Separar los motores de búsqueda en internet para que los usuarios obtengan el mejor resultado 

 
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados Andreas Schwab y Ramon Tremosa 

El Parlamento Europeo aprobó el 27 de noviembre una resolución no vinculante en la que defiende que no debe permitirse que las empresas en internet abusen de su posición dominante, aunque esto suponga que haya que separar sus motores de búsqueda de otros servicios comerciales. El eurodiputado popular alemán Andreas Schwab, y el liberal español Ramon Tremosa, impulsores de esta resolución, nos dan su opinión en esta entrevista.

La cuestión principal que debate la opinión pública es la propuesta de separar los motores de búsqueda de los servicios comerciales de las empresas. ¿Cuál es la propuesta y cuál es su objetivo?


Schwab: La cuestión principal de la resolución era desarrollar una estrategia amplia y coherente para, a su vez, desarrollar el mercado único digital europeo. Así que hemos presentando de manera conjunta todas las grandes áreas en las que necesitamos propuestas políticas, y una parte de las mismas es la cuestión de los motores de búsqueda. La protección de datos, la privacidad, la seguridad, la itinerancia, la neutralidad de la red y otras muchas cuestiones forman parte de políticas en diferentes áreas, pero deben encontrarse en el mismo conjunto.


Tremosa: La resolución también facilita al comisario Ansip algunas líneas maestras sobre las tareas a las que esperemos que se dedique en el futuro. Es nuestra opinión en forma de una resolución no vinculante que es un mensaje político fuerte.


¿Es demasiada regulación del mercado?


Tremosa: Cómo otros, usamos Google, admiramos la empresa y reconocemos que sus servicios han mejorado nuestras vidas. Pero también constatamos que Google no es un servicio público sino una empresa privada. No le estamos pidiendo que facilite sus algoritmos como tampoco reclamamos los secretos de Coca-Cola. Pero Google tiene en Estados Unidos una competencia que no existe en Europa. Hay pymes europeas que están siendo expulsadas del mercado, perdiendo ingresos y valor en el mercado de valores por el trato preferencial que Google da a sus propias empresas comerciales. Si quieres comprar un billete de avión y recurres a Google, saldrá una gran imagen de búsqueda de vuelos de Google. Todos los otros aparecen debajo.


Schwab: Es necesario que se pueda competir en igualdad de condiciones. Los usuarios deberían obtener siempre las mejores respuestas a sus preguntas. El objetivo del mercado único digital debe ser un amplia variedad de ofertas. Hasta ahora, existe el riesgo de que si en el centro se sitúa un guardián de acceso que puede patrocinar sus propios servicios, pueda dificultar mucho que los otros compitan.


Puede hacer clic aquí para leer más noticias del Parlamento Europeo.


Si se separan los motores de búsqueda de las actividades comerciales de sus empresas, ¿pueden obtener beneficios y seguir siendo gratis?


Tremosa: No es la primera vez que en el Parlamento tratamos resoluciones que de manera implícita o explícita tienen que ver con Google. Hace un año votamos, para dar un mandato a la Comisión, una resolución sobre competencia en el mercado en la que pedíamos que se supervisara la competencia, sobre todo en el caso de Google. Hace cuatro años, la Comisión comenzó el caso que investiga acusaciones de infracciones a la legislación anticártel. Así que no es un problema nuevo. No pueden decir que les ha sorprendido.


Schwab: La Comisión defiende que los motores de búsqueda son una infraestructura crucial en el terreno de las redes y la seguridad de la información. Pero parece que no lograron definirlos como un servicio esencial en el campo de la competencia. Hay que dar la misma respuesta a los mismos problemas en todos los campos de la política, y no separar unos de otros.