El Parlamento busca ampliar el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

El Parlamento apoya las nuevas normas sobre el FEAG para que sea más accesible y esté a la altura de los desafíos de la digitalización y los cambios medioambientales.

El Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), uno de los programas que busca desarrollar la dimesión social de la UE, se creó en 2006 para apoyar a los trabajadores que pierden su empleo como consecuencia de grandes cambios en el comercio mundial o por la crisis económica y financiera mundial. Se puede recurrir a este fondo cuando, por ejemplo, las grandes empresas se cierran o la producción se traslada fuera de la UE.

Se trata de un programa solidario de emergencia y un instrumento financiero especial que confinancia proyectos para ayudar a los trabajadores a encontrar nuevos trabajos o crear sus propias empresas. Los proyectos deben contemplar medidas como la búsqueda de empleo, la formación o la orientación profesional.

Descubra lo que hace la UE para gestionar la globalización.

Para que los trabajadores se puedan beneficiar de este fondo deben cumplir una serie de condiciones.

El fondo, gestionado por los gobiernos nacionales o regionales, no confinancia medidas como las pensiones o las prestaciones de desempleo.

Nueva regulación

En la sesión plenaria del 16 de enero, el Parlamento Europeo votó reformar el fondo a partir de 2020. El objetivo es ampliar la asistencia para ayudar a los trabajadores en caso de grandes cambios estructurales ligalos a la digitalización, la automatización y la transición hacia una economía de bajo carbono. Los eurodiputados proponen cambiar el nombre del fondo a "Fondo Europeo para la Transición".

Muchos empleados trabajan en pequeñas y medias empresas, y sus despedidos pueden tener impactos significativos en regiones pequeñas. Para hacerle frente, los miembros del Parlamento quieren reducir el umbral mínimo de despidos por empresa necesario para poder acceder al fondo de 500 a 200 y extender el período de referencia en el que tiene lugar dichos despidos.

También quieren que se agilicen los procedimientos para solicitarlo.



Los trabajadores despedidos debido a los avances tecnológicos también podrían ser candidatos para estos fondos.

La eurodiputada socialista belga Maria Arena 
Compartir esta cita: 

Próximos pasos

El Parlamento, el Consejo y la Comisión tienen que negociar las reglas finales.