Reducir las emisiones de los automóviles: nuevos objetivos de CO2  

 
 

Compartir esta página: 

El 27 de marzo, los eurodiputados adoptaron normas más estrictas para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los automóviles y aumentar el número de coches eléctricos.

Imagen de un atasco de coches ©APimages/European Union-EP 

¿Por qué es necesario?

Automóviles y furgonetas producen alrededor del 15% de las emisiones de CO2 de la UE que causan el cambio climático, y el transporte es el único sector en el que las emisiones de gases de efecto invernadero son todavía más altas que en 1990.

El endurecimiento de las normas de emisiones de los automóviles ayudaría a alcanzar los objetivos climáticos de la UE para 2030 y los consumidores ahorrarían en sus facturas de combustible.

El 18 de abril, los eurodiputados también aprobaron una propuesta para reducir las emisiones de CO2 de los camiones nuevos en un 30% para 2030 por debajo de los niveles de 2019.

Situación actual

Los datos recientes muestran que, después de un descenso constante en los últimos años, la medida de emisiones de los automóviles nuevos aumentó el año pasado hasta los 118,5 gramos de CO2 / km. Según las reglas actuales, no deberían emitir más de 95 g/km en 2021.

Por otro lado, la cantidad de automóviles eléctricos está creciendo rápidamente, pero aún representan menos del 1,5% de los nuevos registros.

¿Cuál es el objetivo?

La Comisión Europea propuso reducir el límite de emisiones de coches y furgonetas para 2021 en un 15% desde 2025, y en un 30% desde 2030.

El Parlamento y el Consejo, por su parte, acordaron objetivos más ambiciosos que el anterior: reducir un 37,5% las emisiones de CO2 de los automóviles nuevos y un 31% las de las furgonetas en 2030.

Próximos pasos

Cuando el Consejo aprueba la regulación, se publicará en el Diario Oficial y se implantará 20 días más tarde.

Este artículo fue publicado por primera vez el 27/09/2018 y actualizado el 28/03/2019.