El Parlamento se pronuncia sobre la fiscalidad de las compañías digitales 

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados votarán el jueves dos proyectos legislativos centrados en adaptar la tributación de las empresas digitales y en gravar los ingresos de servicios en línea.

Los eurodiputados quieren ajustar la tributación de las multinacionales digitales. 

Los informes buscan introducir un sistema común para cobrar impuestos a las empresas con una significativa presencia digital que permitan a los Estados miembros gravar las ganancias generadas dentro de su territorio, incluso si las compañías no tienen presencia física allí.

La economía global se ha digitalizado y ha planteado nuevos modelos de negocio. Sin embargo, las normas actuales relativas a la fiscalidad de las empresas datan del siglo XX. Según los proyectos legislativos, no logran captar el alcance de las actividades digitales, para las que la presencia física no es un requisito.

La fiscalidad importa

La Comisión Europea trabaja de forma regular con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para resolver el problema de la fiscalidad en la economía digital. Hasta que la solución se encuentre, el Parlamento quiere establecer un sistema común para gravar los servicios digitales.

El proyecto legislativo del eurodiputado socialista holandés Paul Tang propone adaptar la tributación de grandes empresas digitales que generan ingresos en todo el mundo a partir de la oferta de servicios digitales como motores de búsqueda, plataformas de redes sociales o mercados en línea.

El informe del eurodiputado polaco Dariusz Rosati, del Partido Popular Europeo, explica que para determinar si una compañía tiene una "presencia digital" gravable en un Estado miembro, ésta debe tener ingresos anuales de más de 7 millones de euros, más de 100.000 usuarios en un país o más de 3000 contratos por servicios digitales.

Rosati afirma que la UE debería ser pionera en este sentido y resalta que es hora de actuar. Además, considera importante que se alcance una solución internacional con la OCDE.

Paul Tang lamenta que los ministros de finanzas de la UE en su reunión de la semana pasada no adoptaran su propuesta. En su lugar, presentaron una "propuesta diluida", que no entrará en vigor antes de 2021. "Posponer una decisión tan importante es injusto para los contribuyentes honestos y perjudicial para la economía de la UE en general. Queremos aseguraranos de que las multinacionales como Google, Facebook o Amazon pagan cuotas justas de impuestos, como todos los ciudadanos ordinarios y las pequeñas empresas lo hacen. Luchamos para aumentar el alcance y la tasa de este impuesto digital y continuaremos luchando por la justicia fiscal en Europa", añade.

Próximos pasos

Los eurodiputados debatirán el paquete fiscal el miércoles 12 de diciembre por la tarde y lo votarán en el pleno al día siguiente. El Parlamento tiene un papel no vinculante. La decisión la tiene que tomar el Consejo por unanimidad.