tareas. Redacta un informe anual y lo presenta a los eurodiputados en una audiencia pública. Además, el presidente del consejo de supervisión acude con regularidad a la comisión de Asuntos Económicos para responder a las preguntas de los miembros.

Trabajo por hacer

La crisis financiera y económica que comenzó en 2008 afectó a muchos bancos europeos y algunos todavía trabajan para hacer frente a los préstamos que no están siendo pagados.

En su declaración ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento el 20 de noviembre, Enria explicó que sus dos prioridades para su posible nuevo cargo son limpiar los activos que no funcionan de los balances bancarios y promover la integración en el sector. "La unión bancaria no sobrevivirá si la próxima crisis nos coge aún lidiando con un legado de activos malos de la anterior o con un mercado segmentado según líneas nacionales", afirmó.

Enria también trató de disipar la idea de que los bancos pueden ser demasiado grandes para que puedan irse a la quiebra: "Los bancos pueden fallar... el incumplimiento de un banco no tiene por qué ser el fallo de un supervisor".