Guía sobre la era digital 

 
 

Compartir esta página: 

Ilustración de la nube informática ©BELGA_Zoonar_N_Menijes 

315 millones de europeos usan Internet a diario. Para garantizar que las oportunidades de la era digital impulsen el crecimiento económico y la creación de empleo, la Comisión Europea presentó su estrategia sobre el mercado único digital. Y la Eurocámara y el Consejo acordaron prohibir las tarifas de 'roaming' en 2017 así como garantizar la neutralidad de Internet. Este 25 de mayo de 2016, el pleno debate nuevas propuestas de la Comisión para potenciar el comercio electrónico.

A continuación le ofrecemos una breve guía de acceso a la era digital.


Datos a gran escala o 'Big data': Grandes cantidades de datos recopilados y tratados a gran escala que, por ejemplo, incluyen las compras realizadas o la situación geográfica de una persona en cada momento. La Comisión Europea considera que la recopilación y tratamiento de estos datos plantea retos como garantizar la protección de la privacidad y determinar a quién pertenece esta información.


Nube informática o 'cloud computing': La información se utiliza, almacena y procesa en ordenadores remotos a los que se accede vía Internet. Entre las ventajas está el coste reducido para el consumidor y, entre los riesgos, el uso que pueda realizarse de datos sensibles.


Comercio electrónico o 'e-commerce': Es la compra-venta de productos y servicios a través de Internet, en lugar de en tiendas u oficinas físicas. Según la Comisión Europea, sólo el 15 por ciento de los consumidores compran vía Internet en un país de la Unión Europea diferente del suyo. El coste de la entrega del producto es uno de los obstáculos.


Puede hacer clic aquí para leer más noticias del Parlamento Europeo.


Bloqueo geográfico o 'geo-blocking': Algunas compañías impiden que los consumidores utilicen los servicios que prestan a través de Internet en países diferentes al país de residencia del consumidor. Sin justificación, con frecuencia redirigen al consumidor a la web que la empresa tiene disponible en el país del usuario, web cuyos precios y productos pueden ser diferentes de los ofrecidos por la misma empresa en sus webs dirigidas a otros países. Los eurodiputados aseguraron a través de una resolución que carece de justificación bloquear en función de la geografía el acceso de los consumidores a través de Internet a bienes y servicios, y  basar tal bloqueo en la dirección IP, postal, en el país de emisión de la tarjeta de crédito. Y añadieron que estas prácticas deben terminar.


Internet de las cosas o 'IoT', según sus siglas en inglés: Es la interconexión de personas y objetos mediante las redes de comunicación. El Parlamento Europeo indicó en una resolución aprobada en enero de 2016 que Europa debe aprovechar las oportunidades creadas por nuevas tecnologías como, por ejemplo, la Internet de las cosas.


Neutralidad de la red: Es el principio según el cual los proveedores de acceso a Internet deberían dar el mismo trato a todos los contenidos, webs y plataformas en la red. Por ejemplo, no deberían bloquear o ralentizar a una web o a un prestador de servicios con respecto a sus competidores. Garantizar la neutralidad de la red forma parte de la futura legislación del sector de las telecos y las normas en vigor desde el 30 de abril de 2016.


Tarifas de itinerancia o 'roaming': La itinerancia o roaming es ofrece la posibilidad de que un dispositivo móvil pueda realizar o recibir llamadas así como enviar o recibir datos cuando están fuera de la cobertura de la red con la que tienen contratado este servicio. Esto ocurre, sobre todo, cuando al viajar al extranjero sus dispositivos móviles se conectan a las redes de las telecos que operan en la zona. Según la legislación del sector telecos, acordada entre el Parlamento Europeo y el Consejo, a partir del 15 de junio de 2017 quedarán prohibidas las tarifas por roaming aplicadas a las llamadas con móviles, a los mensajes de texto y a la transmisión de datos.


Este artículo fue publicado por primera vez el 5 de mayo de 2015

500.000 millones de euros 
  • Según los cálculos presentados por el Servicio de Estudios del Parlamento Europeo, crear un mercado digital único completamente funcional podría generar un incremento del producto interior bruto (PIB) de hasta 500.000 millones de euros al año.