Compartir esta página: 

El Parlamento Europeo aprobó el jueves las nuevas reglas para permitir que los padres y cuidadores concilien mejor su trabajo y su vida familiar.

Imagen de un padre y su hijo - ©AP Images/European Union 2018 - EP  

Contar con unas condiciones de trabajo más flexibles y con unos requisitos mínimos a escala europea en materia de permisos para el cuidado de los hijos suponen un paso adelante hacia una Europa más social. Ayudaría a los padres que trabajan y a los cuidadores a conciliar sus intereses privados y profesionales y no les forzaría a tener que elegir entre ambos.


Equilibrio familiar y laboral para conseguir la igualdad de género

La tasa de empleo de las mujeres se situó en el 65% en 2017, mientras que la de los hombres llegó hasta el 78%. Además las mujeres tienen muchas más posibilidades de trabajar a tiempo parcial para cuidar de sus hijos o familiarias y de enfrentarse interrupciones en su carrera, lo que contribuye a la brecha salarial y en las pensiones por motivos de género.


Las nuevas normas que el Parlamento votará el 4 de abril buscan impulsar la conciliación entre la vida laboral y personal. El objetivo es aumentar la escasa representación de las mujeres en el mercado laboral, así como los incentivos para que los padres asuman permisos familiares y fomentar la igualdad de género y de oportunidades.

El 24 de enero de 2019, los negociadores del Parlamento y el Consejo alcanzaron un acuerdo provisional sobre las nuevas medidas, que fue aprobado por la comisión de Empleo el 26 de febrero.

Las nuevas normas incluyen el permiso de paternidad mínimo de 10 días laborales en torno al nacimiento.  

Puntos fundamentales de las nuevas normas

• Derecho a una baja de paternidad pagada de al menos 10 días laborales para los padres o las personas que ejerzan su papel (cuando sean reconocidos por la ley nacional) en torno al nacimiento, retribuida al mismo nivel que la baja por enfermedad.

  •  Derecho individual de mínimo 4 meses de baja de paternidad, de los que dos meses son no transferibles y retribuidos.
  • El nivel de compensación del período no transferible lo establecen los Estados miembros.
  • Baja remunerada de 5 días laborales al año para trabajadores que cuidan a parientes gravemente enfermos o dependientes.

• Derecho de los padres trabajadores y de los cuidadores de niños de hasta 8 años a pedir condiciones laborales flexibles, como jornadas reducidas, etc.

Próximos pasos
Las reglas tendrán que contar ahora con el aprobado oficial del Consejo. Los Estados miembros tendrán dos años para trasponerlas a su legislación nacional.

Más sobre lo que hace la UE por los derechos de los trabajadores

La UE está trabajando constantemente para mejorar las condiciones de trabajo. En 2019, los eurodiputados respaldaron nuevas reglas que introducen derechos mínimos para todos los empleados, incluidas formas atípicas de empleo, como los llamados puestos temporales de economía de concierto. También adoptaron una reforma de las reglas con respecto a los trabajadores desplazados para protegerlos mejor.


La UE también ha establecido normas sobre el tiempo de trabajo, la salud y la seguridad en el trabajo y la seguridad social cuando se trabaja en otro país de la UE.