Compartir esta página: 

La diversidad, la historia compartida y la riqueza cultural en la Unión Europea, protagonistas del Año Europeo del Patrimonio Cultural en 2018.

El patrimonio cultural desempeña un papel importante en la historia y la identidad de los países de Europa. Se trata de una parte vital de la economía europea: la promoción de nuestros tesoros culturales ayuda a impulsar el crecimiento y el empleo.

El Año Europeo del Patrimonio Cultural tiene como objetivo aumentar la contribución de las ricas tradiciones culturales de Europa a la economía y la sociedad, y promover la cultura como un elemento importante de la presencia internacional de la UE. La promoción del valor del patrimonio cultural también es una respuesta directa a la destrucción deliberada en los últimos tiempos de tesoros culturales en Oriente Medio.

A lo largo del año, se llevarán a cabo miles de actividades en toda Europa para involucrar a las personas más estrechamente con el patrimonio cultural a escala local, regional, nacional y europea. Consulte la lista de eventos por país.

Unas 300.000 personas trabajan directamente en la UE en actividades relacionadas con la promoción y protección del patrimonio cultural y otros 7,8 lo hacen de forma indirecta, según datos de la Comisión Europea.

Opinión ciudadana

Según una encuesta Eurobarómetro publicada el 7 de diciembre, más de ocho de cada diez encuestados consideran que el patrimonio cultural es importante para ellos personalmente y para su comunidad local. Ocho de cada diez piensan que es importante para la Unión Europea. Casi ocho de cada diez encuestados coinciden en que el patrimonio cultural de Europa o las actividades relacionadas crean puestos de trabajo en la UE.

En España los resultados son similares: un 83 % de los encuenstados cree que el patromionio cultural es importante para ellos, el 87 %, que lo es para su comunidad, y el 84%, que lo es para la UE.

Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo ha conseguido, durante las negociaciones con los países de la UE y la Comisión Europea, asegurar un presupuesto de 8 millones de euros de fondos comunitarios para costear las actividades de promoción.

"Queremos que el patrimonio cultural vuelva a la conciencia pública, darle la dignidad que merece y fortalecer nuestra identidad”, aseguró Mircea Diaconu, responsable de este asunto en la Eurocámara.

En cuanto al aspecto económico, el eurodiputado destaca que "por cada euro invertido (en patrimonio cultural) se generan más de 20 euros de ganancias", de acuerdo con los estudios sobre los beneficios de la protección de la herencia cultural.