Compartir esta página : 

Promover la herencia cultural europea ayuda a afianzar la memoria y la identidad comunitarias, pero también a generar crecimiento y empleo. El 27 de abril los eurodiputados darán previsiblemente su aprobación final a la iniciativa que aboga por que 2018 sea el Año Europeo del Patrimonio Cultural. El demócrata liberal rumano Mircea Diaconu defiende en una entrevista promocionar la herencia cultural europea y asegura que por cada euro invertido en patrimonio cultural se generan 20 de beneficio.

"Queremos que el patrimonio cultural vuelva a la conciencia pública, darle la dignidad que merece y fortalecer nuestra identidad”, aseguró Diaconu, responsable de este asunto en la Eurocámara.


En cuanto al aspecto económico, el eurodiputado destacó que "por cada euro invertido (en patrimonio cultural) se generan más de 20 euros de ganancias", de acuerdo con los estudios sobre los beneficios de la protección de la herencia cultural.


Unas 300.000 personas trabajan directamente en la UE en actividades relacionadas con la promoción y protección del patrimonio cultural y otros 7,8 lo hacen de forma indirecta, según datos de la Comisión Europea.


El Parlamento Europeo ha conseguido, durante las negociaciones con los países de la UE y la Comisión Europea, asegurar un presupuesto de 8 millones de euros de fondos comunitarios para costear las actividades de promoción.