Compartir esta página: 

Afrontemos el presente y demos forma al futuro 

Los tiempos han cambiado y nosotros con ellos. El Parlamento Europeo dispone ahora de más poderes que antes para determinar la dirección política de Europa y para tomar decisiones que nos conciernen a todos. Un Parlamento Europeo con más competencias significa más influencia de los ciudadanos en la toma de decisiones, más capacidad para abordar los problemas, para cambiar lo necesario y para mantener lo que deseemos conservar.

Europa se enfrenta a grandes retos. Resolverlos no va a ser fácil y será necesario elegir entre diversas opciones y tomar decisiones.


Los cambios realizados en el sistema europeo de decisiones se diseñaron para garantizar que los ciudadanos podamos hacernos oír mejor a la hora de optar entre diversas alternativas, no únicamente en las urnas, sino día a día.


Hoy el Parlamento Europeo aprueba leyes europeas que nos afectan a todos en la vida cotidiana. También decide el Parlamento cómo se gasta el dinero de la Unión Europea y cómo se financia ese presupuesto teniendo en cuenta el interés colectivo de todos los europeos. Además, tras las próximas elecciones en mayo de 2014, el Parlamento Europeo elegirá al responsable del ejecutivo europeo, basándose en los deseos que la mayoría exprese en las urnas.


Esta vez es diferente. El Parlamento Europeo y tú. Juntos, podemos actuar, reaccionar y tomar las decisiones que sean necesarias.


Acción


Esta vez es diferente. Vivimos una época de enorme agitación en la historia de Europa. En estos momentos, muchos europeos están pasando dificultades. Los tiempos han cambiado y nosotros también. El Parlamento Europeo dispone ahora de más poder del que había tenido nunca para influir en las decisiones que se toman en Europa.


Y por tanto tú también tienes más posibilidades de lograr que ocurran cosas, porque puedes influir en decisiones que afectan tanto a tu propia vida como a la de más de 500 millones de personas. Ahora puedes iniciar o terminar algo, pedir más o pedir menos. Puedes actuar y responsabilizarte de cualquier asunto, ya sea grande o pequeño. En definitiva, puedes elegir qué Europa quieres. Eres tú quien decide lo que va a suceder, o lo que no va a suceder.


El Parlamento Europeo nos representa a todos los europeos y actúa en nuestro nombre. Las decisiones del Parlamento Europeo se basan en los asuntos que nos importan. Y aunque no todo puede lograrse de la noche a la mañana, una cosa es cierta: juntos podremos conseguirlo.


Reacción


Esta vez es diferente. Tú puedes lograr que las cosas se hagan de forma diferente. Mantener lo que merezca conservarse y modificar lo que tenga que cambiarse. O ponerlo en duda, o criticarlo. Compartir tus opiniones, reaccionar. Europa no supone una visión única o un objetivo uniforme: en ella tienen cabida todas las opiniones.


La razón de ser del Parlamento Europeo es reaccionar ante tus peticiones y luchar por aquello que realmente te importa. En el Parlamento Europeo se escuchan a las múltiples voces que se expresan en Europa y se les proporcionan respuestas adecuadas. Afrontaremos los retos y ofreceremos soluciones.


Decisión


Esta vez es diferente. A través del Parlamento Europeo, dispones de más poder del que crees, puesto que puedes tener una influencia directa en el futuro de todos, en tu propio futuro y en el de las próximas generaciones. Cada una de tus acciones y reacciones puede conducir hacia el resultado deseado.


Las decisiones que tomamos conciernen a la vida cotidiana de más de 500 millones de ciudadanos europeos. Es responsabilidad del Parlamento Europeo hacer que el sistema funcione para todo el mundo, incluido tú, porque no se trata de lograr un cambio real para ti, sino contigo.