Compartir esta página: 

Siegfried Mureșan, uno de los responsables del Parlamento para la negociación del presupuesto de la UE, afirma que se debería gastar más en asuntos exteriores para aumentar la seguridad.

Siegfried Mureșan. 

Los eurodiputados votaron en el pleno del 25 de octubre la posición del Parlamento sobre el plan presupuestario de la Unión Europea, y pidieron más fondos para crecimiento, empleo y seguridad, así como compensar todos los recortes propuestos por el Consejo. Ahora que las negociaciones con el Consejo están en curso, el eurodiputado rumano del Partido Popular Europeo Siegdried Muresan explica cuáles son las prioridades de la Eurocámara.

En su propuesta presupuestaria dijo que la acción exterior de la Unión Europea se enfrenta a “necesidades de financiación que no pararán de aumentar” en los próximos años debido a la inmigración, los ciberataques y a la necesidad de luchar contra las campañas de desinformación. ¿Es el destinar más dinero para las relaciones exteriores una nueva “tendencia” en el presupuesto de la Unión Europea?

Una de mis prioridades para el presupuesto del año que viene es la seguridad, ya que es lo que los ciudadanos esperan de la UE.

Desafortunadamente, la UE no podrá resolver todos los problemas del mundo, por lo que nos debemos centrar en aumentar la financiación para nuestros vecinos inmediatos. Tenemos que luchar contra las campañas de desinformación y las noticias falsas procedentes de Rusia, que son cada vez más agresivas, así como apoyar a los países vecinos del este que han comenzado el camino europeo, como Georgia, Ucrania y la República de Moldavia. Debemos ayudarles a construir sus instituciones, luchar contra la corrupción y reforzar su economía. Sólo de esta forma podrán enfrentarse a la agresión rusa.

También tenemos que destinar más financiación a los vecinos del sur, al norte de África, de donde proceden muchos refugiados e inmigrantes. Hay que invertir más en educación, sanidad, infraestructuras, alimentación y agua, ya que sólo así la gente verá que hay futuro en sus países y dejará de jugarse la vida para venir a Europa.

Además, tenemos que destinar fondos europeos a los Balcanes Occidentales para aumentar su estabilidad y acercarlos a Europa.

¿Quiere que la Unión Europea desempeñe también un papel más importante a escala internacional mientras que por ejemplo Estados Unidos está retrocediendo?

Sin ninguna duda. Unos Estados Unidos más activos y responsables a escala internacional beneficia tanto a su propio país como a Europa. Creo que cometerán un error si se aíslan del mundo, pero nos tenemos que asegurar de que Europa mejora su posición si hay menos competencia a nivel mundial. Pero tenemos que ser conscientes de que Estados Unidos también se retira en términos de compromisos financieros y no podremos llenar ese vacío. Tendremos que tomar decisiones, por lo que reitero que debemos proteger primero nuestro vecindario inmediato.

Propone restablecer todos los recortes que el Consejo quiere hacer a la propuesta presupuestaria de la Comisión Europea. Sin embargo, ¿no hay que acostumbrarse a contar con un presupuesto más bajo teniendo en cuenta el brexit?

Los británicos asumieron los compromisos del marco financiero plurianual que estará vigente hasta finales de 2020, por lo que tienen que pagar, así como beneficiarse de él mientras sigan siendo miembros. Pero, posteriormente, si queremos una Unión Europea fuerte, capaz de darle a los ciudadanos lo que éstos esperan, necesitamos también un presupuesto fuerte.

También podemos acordar que queremos una Unión Europea más débil, con un presupuesto más pequeño, pero entonces tenemos que ser honestos con las persones y decirles que no podremos darles lo que esperan en materia de seguridad. Los Estados miembros tendrán que resolver sus problemas por su cuenta y no estoy seguro de que éstos se puedan solucionar a nivel nacional mejor que a nivel europeo. Queremos un presupuesto orientado al futuro, que permita una Unión Europea fuerte e innovadora capaz de proteger a los ciudadanos y garantizar la seguridad. Esto es lo que el Parlamento defiende. Con los recortes del Consejo no podremos ofrecer lo que los ciudadanos esperan de Europa.

Datos 
  • En el proyecto de presupuesto de la Comisión para 2018, los créditos de compromiso representan 161.000 millones de euros (un 1,4% más que en 2017) y los de pago, 145.000 millones de euros (un 8,1% más que el año pasado). 
  • La posición del Consejo para 2018 asciende a 158.900 millones de euros en compromisos y 144.400 millones en pago. 
  • El Parlamento quiere compromisos fijados en 162.600 millones y 146.700 millones para pagos. 
  • La UE también tiene un presupuesto a largo plazo conocido como marco financiero plurianual, que abarca el período 2014-2020. Este plan establece la cantidad máxima que la UE puede gastar en varias secciones durante siete años.