Devolución de productos defectuosos: nuevas reglas para una mejor protección en toda la UE 

 
 

Compartir esta página: 

El Parlamento Europeo da su visto bueno a las nuevas reglas para mejorar los derechos de los consumidores en toda la UE.

Imagen de un frigorífico ©AP Images/European Union-EP 

El pleno del Parlamento Europeo respaldó, el 1 de marzo de 2018, las nuevas normas sobre reparación y devolución de productos, lo que permite iniciar la negociación de las mismas con el Consejo de la UE, donde están representados los países miembros.

En la actualidad, las normas de la UE sobre la devolución de productos defectuosos y reparaciones varían en función del país miembro y de si la compra se ha realizado en internet o en una tienda.
 
Las nuevas reglas  aportarán un enfoque uniforme en toda la UE y cubrirán las compras en línea y en tienda. También fortalecerán los derechos del consumidor en materia de reparaciones o reemplazo, y en caso de reparaciones insatisfactorias, reducción de precios o reembolso.

Por otro lado, los consumidores no tendrán que probar que recibieron el bien en un estado defectuoso durante un periodo de un año a partir de la entrega o la compra.

Aplicación práctica

Si un cliente compra una nevera en una tienda local de electrodomésticos, según la nueva normativa, tendría un año -frente a los seis meses actuales- para solicitar reparaciones y reemplazos sin cargo, sin tener que demostrar que el defecto estaba presente en el momento de la compra. Las mismas reglas se aplicarán si la nevera se compra en línea.

Según estas nuevas normas, el vendedor sigue siendo responsable si aparece un defecto al cabo de dos años, pero los compradores podrían tener que demostrar, en el segundo año, que el defecto no es responsabilidad suya.

La nueva normativa se suma a las reglas para acabar, a finales de 2018, con las limitaciones geográficas a la compra en línea de ciertos productos.

El eurodiputado belga Pascal Arimont, del Partido Popular, responsable de la propuesta en el Parlamento, explica en qué consiste:

Las nuevas reglas garantizan la seguridad jurídica de los vendedores. Arimont explica que establecen unas mismas reglas del juego para todos, lo que facilita la venta transfronteriza.

“Al derribar las barreras legales, apoyamos especialmente a nuestras pequeñas empresas, al permitirles obtener su parte justa del comercio electrónico junto a gigantes como Amazon", asegura.

Las reglas se aplican a los bienes tangibles. En el caso de los productos digitales, las nuevas normas a escala de la UE, puestas en marcha por el Parlamento en noviembre de 2017, ya se encuentran en la fase de negociación entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión. Bajo estas reglas, los compradores en línea tendrán derecho a reparaciones o reembolsos en caso de que los juegos, aplicaciones y canciones compradas en línea en la UE no funcionen.