Compartir esta página : 
Imagen de Alain Lamassoure durante una entrevista        
Entrevista con Alain Lamassoure 

El presupuesto de la Unión Europea debería depender menos de las contribuciones directas de los países miembros, según un informe que presentará mañana en el Parlamento Europeo el ex primer ministro italiano Mario Monti y que también ha sido elaborado, entre otros, por los eurodiputados Guy Verhofstadt y Alain Lamassoure. Éste último explica en una entrevista que la alternativa es un sistema renovado de “recursos propios” y asegura que esto no restará poder a los Gobiernos nacionales.

“El último debate sobre el marco financiero plurianual en 2013 fue espantoso”, reconoce Alain Lamassoure en unas declaraciones previas a la presentación de mañana. El eurodiputado popular francés explica que cada vez que se aborda en el Consejo de la UE las cuentas comunitarias a largo plazo “en lugar de discutir cómo financiar nuestros objetivos comunes, cada ministro tiene una única preocupación: ¿cómo puedo recuperar lo que aporto?”.


Recuerda que, desde la década de los ochenta, las contribuciones directas de los Estados miembros han ido gradualmente complementando, y al final han terminado por sustituir casi por completo, a los llamados “recursos propios” tradicionales -basados en cotizaciones y tasas como las recaudadas por los países en aduanas o a través del IVA-.


En opinión del eurodiputado este cambio ha tenido un “inconveniente obvio” que es el enfrentamiento entre países por recuperar su aportación a las cuentas comunitarias.


Alternativas


La UE podría avanzar hacia un nuevo sistema de financiación que conceda más peso a otros recursos, como los citados derechos de aduana sobre las importaciones procedentes de fuera de la UE, o las aportaciones basadas en el impuesto sobre el valor añadido (IVA).


En este contexto, Lamassoure recalcó que los tres representantes del Parlamento Europeo que han participado en la elaboración de este informe -el liberal belga Verhofstadt, el ex eurodiputado búlgaro Ivailo Kalfin y él mismo- han insistido en que el documento final no se limite a una o dos propuestas, sino a una amplia gama de soluciones que aseguren el equilibrio. De esta manera, si un año un impuesto específico no funciona como estaba previsto, la diferencia no llegará a ser perjudicial para el presupuesto de la UE.


Los países no pierden poder


Los Estados miembros podrían oponerse a un presupuesto que dependa menos de las contribuciones nacionales en función de la Renta Nacional Bruta con el argumento de que perderían poder de decisión. Lamassoure asegura, no obstante, que éste no sería el caso.


“Por supuesto que éste será el argumento de los ministros de Finanzas. Pero es un argumento basado en la mala fe. No va a haber una transferencia de poder en absoluto", sostuvo.


Lamassoure aclara que una decisión sobre un suplemento al IVA sería tomada por las mismas personas que toman la decisión a nivel nacional.


"A nivel de la UE, jugarán el papel que desempeñan a nivel nacional", subrayó.


Más dinero de forma automática


Lamassoure incide además en que la alternativa que plantea el informe permitiría contar con más dinero de forma automática sin necesidad de tomar nuevas decisiones políticas y sin aumentar la carga relativa para el contribuyente si se aprovecha el crecimiento económico anual.

Detalles sobre el informe


En 2014, el primer ministro italiano Mario Monti y un grupo de representantes del Parlamento, el Consejo de la UE, donde están representados los Gobiernos nacionales, y de la Comisión Europea recibieron la tarea de elaborar el informe que se presenta mañana. El objetivo era evaluar cómo se puede mejorar la financiación del presupuesto de la UE sin sobrecargar a los Estados miembros.


En la actualidad, el presupuesto de la UE se alimenta en un ochenta por ciento de las contribuciones de los Estados miembros basadas en su Renta Nacional Bruta. Esas contribuciones son recuperadas por los países en un 94 % aproximadamente, puesto que se reinvierte en el Estado miembro a través de políticas de agricultura, infraestructura, investigación y otras políticas a escala de la UE.


Opinión de la Comisión


La Comisión Europea podrá apoyarse en las ideas de este informe para las futuras negociaciones dentro del marco presupuestario plurianual.


El comisario europeo Günther Oettinger, designado para ocupar la cartera de Presupuesto tras la renuncia de Kristalina Georgieva, se sometió esta semana a una sesión de evaluación del Parlamento Europeo sobre sus competencias para el puesto.


Al ser preguntado por el documento que se dará a conocer mañana, el titular comunitario se mostró abierto a usar estas conclusiones en el informe en la próxima revisión intermedia del marco financiero plurianual de la UE, que cubre el periodo 2014-2020, y del que se deriva el presupuesto comunitario anual.