La prioridad inmediata del PE: invertir 300.000 millones de euros en crecimiento y empleo 

 
 

Compartir esta página: 

Votación en el pleno del Parlamento Europeo 

La nueva Comisión Europea entra en funciones el 1 de noviembre. Su Presidente, Jean-Claude Juncker, ya ha anunciado un plan de inversiones dotado con 300.000 millones de euros que el Parlamento debatirá y votará en breve, además de otras muchas cuestiones legislativas nuevas o heredadas de la legislatura anterior: desde mayores restricciones a las tarifas de ‘roaming’ y las bolsas de plástico, hasta reformas bancarias más profundas.

El Presidente de la nueva Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha prometido recientemente que presentará un programa de inversiones que, dotado con 300.000 millones de euros, pretende impulsar el crecimiento económico y crear empleo. La adopción de medidas concretas para aplicarlo corresponderá al Parlamento y a los Gobiernos.


La Comisión también planea nuevas iniciativas para facilitar la financiación de las empresas no sólo a través de créditos bancarios sino también vía los mercados de capitales.


La UE continuará la reforma del sector bancario, exigiendo a las grandes entidades que separen sus arriesgadas actividades de inversión del negocio tradicional de los depósitos. También seguirá su curso la elaboración de nuevas normas para limitar las tarifas por pagar con tarjetas bancarias, y para evitar manipulaciones de los índices financieros de referencia.


En el marco de la nueva batería legislativa sobre el sector de las telecos, continuarán los debates sobre la neutralidad de Internet y para acabar con las tarifas de roaming o itinerancia: aquellas que se aplican por utilizar dispositivos móviles en el extranjero. Las instituciones de la Unión Europea también intentarán alcanzar un acuerdo en los próximos meses acerca de la nueva normativa sobre protección de datos.


Emisiones de CO2


El Parlamento examinará y votará los nuevos objetivos para reducir las emisiones de CO2 y para aumentar el uso de renovables y los ahorros energéticos con el horizonte puesto en 2030, así como medidas para disminuir la dependencia ante las importaciones de energía.


También seguirán su curso los procedimientos legislativos sobre estándares más estrictos de calidad del aire, la reducción de la utilización de bolsas de plástico de usar y tirar, los nuevos alimentos y el cultivo de organismos genéticamente modificados.


El Parlamento Europeo también seguirá de cerca las negociaciones comerciales de la Unión Europea, especialmente las del futuro acuerdo de liberalización comercial y de inversiones con Estados Unidos. Todos los acuerdos comerciales deben ser respaldados por la Eurocámara antes de entrar en vigor.